Portal informativo de análisis político y social

ALIANZA DE LA IZQUIERDA: JUNTOS PERO NO REVUELTOS

ALIANZA DE LA IZQUIERDA: JUNTOS PERO NO REVUELTOS

Ene 28, 2012

La izquierda en Jalisco sigue mostrando que no sabe trabajar en equipo y el último intento por alcanzar la coalición total para la elección de federal y estatal fracasó. Este fin de semana hubo consulta para elegir a un candidato de unidad al cargo de Gobernador del Estado, pero la dirigencia del PRD descalifico por adelantado el procedimiento y anunció que seguirá sólo en su procedimiento interno para definir a los candidatos a cargos de elección popular. Es decir los de la izquierda en Jalisco van juntos, pero no revueltos.

 

De nada sirvieron los llamados de Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que el adversario político se encontraba fuera de la izquierda y pidiendo que la diferencia se dirimiera con la práctica de la democracia, es decir con una consulta ciudadana. De hecho en su reciente visita a Jalisco, particularmente en el acto efectuado en la delegación de Toluquilla en Tlaquepaque, López Obrado anticipó que el fin de semana se levantarían las dos encuestas y que a más tardar el martes habría candidato de unidad para gobernador.

 

Pero antes de que el abanderado presidencial bajara del templete, la dirigencia estatal del PRD en voz de su presidente Roberto López, descalificó el procedimiento y aseguró que no avalaría los resultados de ninguna encuesta hasta que no se signara previamente el convenio de coalición.

 

Versiones contrastantes emitieron los dos precandidatos a Gobernador por la izquierda, ya que mientras Raúl Vargas, candidato del grupo Universidad, se mostró en desacuerdo con el levantamiento de la encuesta, el alcalde con licencia de Tlajomulco, Enrique Alfaro, anticipó que acataría los resultados de la consulta.

 

No obstante, el propio Enrique Alfaro dijo desconocer los nombres de las empresas que realizarían la consulta este fin de semana, el tamaño de la muestra, el perfil de la población a encuestar y todo tipo de por menores en el procedimiento. Sólo atinó a decir que la encuesta la han las mismas empresas que han realizado los muestreos nacionales y expuso: “Este trabajo lo hará directamente la coordinación general de la campaña, desconozco la metodología, pero yo acato lo que disponga la mesa nacional para evaluar a los candidatos”.

 

Expuso que hay garantía de un buen resultado ya que en todos los estados donde se ha aplicado el muestreo con la candidatura presidencial, no se ha registrado ni denuncia un mal manejo del muestreo.

 

Por su parte el abanderado del Grupo Universidad, el diputado local Raúl Vargas dijo desconocer incluso que habría encuesta y explicó: “Quien en mi opinión debe darle atención y eventual trámite es la dirigencia del partido y ésta ha insistido en que para que esto suceda tiene que firmarse antes el convenio de coalición. Y en caso de hacerse será un acto unilateral”.

 

Voz en el desierto

López Obrador congregó a miles de simpatizantes en Toluquilla, el último acto de la gira de trabajo por Jalisco en donde la plaza pública parecía un “polvorín” en donde sólo faltó un chispazo para encender la violencia, ya que midieron fuerzas a gritos y empujones las huestes del PRD y las de Enrique Alfaro. El pretexto fueron las expresiones de apoyo a las candidaturas de Quirino Velázquez y de Ismael del Toro “Pope”, a la presidencia municipal de Tlajomulco.

 

En ese escenario polarizado López Obrador pidió “nada de divisiones, nada de pleitos, tenemos que estar todos juntos ya que el mejor método de resolver las diferencias en el flaco izquierdo y en todo lo que tiene que ver con la vida pública, es el método democrático, preguntándole a la gente, ya que será siempre el pueblo el que decida”. Y abundó: “En el caso de Jalisco va a ser la gente la que a través de una encuesta van a decidir quién va a ser nuestro candidato al Gobierno de Jalisco”.

 

Sin embargo ante las muestras palpables de división, el abanderado presidencial de izquierda agradeció la vehemencia en los apoyos, pero les aseguró que todo se habrá de resolver preguntándole a la gente y preguntó efusivamente a los asistentes: “¿Están ustedes de acuerdo en que se levante una encuesta para ver quién está mejor posicionado en Jalisco y definir al candidato a gobernador?”.

 

Y la respuesta fue unánime: “¡Sí!”, y López Obrador prosiguió: “Así se hará, va a haber una encuesta este fin de semana para ver quién está mejor posicionado y ese va a ser nuestro candidato, el que resulte de esa encuesta va a tener el apoyo del Movimiento de Regeneración Nacional y mi apoyo, esto debe de quedar muy claro”.

 

Las condiciones del PRD

Y antes de que López Obrador bajara del templete, el presidente estatal del PRD, Roberto López había desatendido la instrucción de las multitudes: “El resultado de la encuesta sólo habrá de definir a los candidatos del PT y Convergencia, pero no el PRD”. Y abundó: “Y podrán meter a Juan Pérez, a Raúl Vargas o a quien ellos deseen, pero esa será responsabilidad e quien haga la encuesta y será sólo responsabilidad de quien la pague, nosotros no estamos en condiciones de ir a una encuesta en tanto no haya una coalición de partidos y esté firmado el convenio que clarifique con mucha precisión los puntos que tiene que ver con la metodología que usará la casa encuestadora”.

 

Sobre la disyuntiva que expuso Enrique Alfaro en el sentido de que con él como candidato el PRD podría ganar la elección de Gobernador y sin él el PRD podría llegar incluso a perder el registro, López González expuso: “No, por favor, usted vea a toda esta gente, claro que vamos a ganar hasta Tlajomulco con el PRD y vamos a ganar muchos municipios, y si vamos solos vamos a demostrar que está la percepción equivocada de mucha gente”.

 

Y sentenció: “Claro que el PRD existe en Jalisco, tenemos un capital político suficiente para que en caso remoto que llegáramos a ir sólo, que no lo queremos, vamos nosotros a tener una votación muy importante para el PRD y para Andrés Manuel López Obrador”.

 

Lo cierto es que las diferencias entre las partes en disputa siguen vigentes no sólo en el manejo de las prerrogativas para los partidos políticos, sino en la asignación de candidaturas a las alcaldías y en la designación de candidatos a la diputación local por la vía plurinominal, en donde el PRD insiste en colocar a tres primeros de la lista, con el argumento de que ya tiene dos y el siguiente orden serían el tercer puesto para el PRD , el cuarto para Alfaro y así alternada y subsecuentemente.