Portal informativo de análisis político y social

SILENCIARON AL TROVADOR

SILENCIARON AL TROVADOR

Jul 9, 2011

La noticia nos estremeció. El asesinato en Guatemala del cantautor argentino Facundo Cabral, nos muestra el profundo deterioro y deshumanización al que ha llegado este mundo del siglo XXI, de la globalización y la revolución del conocimiento. Unos desconocidos interceptaron al artista argentino cuando se dirigía rumbo al Aeropuerto Internacional La Aurora, ubicado al sur de la ciudad de Guatemala y lo llenaron de balas. Estas historias de horror y de terror son muy propias de esta época que se tiene escaso valor y respeto a la vida.

“Fue un atentado directo en su contra perpetrado por sicarios que utilizaron fusiles de asalto”, señaló el portavoz de la Presidencia de Guatemala, Ronaldo Robles. “No sé cómo pasó, ni por qué pasó, porque Facundo es un hombre reconocido en todo el mundo y creo que nadie tiene un interés por matarlo”, declaró su representante David Llanos. Facundo había cumplido 74 años de edad.

 

SE VA UN GRANDE DE LA MÚSICA

Facundo Cabral había nacido el 22 de mayo de 1937 en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires. Cuando era pequeño su padre abandonó a su madre y a sus seis hermanos, por lo cual la familia decidió mudarse a Tierra del Fuego, la provincia más al sur de Argentina. Aunque a los ocho años volvió a vivir en el territorio bonaerense, más precisamente en la ciudad de Tandil.

Cabral tuvo una infancia dura y desprotegida, a tal punto que se convirtió en un marginal que debió ser encerrado en un reformatorio. Pero al poco tiempo consiguió escapar de allí, y según contó, tras ese episodio encontró a Dios en las palabras de Simeón, un viejo vagabundo.

En 1959, cuando ya tocaba la guitarra, cantaba folklore y admiraba a Atahualpa Yupanqui y José Larralde, se trasladó a Mar del Plata, donde pidió trabajo en un hotel. Sin embargo, el dueño lo vio con su guitarra y le dio la oportunidad de cantar. Y así comenzó su carrera dedicada a la música. Su primer nombre artístico fue “El Indio Gasparino”, pero sus primeras grabaciones “comerciales” no tuvieron gran repercusión, por lo cual luego se presentó con su verdadero apellido.

El éxito le llegó en 1970 con el tema “No soy de aquí, ni soy de allá”. A partir de ahí comenzó a ser conocido en el mundo, lo que le permitió grabar en nueve idiomas con cantantes de la talla de Alberto Cortez, Julio Iglesias, Pedro Vargas y Neil Diamond, entre otros.

Influenciado en lo espiritual por Jesús, Gandhi y la Madre Teresa de Calcuta, y en literatura por Jorge Luis Borges y Walt Whitman, le imprimió a su vida un rumbo espiritual de observación constante a todo lo que le ocurría. Además, no se conformó con lo que veía y su carrera como cantautor tomó el rumbo de la crítica social, aunque sin abandonar su habitual sentido del humor. Si bien se lo identificó con el anarquismo, nunca tuvo una participación militante dentro de ese movimiento.

En 1976, enmarcado como cantautor de protesta, dejó Argentina con la excusa de la situación interna. Se radicó en México, donde continuó componiendo y peregrinando como el nómada incansable que fue, y también llevó su pensamiento y su arte alrededor del mundo (se estima que recorrió 159 países).

En 1984, un año después del final del último gobierno militar en país, tomó la decisión de volver a Argentina con su nombre consagrado. Ofreció un recital en el famoso estadio Luna Park, y siguió por Mar del Plata. Mientras que en 1987 llenó el estadio de fútbol del Club Ferrocarril Oeste, ubicado en la ciudad de Buenos Aires y con capacidad para 35 mil personas.

El 5 de mayo de 1994 comenzó una gira internacional. Se presentó en conciertos junto a Alberto Cortez en “Lo Cortez no quita lo Cabral”, entrelazando humor y poesía con las canciones que hicieron famosos a ambos.

“SOY UN AGRADECIDO DE LA VIDA, JAMÁS PENSÉ HACER TANTO, NADIE PENSABA ESO PORQUE NADIE DABA NADA POR MÍ, YO SOY UN MILAGRO”, DIJO ALGUNA VEZ CABRAL SOBRE SÍ MISMO.

En enero de 1996, mientras la dupla actuaba en Mar del Plata, Cortez debió ser llevado de urgencia a un hospital para una operación debido a una obstrucción en la carótida. Y en aquella ocasión Cabral continuó con el tour. Entre los reconocimientos oficiales se encuentran el hecho de haber sido declarado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires. Además, en reconocimiento a su constante llamado a la paz y el amor, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo declaró “Mensajero Mundial de la Paz” en 1996.

 

SEÑORA DE JUAN FERNÁNDEZ:

 

SEÑORA DE JUAN FERNÁNDEZ, HAGA EL FAVOR DE NO TRATARME ASÍ

NO CREA QUE POR EL PELO SOY UN SUJETO DE MUY MAL VIVIR

 

NO CREA QUE TODOS LOS HOMBRES DEBEN DE VESTIRSE COMO SU MARIDO

LOS TIEMPOS HAN CAMBIADO MUCHO Y YA NADIE CONFORMA NI A LOS HOMBRES FINOS

 

SEÑORA DE JUAN FERNÁNDEZ, PREGÚNTELE A SU MARIDO

ÉL SABE QUE SOY DECENTE, ROBA CONMIGO

Y APARTE DE ESO SOMOS VECINOS

LALARA LARA LARA LARA…

 

SEÑORA DE JUAN FERNÁNDEZ, YO SÉ QUE EL PUEBLO NO ME MIRA BIEN

POR CULPA DE PEQUEÑECES QUE COMETÍ DURANTE LA NIÑEZ

 

YA NO LE PEGO A MI ABUELITA NI CON LA ESCOPETA NO LE TIRO A NADIE

HE ABANDONADO EL CONTRABANDO Y AHORA ME COMPORTO CON MUCHO DONAIRE

 

SEÑORA DE JUAN FERNÁNDEZ, NO ME CORTE LA LLAMADA

QUIERO AVISARLE QUE SU HIJA JUANA SE FUE CONMIGO ESTA MAÑANA

 

Y DENTRO DE UNA O DOS SEMANAS NUESTRA FAMILIA SERA AUMENTADA

LALARA LARA LARA…….

 

SEÑORA DE JUAN FERNÁNDEZ, SI ENCUENTRO ALGÚN TRABAJO BUENO

DESPUÉS DE LA LUNA DE MIEL NOS CASAREMOS

 

YA VE SEÑORA, TIENE SU YERNO

LALARA LARA LARA…