Portal informativo de análisis político y social

El juicio de Rubén Vázquez: El PRI ante la oportunidad de ser verdadero partido

El juicio de Rubén Vázquez: El PRI ante la oportunidad de ser verdadero partido

Ago 4, 2018

Compartir en redes sociales:
  • 420
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    420
    Shares

Por Gabriel Ibarra Bourjac // 

Nunca más una persona, sea quien sea, se llame como se llame y esté donde esté, debe tomar las decisiones que solamente corresponden a los priistas”.

La política vertical que viene desde arriba, quedó atrás. Se acabó esa forma de hacer política, antes como antes y ahora como ahora, eso ya no funciona”.

Es Rubén Vázquez, quien mucho antes del proceso electoral pretendió dirigir al PRI, generando un movimiento de abajo hacia arriba, contra las imposiciones del poder, tiene muy claro lo que hoy debe ser el Revolucionario Institucional, después de la estrepitosa derrota del 1 de julio.

Tiene que ser un cambio no solamente del tamaño de la derrota, tiene que ser un cambio que trascienda más allá del mensaje que los ciudadanos nos dejaron en las urnas”, añade.

La gente castigó la corrupción, la impunidad y los malos gobiernos”, sintetiza en entrevista con Conciencia Pública la crisis que vive hoy el PRI, con la peor derrota en sus 90 años de vida, como fueron los resultados del pasado 1 de julio.

El partido en el gobierno y del gobierno se acabó, considera el laguense. “Nosotros necesitamos en el PRI que los votos que cuenten y no los votos que pesen”.

Si de verdad queremos cambiar, debemos entender que la democracia nos puso a todos en igualdad de condiciones, que ya no hay grandes ni chiquitos, todos somos iguales, estamos ante la gran oportunidad de hacer un partido político que tenga como característica el que sus decisiones las tomen desde abajo”.

Rubén Vázquez señala de la misma forma un mal que condujo al PRI a esta dolorosa derrota. “También tenemos una gran oportunidad, ahora que dejemos de ser gobierno, vamos siendo partido, vamos recuperando lo que nunca debió de haber sido cuando se fusionó la partidocracia con el presidencialismo, perdimos como opción política frente a los ciudadanos”.

En la entrevista el dirigente de Movimiento Territorial, uno de los sectores del PRI, habla también del gobierno de Aristóteles Sandoval y su grado de responsabilidad en la derrota. “Aristóteles nos debe una explicación a los priistas, debe dar la cara y hablarle a la militancia”.

Hace también referencia del papel que jugaron otros actores, como Miguel Castro, candidato al Gobierno de Jalisco y del ex presidente estatal del PRI, Héctor Pizano. Estuvimos frente a una campaña atípica, en lo nacional y estatal, tuvimos un candidato que no tomó las decisiones para las candidaturas, que se despersonalizó, como Miguel Castro”

Sobre Héctor Pizano, expresa: “tenemos que analizar sin fobias, con tranquilidad, la actuación de Héctor Pizano como presidente del partido, cuando llega le quita el apoyo económico a todos los comités donde éramos oposición, vino a desarticular más de la mitad de los comités municipales, con municipios importantes de Jalisco, donde generó enfrentamiento entre grupos”.

Nunca en la historia desde que tengo uso de razón había tanta persona que abandonara el partido, no son traidores, son gente que muchos casos mantuvo su dignidad. A la dirigente del MT en Guadalajara le niegan la participación con el argumento de que no tenía militancia, se cometieron aberraciones, enfrentamos a los grupos en los municipios”.

El comité estatal bajo la dirección de Héctor Pizano, sacó una convocatoria en municipios, con asamblea, escrutinio, constancia de mayoría, días antes de cerrar el plazo para registrar candidatos metió muchas mujeres, el tribunal dejó claro si sacaste la convocatoria debiste prever las cuotas de equidad de género, entonces hubo un desaseo total”.

LA ENTREVISTA

Pregunta. ¿Es un partido corrupto el PRI?

Respuesta. Hay mucha corrupción en el PRI. No es posible que nuestros presidentes municipales sean los primeros que se quejen de los moches que los piden dependencias federales y estatales, pero cuál es el reto: que no nos andemos quejando en los pasillos, que socialicemos que es una cultura que hay que cambiar. Claro que tiene riesgos, pero quien no quiera estar en esto que no esté, es el principal reto, dejemos de quejarnos en las mesas, tiene nombres y apellidos, el gobernador lo sabe, se lo he comentado, le he dado pruebas contundentes de corrupciones de algunas secretarías.

