Portal informativo de análisis político y social

EDUARDO ALMAGUER, UN LÍDER FORJADO EN LA BATALLA

“AQUEL PRIÍSMO BALCANIZADO”

“Durante 15 años el priísmo de Guadalajara estuvo dividido, balcanizado, las expresiones esperaban cualquier oportunidad para terminar, inclusive en violencia física todos los procesos (…) Era imposible lograr la unidad, además recibí un CDM muy derrotado, dividido con un presupuesto de 25 mil pesos mensuales, con un desprecio de la dirigencia estatal y nacional hacia el priísmo de Guadalajara”.

RECUPERARON GUADALAJARA

“Las matemáticas no mienten estaríamos rindiendo buenas cuentas, lo que más se destacaría sería el triunfo en Guadalajara, recuperar la ciudad, otro punto a destacar es que haya una nueva sede del CDM, una sede digna mucho más amplia (…) Lo que más satisfacción me da, es que todos logramos en conjunto recuperar la dignidad de la militancia priísta de Guadalajara, que se había perdido”.

“NOSOTROS NO NEGOCIAMOS NADA”

“Nosotros no negociamos nada, jamás, ni con el Gobierno municipal, ni con el estatal de Acción Nacional. Sí conocía las condiciones en las que estaba, yo lo había padecido, pero sabía que tenía la posibilidad de recuperar con estos priístas revolucionarios la posibilidad de recuperar Guadalajara (…).

EL PRI QUE SE OFRECÍA

“Habrá que recordar que andaban ofreciendo la candidatura a Guadalajara casi al que pasaba, y lo que observaba al llegar era que lo fundamental era redescubrirnos, rescatarnos y a partir de tener una convicción de que podíamos recuperar la ciudad, algo que se creía imposible en el 2009”.

Por Eugenia Barajas

Se llega el plazo fatal para la renovación de la dirigencia del Comité Directivo Municipal (CDM) del PRI Guadalajara y como siempre surgen nombres para ocupar la silla y los grupos que mueven los destinos de los aspirantes.

Tres años atrás, en el mes de junio, se dio el proceso que llevó a la presidencia a Eduardo Almaguer. En ese entonces no se esperaba que el “partidazo” recuperara no sólo la capital del estado, ni la zona metropolitana, dejando al descubierto el desprecio desde el centro, según palabras del líder, en una retrospectiva.

Entrevistado por Conciencia Pública, Eduardo Almaguer, presidente del PRI Guadalajara, expresa su satisfacción por los resultados obtenidos durante el periodo que le ha tocado encabezar al priísmo tapatío.

“Las matemáticas no mienten estaríamos rindiendo buenas cuentas, lo que más se destacaría sería el triunfo en Guadalajara, recuperar la ciudad, otro punto a destacar es que haya una nueva sede del CDM, una sede digna mucho más amplia”, resalta el recio dirigente que se ha distinguido por su discurso crítico y que lo llevó a confrontaciones con personajes del panismo de la talla del ex secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, durante la pasada campaña electoral.

“Si hablamos de números creo que le cumplimos a la militancia y que fue un ejercicio de una dirigencia positiva, lo que más satisfacción me da, es que todos logramos en conjunto recuperar la dignidad de la militancia priísta de Guadalajara, que se había perdido”, asevera el también regidor de Guadalajara forjado en la lucha sindical de la Universidad de Guadalajara.

Eduardo Almaguer recuerda que durante 15 años el priísmo de Guadalajara estuvo dividido, balcanizado, las expresiones esperaban cualquier oportunidad para terminar, inclusive en violencia física todos los procesos. “Era imposible lograr la unidad, además recibí un CDM muy derrotado, dividido con un presupuesto de 25 mil pesos mensuales, con un desprecio de la dirigencia estatal y nacional hacia el priísmo de Guadalajara”.

“Habrá que recordar que andaban ofreciendo la candidatura a Guadalajara casi al que pasaba, y lo que observaba al llegar era que lo fundamental era redescubrirnos, rescatarnos y a partir de tener una convicción de que podíamos recuperar la ciudad, algo que se creía imposible en el 2009”.

Entre las acciones para reposicionar al priísmo en Guadalajara, el líder político forjado desde la oposición señala la elaboración del registro partidario, generando la certificación para acreditar ante la sociedad los mejores candidatos y algo muy importante “rescatamos al PRI del poder de algunas expresiones que lo utilizaban para chantajear el partido”.

“Cuando vino la dirigente nacional –Beatriz Paredes– yo sentía que nos miraba, si no con desprecio, hasta con flojera, le dimos un toque a su conciencia y le dijimos que los priistas de Guadalajara estamos vivos y que íbamos a luchar por la presidencia municipal de Guadalajara y así lo hicimos. Podemos hablar de números, cuando recibí el CDM no teníamos diputados locales de mayoría relativa, tampoco federales, teníamos siete regidores; hoy tenemos cuatro diputados federales, de cinco; cuatro diputados locales de seis; gobernamos Guadalajara”, apunta Almaguer.

Conciencia Pública. Al momento de buscar la presidencia del CDM sabías de todo lo anterior, y cuando hiciste la promesa el día de tu toma de protesta, que renunciarías si se perdía Guadalajara estabas consciente de que podías perder por el panorama del partido…

Eduardo Almaguer. Durante estos 15 años que participé como candidato a diputado local o a federal, siempre quedé con la insatisfacción de que el partido nos dejaba solos a los candidatos, particularmente en Guadalajara que cuando estabas a punto de ganar, milagrosamente perdíamos, entonces en el 2006, después de la derrota en junio, tomé la decisión de dejar de quejarme de las dirigencias y mejor buscar la dirigencia y cambiar en lo que yo no estaba de acuerdo.

Con tu pregunta recuerdo un compromiso fundamental, nosotros no negociamos nada, jamás, ni con el Gobierno municipal, ni con el estatal de Acción Nacional. Sí conocía las condiciones en las que estaba, yo lo había padecido, pero sabía que tenía la posibilidad de recuperar con estos priístas revolucionarios la posibilidad de recuperar Guadalajara, por eso cuando hice mi compromiso era poner una muestra de lo que era la dignidad, si no ganamos, me retiro, porque ya era una costumbre perder y que el dirigente se mantuviera sin ningún problema; si no gano, pues allí está mi renuncia. Y quienes recibieron la renuncia la guardaron. Porque seguramente estaban esperando hacerla valer el 3 de julio.

CP. ¿Quiénes?

Eduardo Almaguer. Pues la dirigencia estatal en su momento. Se las entregué firmada con fecha, hay que recordar que el miércoles 5 de julio se declaraba el ganador en el Instituto Electoral, entonces la renuncia tenía fecha del 6 de julio del 2009.

CP. ¿No se hizo efectiva?

Eduardo Almaguer. Pues se quedaron con ganas de hacerlo. Lo que decía era que si se perdía Guadalajara que se hiciera efectiva.

CP. Almaguer te caracterizaste siempre por ser la piedrita en el zapato de muchos priístas, incluso de panistas durante la contienda, esa fue tu visión de dirigente aguerrido de levantar quejas, presentar denuncias, luchar contra la dirigencia estatal y nacional para que se respetaran los acuerdos y a la militancia tapatía.

Eduardo Almaguer. Te voy a decir algo que no lo había comentado, que es algo anecdótico, primero mi idea no es ser la piedra en el zapato de nadie, simplemente tengo una convicción y trato de ser muy franco y eso ocasiona reacciones políticas, seguramente a quienes tenían negocios y complicidades con los gobiernos municipales y estatales de Acción Nacional, eso no les gustaba.

