Portal informativo de análisis político y social

EUGENIO RUIZ OROZCO: “EL CANDIDATO DEBE SER RAMIRO”

EUGENIO RUIZ OROZCO: “EL CANDIDATO DEBE SER RAMIRO”

Oct 29, 2011

Una de las figuras más destacas del priísmo jalisciense, que ya figuró como candidato al Gobierno de Jalisco, Eugenio Ruiz Orozco, se define antes que nadie: “El candidato debe ser Ramiro Hernández García. Para la Presidencia de la República, el ex alcalde de Guadalajara y ex senador, no hay vuelta de hoja: el bueno es Peña Nieto, y será quien tome la decisión sobre el candidato en Jalisco, donde también aparecen Aristóteles Sandoval y Arturo Zamora, que también serían buenos candidatos”.

Su criterio es en el sentido de que la elección de los candidatos del PRI para 2012 debe ser entre los priístas y no abrir el proceso a la ciudadanía, algo que ningún partido del mundo lo hace, excepto los mexicanos.

 

Directo al hablar, Ruiz Orozco se ha convertido en un crítico de su partido y le pide congruencia. Es duro con el PAN y dice que perdió la brújula porque no es fiel a su ideología original, para convertirse en un “Club de Oportunistas”. Fundador y promotor del Instituto Arnulfo Villaseñor Saavedra, habla del tema: “El Instituto lo establecimos un grupo de amigos que fuimos discípulos del maestro Villaseñor, el mejor alcalde de Guadalajara en toda la historia de la ciudad. Lo concebimos, como decía mi amigo José Herminio Jasso, como un talles de acabado, en que podíamos congregar a jóvenes, conocimientos que les ayuden o ser mejores.

 

“Al que anda deficiente en historia, en redacción u otros temas, les ayudamos a mejorar, es un lugar donde no hay clases, no hay maestros, no hay nómina, pero hay ilusión y el esfuerzo por ayudarle a los jóvenes a encontrar un destino, y no obligadamente en el mundo de la política. Va todo tipo de gente, desde el que quiere aprender a escribir hasta los que desean ser artistas o los ya adentrados en el tema político”.

 

– ¿Qué opinión le merecen las declaraciones de Calderón al New York Times, en las que acusa a los priístas de involucrarse con el narco?

“Este país tiene un problema histórico muy serio: siempre que necesitamos un hombre excepcional, nos sale un burro. Mira: cuando llegó Fox el país reclamaba un hombre excepcional porque se estaban dando los espacios para la concordia y construir acuerdos, y en lugar de hacerlo, se puso las orejas de burro. Y con respecto a Calderón, es un hombre pequeño en todos los órdenes, no acaba de entender que es Presidente de todos los mexicanos y actúa como Presidente de un partido político”.

 

– ¿Y en Jalisco cómo ves el ambiente político?

“Muy complicado. Mira, este señor Emilio González Márquez lo único que no le importa es el gobierno, a él lo que le importa es ganar elecciones, y debemos reconocer que es bueno en ese ejercicio, es un demagogo excepcional que es capaz de transitar desnudo por las calles de la ciudad y luego salir gritando que lo desnudaron los priístas, es decir, es un hombre con una capacidad histriónica muy alta con recursos enormes que se encuentra frente a una realidad muy cómoda. Los priístas tampoco tenemos una estrategia para enfrentarlos, y ellos sí se manejan incluso con asesores externos que les dicen cómo y tienen los recursos para ello”.

 

– ¿Y el PRI estatal cómo lo ves Eugenio?

“Mal ¿dónde está la estrategia? Una guerra se gana con muchos recursos y esto es una guerra y no veo el recurso fundamental que es la humildad para entender que los de enfrente existen y que tienen condiciones para ganar, que se reclama una estrategia consensuada, y la suma de los recursos, a partir de las diferencias.

 

“El grito, el rollo ese de la unidad es simple y sencillamente un eslogan, la unidad no existe, existe el acuerdo de intereses con un propósito y en esa lógica hay que aceptar que hacia adentro que hay distintos porque de otra manera estamos cayendo en los mismos excesos de los que criticamos”.

 

– ¿Tú ves un PRI listo para ganar?

“Yo creo que hay una sociedad dispuesta a votar por el PRI a cambio de que el PRI haga lo que debe y todavía no lo veo”.

