Portal informativo de análisis político y social

Guerra sin retorno: Se acusan ante la PGR; Alfaro se dice difamado

Guerra sin retorno: Se acusan ante la PGR; Alfaro se dice difamado

Abr 16, 2011

La guerra Enrique Alfaro Vs. Grupo Universidad no tiene retorno. El alcalde de Tlajomulco culpa al jefe del Grupo Universidad, Raúl Padilla López de la filtración de ese viaje, conforme lo precisa en la conclusión que presenta en la carta que dirige a los ciudadanos de Jalisco y que se publicó el pasado 11 de abril, en la que dice: “no hizo nada que lo avergüence”, pero acepta que cometió un error político: el no entender que desde hace algún tiempo mi vida privada tiene implicaciones públicas”.

 

“Cometí un error al no entender que en la vida que elegí (y eso es un privilegio) cada cosa que yo haga, así sea de carácter estrictamente privada, será observada y juzgada”, precisa. Y en esa lógica, insiste que el error que cometió es el no haber entendido que lo que yo represento significa un riesgo serio para los intereses del grupo de mafiosos que encabeza Raúl Padilla y que este personaje está dispuesto a todo para detenernos”. En esa circunstancia, el considerado principal proyecto político de la izquierda jalisciense, dice aceptar “ese error con humildad”.

 

Sin embargo, no acepta en esa carta haber mentido y esconder información a los ciudadanos y a los periodistas serios que dice admirar. Por el contrario, todo lo justifica. En el mundo de Enrique Alfaro, la perversidad de Raúl Padilla está detrás de los golpes mediáticos publicados en el Diario Mural.

 

Al respecto le respondió el coordinador de la fracción legislativa local del PRD, Raúl Vargas López, en entrevista radiofónica en Conciencia al Aire al señalar que no fue Raúl Padilla quien le consiguió el avión privado para viajar a Cuba, ni quién le presentó a José Antonio Fonseca, ni al piloto Francisco Javier Madrid, que al parecer es el verdadero dueño de la aeronave y que estuvo en la cárcel por delitos contra la salud.

 

Alfaro en el mea culpa, dice “aceptar ese error con humildad. Actúe con descuido e ingenuidad y eso representa un cuestionamiento serio a mi madurez como político. Coincido y acepto la crítica seria y objetiva que hicieron sobre mi actuar, periodistas a los que respeto profundamente, como Mellado, Barrera y Petersen. Por eso también acepto dar una explicación pública de mis actos, aún cuando éstos, insisto, son de carácter estrictamente privado”.

 

De la misma forma, señala que el viaje a la ciudad de La Habana lo motivó la invitación a comer con el cantante Silvio Rodríguez y cuestiona que en torno a ese viaje se hayan desatado “una serie de ataques, calumnias y críticas que exigen una aclaración puntual”.

 

ES RAÚL PADILLA

Los ataques y filtraciones que se han publicado sobre este viaje, acusa Alfaro que es producto “del trabajo de espionaje y filtraciones mediáticas orquestado por Raúl Padilla para desprestigiarme y para tratar de obstaculizar el registro de la Agrupación Política Alianza Ciudadana: La intervención histérica y vulgar de todos los esbirros de Padilla que se ostentan como dirigentes del PRD demuestran el sentido estrictamente político del montaje mediático que se armó como apología del escándalo”.

 

Alfaro Ramírez, dejando de lado el lenguaje de humildad y de perdón, vuelve a arremeter contra los que considera sus acérrimos enemigos políticos, cuando asienta en ese comunicado dirigido a los ciudadanos de Jalisco: “Sin embargo, a quienes creen que espiándome, calumniándome y ofendiendo a mi familia y a mí, con todos los recursos y redes de complicidades de que disponen, me van a doblegar, les digo con toda claridad que se equivocan. Lo que viví en esta semana me servirá para aprender de mis errores y conocer más de cerca a las alimañas a que me enfrento”.

 

“Asumo la responsabilidad de seguir luchando contra la mafia que encabeza Raúl Padilla para liberar a Jalisco, a la Universidad de Guadalajara y a las instituciones políticas del Estado del estado de secuestro al que están sometidos”, añade. Finalmente, el alcalde de Tlajomulco remata que “hay que entender que el tamaño de su miedo es proporcional al tamaño de las bajezas que están dispuestos a cometer para golpearme políticamente”.

 

ALFARO CONTRAATACA

Como un intento de poner freno a las publicaciones periodísticas y a los ataques de la dirigencia del PRD Jalisco que lo ha llevado a que se cuestione en forma reiterada su moralidad y su ética política, Enrique Alfaro, decidió denunciar ante la Procuraduría General de la República el pasado viernes 15 de abril contra diversos actores del perredismo jalisciense, bajo el argumento de que a últimas fechas, ha sido objeto de ataques sistemáticos a su persona en diversos medios de comunicaciones.

 

En el comunicado de prensa se hace referencia a las inserciones pagadas en diversos periódicos de circulación nacional (entre otros, en los periódicos Mural y el Público de Guadalajara, Jalisco), cuyos contenidos además de ser falsos, atacaron de manera directa a su persona y familia con un daño sumamente alto e irreparable dado la magnitud de las perversas y falsas acusaciones que se hicieron en su contra. En estos desplegados, diversos partidarios del Partido de la Revolución Democrática, encabezados por su presidente, afirmaron mediante datos totalmente falsos una serie de hechos y/o conductas supuestamente desplegadas por Enrique Alfaro, encaminados a vincularlo con el crimen organizado, tal y como se señala en las notas que anexo a la presente denuncia.

 

Se precisa que la denuncia irá en contra de Antonio Magallanes Rodríguez, Édgar Enrique Velázquez González, Juan Carlos Guerrero Fausto, Marco Alan Pérez González, Héctor González Barajas, Octavio Raziel Ramírez Osorio, Víctor Manuel Páez Calvillo, Alicia Quiñones Preciado, Carol Rodríguez de la Torre, Elizabeth Macías Martínez, María Lucila López Virgen, Antonio Velarde Zatarain, Roberto Gómez Lamas, Raúl Vargas López, Olga Araceli Gómez Flores, Alfonso Partida Caballero, Rosa Eugenia Velasco Briones, Bertha Alicia Chávez Rodríguez, José Félix Chávez Moreno, Juan Manuel Soto García, y/o quien o quienes resulten responsables.

 

LAS ACUSACIONES DEL PRD

El clímax de la irritación del alcalde de Tlajomulco, Enrique Alfaro, lo provocó el desplegado que a página completa se insertó en los diarios Público y Moral y que se titula “deben investigarse presuntos vínculos de Enrique Alfaro con el crimen organizado.

 

De entrada se apunta en este desplegado que se publicó como inserción pagada y que firma como responsable de dicha publicación José Gerardo Bravo Peña que “el presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, realizó un viaje a Cuba del 26 al 29 de marzo del 2011 en un jet privado, sin informar al ayuntamiento de su ausencia, acompañado de las máximas autoridades electorales de Jalisco. El peculiar viaje despertó el natural interés de la prensa y el alcalde se negó sistemáticamente a revelar el nombre del dueño del jet”.

 

En ese desplegado se indica que los medios de comunicación dieron a conocer sospechosamente que Enrique Alfaro había utilizado una aeronave de procedencia dudosa y que éste mintió sistemáticamente e incurrió en múltiples contradicciones. “Las investigaciones periodísticas se han encargado de evidenciar que trasgredió la Ley del Gobierno y la Administración Pública del Estado de Jalisco, al ausentarse más de 72 horas sin comunicar al pleno de los regidores”, se apunta.

 

De la misma forma se resalta que Alfaro Ramírez mintió en reiteradas ocasiones a los medios que cuestionaron sobre los días de ausencia, los nexos y probable conflicto de intereses con el propietario de la aeronave, los gastos realizados y los motivos para que las autoridades electorales lo acompañaran a Cuba, comprometiendo su parcialidad en un viaje de placer por las playas de Varadero.

 

Le recriminan los perredistas al alcalde de Tlajomulco “haber alterado el plan de vuelo, en el que borró el nombre del piloto que lo transportó a Cuba”. Allí mismo se asevera que la aeronave Learjet 25D, Serie 328, con matrícula XB-MBW, está registrada a nombre de María Elida Gabriela Rodríguez Beltrán, quien está vinculada con el piloto de este viaje y es, a la vez el verdadero dueño del Jet. Enrique Alfaro mintió para ocultar que Francisco Jaime Madrid Sánchez fue quien le obsequió este viaje de placer, ya que este piloto ha sido señalado por la PGR y la DEA por tener nexos con el crimen organizado y contar además con antecedentes penales por “uso ilícito de instalaciones destinadas al tránsito aéreo y contra la salud”. A Francisco Jaime Madrid Sánchez se le detuvo a partir de una investigación derivada de la averiguación previa 773/MPFEADS/2002, relacionada con nueve homicidios perpetrado en el rancho “Los Mendoza” en el Estado de Michoacán, en el año 2002”.

 

Luego le piden a la PGR que inicie una investigación profunda para que se esclarezca el intercambio de favores entre Enrique Alfaro Ramírez y Jaime Madrid Sánchez, dueño de la aeronave en el que viajó el presidente municipal a Cuba.

 

RESPUESTA AIRADA

El mismo día de esta publicación, el alcalde de Tlajomulco reaccionó con la presentación de acusación por daño al honor contra las personas que firmaron este desplegado y transcribe el desplegado que lo relacionan con el piloto ex convicto, argumentando que estas manifestaciones son “evidentemente maliciosas, falsas y, por tanto, delictivas, expresadas por los signatarios que aparecen en las inserciones y complacidas por los medios de comunicación, y cuyo objetivo son, indudablemente, dañarme en mis bienes jurídicos, pero, al mismo tiempo, exponerme al desprecio y odio de la gente, a propósito de que soy un servidor público, y cuya función exclusivamente debería ser objeto de escrutinio público ante mis acciones como funcionario, y no ante afirmaciones cobardes e indiscriminadas de terceros que, al hacerlas del dominio público, ocasionan un daño que ningún mecanismo puede restaurarlo”.

 

Alfaro Ramírez además señala que tanto la buena y la mala fe son elementos subjetivos y, por ende, a veces difíciles de probar. “En nuestro caso la mala fe de los victimarios es un hecho notorio y por tanto probado, pues el camino legítimo para acusarme de un supuesto hecho delictivo es frente a la autoridad, esto es, ante la Procuraduría General de la República, quien tiene la exclusiva facultad de investigar hechos delictivos y, en su caso, hacerlo del conocimiento de un juez”.

 

En ese mismo escrito dirigido a la PGR, de la misma forma escribe:

“Pero esto último no causa un daño, no desprestigia y no destruye la dignidad y el honor de la persona y su familia. En cambio, exponerte al público sí lo hace. De ahí el dolo y la mala fe los emisores de tales afirmaciones, pues si su fin era denunciar hechos delictivos lo hubieran hecho de la forma que marca la ley, y no como delictivamente lo hicieron en medios de comunicación.

 

“Es evidente que el actuar tanto de las personas, partido político y empresas periodísticas involucradas en la impresión y publicación de tales notas, lo hicieron de forma maliciosa y delictiva, de acuerdo a la Ley sobre Delitos de Imprenta”.

 

El contenido penal de las publicaciones es claro:  Debido a la gravedad de estos sucesos, solicitamos a la Procuraduría General de la República (PGR) que inicie una profunda investigación para que se esclarezca el intercambio de favores entre Enrique Alfaro Ramírez y Jaime Madrid Sánchez, dueño de la aeronave en que viajó el presidente municipal a Cuba…Es por ello que exigimos la inmediata intervención de la PGR para investigar los presuntos vínculos de Enrique Alfaro Ramírez con el crimen organizado…

 

“No es de justificar tal publicación aduciendo la libertad de imprenta consagrada en el artículo 7° Constitucional, pues dicha garantía tiene una limitación que se debe de respetar, me refiero a los derechos que tengo como persona, esto es, el honor, dignidad, vida privada, reputación, etc., cuyas características me permiten ser merecedor de estimación y confianza por la gente que me rodea (familia y sociedad)”. Esa fue la información relevante que se publicó el pasado sábado en los medios informativos de la localidad y por primera vez el presidente municipal de Tlajomulco aparece a la ofensiva frente a la embestida del Grupo Universidad.

One comment

  1. Lourdes Centeno /

    Pobres de nuestros Alcaldes no se en que momento a la gente se le olvida que son personas normales y que se pueden largar a donde se les de la gana.. o que nunca se hicieron los enfermos para faltar al trabajo??..

    O cuantas veces no simplemente no vamos.. y ya despues ves como justificas.. yo opino gente.. que en lugar de seguir criticando.. y agarrandose de cualquier estupidez para hacer escandalos y sacar notas que llevan semanas con lo mismo.. por que definitivamente no tienen otra noticia mejor.. imaginense que tan jodidos estamos que llevamos mas de 2 semanas y el puerco del alfaro sigue siendo “NOTICIA” para ustedes jajaja.. ya mejor avienten un bombazo o algo asi no??? pa ke le cambien pues…