Portal informativo de análisis político y social

LA ELECCIÓN EN JALISCO SERÁ ENTRE TRES: EXPERTOS

LA ELECCIÓN EN JALISCO SERÁ ENTRE TRES: EXPERTOS

Ene 21, 2012

Cuando se aproximan la elección nacional y local, en momentos en que los partidos están enfrascados en el tema de la selección interna de candidatos, los analistas Mario Ramos, de la Universidad de Guadalajara y Pedro Mellado, del Periódico Mural, vaticinan una elección donde, por primera vez en Jalisco habrá tres candidatos fuertes, debido al factor Alfaro.

 

Ambos opinan que serán unas elecciones con muchos factores nuevos, como la incorporación de las redes sociales que si bien no serán un factor fundamental para decidir el triunfo o la derrota de un candidato, si representarán una influencia importante en el electorado.

 

Los dos coinciden que la guerra sucia, que fue un factor definitivo para que el PAN se alzara con una victoria en la gubernatura en 2006, no tendrá el mismo efecto esta vez, por las disposiciones legales y principalmente porque la gente ya no gusta de los ataques entre los candidatos y el lenguaje agresivo de las campañas, porque no permiten ver la propuesta y valorar a los mejores candidatos para darles el voto.

 

Mellado muestra preocupación por el clima de inseguridad que priva en el país, y se pregunta cómo le va a hacer el Gobierno para que el IFE garantice unas elecciones seguras en Estados como Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Michoacán, Durango y otros involucrados en la violencia que genera el narcotráfico.

 

También opina que el PAN se está desgarrando internamente por las camarillas que se han amafiado para repartirse el botín, instrumentando una elección tramposa para favorecer a determinado candidato. Mario Ramos por su parte dice que presenciaremos campañas inéditas en muchos aspectos y que las redes sociales ocuparán un espacio muy importante al lado de los medios de comunicación tradicionales para meter de lleno a la gente en el tema de las elecciones, con la ventaja de la interacción inmediata que no ofrecen otros medios.

 

Asegura que en lugar de la guerra sucia los candidatos deben entrarle a la campaña de contrastes pero evitando lenguaje agresivo, y sobre todo acusaciones sin fundamento. Ramos valora el papel de las redes sociales, pero advierte que solamente el 5 por ciento de los electores tienen acceso a ellas.

 

“ESTA ELECCIÓN SERÁ LA MÁS COMPETIDA EN JALISCO”: MARIO RAMOS

Los procesos electorales del 2012 se tornan más competidos y se incorporan nuevas herramientas de comunicación que utilizan partidos y candidatos para acercarse al electorado. Estaremos presenciando campañas inéditas en muchos aspectos, ya que en los pasados procesos se dio mucho de la guerra sucia en periódicos, radio y televisión, pero con los cambios en la legislación, ahora la veremos en los nuevos espacios de la tecnología, como son las redes sociales.

 

P. ¿Crees que habrá menos guerra sucia?

R. No, no lo creo, creo que cambiará de escenario, porque estará en las redes sociales en Internet, en Facebook, en Twitter, pero no lo veremos en las pantallas y en los spots como en procesos pasados, por la limitación legal.

 

P. ¿Hay un cambio de actitud de los partidos y candidatos?

R. No creo, lo que pasa es que si se moderan en sus expresiones en los spots es porque perciben que la ciudadanía está cansada de ese tipo de mensajes agresivos y puede revertírselos. Y es que la ciudadanía ya no ve bien que un político ataque en forma despiadada o sin fundamentos y se les revierte, de tal manera que van a replantear su estrategia.

 

P. ¿No crees que la guerra sucia ya no da lo que daba?

R. Exacto. Pienso que ya no, aunque en algún momento sí les funcionó a muchos, lo vimos en el 2006, tanto en la elección federal como en la estatal, creo que los candidatos que resultaron triunfadores en esa elección (Calderón y Emilio) se beneficiaron de la guerra sucia, pero ya en el 2005 trataron de utilizarla y no les funcionó igual, y es que los ciudadanos están tomando conciencia de que no es lo positivo para la ciudadanía la propaganda agresiva, y prefiere escuchar propuestas y saber quién les va a resolver sus problemas más allá de ataque, sobre todo sin fundamentos.

