Portal informativo de análisis político y social

FELIPE CALDERÓN, UN PRESIDENTE SIN LIDERAZGO: SALVADOR CARO

FELIPE CALDERÓN, UN PRESIDENTE SIN LIDERAZGO: SALVADOR CARO

May 15, 2011

“Es fundamental la unión de propósitos entre ciudadanos y Gobierno en materia de seguridad. Todos podemos hacer algo, hay que tener claro que todos podemos aportar algo para la solución”. Esa es la conclusión a la que llega el diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Salvador Caro Cabrera para hacer frente a los problemas de criminalidad y violencia que hoy enfrenta México.

Agrega que en los delitos que se comente todos “tenemos un grado de responsabilidad”, que se debe asumir. El diputado federal coincide con Javier Sicilia, en que la renuncia del Secretario de Seguridad Pública, debe de darse. “El que hayan pedido la renuncia de Genaro García Luna a estas alturas es un lugar común, porque él debió renunciar en el segundo año a más tardar del Gobierno. Él no ha estado a la altura de las exigencias que tiene el País y específicamente en la Cámara de Diputados hemos demostrado que no se ocupa de las tareas relevantes para llegar a una solución en materia de violencia”, precisa.

Además, recalca que ha hecho falta de liderazgo por parte del Presidente Felipe Calderón. Sin embargo, reconoce que se requiere que líderes sociales y autoridades políticas vuelva a pactar diálogos en vez de polarizarse cada vez más, con el fin de buscar soluciones a la violencia.

Conciencia Pública. ¿Qué opina sobre la Marcha nacional por la paz y la justicia?

Salvador Caro Cabrera. La marcha logró conjuntar la desesperación de muchos ciudadanos mexicanos que han sido víctimas o tienen víctimas a su alrededor de la delincuencia organizada. Tenemos a lo largo y ancho de México grados muy elevados de descomposición social, espacios que están fuera del alcance del Estado de Derecho, gobernados por el crimen organizado. Y particularmente cada vez más la conciencia de la gente, porque los ciudadanos estamos viviendo en el temor. En ese sentido, la marcha conjunta toda esta victimización, todas estas preocupaciones pero lo hace en una forma donde ellos demuestran que no hay canales de comunicación con el Gobierno Federal y particularmente en algunos casos con gobiernos estatales, entonces esto agrega una connotación muy particular al hartazgo de la gente.

CP. ¿Qué piensa de las exigencias que hacen al Gobierno Federal para que se cese de su cargo al secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna?

Salvador Caro Cabrera. Hay un discurso por parte de los líderes de la marcha que te hace pensar que no hay puntos de convergencia con las autoridades o con la política y esto es sumamente lamentable, porque es mediante el diálogo y la interacción política como se van encontrando las soluciones. El que hayan pedido la renuncia de Genaro García Luna a estas alturas es un lugar común, porque él debió renunciar en el segundo año a más tardar del Gobierno. Él no ha estado a la altura de las exigencias que tiene el País y específicamente en la Cámara de Diputados hemos demostrado que no se ocupa de las tareas relevantes para llegar a una solución en materia de violencia.

CP. Entonces, ¿qué lectura debería darle el Presidente Felipe Calderón a un movimiento como éste?

Salvador Caro Cabrera. Es que ya se derramó el vaso de agua de la capacidad de tolerancia de los ciudadanos mexicanos. Su estrategia ha fracaso contundentemente y que no tiene los funcionarios correctos. Ya inicia la etapa terminal de su gobierno, lo que debe hacer es cerrar con un compromiso con los ciudadanos y hacer en este año que le queda lo que no hizo en los otros cinco años de gobierno.

CP. ¿Sería inteligente destituir algunos funcionarios, como a Genaro García Luna o ya es demasiado tarde?

Salvador Caro Cabrera. Sería digno porque la mayor parte de los ciudadanos creen que Genera García Luna está ahí por complicidad del propio Presidente. Entonces, sería una forma de limpiar la imagen de su gobierno.