Eso lo conocí muy claro, cuando enfrenté o tuve una diferencia personal y física con Francisco Ramírez Acuña –a quien acusó de desviar recursos públicos con fines electorales al mantener una escolta pagada con dinero del erario denuncia en la PGR 3423/2009– en ese tiempo ex Secretario de Gobernación con todo el poder del Estado. Esperaba tener el mayor respaldo de los priístas, electoralmente sí lo tuve, porque lo manejaron en la Cámara de Diputados y les rindió electoralmente.

Pero en el ámbito local de decir “tienes todo nuestro apoyo”, “sigue adelante”, que te hablara tu dirigente nacional, que el delegado te acompañara, que estuviéramos todos unidos porque había sido agredido y amenazado en su integridad física el dirigente… lo que me dijeron fue “ten cuidado”, “bájale un poco a la polémica”, “al enfrentamiento”, “al debate, para que se calmen las cosas” y mi respuesta fue que si hacía eso ponía más en riesgo mi integridad y la única forma de estar a salvo era estar cerca de los medios de comunicación y eso me ayudó a contrarrestar el poder económico y político que representaba en Acción Nacional y que yo estaba solo.

CP. ¿Te sentiste en ese momento solo, te sigues sintiendo solo?

Eduardo Almaguer. No puedo sentirme solo por el partido, porque el partido no lo forman las dirigencias, sino la militancia.

CP. ¿En este momento te sigues sintiendo solo?

Eduardo Almaguer.- En este momento tengo una relación de respeto con el dirigente estatal, platico mucho con él, le tengo afecto personal porque ha sido atento en el trato personal y vamos caminando. No me siento solo, en política nunca queda uno bien con todos, es evidente, es una lucha por el poder pero lo importante es quedar bien con tus convicciones y que tu trabajo lo veas reflejado en la gente.

CP. ¿No te ha desilusionado el partido?

Eduardo Almaguer. Hay cosas que no te gustan cuando militas en un partido político, cuando ves algunos actores que traicionan los principios; me duele mucho cuando observo soberbia en quienes ejercen el poder, porque finalmente uno ejerce espacios de representación que la gente te confía, no estás haciendo un favor a la gente.

CP. Tu relación con Acción Nacional cómo está, porque en campaña interpusiste quejas ante el Instituto Electoral por la pinta de bardas, reparto de cubrebocas, pintura, por desviar recursos con escoltas, por la participación de la Policía, por las narcomantas, etcétera. Esto es, Eduardo Almaguer fue el defensor a ultranza del candidato o porque es un priísta con la camiseta muy puesta.

Eduardo Almaguer. Primero, era el papel que debía de jugar, se requería de un dirigente combativo, comprometido con la causa y la causa era recuperar Guadalajara, por supuesto hubo un momento en la campaña platicando con el actual presidente municipal, Aristóteles Sandoval, me decía que sentía en ese momento lo que yo había sentido durante todo el ejercicio, que parecía que Guadalajara estaba sola y me dijo que él requería del mayor respaldo, porque prácticamente éramos nosotros contra todo los demás.

Y a pesar de las confrontaciones con Acción Nacional, en Guadalajara hemos tenido la capacidad de poder dialogar sobre los temas importantes.

CP. En un balance de tu gestión, ¿qué fue lo que te quedó por hacer?

Eduardo Almaguer. Cumplimos al 90 por ciento de las metas que nos trazamos, buscamos mantener la unidad y tranquilidad en el partido que no es cosa fácil. Me queda de deuda no lograr una mentalidad triunfadora al 100 por ciento, que el próximo dirigente del Comité Municipal mantenga siempre una relación de alianza, de trabajo con el Gobierno municipal en turno, pero nunca de sumisión, eso le hace mucho daño al PRI; debe tener una gran inteligencia, militancia porque viene una elección muy complicada para mantener Guadalajara y recuperar la gubernatura y la presidencia del país.

CP. ¿Cómo será el proceso de la renovación del Comité Directivo Municipal del PRI Guadalajara?

