Portal informativo de análisis político y social

PERSEGUIDOS POR LA CORRUPCIÓN Y CAMBIOS OBLIGADOS

PERSEGUIDOS POR LA CORRUPCIÓN Y CAMBIOS OBLIGADOS

Nov 16, 2013

Por Manuel Cárdenas —-

A un año de gobierno de Ramiro Hernández, el fantasma de la corrupción lo persigue desde el principio de su administración en el Ayuntamiento de Guadalajara y esta semana se obligó a hacer cambios en su gabinete en diferentes secciones, a raíz del escándalo que provocó la regidora Elisa Ayón.

La desgastante administración se ha vuelto muy pesada para el primer edil, porque heredó una administración con una sobrecarga de deudas, lo que motivó a varias dependencias a tener prácticas de corrupción que reventaron con el caso de la regidora Elisa Ayón, quien soltó la “sopa” en un momento de enojo y frustración ante empleados de la Dirección de Cementerios a cargo de su “protegido” Martín Jesús Parral López, a quienes endilgó que no repartían ni le hacían llegar al “patrón” su mochada, según se desprende de una grabación dada a conocer a los medios.

De esta manera, el secretario General del Ayuntamiento, Jesús Lomelí Rosas, dio a conocer la nueva lista de funcionarios que entran en sustitución de aquellos que planearon mal su desempeño.

Como coordinador de Comunicación Social salió Óscar García Bravo y entró Óscar Soltero Razo; en la Dirección de Panteones, llegó Rafael de la Torre Flores en sustitución de Martín Jesús Parral López.

El funcionario aclaró que respecto a la Dirección de Panteones desde hace meses se inició una investigación luego de una recomendación de la Comisión de Derechos Humanos por una queja de una comerciante en contra de Martín Parral, quien se ve inmiscuido en el escándalo de la grabación con la regidora con licencia, Elisa Ayón.

Delia Pacheco Ávila entra en lugar de Juan José Larios Vázquez (envuelto en el escándalo de los ambulantes) en la Unidad Departamental de Inspección a Mercados y Comercio en Espacios Abiertos, mientras que Gonzalo Lares Lazarit toma el lugar de José Rogelio Ocegueda Chávez en la Unidad Departamental de Inspección a Reglamentos y Espectáculos.

Finalmente, ingresa José de Jesús Contreras Cerrillo en sustitución de Javier Eliseo Toscano Orozco, en la Unidad Departamental de Inspección Ambiental, y Martín Guillermo Hernández Sánchez suple a Fernando Díaz Castillón en Construcción e Imagen Urbana.

El ex director del Registro Civil, Jesús Lomelí Rosas indicó que el propósito de estos nombramientos es enfrentar una nueva estrategia con nuevos actores para superar las virtuales deficiencias y atender las demandas para “perfeccionar” los servicios en la ciudadanía y apuntó que estos cambios responden al privilegio de la trasparencia y la rendición de cuentas.

Increíblemente Lomelí Rosas estuvo acompañado de la regidora Verónica Flores Pérez –otra de las señaladas por actos del tráfico de influencias–, el titular de la oficina del combate a la corrupción José de Jesús Sosa, José Francisco Castillo de Servicios Municipales y el regidor José Enrique López Córdoba, a la postre, el primer señalado como el “patrón” por sus nexos con el sindicato de la CROM.

LOS PRIMEROS DE LA LISTA NEGRA

En marzo del presente año, Enrique Ramos Flores dejó la regiduría para convertirse en secretario de Turismo a invitación directa del gobernador Aristóteles Sandoval, luego que José de Jesús Gallegos perdiera la vida en un atentado por el crimen organizado. Entonces José Luis Ayala Cornejo lo envistieron de regidor.

Pero el primer escándalo se dio cuando en mayo, el secretario de Educación, Juvenal Esparza fue requerido por una orden de aprehensión en su contra por los delitos de robo calificado, lo que motivó su desaparición del sistema, no presentó renuncia al cargo y simplemente se esfumó.

Sin embargo, en el espinoso asunto también fue involucrada con dos denuncias penales a la titular de la Unidad de Trasparencia, Nancy Paola Flores Ramírez, quien se mantuvo inamovible en su puesto hasta el momento, mientras que la vacante de Juvenal Esparza fue tomado por Erika Loyo Beristain.

Para noviembre del año pasado, Ramiro Hernández dio la orden tajante de limpiar el centro de vendedores ambulantes, por lo que pegó en el “avispero” y entonces salieron a relucir todo el teje y maneje que se daba entre inspectores, funcionarios y líderes de comerciantes.

A río revuelto ganancia de pescadores, entonces se manejaron los nombres de Elisa Ayón, Enrique Ibarra, José Enrique López Córdoba, Tomás Vázquez Vigil y hasta al alcalde le dieron crédito.

Comenzaron las pruebas e investigaciones al interior de la Secretaría General y entonces arremetieron, inicialmente contra 105 inspectores y su jefe operativo de Inspección y Vigilancia. Esto desencadenó una serie de ataques y desacreditaciones en un pleito de “todos contra todos”, al punto de “limpiar” toda el área.

Raúl Heredia, quien se encontraba al frente de la Unidad Departamental de Inspección a Mercados y Comercio en Espacios Abiertos, se atrincheró en su oficina luego que Salvador Orozco fuera acompañado de policías para quitarle el gafete en el Mercado Rizo.

Por el “numerito” montado, el alcalde justificó su salida que para mejorar y fortalecer el área, quien supuestamente fue removido al Área de Análisis Económico en la Secretaría de Promoción Económica. Su lugar fue tomado por Ignacio Mestas, director de Estacionamientos.

Y en un efecto “dominó” fueron cayendo uno por uno, de tal suerte que Salvador Orozco Santillán entregó las llaves de la Dirección de Inspección y Vigilancia al mismo Ignacio Mestas, quien a la vez reconoció tener acuerdos con los ambulantes del centro histórico y no supo si aplicar el reglamento o respetar lo pactado.

Una vez descubierto Orozco Santillán no se quedó callado y arremetió contra Tomás Vázquez Vigil, el génesis de la corrupción en la Secretaría General, a quien le iniciaron investigación –bajo licencia– hasta que cedió su título a Jesús Lomelí Rosas.

El Consejo Municipal del Deporte (Comude), también sufrió cambios, André Max dejó a Marcos Esquivel en la titularidad, mientras que Óscar Martín Chávez dejó la dirección del Registro Civil –que había dejado Jesús Lomelí Rosas– para tomarla el abogado Arturo Muñoz Franco y Elisa Ayón cedió la silla a Akemi Isabel Rizo García.

EL ALCALDE RECONOCE LOS GRAVES SEÑALAMIENTOS

Por su parte, Ramiro Hernández se defendió de los escándalos y dijo que a pesar de todo el Ayuntamiento a su cargo no está en crisis y todos los señalamientos deben de comprobarse para castigarse y sancionarse en casos realmente verídicos.

“Las investigaciones están abiertas a ojos de todos los ciudadanos y quien tenga elementos de señalamientos en contra de cualquier funcionario, los plantee para fortalecer los trabajos del combate a la corrupción, para establecer los mecanismos que nos permitan una mayor comunicación con los ciudadanos para que no se queden solamente en dichos”, externó el primer edil.

En relación al caso de Elisa Ayón dijo que la imagen del ayuntamiento se ha deteriorado con todo esto, porque existen graves señalamientos de corrupción “y si no hay una investigación y deslinde de responsabilidades, el que sale afectado es el Gobierno municipal, en ese sentido es que estamos demandando para que se hagan las aclaraciones porque luego resulta fácil señalar o descalificar”, externó casi en tono molesto ante reporteros.

“No vamos a permitir actos de corrupción, no existe una red de complicidades, no percibo quienes estén interesados en construir esa idea, por eso mi planteamiento es muy concreto: quienes tengan elementos que prueben, las hagan llegar”, reiteró.

Aseguró no saber quién es el “patrón” que vociferó Elisa Ayón, y quizás tiene mucha razón, ya que entrevistamos a uno los inspectores despedidos, quien por razones obvias no quiso revelar su nombre, pero señaló sin temor a equivocarse que el personaje al que se refirió la regidora es nada más y nada menos que el regidor José Enrique López Córdoba.

Señaló que fue el mismo López Córdoba quien le tendió la trampa a Elisa Ayón, ya que la regidora nada tiene que ver en Panteones, en cambio el dirigente de farmacéuticos de la CROM dirigió abiertamente a los comerciantes del Centro Histórico cuando estuvo en la pasada administración en el Departamento de Inspección y Vigilancia.

Su vínculo con el sindicato de la CROM siempre lo ha tenido por lo cual, el verdadero “patrón del mal” apuntaría a José Enrique López Córdoba y no a Ramiro Hernández como supusieron inicialmente.

————————————————————————–

ELISA, LICENCIA OBLIGADA ANTES QUE JUICIO POLÍTICO

Por Manuel Cárdenas

La escandalosa actuación de la regidora Elisa Ayón orilló a que la Fiscalía y el departamento anticorrupción del Ayuntamiento de Guadalajara iniciaran una investigación de oficio por manejo indebido de funciones y corrupción, mientras que en el Congreso del Estado plantean entablar un juicio político.

La administración del alcalde Ramiro Hernández abrió proceso legal en contra de la famosa #LadyPanteones, regidora que aceptó estar involucrada en una grabación que se filtró a los medios, en donde externaba su poder y sus claras aspiraciones a sentarse en la silla del gobernador, de tal forma que ella no tuvo más remedio: Solicitó licencia al cargo y se despidió con una carta convencida de su inocencia y sin cargo de conciencia.

La oficina del Combate a la Corrupción que encabeza José de Jesús Sosa López, manejó que su departamento coadyuvará con información propia para que deslinden responsabilidades en torno al espinoso asunto, mientras que la Secretaría de Servicios Públicos Municipales a petición del presidente municipal, hará la respectiva indagatoria.

Así el alcalde especificó que la regidora tenía sus propias funciones, más nunca alguna injerencia, función o atribución administrativa en el área de Cementerios o servicios municipales.

La regidora Ayón Hernández fue la líder de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), diputada plurinominal en la pasada legislatura y maestra de tiempo completo en dos escuelas, cobraba por estar “comisionada” bajo las faldas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y acababa de ser nombrada secretaria General del PRI municipal, fue destituida a petición del presidente del partido (Hugo Contreras) al aplicar el reglamento.

La regidora aclaró irse con la conciencia tranquila y lo hizo para facilitar las investigaciones con la confianza plena de recuperar la credibilidad y lavar su nombre, porque cree en las instituciones y en las autoridades que harán lo posible para aplicar sanciones conforme a la ley.

Pero el haberse echado la soga al cuello, es una interminable pesadilla para la administración de Ramiro Hernández, que no termina ahí, ya que días después Crónica, daba cuenta de una segunda grabación en la que se involucra a los comerciantes establecidos de Medrano y Obregón para el pago de medio millón de pesos y quitar a los ambulantes de las banquetas, chamba que le corresponde al ayuntamiento.

“Para que llegue el dinero arriba, no por abajo –donde hay mucho dinero– porque luego no le llega al patrón, y si le llega… él tiene que actuar. El dinero le debe llegar directamente y no quedarse en manos de los inspectores municipales”, relata la publicación.

Ante esto, Antonio Castillón, presidente de la asociación de comerciantes establecidos de la ZMG respondió que efectivamente la regidora Elisa Ayón les trató de extorsionar, al solicitarles cinco millones de pesos para retirar a los ambulantes de las calles Obregón y Javier Mina y hacer una limpia, esto era aproximadamente mil pesos por negocio en cómodos abonos.

En una plática celebrada en la regiduría, les informó a los comerciantes establecidos que tenían que pagar por quitar al ambulantaje de sus banquetas y en defensa amenazó con sacar a sus agremiados para tomar las calles.

“No podemos tolerar más este tipo de actitudes, nos negamos a darle dinero por algo que tenían que hacer, nos saldremos a la calle, estaríamos en condiciones de cerrar las calles; no puedo dar una fecha porque es algo que tenemos que coordinar con los demás líderes”, manifestó angustiado, quien añadió que pegarán calcomanías con la leyenda de “Ramiro nos engañaste, ustedes no saben gobernar”.

“Soy una mujer de instituciones. He crecido y me he desarrollado políticamente en el PRI y hoy he decidido solicitar licencia como regidora del Ayuntamiento de Guadalajara para facilitar las investigaciones que las autoridades están llevando a cabo. Les dejo a las autoridades competentes la labor de demostrar quiénes son en realidad los que merecen las sanciones legales”, expresó #LadyPanteones en su misiva de despedida.

Elisa Ayón viene de una familia meramente docente, ya que seis de sus familiares tienen plaza en la SEP: Su papá Luis Federico Ayón Zester es director de doble turno de la primaria Luis Pérez Verdía, con más de 45 años en el magisterio y gana 60 mil pesos mensuales; su madre, Antonia Hernández, directora de primaria sobre la Unidad Deportiva Tucson; su hermano Luis Federico, con doble plaza de director, su cuñada Blanca Esmeralda Nuño Esparza con doble plaza de maestra y su prima apellidos, Aurora Ayón Hernández, con plaza de directora y de maestra respectivamente.

Cabe recordar que siendo diputada cobraba en dos plazas primarias, una en Guadalajara y otra en Puerto Vallarta, sueldos que cobró íntegramente gracias a sus buenas relaciones en el SNTE. Y ahora Francisco Ayón es secretario de Educación.

La bancada del PAN en el Congreso del estado, a solicitud de Gildardo Guerrero Torres ha analizado la presentación de una solicitud de juicio político en contra de la regidora con licencia luego de los escándalos de corrupción en el Ayuntamiento de Guadalajara. Por lo pronto, Akemi Isabel Rizo García ya ocupa la oficina y deberes de Elisa Ayón.