 

– ¿Pero cuál es tu pronóstico?

“Mi pronóstico es que gana quien se prepara para ganar, el que hace lo que tiene que hacer y el que finalmente tiene la conciencia de que el poder público tiene como propósito fundamental el servicio y no la apropiación de los bienes, y ¡aguas! Ahí tenemos a veces nosotros también confusiones”.

 

– Ya dijiste la crítica, ahora la propuesta ¿qué debe hacer el PRI?

“Pues lo que tiene que hacer cualquier partido sumar sus inteligencias, construir sus acuerdos, no confundirse con las palabras, yo te diría el candidato es Peña Nieto no nos metamos al juego de Beltrones y los demás; Beltrones no tiene posibilidades, no porque yo lo diga, porque durante seis años se ha venido construyendo una personalidad pública que hoy resulta prácticamente imposible eliminar, pero no sólo eso, hizo un buen gobierno, porque no todo es publicidad o propaganda, hay un soporte, y en esa lógica Beltrones salió tarde, ni modo no nos confundamos.

 

“No entremos a juegos de simulación, hagamos lo que tenemos que hacer como un partido serio, y un partido serio se define por un lado en lo nacional que sea abierto y en lo local que sea cerrado, bueno no, no, no, o somos congruentes y hacemos las cosas como debemos, o quitémonos de cosas también. Sí hay posibilidades de ganar, sí hay una sociedad dispuesta, pero a cambio de eso es indispensable un partido capaz de entender, diagnosticar la sociedad y actuar en consecuencia para ganar”.

 

– ¿Entonces tú le pides al PRI que abra la elección interna a toda la ciudadanía?

“No, yo le pido al PRI congruencia, sí. Tú no puedes ir de una manera para unas cosas y de otra para otras, yo desde un principio lo he sostenido, ningún partido en ninguna parte del mundo se abre a la ciudadanía ¿por qué? Porque es absurdo, porque una asociación política tiene miembros, adherentes, militares, y hay otras que los tienen, entonces tú no te puedes abrir, tú tienes que obligadamente actuar en esa lógica, por eso digo que no nos confundamos. Sí, ya es Peña Nieto, porque es Peña Nieto, va a ser Peña Nieto, para qué entramos en un juego distinto”.

 

– ¿Y aquí va a ser Aristóteles?

“Pues aquí puede ser Aristóteles o puede ser Zamora o puede ser Ramiro, puede ser ¿quién debe ser? Porque aquí estamos otra vez en un escenario en el que vas a manejar tus intereses o de tu preferencia, y no de las necesidades del poder público en una sociedad como ésta. Ojo ¿eh?”.

 

– ¿Cómo ves el PAN en Jalisco?

“No, bueno es que el Partido Acción Nacional no existe en Jalisco, el Partido Acción Nacional que tiene raíces importantes en Jalisco, dejó de ser lo que era, para ser hoy otra cosa, hoy es un club de oportunistas, son ausentes de ideología, llenos de apetitos del poder, y que saben manejar muy bien la nómina”.

 

– ¿Usted no coincide con la necesidad de un Gobierno de coalición, como lo propone el senador Beltrones?

“No, definitivamente no. Este país nunca ha sido gobernado así, revisen la historia, jamás ha sido gobernado así porque los países gobiernan en razón y en la idiosincrasia de sus ciudadanos, nosotros no somos demócratas, este país jamás ha sido demócrata, ha imitado instituciones democráticas, entonces cuando nos conducimos con congruencia caminamos bastante bien. Cuando nosotros queremos ser diferentes a veces escuchamos las palabras del de enfrente y nos convencemos del discurso, pues entonces estamos mal, las cosas deben ser en función de los intereses del país, y los intereses del país tienen que estar representados por aquellos que tienen el compromiso, inclusive personal para traducir la realidad las aspiraciones de la comunidad”.

 

– ¿Y la reelección?