P. ¿Tendrá el PRI la capacidad para adecuarse a los nuevos tiempos?

R. Claro, nos tenemos que replantear el modelo de organización que somos, somos una organización vertical y autoritaria, debemos ser horizontales, tenemos que transitar de una organización de sectores e intereses, a una organización territorial y de causas. Hay un ejemplo claro en la pasada elección, las campañas no las hicimos los sectores y las organizaciones, la hicieron las estructuras de cada uno de los candidatos.

NO SOMOS UN PARTIDO DEMOCRÁTICO”

P. Los sectores han sido pilares en el PRI. ¿Cómo debe ser la relación ahora del partido con los sectores?

R. Un partido tiene que estar abierto a todas las expresiones, necesitamos que nuestros procesos y la toma de decisiones sean democráticas, que sean nuestros padrones los que determinen, no somos un partido democrático y tenemos que decirlo, vamos a eventos y hablamos de democracia, de apertura, y sabemos que está la mano de quien gobierna Jalisco para tomar decisiones, la mano de quien gobierna el país para tomar decisiones, tenemos que quitarnos esa cultura y entender que solamente vamos a sobrevivir si las decisiones las toman los militantes, porque ojo, en el 94-95 perdimos ante un adversario ideológico histórico, hoy perdimos ante adversarios que son parecidos a nosotros, por no decir que son una prolongación de nosotros mismos, eso hace muy atractivo para muchos que ven que en el partido es imposible tener una candidatura, de eso tenemos que preocuparnos, no nos preocupemos de que perdamos el gobierno, que nos preocupe que estamos perdiendo a la gente.

P. El PRI es un partido nacional con una dirección central, ¿esto debe seguir o cambiar?

R. Tenemos que cambiar el mosaico y el mapa político electoral en el país, somos la tercera fuerza nominal, somos una fuerza electoral pero no tenemos fuerza política frente al centro, siempre nos ha avasallado. Hoy tenemos que replantear esa relación, no solo del partido con los gobiernos, también con los ciudadanos. Si nosotros seguimos aceptando callados las decisiones e imposiciones del centro, nosotros en Jalisco nos seguiremos quejando del centro y los municipios se seguirán quejando de las decisiones del gobierno del estado a través de la figura del gobernador, debemos entender que eso ya pasó, ya no da resultados, no es una lucha ni una pelea, o algo que tenga nombre o apellido, el reto es cambiar la cultura de cómo tomamos decisiones.

P. ¿Ya hay que enterrar ese partido? Los priístas así lo aceptaban, tan lo aceptaban que cambiaron los estatutos para tener un candidato presidencial que no fuera militante, porque así lo quería el Presidente.

R. Se acabó esa forma de hacer política. La gran tarea y responsabilidad que tenemos los priístas, antes como antes ahora como ahora, eso ya no funciona, cuando voces como esta se expresaban los juzgaban de loquitos. Yo solo quiero decir, en Estados Unidos hay uno que decían que estaba loquito y es presidente, aquí en México hay otro que dicen que no está bien de sus facultades y es presidente, porque tomaron la decisión de cambiar la forma de hacer la política.

P. Elementos que han distinguido al PRI en su forma de operación, es la disciplina y la unidad, que se fueron perdiendo. Con los cambios que se pudieran dar, ¿qué puede pasar con esto?

R. La única disciplina debe ser con la verdad y con la realidad. Si no entendemos que el cambio empieza por nosotros, tenemos la probabilidad o la amenaza de poder desaparecer. Y la unidad es claro, debe ser en torno a las decisiones que la militancia determine, tenemos estatutos que no se cumplen, nunca más en el partido tenemos que nadar deshaciendo oficios para justificar un requisito en los estatutos, que dice haber tenido una responsabilidad de partido, hay que quitar esa cultura, nosotros mismos andamos ahí porque nos lo ordenan, hay que hacer una carta donde dice que determinado aspirante tiene militancia cuando sabemos que no es cierto, eso tenemos que cambiar, si no entendemos ese cambio emocional y cualitativo no vamos a poder cambiar.

