Portal informativo de análisis político y social

Obstaculiza Emilio carrera de Aristóteles

Las acciones de bloqueo que emprende el Gobierno del Estado en contra del Ayuntamiento de Guadalajara responden a un revanchismo, por la negativa de aprobar el proyecto de la Línea 2 del Macrobús y que apuntan a un solo personaje, Herbert Taylor Arthur.

Independientemente del desenlace final del reciente capítulo de registrar el crédito por hasta mil 100 millones de pesos para la repavimentación 33 avenidas antes de los Juegos Panamericanos, que se celebrarán en octubre, la confrontación con el municipio ha sido evidente, y una serie de hechos así lo demuestran, hechos que son sistemáticos y casualmente arreciaron al día siguiente que se rechazó el proyecto de movilidad del Estado.

RECHAZAN MACROBÚS

Octubre 27-2010. Los alcaldes del PRI en la zona metropolitana, encabezados por el presidente municipal tapatío, Aristóteles Sandoval, rechazaron 952 millones de pesos de recursos federales para el Macrobús, proyecto impulsado por Diego Monraz, titular de Vialidad y de Herbert Taylor Arthur, ex coordinador de Innovación y Desarrollo.

Octubre 28-2010. Un día después del anuncio de que no permitirían la construcción, el PAN Guadalajara consiguió detener la contratación del crédito por mil 100 millones de pesos para la repavimentación de 33 avenidas de la ciudad. Un actuario del Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE) se presentó en la Presidencia Municipal, para notificar de la suspensión del crédito, acompañado del abogado de los cinco regidores panistas que interpusieron la demanda y del dirigente municipal panista, Manuel Romo.

El PAN argumentó que la mayoría priísta que avaló la contratación del crédito violó la Ley de Deuda Pública, que señala que un Gobierno no puede endeudarse por una cantidad superior al 10 por ciento de su presupuesto, situación que el PRI no aceptó en su momento.

REVANCHISMO

Sobre este tema y conocedor del mismo, en su calidad de presidente del Comité Directivo Municipal del PRI Guadalajara y de regidor del ayuntamiento, Eduardo Almaguer, se refiere al trasfondo político de no querer aprobar el crédito.

“El fondo es bloquear a Guadalajara y que una parte del Gobierno del Estado encabezada por Herbert Taylor ha convencido al gobernador, Emilio González, de que se tiene que vengar de ese Gobierno municipal que no les autorizamos que dañaran más a la ciudad con la Línea 2 del Macrobús”. La venganza por lo del Macrobús, se los dijo alguien del Gobierno estatal a ustedes o el propio Gobernador se lo comentó al Alcalde o por qué tanta seguridad, se le insistió al regidor.

“Evidentemente no lo van a decir, pero es evidente la molestia que ellos tuvieron, que tuvo esa parte del Gobierno del Estado, ni siquiera todo el Gobierno, esa parte que encabeza Herbert Taylor por esa situación del Macrobús. A raíz de esa situación se han dedicado más a obstaculizar a Guadalajara por las tablas catastrales, con la entrega de recursos de último momento del Fondo Metropolitano del 2010, que se entregaron el 30 de diciembre de ese año; con el manejo que ha hecho el secretario de Vialidad, Diego Monraz, para impedir la pavimentación de las calles de Guadalajara, que son hechos inéditos que no habían pasado en la historia, cuando se da uno cuenta que el préstamo que solicitó Alfonso Petersen en el 2008 es registrado el mismo día en que se vota y se publica en la Gaceta sin más requisitos que mandarles copia del acuerdo y que a nosotros nos pone todas las trabas, pues es evidente que es una venganza política en contra de Guadalajara”.

Se continúo con el tema y ante la duda de que fuera un actuar sistemático el bloquear cualquier proyecto que intente Guadalajara, esto fue lo que respondió.