 

P. ¿Campañas de contrastes en lugar de guerra sucia?

R. Fíjate que las campañas de contrastes son de la misma línea de la guerra sucia, pero en menor grado. La campaña de contrastes no tiene que ser negativa, es decir yo candidato tengo estas virtudes y estos atributos y los presento ante el electorado frente a mi adversario que no los tiene.

 

P. ¿De qué está cansado el electorado?

R. El electorado está cansado de que los políticos, usando herramientas de mercadotecnia política, logran hacer diagnósticos muy precisos de lo que la gente quiere, elaboran propuestas muy bien estructuradas, donde le dicen al ciudadano lo que quiere escuchar, sin embargo no han visto los resultados, y ya han visto gobernar a los tres colores, llega la alternancia y el ciudadano no ve que se hayan resuelto los problemas.

 

P. ¿Qué revelan las encuestas de hoy?

R. Las encuestas están revelando a un elector indeciso, desinteresado, incluso hay movimientos de ciudadanos que están invitando a anular el voto, está creciendo la apatía, aunque las elecciones presidenciales reflejan menos abstencionismo, pero en los procesos locales sí se ve una tendencia a incrementar el abstencionismo. El electorado está esperando algo distinto, algo nuevo, pero sobre todo que los políticos les cumplan.

 

P. ¿Van a ser determinantes las redes sociales en las campañas?

R. Creo que van a influir sólo en un segmento del electorado, todavía pequeño, de tal modo que no creo que vayan a ser determinantes en el resultado de la elección.

 

P. ¿Es todavía pequeño el núcleo de las redes sociales, comparado con el total del electorado?

R. Es todavía muy pequeño. El acceso a Internet lo tiene sólo el 30 por ciento de la ciudadanía, de acuerdo con datos del INEGI del 2010, así que es muy limitado. De ese 30 por ciento, sólo el 65 por ciento tiene acceso a redes sociales. Hace poco yo sacaba un cálculo y creo que alrededor del 5 por ciento de los electores tienen acceso a redes sociales, así que es muy limitado.

 

Pero, el especialista advierte: “Las redes sociales se están convirtiendo en un factor importante porque están rebasando en alguna medida a los medios de comunicación tradicionales, por ejemplo hay una interacción con los políticos, ahí tienes lo que pasó con Peña Nieto, esto te refleja que hay cosas que no las encuentras en los medios tradicionales y están en las redes sociales, que dan voz y visibilidad a grupos sociales que no tenían acceso a tele y radio. Mientras los medios tradicionales son unilineales, las redes sociales te permiten la interacción instantánea”. Añade: “Fíjate cómo las redes sociales también se están convirtiendo en fuentes de información para los medios tradicionales, hay declaraciones de políticos que las redes sociales convierten en noticia”.

 

P. ¿Cuál es tu apreciación sobre los tres partidos que encabezarán la elección del 2012?

R. Esta elección nos permitirá ver una elección entre tres y no entre dos, el factor Alfaro cambia las cosas, de tal manera que veríamos a tres candidatos con posibilidades. Todavía es muy pronto, incluso todavía falta que el PAN elija a su candidato, porque si este partido se equivoca y manda a un aspirante que no tenga fuerza en el electorado, el PAN podría ser la tercera fuerza, estaríamos en condiciones de hacer un diagnóstico hasta que se definan las candidaturas, pero desde ahora adivinamos un proceso electoral muy competido, muy reñido, y hay que acordarse de que el proceso federal impacta en los resultados locales. Para el analista, Josefina Vázquez Mota es la mejor opción para los panistas a fin de que tengan posibilidades de repetir enla Presidenciadela República, o por lo menos competir a buen nivel.

