Portal informativo de análisis político y social

AMECA, DOS DÉCADAS DE ESTANCAMIENTO ECONÓMICO

AMECA, DOS DÉCADAS DE ESTANCAMIENTO ECONÓMICO

Feb 19, 2012

El desarrollo de Ameca no lo ha logrado detonar el contar con mayor número de profesionistas egresados del Centro Universitario Valles; desde hace 20 años la economía se encuentra estancada, porque no hay inversiones, no hay nuevos empleos y uno de los fuertes ingresos son las remesas de los paisanos que laboran en el vecino país. Ameca se encuentra a 80 kilómetros de Guadalajara, un pueblito de 70 mil habitantes, ubicado en la Zona Valles que tradicionalmente ha vivido del comercio y la agro-industria. Es mitad urbano y mitad rural.

 

“Tiene muy poca industria, hay dos empresas forrajeras y la actividad que realiza el ingenio azucarero, una buena parte de los ingresos de las familias provienen de los braceros que trabajan en los Estados Unidos”, sintetiza el abogado y autotransportista Abraham Aguilar Merino, quien a sus 56 años aspira a ser presidente municipal de este municipio con los colores del PRI.

 

Es la segunda vez que Abraham Aguilar Merino intenta ser presidente municipal de su pueblo. Hoy va de candidato de unidad. Hace nueve años hizo su lucha pero el PRI se dividió con siete aspirantes y así provocaron que el Partido Verde ganara. “El crecimiento se ha paralizado durante los últimos 20 años, no hay fuentes de empleo necesarios, somos exportadores de talento humano –técnicos a nivel bachillerato–, no tenemos la forma de retenerlos”, expresa decidido de aceptar el reto de ser agente de transformación de su desarrollo.

 

P. ¿Y qué ha pasado con el Centro Universitario Valles de la UdeG?

R. Ofrece 15 carreras a nivel de licenciatura y maestrías. Nos hemos llenado de abogados, que son buenos en términos generales, pero no tienen ocupación; éstas actividades se convierten en muy competidas, porque ahora hay exceso de profesionistas.

 

SU PADRE, SU ORGULLO

Su padre don Abraham Aguilar fue presidente municipal de Ameca durante la primera parte del gobierno de don Enrique Álvarez del Castillo, durante la década de los ochenta, quien es primo hermano del ex gobernador Flavio Romero de Velasco, quien es originario de este municipio. “A mi padre, dedicado toda su vida al comercio, nunca le había dado por participar en política. Lo invitó Eugenio Ruiz Orozco. Terminó su gestión y volvió a incorporarse a sus actividades. Allí sigue viviendo, con un buen prestigio”, comenta. “Don Abraham para mí es un orgullo”, subraya.

 

REPLANTEAR EL DESARROLLO

¿Cómo se puede ayudar a Ameca a que sea más progresista desde la Presidencia Municipal? –Se le pregunta a este empresario del autotransporte–. “Debemos elaborar un estudio serio sobre lo que es Ameca, sus fortalezas y debilidades. Qué tipo y calidad de infraestructura tiene, su calidad humana, la preparación de su gente, su centro universitario, los profesionistas”. “Los de Ameca somos comerciantes, no industriosos, tenemos que hacer un cambio de mentalidad, lo que nos puede llevar generaciones”, expresa Abraham Aguilar, quien es precandidato del PRI a la Presidencia Municipal.

 

El reto es replantear el desarrollo de Ameca. “Queremos vender Ameca, tenemos que conocerlo bien para saber qué vamos a vender y dónde lo vamos a vender, y luego buscar inversionistas, definiendo las áreas de desarrollo que vamos a impulsar. A Abraham Aguilar Merino le queda claro que ni los gobiernos Federal, estatal y municipal son generadores de empleo. Son más bien facilitadores y promotores de la inversión, generando condiciones para la inversión. “Desde hace muchos años, indica, no hay nuevas fuentes de empleo. Aquí se tenía una embotelladora de la Coca-Cola, pero cerró sus puertas por considerar que la inversión no era viable y por consecuencia su mayor mano de obra calificada se vino a la baja. “Hubo también maquiladoras en la década de los 90, cuando se vivió el boom, pero como llegaron se fueron”, señala Aguilar Merino quien considera que deben buscar inversión ancla y no tipo maquiladora.

 

PROBLEMAS DE LA JUVENTUD

En Ameca, como en otros municipios de Jalisco se viven los problemas de adicciones, alcohol y drogas. “Hay muchos jóvenes que no trabajan, que son fácil presa del alcohol y éste es un problema que nace en las familias, porque nos corresponde a los padres educarlos e inculcarles valores, algo estamos haciendo mal como sociedad”, acepta. La autoridad municipal debe participar con programas con las familias y coadyuvar a la atención al problema, sin eludirlo en el caso de las adicciones, señala el entrevistado.

 

VIVIR LA ALTERNANCIA

Ameca es un municipio que ha vivido la alternancia. Durante décadas gobernó el PRI, luego gobernó el PAN, le siguió el Partido Verde y en este último trienio gente con los colores de Acción Nacional ha estado al frente del Gobierno municipal. Se le pregunta a Abraham si esta experiencia de alternancias ha sido para bien. Reflexivo, responde que “puede ser para bien si miramos para atrás, el ver qué errores se han cometido y ya no volver a cometerlos”. “Que no se nos olvide que de todos hay cosas positivas y lo positivo es lo que debemos de continuar, porque una administración municipal no se reinventa cada tres años.

 

“En los gobiernos municipales hay gente calificada, con experiencia y esa gente hay que apoyarla, hay que dejarla”, precisa al rechazar que cada alcalde llegue con la barredora para llevar a sus amigos al gobierno. “Ese no es mi concepto que es servir y no servirse”, precisa. Finalmente, señala que su proyecto es hacer sinergia y buscar reorientar el desarrollo de Ameca, impulsando la agro-industria y las inversiones, aprovechando la preparación de tantos profesionistas que se han formado en el Centro Universitario Valles.