Portal informativo de análisis político y social

LA MAESTRA Y EL PRESIDENTE

LA MAESTRA Y EL PRESIDENTE

Jul 3, 2011

En mayo de este año, el Presidente Calderón aseguró que la alianza con Elba Esther Gordillo y el SNTE “no es de carácter político, ni oportunista”. Según revelaciones de WikiLeaks, en 2006 Germán Martínez dijo al entonces embajador Tony Garza que el comité de campaña de Calderón no tenía acuerdos con la sindicalista magisterial. Ambos fueron expuestos esta semana por la avalancha política que generó la Maestra, quien ha lanzado un obús a la credibilidad del Presidente Calderón.

 

YUNES: EJEMPLO DE CANDIDATOS IMPUESTOS POR CALDERONISMO

Con sus declaraciones la Maestra también ha desacreditado la antidemocrática práctica de imponer candidatos a Acción Nacional. Al evidenciar a Yunes, también lo ha hecho con quienes lo impusieron en posiciones claves para el panismo y a quienes fueron sumisos ante tal imposición. Hoy muchos panistas han de lamentar no haberse resistido a la decisión presidencial de imponer a Yunes, pues su falta de honorabilidad es pública y conocida. Cuando el CEN del PAN se disponía a refrendar la imposición de Yunes como candidato a gobernador de Veracruz —acordada con Calderón, a la sazón Presidente electo, según él mismo Miguel Ángel me confirmó— intenté generar un diálogo al interior de dicho órgano partidista. Ese derecho a debatir me fue negado, coartando mi libertad de expresión, por el entonces dirigente nacional César Nava.

 

Quise recordar que en 2006, el veto de Felipe Calderón impidió a Yunes ser candidato al Senado. El entonces candidato a la Presidencia argumentó que como secretario de Gobierno de Patricio Chirinos, Yunes se distinguió por perseguir, difamar y golpear panistas, así como por su corrupción. A pesar de ese violento pasado antipanista, Yunes fue designado como director del ISSSTE y luego candidato a gobernador, por quien lo había acusado de corrupto. Yunes es sólo la punta de un iceberg que ayer reveló Elba Esther Gordillo, quien me hizo un reclamo durante la campaña de 2006 porque no le concedí candidaturas que pactó con Calderón, a quien se refirió como “el candidato”.

YUNES ES SÓLO LA PUNTA DE UN ICEBERG QUE REVELÓ ELBA ESTHER GORDILLO, QUIEN ME HIZO UN RECLAMO DURANTE LA CAMPAÑA DE 2006 PORQUE NO LE CONCEDÍ CANDIDATURAS QUE PACTÓ CON CALDERÓN

A contracorriente de esta negociación Calderón-Gordillo, como presidente del PAN me resistí a brindar al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación las 15 candidaturas plurinominales que encabezan las circunscripciones, cuya designación corresponde al CEN del PAN. Mucho menos cedí candidaturas al Senado de la República, como le consta a Josefina Vázquez Mota, encargada de la negociación en representación de Calderón. La Maestra ha dejado al descubierto que sí hubo un pacto, pero no del Partido Acción Nacional, sino del propio Calderón. Sus acuerdos fueron por la libre y “en lo oscuro”, ajenos a la transparencia acostumbrada en el PAN y que debe regir en un sistema democrático.

 

PROTEGER AL PRESIDENTE HABLÁNDOLE CON LA VERDAD

Hoy también tenemos claro que el equipo de Calderón y, lo debo decir aunque me cause pesar, muchos panistas se han negado a decir al Presidente las verdades dolorosas pero necesarias.

Si durante el episodio que acabo de narrar el Comité Nacional de mi partido se hubiera negado a designar candidato a Yunes, oponiéndose con valentía a la línea de Los Pinos, no hubiera actuado contra el Presidente, al contrario, lo hubiera protegido.

Tengo la conciencia tranquila porque yo sí he hablado con la verdad, en el momento preciso y a pesar del golpeteo político. De hecho, haber denunciado estas prácticas es una de las razones por las que me quieren expulsar de mi partido. Hago un llamado a los panistas: este episodio vergonzoso debe servir para recordar, de cara al 2012, que no hay que permitir imposiciones de candidatos ni de funcionarios públicos por negociaciones políticas, como se hizo en su momento con Yunes y con muchos más. Hay que rechazar estos acuerdos oscuros, que demeritan la trayectoria democrática que nos dio prestigio como partido, vengan de quien vengan. Es preciso proteger la autonomía de nuestro partido y apoyar al PAN, pero no actuando con obediencia ciega ni con sumisión perruna, pues eso no es lealtad. Sólo hablar con la verdad, aunque a veces duela, brinda un apoyo genuino.

 

www.Twitter.com/ManuelEspino

manuespino@hotmail.com