Portal informativo de análisis político y social

La integración del gabinete, la oportunidad de Alfaro de crear unidad: Fernando Guzmán

La integración del gabinete, la  oportunidad de Alfaro de crear unidad: Fernando Guzmán

Ago 4, 2018

Compartir en redes sociales:
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Shares

Por Gabriel Ibarra Bourjac //

Para poder construir como líder del Estado un gobierno para todos los jaliscienses, el gobernador electo Enrique Alfaro tendrá que dejar los conflictos de personalidad y las diferencias en campaña, a propósito de las turbulencias vividas en la lucha por el voto ciudadano, considera Fernando Guzmán Pérez Pelaez.

La integración del gabinete estatal, es la oportunidad que tiene Enrique Alfaro para enviar a los jaliscienses señales de unidad, con un equipo de gobierno inclusivo para todos los sectores de la población que represente a lo mejor de los liderazgos sociales y políticos de Jalisco para encabezar en estos tiempos la gubernatura del Estado.

El abogado Fernando Guzmán, dos veces secretario General de Gobierno del Estado, diputado federal, diputado local y candidato a gobernador de Jalisco, considera que Alfaro debe aprovechar su experiencia política que no es poca para encontrar caminos de afinidad con el futuro Presidente de México.

Espero que estas diferencias se arreglen, son dos líderes políticos, ambos con experiencia importante, el próximo presidente de la república toda una vida en el trabajo político, ahora por fin después de tres intentos al frente de las responsabilidades del país tendrá que ver por todos los mexicanos y por todos los estados, no creo que sea sumisión querer imponerse por la fuerza o por las políticas públicas en los estados donde no ganó”, plantea Fernando Guzmán.

Jalisco, subraya el entrevistado, es un estado muy importante, por lo que espera que Alfaro, una vez sentado en la responsabilidad, considerando el contexto que vivimos por los resultados electorales que demandan un ejercicio de esa responsabilidad de gobernar, de la mayor prudencia, por lo que éste debe volver al interior de sí mismo, con voluntad y con humildad puede hacerlo.

LA ENTREVISTA

Pregunta. ¿Cómo ves el futuro de Jalisco con nuevos actores con máximas responsabilidades? El caso de Alfaro gobernador, López Obrador como presidente, personajes que chocaron fuerte y si no se arreglan podría salirle caro al estado…

Respuesta. Espero que estas diferencias se arreglen, son dos líderes políticos, ambos con experiencia importante, el próximo presidente de la república toda una vida en el trabajo político, ahora por fin después de tres intentos al frente de las responsabilidades del país tendrá que ver por todos los mexicanos y por todos los estados, no creo que sea sumisión querer imponerse por la fuerza o por las políticas públicas en los estados donde no ganó.

Por el lado de Jalisco, el gobernador electo tendrá que aprovechar esa experiencia política que tiene que no es poca, para dejar de lado conflictos de personalidades o diferencias en campaña para poder construir como líder del estado un gobierno para todos los jaliscienses, inclusivo para todos los sectores de la población, que pueda con un gabinete y un equipo de gobierno lo mejor representado de liderazgos sociales y políticos de Jalisco encabezar en estos tiempos la gubernatura del estado. Creo que pueden encontrarse caminos de afinidad dentro de las turbulencias que hubo durante el proceso electoral que deben quedar atrás.

P. Para Enrique Alfaro ha sido una fortaleza ser echado para adelante, con choque, arrebatos, pero no es lo mismo ser candidato que gobernador. ¿Qué esperarías de Enrique Alfaro considerando esa personalidad que le hemos conocido?

R. Creo que sí, una vez sentado en la responsabilidad de gobernar un estado tan importante como Jalisco, en un contexto en el que vivimos con un nuevo gobierno federal en medio de estos resultados electorales, demandan un ejercicio de esa responsabilidad de gobernar de la mayor prudencia, de la mayor capacidad de convocatoria y consenso, de un trabajo en beneficio de todos los sectores y todos los jaliscienses, creo que Enrique volviendo al interior de sí mismo, la experiencia política que tiene, con voluntad y con humildad puede hacerlo.

P. La decisión de ponerle distancia a MC, ¿te parece una buena señal?

R. Me parece buena señal, marca un compromiso de un gobierno para todos, marca la intención de no buscar confrontaciones meramente por etiquetas o colores, la intención de un diálogo directo con quien será el presidente de la república, mata esa decisión legítima de quien ha tenido el voto mayoritario de los jaliscienses para tener esa relación y construir de la mejor manera el futuro de Jalisco para los jaliscienses.

