Portal informativo de análisis político y social

Moreira decidirá: Se va o se queda Pimienta

Moreira decidirá: Se va o se queda Pimienta

Feb 13, 2011

Por Eugenia Barajas

Los procesos internos en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Jalisco no encajan con las intenciones del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), de tener al mismo tiempo el candidato a la presidencia del país y a los gobiernos de los estados, que juntos puedan asegurar el triunfo para el tricolor en el 2012.

Los escenarios son diferentes para cada entidad y al menos para Jalisco los cambios del presidente del Comité Estatal y de las dirigencias de los Comités Municipales con sus jaloneos y negociaciones incidirán en los nombres, de los futuros aspirantes a los cargos de elección popular.

Hay quienes se pronuncian a favor de una reelección del propio Rafael González Pimienta al frente del partido por mostrar poco debate ante el Gobierno panista y otras voces que pretenden una renuncia adelantada para usar el cargo de trampolín político.

EL PLAN MOREIRA

Luego de la elección del presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del tricolor, Humberto Moreira, se dieron reuniones con todos los actores que integran el Nuevo PRI, en una de esas convocatorias y con los representantes de los sectores y organizaciones les lanzó el reto de contar con un plan de Gobierno priísta, llamado que fue aplaudido por los presentes, entre ellos varios de Jalisco consultados, quienes coincidieron en la fuerza del mensaje del nuevo dirigente, que en ese entonces presumía de los futuros triunfos electorales y del regreso de la aplanadora tricolor.

Antes de las dos pasadas contiendas electorales, donde el PRI acumuló cinco derrotas al hilo, Puebla, Oaxaca, Sinaloa, Guerrero y Baja California Sur con las que se despide Beatriz Paredes, que entregará el 4 de marzo la presidencia del CEN, el proyecto de partido que se ha mencionado tiene Moreira y los priístas es consolidar al mismo tiempo los nombres de quienes serán, en primer término, el futuro candidato a la presidencia del país y además los de los aspirantes a las gubernaturas de los estados, que en conjunto garanticen los votos suficientes para un posible regreso a Los Pinos.

Esto es, que el candidato a gobernador en Jalisco sea afín a los intereses del proyecto nacional, para ir juntos en la campaña y no contrapuntearse.

Para ese efecto y de acuerdo a los tiempos, los nombres deberán estar listos y sobre el escritorio de la presidencia del CEN a más tardar en mayo de este año, para poder salir con candidatos de “unidad” en todos los estados, cuando inicien las precampañas en la segunda o tercera semana de diciembre.

La intención moverá las ya adelantadas campañas disfrazadas de los aspirantes a la gubernatura, porque forzará a tener un candidato “no oficial”, sino designado y empezar a trabajar en un proyecto conjunto desde el centro, lo que ocasionará molestia entre los perdedores que buscarán algún otro cargo con que negociar la aceptación del aspirante, un panorama muy difícil de concretar, si no se lleva a cabo un proceso electivo.

SE VA O NO

En últimas fechas han surgido versiones sobre la elección del nuevo presidente del CDE Jalisco, se especula que Rafael González Pimienta  –quién entró en sustitución de Javier Guízar al renunciar al cargo en abril del 2009, cuando fue cuestionado severamente al armar las planillas de candidatos sin tomar en cuenta a las bases– presentó su renuncia sin fecha, a la presidenta nacional, Beatriz Paredes Rangel.

De acuerdo a la especie que ha circulado entre los actores políticos del estado, fue en una reunión de los presidentes de los CDE del país con la dirigente nacional saliente, que se les planteó entregar la carta de dimisión no sólo de los titulares, sino del comité en general, para en un acto de buena voluntad entregarlas al nuevo presidente y que él determine quienes continúan y quienes se van, sin embargo la especie no pudo corroborarse.

Los cercanos al líder tricolor aclararon que la renuncia que se le pidió fue en su calidad de delegado y no como presiente del CDE, incluso en un sondeo entre algunos de los secretarios desconocían y negaron que se les hubiese pedido su renuncia o que su dirigente lo hubiera hecho.

Existen versiones en voz baja en torno al dirigente estatal, y estos involucran un problema de salud que lo hará que deje el cargo antes del mes de octubre, fecha en que arrancarían las precampañas para nombrar a su sucesor, otras que es necesario un cambio de timón ante un tibio debate para defender al presidente municipal de Guadalajara ante los embates del Ejecutivo.

En otro escenario, se dice que el periodo en el que concluye el interinato podría alargarse hasta que se tenga al candidato a la gubernatura, cuando las precampañas inician la tercera semana de diciembre según el Código Electoral, sin embargo una vez que arrancan los procesos electorales no puede darse cambios de presidentes de CDE y de CDM, según el artículo 163 de los estatutos, “el proceso de renovación de los dirigentes no deberá coincidir con ningún proceso interno para postular candidatos, ni con elecciones constitucionales”.

El gran tema que se discute entre los grupos priístas es qué perfil es el más adecuado para el PRI que aspira a volver al ejercicio del Gobierno en Jalisco: si un dirigente conciliador que no le gusta meterse en problemas y que nada de muertito como el actual dirigente estatal o alguien con un discurso combativo que imponga agenda, frente al activismo y actitud combativa que ha mostrado el titular del Poder Ejecutivo de Jalisco.

CDM Y CONSEJOS POLÍTICOS

En el PRI, los procesos internos están a la orden del día, ya que en un lapso de cuatro meses se tendrán que renovar los 125 Comités Directivos Municipales (CDM) y sus Consejos Políticos (CP); de acuerdo al plan y la calendarización de la Secretaría de Organización y la de Procesos Internos del Comité Directivo Estatal (CDE).

Anteriormente, cuando en el tricolor se tenía la línea desde la presidencia, las convocatorias para cada municipal se emitían para elección en un solo día y el ganador salía designado por “dedazo”, hoy en día ante a falta de ese liderazgo, cada municipio tiene su propia convocatoria en diferentes fechas.

De acuerdo a esa calendarización se prevé la convocatoria el 6 de abril para que las asambleas electivas de cada comité arranquen el 6 de mayo y el 20 de julio a más tardar se concluya con el proceso en los municipios de San Ignacio Cerro Gordo, Guadalajara y Zapopan.

Para los Consejos Políticos Municipales (CPM) la fecha que se manejan al interior del CDE es una sola, que significa, que los 125 CP se renovarán el 7 de septiembre.

Con estas elecciones se tendrá un panorama más certero de quién podrá ser el “gallo” del CEN para enarbolar la candidatura a la gubernatura, que de acuerdo al Código Electoral del Estado de Jalisco el pleno del Instituto Electoral deberá lanzar la convocatoria para la elección a gobernador la segunda quincena de octubre, lo que se espera que el 16 de octubre de este año se dé a conocer.