P. ¿Debe de cambiar de nombre el PRI?

R. Todo en la vida ha ido cambiando, creo que tenemos una marca muy desgastada, pero es una decisión de todos los militantes. Podemos cambiar el nombre, pero si no cambiamos de actitud no servirán los cambios. Necesitamos que el PRI se convierta en una oposición responsable, donde primero reconozca sus errores, primero entienda que hay un ciudadano que está muy al pendiente de la conducta de los actores en la vida pública, que necesitamos arribar a una nueva etapa, que sea una etapa en donde tengamos honestidad, congruencia, que el referente más importante sea el ejemplo, el buen ejemplo, es un elemento que ha estado ausente en los últimos años.

EL FUTURO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS”

P. ¿Hay quienes le extienden el certificado de defunción al PRI?

R. El PRI a pesar de que permitimos que nos impusieran un candidato sin militancia, a pesar de todo, ser priista es un estado emocional, es un estado en donde lo importante es generar condiciones, hablo por el verdadero priista, el que toca puertas, el que hace campaña, ser priista es una actitud mental de hacer cosas que le sirvan a la gente. Hay mucho debate sobre el futuro del PRI, pero el futuro está en nuestras manos, o cambiamos o nos cambian, siempre lo he dicho, si no acabamos con la corrupción la corrupción está acabando con nosotros.

P. Se ha señalado que debe haber cambio de dirigencia, una discusión. ¿Debe cambiarse la dirigencia o primero debe haber una introspección hacia dentro?

R. Creo que hay dos aspectos importantes, primero hay que terminar los juicios jurisdiccionales electorales, no es correcto que estemos peleando el cambio de dirigencia mientras algunos están peleando en tribunales. Número dos, necesitamos que Jorge Aristóteles deje el gobierno para que los militantes puedan ejercer un voto en libertad y conciencia, necesitamos entender que nunca más una sola persona, sea quien sea y se llame como se llame, debe tomar la decisión que le corresponde a todos los priistas.

A MIGUEL LE FALTÓ MÁS CARÁCTER

P. ¿Qué tanto incidió en la derrota el candidato?

R. Miguel es un capital político que tenemos los priístas, porque es un hombre de bien, una persona que no tiene ningún señalamiento, el único problema que veo en esta campaña es que hubo una tendencia nacional que evidentemente arrasó a lo estatal, pero también hay que decirlo, esperaba un Miguel con más carácter, que tomara las riendas de una campaña que nunca la tuvo, todas las decisiones que se tomaron en Casa Jalisco las aceptamos, eso debemos cambiar, no es un ataque al gobernador, tiene que haber una reflexión seria de cambiar eso. Ahora, creo que estamos frente al reto que tenemos que transformarnos y evolucionar, no llevamos prisa pero debemos hacerlo de verdad.

P. Es un activo Miguel del PRI, ¿podría dirigir al partido?

R. Sí es un activo, creo que Miguel antes de aspirar a dirigir al PRI, debe responderse una pregunta: tendrá la legitimidad de querer dirigir al PRI cuando no usó su logotipo, cuando le tuvo que ordenar el Tribunal que lo usara y lo multaron, ¿cómo quieres dirigir algo que no querías que estuviera, también esa discusión ideológica se debe dar?

YO ME VEO EN EL PRI”

P. ¿Dónde se ve Rubén Vázquez?

R. Yo me veo en el PRI, luchando porque ahora sí hagamos las cosas de verdad, esos que nos parábamos en algunas ocasiones y en tiempos hasta fuimos levantados cuando teníamos el poder público en Jalisco. Simple y sencillamente me veo dando mi mejor esfuerzo para que hagamos las cosas bien, para que tengamos un partido con reglas claras, que todos los priistas sepan las reglas para ser candidato, para ser dirigente, nunca más andemos limitando la participación, eso es lo más importante que tenemos frente al futuro.

P. ¿Vas a buscar la presidencia?

R. Sí la voy a buscar, será la última vez que la busque, buscaré que todos los militantes desde el más encumbrado hasta el más humilde puedan votar y puedan determinar quién quieren que sea su presidente. Yo soy de la idea que el Inge Ramiro se tiene que esperar para que conjuntamente, como decisión de priistas, lleguen los tiempos y abramos un proceso, que nunca más una persona determine lo que le corresponde a los priistas.


Compartir en redes sociales:
  • 420
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    420
    Shares
468 ad