REPUDIO AL SISTEMA DE GOBIERNO DEL PRI

P. ¿Cómo visualizas el panorama político nacional? Los partidos tradicionales fueron derrotados con rudeza y crudeza, enfrente está un nuevo panorama con nuevos actores…

R. Sin duda el resultado de la elección muestra un repudio completo, total, al sistema de gobierno encabezado por el PRI, la corrupción desbordada, la perspectiva de una incapacidad para contener los efectos corrosivos de esta corrupción y también una inseguridad con impunidad a lo largo del país. En estas condiciones, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador arrancará su gobierno con un respaldo nunca antes visto en los tiempos democráticos, con una amplia mayoría en ambas cámaras, también con el respaldo de 18 o 19 congresos de las entidades de la república, lo cual le da una fuerza política sin precedente y una enorme expectativa de cambio que tendrá que satisfacer en unas circunstancias difíciles para el país, esa es la nueva situaciones que tenemos.

LAS EQUIVOCACIONES DE ANAYA

P. El experimento de Ricardo Anaya con la coalición con el PRD y MC no resultó. Muchos panistas no estuvieron de acuerdo, generó división. ¿Qué lectura le das a esto?

R. Sin ser la única causa ciertamente puede decirse que la forma en que Ricardo Anaya condujo al partido para hacerse de la candidatura a la presidencia pues le cobró la cuenta, dejó en ese proceso muchos heridos, lastimados, no fue lo aseado que debió haber sido, el PAN en 2016 tenía una perspectiva para haber competido con posibilidad de triunfo para la presidencia de la república solo, sin embargo, hubo la división, la salida de Margarita, después una alianza con el PRD que pues es lo contrario al PAN en cuestiones fundamentales de vida, familia, mística y bueno, pasó lo que sucedió, Anaya perdió con una diferencia de votos que muestra que la alianza no votó por él en las elecciones y que mantuvo nada más el voto fiel y tradicional al PAN. El partido tendrá que renovarse.

P. Ricardo Anaya está desaparecido, no ha dado la cara. ¿Es mejor que siga así?

R. Creo que el Comité Nacional del PAN está en ese ejercicio de revisar lo que sucedió en la elección, hacer un balance y plantearse el futuro. Ricardo se equivocó en muchas cosas, no es el único causante de la derrota, pero el PAN deberá seguir su vida institucional, tendrá que rehacerse, es la única oposición con una fuerza en la historia verdaderamente de oposición crítica, responsable, comprometida con el país, lo ha demostrado en sus más de 7 décadas de vida, tendrá que volver a serlo, México lo necesita hoy en día, se requiere una oposición real, seria, formal, que pueda reconocer y apoyar las medidas del nuevo gobierno que vayan en favor de los mexicanos y que pueda oponerse y generar alternativas distintas.

P. Los partidos viven en crisis en México. ¿Son necesarias las partidocracias? El concepto de tribu se impone sobre los ciudadanos libres, sobre las ideas marcadas de sus fundadores como en el caso del PAN…

R. Ahora que tendrá que renovarse la dirigencia del PAN necesitamos que la jefatura esté en manos de un líder que tenga experiencia de ejercicio responsable de responsabilidades políticas. Hemos tenido para ello muchos gobernadores con buenos resultados, que han sido alcaldes, senadores, que tienen una visión integral de lo que es la responsabilidad de gobernar. Desde esta óptica se tendrá que encabezar el PAN para ser un partido que respete a sus corrientes y a sus liderazgos, que no trabaje en favor nada más de la corriente principal que lo apoye sino de todos los panistas, que el partido vea por el bien de la nación por encima del bien particular, esa es la responsabilidad histórica que tiene el PAN y se lo está reclamando México, esperemos que pueda levantarse nuevamente la bandera del PAN con esas convicciones, esos principios y esos valores.

P. ¿Cómo has visto la inclusión para la renovación y la construcción del futuro del PAN ante la reconfiguración del país con un gobierno como el que plantea AMLO?