“Bueno, mira la reelección tiene una razón de ser histórica, pero la propia constitución la eliminó, porque luego nos encariñamos con el poder, esta es una forma de darle movilidad a la representación política, fue evitando la reelección y más ahora, hay que ver con mucho cuidado, porque hay capacidades económicas, o poderes económicos que pueden financiar la permanencia de políticos comprometidos con tal tipo de intereses y que no los mueve nadie, ojo, las instituciones van cobrando la forma que las necesidades del desarrollo de la sociedad, van imponiendo, esencialmente yo te podría decir: ¿la reelección es buena? Sí, en tanto las instituciones permitieran movilidad y una representación digna y real, porque traemos una bronca interna de representación antes, nosotros representamos al Gobierno y al Poder Público y así los representábamos, pero ahora, ¿a quién se representa? Si representan los Diputados a la sociedad, al Gobierno o a quién, entonces ahí hay un conflicto de representatividad muy grave y yo te diría esencialmente que el propósito es bueno. ¿Cómo? Y ¿para qué? Cuidado”.

 

– ¿Y no vas a dar nombres del candidato o candidatos?

“Sí, claro, y además no tengo por qué ser omiso ¿quién debe? ¿Quién reúne las cualidades? La experiencia, condición moral, honorabilidad, capacidad de trabajo, porque finalmente esto no tiene que obedecer a un apetito o una visión personal, tiene que obedecer a un perfil, tiene que obedecer a las necesidades que reclama la sociedad en cuanto a la solución de sus problemas, si tú traes un problema en el estomago, no vas a buscar al neurocirujano, vas a buscar al gastroenterólogo ¿verdad? Si alguien se quiebra una patita no va a buscar al sobador, va a buscar al traumatólogo.

 

“Creo que en esas condiciones Ramiro Hernández tiene condiciones para ser un buen gobernante pero eso no significa que Arturo Zamora no, ¿por qué? Porque también dentro del perfil se acomoda incluso Aristóteles. Si a mí me dices ‘¿Quién piensa usted que cubre a plenitud las mejores condiciones del perfil?’, yo señalo que Ramiro”.

 

– ¿Y cuentan las encuestas?

“No, las encuestas cuentan en función de cómo se toma la decisión que esa es otra de las barbaridades ¿no? Las encuestas es una herramienta para tomar una decisión, no es el eje de una decisión, con todo respeto hay muchas confusiones, como yo aparezco mayor número de veces mencionado, por tanto yo debo ser ¿y qué la razón no debe de ser otra? Es decir, como yo soy el más capaz por tanto yo debo ser, ya en este eje de yo ¿no? Porque finalmente cada uno parte de la lógica de que debe ser, yo debo ser, dame tus razones acredítamelas y en función de eso yo puedo y tengo derecho a decidir, pero no nos montemos en el juego o en los altos discursos que debe ser Juan, Pedro, Gonzalo ¿Por qué, porque él quiere? No bueno, vamos diciendo qué nos conviene a todos y en esa lógica yo creo que caminaríamos.

 

“Mucha parte del conflicto de este país y de este Estado es que no construimos consensos, es que no somos incluyentes, es que partimos de un interés y se vale partir del interés en tanto aceptemos que los demás también tienen intereses, en cuanto aceptemos que esto es de todos y si nos va bien nos va bien a todos y si nos va mal, nos va mal a todos, porque un jueguito en el que le va bien a uno y a los demás no les va bien no es bueno”.

 

– ¿Y hay un árbitro justo en el PRI?

“¿Quien va a arbitrar la decisión? Enrique Peña Nieto”.

 

– ¿Puede decir que el PRI Jalisco no tiene vela en este entierro?

“El PRI Jalisco pone lo que le toca. Por una razón, en Jalisco no hay ni grupos suficientemente poderosos como para fijar una posición. Discúlpenme si soy un poco rudo –pero– ¿dónde están los políticos de Jalisco, los que tienen peso nacional? ¿Dónde están? ¿Dónde están los empresarios que pesen? La iglesia de Jalisco si está y todos sabemos dónde”.

One comment

  1. JOSE ARMANDO NAVA VALENZUELA /

    Tiene toda la razón del mundo el lic. Eugenio Ruiz Orozco, al mencionar como candidato idóneo para la gubernatura de Jalisco, al Senador Ramiro Hernández. Pueden compararlo con cualquiera de los otros aspirantes, en capacidad, experiencia política o tablas, su fidelidad y lealtad para su partido, carisma y don de gentes. No es suficiente para ser un buen candidato, el imitar la imagen de Peña Nieto, quien, por cierto, va a ser nuestro próximo Presidente de la República. Saludos.