 

“LA INSEGURIDAD, PREOCUPACIÓN PARA LA ELECCIÓN DE 2012”: PEDRO MELLADO

 

P. ¿Cómo ves el proceso electoral del 2012?

R. Yo veo con preocupación la elección de 2012 porque hay una serie de variables que no están contempladas con mucha claridad principalmente por los partidos y los candidatos, creo que a diferencia de las otras elecciones, en éstas que vienen hay un factor que me parece clave, que es el de la seguridad pública, y yo en las observaciones que hago, y es muy complicado hacerlas, he observado desde Baja California, pasando por Chihuahua, Sonora, Durango, Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Quintana Roo, Morelos, Guerrero, Zacatecas, y ves que hay por lo menos 15 Estados con problemas muy serios, y yo me pregunto ¿quién va a garantizar que el IFE tenga las condiciones y el apoyo suficiente para que haya elecciones razonablemente normales en estos Estados?

 

Sobre el proceso local comenta: “Todavía faltan muchas cosas por suceder. Creo yo que el ejercicio que hicieron para elegir y postular a Aristóteles como candidato de consenso, fue un buen trabajo, pero mucho me temo que pensaron no más allá de la candidatura gubernamental y dejaron sueltos algunos cabos como es el caso de los que no alcanzaron a conseguir la postulación y que buscan una posición, y otros aspirantes a otros cargos quedaron muy sueltos, y habrá que ver cómo en esta semana y la próxima se procesan las situaciones de inconformidad y ver cómo va a quedar finalmente el clima y ver que en verdad Aristóteles es un candidato de unidad como se presume, sabemos que Aristóteles aún siendo candidato de unidad no es santo de la devoción de todos los priístas, así que habrá que ver el clima que quede una vez que se definan todas las candidaturas”.

 

P. ¿Cómo ves al PAN en Jalisco?

R. Aquí hay un problema, y tú lo conoces muy bien, en este partido el problema es que ha sido usado como una herramienta para repartirse de manera impúdica y descarado el botín, y todos los que no son partícipes de esa repartición o que no son partícipes de ese manejo perverso y desaseado del partido para fines muy personales y de facciones muy identificables, la gente se puede sentir muy decepcionada y lastimada porque la dirigencia del partido en el estado de Jalisco está secuestrada por una camarilla muy cuestionada e impresentable y que su dirigencia nacional no haya tenido los instrumentos y probablemente tampoco la voluntad para corregir muchas de las situaciones que se están dando.

 

P. ¿El factor Alfaro va a hacer que la lucha sea entre tres?

R. Yo lo que veo es que en la elección que hicimos en Mural en el mes de agosto, un ejercicio muy singular, que resultó como una premonición con respecto a lo que está pasando ahorita. En el mes de agosto se puso a jugar a Enrique Alfaro única y exclusivamente como candidato del Partido del Trabajo en nueve escenarios diferentes, en los cuales por lo menos en dos Alfaro ganaba a los candidatos de otros partidos. Por supuesto, en la mayoría de los ejercicios perdía con Jorge Aristóteles y tenía contiendas muy cerradas con Zamora y con Petersen. El hecho es que con un partido que prácticamente no existe en Jalisco Alfaro ganaba en dos ejercicios, y en el escenario menos favorable Alfaro alcanzaba el 15 por ciento de la votación, y en el mejor escenario registra hasta 23 por ciento de votación, es decir que Alfaro contaría al menos con unos 400 mil votos. Entonces si como presunto candidato del PT y en un ejercicio donde Raúl

 

P. ¿Habrá guerra sucia?

R. Yo siento que la guerra sucia va a ser en esta elección de un impacto muy limitado, porque realmente alguien puede filtrar alguna información a un medio y podrá publicarse, pero realmente la capacidad de instrumentar una campaña de guerra sucia como la que hicieron en 2006 va a ser muy complicado. Creo que más bien está pensando todo mundo que las redes sociales van a ser muy importantes, y no dudo que en parte así sea, pero no creo que representen más de un pico de 200 o 300 mil votos a nivel nacional.

 

Yo creo que las campañas van a tener que hacerse casa por casa para que la gente tenga contacto con los candidatos y los conozcan, porque la gente ya no se deja impresionar tanto por la televisión, porque la gente puede decir que hay candidatos como Peña que son muy bonitos y la gente piensa que puede estar bonito pero puede estar vacío, así que la gente prefiere el contacto personal con los candidatos en lugar de verlos en la televisión.