CP. En el caso del Presidente Felipe Calderón ¿qué le queda por hacer? ¿Cambiar de estrategia para combatir el narcotráfico?

Salvador Caro Cabrera. Hay tres etapas: primero Felipe Calderón pensó que combatir al crimen organizado iba a hacer una cuestión fácil que le iba a dar legitimidad en el poder. Una legitimidad que no tuvo en las urnas. La segunda etapa donde se dio cuenta de que las cosas no le habían funcionado trató de enmendar por medio de la violencia la descomposición que había generado la primera etapa de su gobierno, no lo logró. En esta tercera etapa los mexicanos ya están desesperados y él no tiene respuestas salvo, seguir radicalizando su fallida estrategia.

CP. Para la sociedad civil, que ya tomó las calles, que se sigue manifestando ¿qué más puede hacer en casos como éstos, en momentos en que pareciera que el Gobierno tiene oídos sordos?

Salvador Caro Cabrera. Lo ideal sería que se establecieran canales de diálogo con los gobernantes en distintos espacios y órdenes de poder. Pero hay un problema de liderazgo en ambas partes. Primero: los líderes en el sector público no están comprometidos con las causas de la ciudadanía y los líderes de estos movimientos (sociales) han optado por la ruptura con el poder. Entonces, esto se ha convertido en un diálogo de sordos y ciegos.

CP. También se señaló que la violencia y la impunidad eran en gran parte, culpa de los partidos políticos…

Salvador Caro Cabrera. No puede ser culpa de los partidos políticos porque en la Cámara de Diputados y en el Senado al Presidente y a la ciudadanía se les han entregado las reformas solicitadas. Recientemente tuvimos a los principales líderes de movimientos anti secuestro festejando en la Cámara de Diputados las reformas que se aprobaron. Entonces, quienes han optado por el diálogo han avanzado mucho más rápido, quienes han apostado al deterioro de las instituciones no encuentran las soluciones ni las respuestas. También ha sido cuestionado el discurso de Javier Sicilia, un discurso muy acercado a los planteamientos de López Obrador.

CP. Entonces, ¿usted cree que los diputados, senadores, partidos políticos, no tienen ninguna culpa o responsabilidad de que México esté inmerso en la corrupción, en la criminalidad y todas estas cuestiones?

Salvador Caro Cabrera. Los grandes problemas de México son problemas de liderazgo. El principal liderazgo en el País, que es el del Presidente de la República y ha fallado. El grupo parlamentario del PRI, fue minoritario en la primera etapa del gobierno, no obstante contribuyó con las soluciones que el Presidente vislumbró. En esta legislatura somos mayoría y le hemos otorgado los presupuestos y las reformas en materia de seguridad pero Calderón no las ha sabido usar. Nosotros no podemos responder ni ser corresponsables de el grado de ineficacia del Gobierno panista.

CP. ¿Cómo replantear la estrategia de Felipe Calderón?

Salvador Caro Cabrera. Felipe Calderón ha desperdiciado cinco años, los grandes males de México en materia de seguridad tienen su origen en la ignorancia y en la miseria. Las políticas del Gobierno Federal no han sido eficaces. El problema de seguridad pública es una cuestión que tiene soluciones si hay voluntad de lograrlas e implica liderazgo político. Esas son las cosas que han faltado. No hay liderazgo para resolver esto.

CP. ¿Cuál considera que es el daño colateral de esta guerra fallida?

Salvador Caro Cabrera. Hay un dato que es triste para los mexicanos. Hace 200 años estuvimos sumidos en una década en la violencia. Hace 100 años sucedió lo mismo, el gran reto de los mexicanos desde la sociedad, el Gobierno y los partidos políticos es evitar repetir ese patrón por una tercera vez. En estos momentos en cuestión de muertes vamos aproximándonos a los 40 mil. Al final del año habremos rebasado esta cifra.