“Cualquier cosa que le bloqueen sin razón jurídica, político o social, ese es el problema, reconocemos que en el ejercicio de gobierno podemos tener errores, omisiones, pues las corregimos y reconocemos los errores, pero cuando tú cumples al 100 por ciento y de cualquier manera es ¡no!, pues evidentemente es una venganza política que ellos están llevando a cabo. Si se dan cuenta es el único municipio con el que se ha ensañado afectando todos los proyectos”.

¿Podría continuar el revanchismo?

“En mi opinión personal, efectivamente lo que observamos es una escalada en las acciones, en la virulencia del Gobierno del Estado para buscarle una confrontación para dañar al Gobierno de Guadalajara.

DEUDAS ANTERIORES

El Ayuntamiento de Guadalajara enfrenta una deuda acrecentada desde épocas de administraciones panistas particularmente durante el periodo 2004-2006, donde estuvieron al frente Emilio González Márquez y Ernesto Espinosa Guarro, como presidente interino. En esos tres años se suscribieron seis créditos, por mil 300 millones de pesos pagaderos hasta el 2018, pero el municipio ya debía 700 millones de pesos por un préstamo contratado en 2002 en el ex alcalde, Fernando Garza.

En el 2005, el Cabildo suscribió tres empréstitos con Banamex por 500 millones de pesos para proyectos de obra pública, en esa misma administración de González Márquez en marzo del 2006, se firmaron dos créditos más con Banco del Bajío por 800 millones de pesos para compra de patrullas y lo restante para pagar la deuda que ya arrastraba el municipio.

Diez meses después, en diciembre del 2006, el Cabildo autorizó un sexto endeudamiento, en esta ocasión con Dexia, por mil 200 millones, a pagar hasta 2018, y que sería utilizado para liquidar adeudos anteriores y aportar para el Fondo Metropolitano. Después en el periodo de Alfonso Petersen, se signó un endeudamiento con BBVA Bancomer por mil 700 millones de pesos y fueron para pagar el adeudo que se tenía con Dexia, en el que quedaban por liquidar mil 133 millones de pesos y se amplió el plazo de pago de 2018 a 2028.

Con esos recursos el Cabildo aprovechó para destinar 350 millones de pesos a la compra de fincas en el Parque Morelos y 217 millones de pesos para obras como la remodelación de la Zona Centro, de mercados y nomenclatura de calles.

TAE ORDENA SANSIÓN Y REGISTRAR

El Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE) a principios de este año autorizó el crédito y determinó desechar la demanda que presentaron los ediles del PAN al igual que la medida cautelar que impedía el endeudamiento. El 24 de enero, la Tesorería Municipal de Guadalajara denunció que la Secretaría de Finanzas (Sefin) del Gobierno no había registrado la deuda en los cinco días como marca la Ley de Deuda Pública, la justificación del Gobernador, que Guadalajara no había cumplido todos los requisitos legales.

Se alegaba que faltaba copia certificada del acta del ayuntamiento que acreditaba el destino del financiamiento, copia certificada del acta donde se acredite que el empréstito se encuentra previsto en el Programa Financiero Anual del Presupuesto de Egresos, y el dictamen de viabilidad financiera atendiendo a la naturaleza y objeto del destino del crédito, fueron los argumentos de la Sefin.

En ese tenor, la declaración del mandatario estatal fue en el sentido, que no por presiones violaría la ley sólo para registrar el empréstito que pretende Guadalajara: “No será con presiones políticas, ni con chantajes sentimentales como obligarán al Gobierno del Estado a actuar fuera de la ley. Lo que me están pidiendo es que viole la ley, el presidente Aristóteles está pidiendo que viole la ley, yo no puedo violar la ley, yo le tengo mucho aprecio al presidente Aristóteles, yo quiero que inicie ya la construcción de esta obra, la verdad los pavimentos de Guadalajara están muy mal, sé que el presidente Aristóteles no ha podido cumplir con su responsabilidad y le quiero ayudar, pero él no me puede obligar a violar la ley”.

Ante la negativa de acatar la orden del Magistrado de la Cuarta Sala, Armando García Estrada, quien al mismo tiempo impuso una sanción al titular de la Sefin, Martín Mendoza, el Gobierno emitió un boletín donde adelantaba las acciones legales en defensa. “Finanzas anuncia que se procederá a la defensa jurídica por parte de la dependencia contra la disposición del Tribunal, dado que ese acuerdo excede las atribuciones del mismo y acatarla significaría violentar disposiciones de orden público e interés social”.

Sin embargo e independiente a los recursos legales que se interpongan, la multa de 121 días de salario mínimo impuesta al titular de la dependencia por desacato se tendrá que hacer efectiva, a pesar de que el Gobernador anunció que registrará la deuda para repavimentar Guadalajara en esta semana, así lo dejó en claro el magistrado García Estrada.

SE AMPARA SEFIN CONTRA TAE

La confrontación entre Gobierno del Estado y la administración que preside en Guadalajara Aristóteles Sandoval será hasta el final, como lo muestra la demanda de amparo que interpuso el secretario de finanzas del Estado, Martín J. Guadalupe Mendoza López contra la inscripción de crédito del Ayuntamiento de Guadalajara ante un juez federal.

El Juez Segundo de Distrito, Luis Alfonso Hernández Núñez admitió la demanda de amparo bajo el número 729/2011, promovida por el Secretario de Finanzas Martín J. Guadalupe Mendoza López en contra de la orden dictada por el Magistrado Armando García Estrada de la Cuarta Sala Unitaria del Tribunal Administrativo del Estado, para que se inscriba el crédito de mil 100 millones de pesos, solicitada por el Ayuntamiento de Guadalajara sin haber cumplido los requisitos para ello. Y además concede la suspensión provisional al Secretario de Finanzas para efectos de que no se le haga efectiva la sanción impuesta por el magistrado de la Cuarta Sala Unitaria del Tribunal Administrativo por la inscripción del registro aludido.

TÚNEL SIN FIN

Noviembre 2. El secretario de Vialidad, Diego Monraz dio por muerto el proyecto del túnel de la Minerva, y al mismo tiempo puntualizó que no ha dado permiso para cerrar calles en Guadalajara para repavimentarlas. Este fue otro de los temas que confrontaron a las dos administraciones, el costo estimado de la obra sería de 421 mil millones de pesos, pero la falta de permisos para la construcción y la oposición de más de mil vecinos que firmaron oficios para evitar el proyecto, lo dejaron truncado.

TABLAS CATASTRALES

El TAE se ha convertido en un actor primordial encargado de dirimir las diferencias entre ayuntamiento y Gobierno, además de ordenar que se registre la deuda por el crédito tapatío se le concedió la razón a la querella que interpuso el síndico, Héctor Pizano, luego que el Congreso omitiera aprobar o rechazar las Tablas de Valores Catastrales del 2011. “De acuerdo a la sentencia 33/2011 se resolvió declarar la afirmativa ficta y se ordena remitir oficio con copia certificada de la resolución al Ejecutivo para que por su conducto se realice la inmediata publicación del acto en el Diario Oficial del Estado de Jalisco”, se consigna en el escrito.

ELECTORERO

Estas confrontaciones que se han dado de forma recurrente son sólo contra el ayuntamiento de Guadalajara o es por la posible aspiración del alcalde a la gubernatura y que afecta a los dos posibles que tiene el Gobierno del Estado, fue la pregunta final al regidor Almaguer.

“Creo que los tapatíos escogieron gobiernos para servirles, para administrar recursos, aplicar la ley y resolver problemas y en ese sentido cualquier funcionario público que no revuelva las cosas, pues habrá que pedirle que renuncie, si alguien ya quiere andar en campaña pues que deje su cargo y se dediquen a hacer campaña, si el gobernador quiere ser candidato al Gobierno de la República que deje el cargo y se dedique a la campaña”.