Eduardo Almaguer. Seguramente por Consejo Político Municipal y vamos a buscar los consensos para la unidad, sin imposiciones ni autoritarismo. Mi elección fue en junio 20 y será en esas fechas, el estatal –Comité Directivo Estatal– lanzará una convocatoria de acuerdo a los requisitos se registrarán los aspirantes y yo seré un facilitador de los procesos; no tengo candidata, no tengo candidato, no voy a caer en esa tentación, no tengo herencias políticas, lo que sí voy a hacer es evitar que expresiones alternas busquen incorporar al partido, externas e internas.

CP. Por ejemplo…

Eduardo Almaguer. Cuando aparezcan, en su momento las daré a conocer, ahorita sólo se asoman, las dejaré que se asomen un poco más para darles un guamazo, si lo digo antes no sólo no los espanto, sino que los hago que se preparen y lo hagan de manera simulada.

CP. ¿Se han acercado algunos interesados en la contienda?

Eduardo Almaguer. Nadie se ha acercado a plantearlo de manera abierta su interés, de manera formal, sé que tienen interés, pero me parece muy prematuro siquiera decir sus nombres.

Algo que hemos logrado por la transparencia, que hoy todos los diputados federales, locales y regidores tienen un listado del Consejo Político municipal, firmado y avalado, conocen a sus integrantes y eso nos da certeza.

CP. Hay quejas en el sentido que algunos de esos actores no lo tienen y se han hecho cambios irregulares…

Eduardo Almaguer. Te puedo decir formalmente que todos lo tienen, que está publicado y que no voy a aceptar señalamientos y no voy a ser rehén de nadie, ni chantajes o señalamientos donde estén mintiendo, porque en una reunión delante del presidente estatal, Rafael González Pimienta, a todos se les entregó firmado y se les precisó con el expediente.

LOS ASPIRANTES A SUCEDERLO

El Consejo Político tapatío se compone de 300 miembros en total y se conforma con los ex presidentes municipales y del Comité municipal; además de los diputados locales y federales por el municipio y los actuales regidores.

Se acreditan también de los sectores y organizaciones como la CNOP, CTM, CROC, CROM, MT, FJR, OMPRI, Icadep, entre otros, se suman priistas distinguidos que radiquen en la capital y los integrantes del CDM.

En ellos recaerá la responsabilidad de elegir al nuevo presidente que suplirá a Eduardo Almaguer.

Pese a que no es oficial el arranque del proceso de la renovación del CDM de Guadalajara, el interés de algunos militantes priístas que buscan apuntarse para la silla de la presidencia es notoria y obvia y sobre todo los grupos y corrientes al interior del partido que apoyan a sus mejores piezas en una negociación que apenas empieza.

De acuerdo al interés de algunos que se mencionan aquí el listado.

Pedro de Alba Letipichia

Secretario de Justicia Municipal en el Ayuntamiento de Guadalajara

Apoyado por el secretario General, Roberto López Lara

Juan José Razo Vizcarra

Jefe de la Unidad Departamental de Administración y Evaluación Salarial en el Ayuntamiento de Guadalajara

Secretario de Organización del CDM

Lo respalda el diputado federal, Jorge Arana

Verónica Flores Pérez

Ex directora del DIF Guadalajara

Se relaciona cercana a Eduardo Almaguer, dirigente del CDM

Guadalupe Ledezma

Ex director de Administración en el Congreso del Estado

Ex director de Comunicación Social del Comité Directivo Estatal

Ex director de Fomento Deportivo del Ayuntamiento de Guadalajara

Tiene el apoyo del ex alcalde, Gabriel Covarrubias Ibarra y el senador, Ramiro Hernández García.

Luis Cisneros Quirarte

Director de Bienestar Comunitario en el Ayuntamiento de Guadalajara

Secretario General Adjunto del CDM

Es promovido por el alcalde, Aristóteles Sandoval

Sergio Abel Padilla Hernández