CP. El Presidente Felipe Calderón, señala que quienes lo critican que le den soluciones distintas a lo que está haciendo el Estado Mexicano…

Salvador Caro Cabrera. El PRI lo ha criticado y ha puesto a su alcance elementos que han ofrecido ser parte de la solución. Hemos entregado nombres de quienes han sido procuradores en sus estados…Calderón no puede hablar mal del Poder Legislativo porque le ha dado las reformas razonables y los presupuestos. La única que no ha dado y no le va a dar es la del “Mando Único” porque perviértela naturaleza del Estado Mexicano, al concentrar el poder de la Policía en los gobernadores o en el propio Presidente cuando hay una visión municipalista y federalista en nuestra Constitución.

CP. Entonces, ¿ni siquiera a nivel estatal deberían aplicarse ese tipo de estrategias?

Salvador Caro Cabrera. Yo no me sentiría tranquilo si Nájera tuviera el mando de las policías, no me sentiría tranquilo si Genaro García Luna tuviera el mando de las policías. Esas cuestiones no son posibles.

CP. En el caso de combatir el lavado de dinero, que es ahí donde radica gran parte de la fuerza del crimen organizado…

Salvador Caro Cabrera. El combate a las redes de lavado de dinero y de la finanzas del narcotráfico durante el gobierno de Calderón ha sido un rotundo fracaso. No se han logrado cortar los canales de acceso a grandes cantidades de dinero de los capos. Nunca he visto que se reflejen que las complicidades de delincuentes de cuello blanco se traduzcan en detenciones en los sectores financieros, de bienes raíces donde muchas veces está la presencia del dinero del narco.

CP. Entonces, si usted pudiera calificar el actuar en ese rubro ¿cómo lo calificaría?

Salvador Caro Cabrera. Es un fracaso. La política en contra del lavado de dinero en México es un reflejo de la política en general en materia de combate al crimen en México.

CP. Hace tiempo se hablaba de una “colombianización”, el escritor Vargas Llosa ahora habla de una “mexicanización” ¿qué opina de que hayamos llegado a ese punto?

Salvador Caro Cabrera. Tenemos que reconocer que nivel internacional las principales noticias que se dan sobre México tienen que ver con violencia. Que podemos ser la moda para que algún intelectual haga una referencia que le haga lucir, pues eso suele suceder.

CP. En este contexto ¿cómo ve México? ¿A qué rumbo va el País?

Salvador Caro Cabrera. Lamentablemente no veo una buena ruta en el corto plazo. Lo que sí es fundamental entender y valorar de movimientos como la Marcha por la Paz es que para combatir el crimen organizado hay que ser una sociedad organizada, sin egoísmos tomando a todos en cuenta. La derrota al crimen organizado se va a dar cuando Gobierno y sociedad estén unidos y tengan propósitos compartidos. Para eso se necesitan liderazgos de calidad. Tradicionalmente los políticos le sacan la vuelta a los temas de Seguridad Pública. Necesitamos políticos que se quieran ocupar de manera directa y determinada del asunto de seguridad pública.

CP. Después de que deje Felipe Calderón la Presidencia, de llegar otro partido político ¿qué podría pasar?

Salvador Caro Cabrera. Tengo una gran expectativa que con la experiencia acumulada del PRI, cuando empecemos a gobernar a partir de 2012 la sociedad comprenda que no vamos a tener la solución de un día para otro pero que unidos vamos a poder resolver el problema en el corto plazo.

CP. ¿De ser así al PRI le correspondería sacar al Ejército de las calles?

Salvador Caro Cabrera. El PRI lo que quiere es regular, legalizar la relación entre el Gobierno y el Ejército. El Ejército Mexicano en estos momentos está sufriendo la arbitrariedad de Calderón. Los pone en la calle en las tareas que se le ocurran a él o a Genaro García Luna. El Ejército ha sufrido un desgaste y ese desgaste en conjunto lastima a las instituciones del Estado Mexicano.