R. Tenemos tela de donde cortar. Se requiere una nueva dirigencia en base a fortalecer la unidad, en la identidad de los principios permanentes de Acción Nacional, que puede encabezarla quien tenga esa experiencia política exitosa, una experiencia de vida que sea un ejemplo. Tenemos varios candidatos para ello, hay distintas corrientes al interior del PAN que están en esa deliberación, de eso dependerá el futuro de Acción Nacional en esta nueva era de México que está por vivirse.

P. En esa discusión que vive el PAN, ¿corre el riesgo de que exista polarización y cómo evitar que siga presente?

R. Ahí está la clave del futuro del PAN. Tiene por un lado la disyuntiva de generar ese liderazgo, renovado, fortalecido con un jefe nacional que gobierne para todos los panistas, con experiencia política y con los principios de siempre del PAN. O dejarse ir por la senda de un canibalismo político en donde estos liderazgos se confronten y venga una división mayor, eso sería en perjuicio del PAN y de México, espero que esto no sea así.

MIGUEL ANGEL MARTÍNEZ CUMPLIÓ

P.¿Y en Jalisco qué lectura tienes después del proceso electoral? Se tuvo un candidato como Miguel Ángel Martínez, serio, institucional…

R. Creo que Miguel Ángel Martínez cumplió con una difícil situación de encabezar a Acción Nacional en esta contienda, en situaciones inéditas, con la alianza nacional que debilitaba al PAN en lo local, pero él puso su esfuerzo para cumplir esa tarea. Ahora el PAN en Jalisco tiene también por delante una renovación, tendrá que decidir en los próximos procesos su dirigencia, si se ratifica, si se renueva, pero tiene que renovar la actitud, en Jalisco está claro que el PAN no ha asumido en los últimos años una actitud de verdadero compromiso en Jalisco como oposición de señalar lo que está bien y proponer para que se mejore, de estar más cerca de la sociedad y las necesidades de los ciudadanos, hacer un trabajo como una oposición auténtica con los principios y valores del PAN. Creo que Miguel Ángel hizo un esfuerzo importante, pero se requiere desde el grupo parlamentario que asumirá una posición de apoyar a Jalisco y a su gobierno en los pasos que estén sustentados, señalar las políticas erróneas y ser una oposición responsable. Jalisco tiene también grandes retos.

P. ¿Qué pasará con el PAN en el futuro de Jalisco?

R. Dependerá precisamente de la capacidad para renovarse, siendo leales a esa identidad de Acción Nacional sin caer en situaciones de una oposición dócil, sometida, maiceada como solía decirse, pero tampoco en una oposición irresponsable, que descalifique, que simplemente se pase el tiempo en críticas sin propuestas, tendrá que ser una oposición responsable, así como a nivel nacional es el camino que debe seguir el PAN en estos momentos difíciles para México y para Jalisco.

P. López Obrador plantea una cuarta transformación de la república. ¿Qué esperas de estos cambios que ha ofrecido el futuro presidente de México?

R. Esta cuarta transformación que ha anunciado en diversas ocasiones Andrés Manuel debe ser sobre todo en la forma de hacer política. Veo algunas señales positivas, también veo luces ámbar o a veces rojas. En lo positivo en estos días intensos está la firme convicción de disminuir los recursos públicos para los partidos políticos, este anunció de reducir al 50 por ciento las participaciones a los partidos se me hace poco debería ir más allá, es necesario ampliarlo a las instancias electorales, tenemos la democracia más cara del mundo, hay que reducir el presupuesto del INE sustancialmente. Este esfuerzo por vivir en la austeridad en el ejercicio de gobierno me parece que corresponde al reclamo popular y de la sociedad, pero al tiempo hay otras señales que muestran quizá demasiada premura y ansiedad por la responsabilidad de gobernar, que requieren mayor serenidad y análisis como es la descentralización de todo el gobierno federal hacia todos los estados de la república.

P. El gran perdedor fue el PRI, ¿cómo ves la situación de este partido? Es la peor crisis en su historia…

R. Creo que dejó ir una oportunidad histórica cuando los mexicanos le dieron una nueva oportunidad con la segunda alternancia, la corrupción se impuso una vez más, parece que está en el genoma del PRI esta corrupción y lo ha sacado completamente del escenario. Creo que nunca se puede decir nunca en política, pero el PRI ha quedado como un partido marginal ante los resultados que tuvo en esta administración de Peña Nieto”.


Compartir en redes sociales:
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Shares
468 ad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *