Portal informativo de análisis político y social

Gustavo Madero aprieta tuercas

El último día de febrero llegó Madero a Jalisco por primera vez como presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, y se reunió en Puerto Vallarta con el gabinete estatal en Pleno, en un cónclave para analizar los cuatro años de gobierno y los dos que restan.

 

En petit comité y con Madero de testigo el mandatario estatal, Emilio González le reclamó al presidente estatal, Hernán Cortés la falta de apoyo para las políticas públicas del Gobierno en su calidad de jefe de partido, y del vacío que hacía respecto a los proyectos que se presentaban, versión que se reforzó con los reclamos de algunos de los asistentes a la sesión sobre una tibieza en los temas de partido.

 

En respuesta Madero Muñoz le “pidió” en tono de exigencia a Cortés Berumen que dejara de lado su actitud y asumiera una posición de vanguardia al frente del partido, que buscara estrechar la comunicación con el mandatario estatal para coordinarse y dar seguimiento en temas de coyuntura. De acuerdo a las versiones de los testigos fue una orden directa para el líder estatal, que permeó hasta la coordinación parlamentaria en el Congreso, y al menos para el jefe del Comité Directivo Estatal se le fijó un plazo para cumplir la encomienda, en dos meses regresaría y mientras tanto le daría seguimiento al cumplimiento de los acuerdos.

 

El plazo, el trato, la presión, mantuvieron una actitud seria del dirigente en todo el evento público del Informe de Actividades de la Fracción Parlamentaria del PAN en el Congreso a donde acudieron los principales actores políticos en el Complejo Panamericano de Tenis y obligado por las circunstancias en su discurso declaró: “Sepa usted señor Gobernador, en materia de seguridad que tanto el Partido Acción Nacional como sus diputados van a estar codo a codo respaldando cada una de las acciones que usted está emprendiendo… estamos cerrando filas en torno al partido, en torno a la visión de Acción Nacional y estaremos listos para dar la siguiente batalla en el 2012”.


ACUERDO

Independiente de los reclamos por temas de Gobierno panista, los dos actores protagónicos han entablado una competencia para determinar quién afilia a más militantes que les puedan garantizar, al momento de lanzar las convocatorias para los procesos de selección de candidatos a puestos de elección popular en noviembre, contar con la mayoría de simpatizantes y votos a su favor.

 

En esta competencia ambos grupos se impusieron metas de afiliaciones masivas que se debían de cumplir en este mes, que vence el plazo para que los propuestos sean aceptados por el CEN y ser dados de alta en el Registro Nacional de Miembros (REM) y aunque tengan su calidad de adherentes puedan votar en las asambleas electivas.

 

Por parte de los emilistas, la cantidad de personas a registrar tuvo un tope de 60 mil, y las últimas cifras hablan que ya lograron inscribir a 40 mil de ellas, esto es según las matemáticas y los formatos que se imprimieron para registrar a 10 personas, que cerca de cuatro mil trabajadores del Gobierno estatal de todos sus niveles han cumplido con la tarea impuesta por sus jefes.

 

En el lado de los hernandistas no se pusieron un límite, pero de acuerdo a los cercanos a ese grupo político los números según un corte asciende a 20 mil nuevos panistas, lo que hace entre ambos un total de 60 mil adherentes tan sólo en Jalisco, cantidad nada despreciable para apoyar a un aspirante al triunfo. Como las partes ya conocen sus números, los coqueteos han sido constantes para llegar a un posible acuerdo e impulsarse uno, a la candidatura a la presidencia del país y el otro a la gubernatura sumando sus militantes nuevos y antiguos.

 

Pero hay que recordar los números fríos de la pasada elección interna panista a candidato a la presidencia del país y los candidatos para tener el escenario de la cantidad de votos que requiere al menos Emilio González en su proyecto nacional.

Alberto Cárdenas obtuvo 47 mil 152 votos, que representaron el 15.1%; Santiago Creel, 95 mil 688, que son el 32.29%; y Felipe Calderón, 153 mil 477, que obtuvo el porcentaje del 51.79% de la votación, esas eran las cifras en aquel 23 de octubre del 2005 donde votaron adherentes y activos de todos los estados del país.


MADERO, NUEVA FECHA

Cercanos a los emilistas dieron a conocer que antes de la llegada de Madero Muñoz al Estado, los trabajos en el bunker donde se capturan los formatos de las afiliaciones masivas y después armar los paquetes con los sobres que contienen las ratificaciones de las intenciones de los noveles panistas, la fecha de corte de caja era la segunda semana de marzo, para así en dos meses de gestión estuvieran listos en el RNM antes de la última semana de mayo, que es el plazo perentorio para tener derecho a votar en las asambleas.

 

Sin embargo, tras la visita del jefe nacional llegó una nueva orden al bunker y a quienes lo operan: “Se amplía el plazo para afiliar más gente, al parecer hubo un acuerdo con el CEN y se tiene una semana más de marzo”, dijo una fuente enterada. Con esto se cambia por tercera ocasión la fecha de cierre, la primera fue el 28 de febrero, después la primera quincena de marzo y ahora se amplía a la tercera de este mes.

 

OPERACIÓN CALAMBRE

La forma de convencer a los empleados del Gobierno, a fin de que cumplan con su cuota de afiliados es muy parecida a la que se utilizó en el 2005, durante las campañas de las elecciones constitucionales en el estado siendo el ex gobernador, Francisco Ramírez Acuña, y consistía en amenazar a los trabajadores con “correrlos” si no apoyaban a quién se les indicaba, en ese entonces el principal crítico de ese sistema intimidatorio fue Herbert Taylor, ex presidente del blanquiazul en el estado y uno de los operadores del precandidato Alberto Cárdenas Jiménez.

 

Ahora se voltean los papeles y quien antes se quejaba, ahora es el promotor de otra operación “Convencimiento”, y en reuniones donde juntan en horas de trabajo a los empleados se les reitera que lo que están haciendo es por su bien, “esto no es por nosotros, es por ustedes, por su futuro”, son las frases que los jefes inmediatos les “recuerdan” a los asustados trabajadores dejando en claro que si llega otro partido pueden quedarse sin empleo.


ENTRAMPADOS

La estrategia de las afiliaciones y las negociaciones entre los tres grupos que se disputarán el Consejo Político Estatal el 8 de mayo, emilistas, hernandistas y paquistas han mantenido reuniones entre ellos para analizar las posibles alianzas en la elección del Consejo Político y sumar votos para la asamblea electiva al resto de las candidaturas por el Estado.

 

Mientras no se definan los posibles votos de cada uno, seguirán entrampadas las negociaciones para definir quién pudiera ser el candidato a la gubernatura y jugar el albur de perder, mientras que el resto puede asegurar alguna senaduría, diputación federal, o regiduría. Incluso los cambios en el gabinete estatal con la próxima salida de González Márquez, al solicitar una licencia por tiempo indefinido, se mantienen a la espera de determinar cuántos militantes tiene cada uno.