Portal informativo de análisis político y social

RICARDO PLASCENCIA LA JUSTICIA EN TLAJOMULCO

RICARDO PLASCENCIA LA JUSTICIA EN TLAJOMULCO

Nov 6, 2011

Con el ejercicio del derecho el abogado Ricardo Plascencia Mariscal ayuda a cientos de familias de Tlajomulco que ante la crisis económica, viven la angustia de que les embarguen lo poquito que tienen y se queden totalmente desamparados, constituyendo un problema social creciente que debe ser atendido con políticas públicas y programas sociales.

En Tlajomulco existen problemas sociales delicados que deben ser atendidos con carácter urgente derivados de un crecimiento sin planeación del municipio que toleraron gobiernos municipales corruptos que allí se asentaron, cuyas consecuencias se sufre en materia laboral, educativa, de salud y seguridad.

Como miles de familias asentadas en Tlajomulco, Ricardo Plascencia hace cerca de tres lustros se asentó con su familia en este municipio metropolitano y ha sido testigo de ese crecimiento anárquico que afecta drásticamente la calidad de vida de una buena parte de su comunidad.

A sus 46 años, casado y con cuatro hijos en edad escolar, el abogado egresado de la Universidad de Guadalajara, enfrenta, como la mayor parte de los pobladores de Tlajomulco, las consecuencias de gobiernos erráticos e ineficientes, como los califica.

“La política siempre me ha gustado, desde que era estudiante de secundaria donde me tocó presidir la sociedad de alumnos. Después en la época juvenil me tocó participar en el PRI, apoyando a candidatos, pintando bardas, repartiendo propaganda y haciendo proselitismo”, platica el entrevistado a Conciencia Pública.

Las injusticias, agrega, siempre le han preocupado. Ricardo lo vivió en el seno familiar a temprana edad, ya que a los cinco años queda huérfano cuando fallece su padre, quien era empresario camionero. “Soy el penúltimo de ocho hermanos. Doña Gloria, mi madre, le batalló para sacarnos adelante. Ella no conocía de cómo manejar una empresa y al poco tiempo las deudas con los intereses le comen los camiones (…) Allí conocí la cara de las injusticias, lo que me motivó a estudiar derecho para enfrentar esos abusos que se cometen contra gente indefensa que desconoce de leyes y que no tiene para pagar a un abogado”, confiesa.

Doña Gloria –su señora madre, fa llecida hace cuatro años– es el ejemplo del valor y el rol tan importante que le toca jugar a la madre en la familia. “Ella nunca se volvió a casar. Se dedicó en cuerpo y alma a sacar adelante a todos nosotros. Los hijos asumimos responsabilidades y todos nos dedicamos a apoyarla, trabajando y estudiando. Todos logramos salir adelante. Mis hermanas como maestras normalistas, otros en administración pública y dos abogados”.

Dice que eso lo marcó positivamente para enfrentar retos y superarlos. “Es el valor de la familia, el amor de una madre y la fuerza de la solidaridad, lo que nos hizo que saliéramos adelante”, asienta quien es también presidente del Colegio de Abogados de Jalisco, CorpoJal.

 

SER LA AUTORIDAD

En el PRI se inició desde 1985, participando en diversos programas sociales y gran parte de su labor la ha realizado en los últimos 15 años en Tlajomulco lo que le ha permitido conocer el municipio y su problemática a fondo. “Me gustaría tener la máxima responsabilidad de estar al frente del Gobierno de Tlajomulco y de encabezar los esfuerzos ciudadanos para reorientar el crecimiento anárquico que aquí se vive y se sufre, por eso lucho dentro de mi partido el PRI para convertirme en opción en este proceso electoral que ha iniciado”, precisa este profesional del derecho.


POLÍTICA SOCIAL EN TLAJOMULCO

Ricardo Plascencia Mariscal a lo largo de la entrevista expone que Tlajomulco requiere cirugía mayor como municipio al ser ejemplo en Jalisco de lo que no debe ser el desarrollismo de construir fraccionamientos sin ton ni son y cuyo costo lo paga la población al paso de los años, como hoy sucede.

“El problema de Tlajomulco lo sufrimos en mayor magnitud gente que no nacimos en el municipio, que nos avecindamos adquiriendo propiedades con un gran esfuerzo, pero sin que los gobiernos cuidaran que se tuvieran también los servicios y la infraestructura que redunde en calidad de vida.

“En la zona Valle, en Santa Fe, en Valle Dorado se autorizan fraccionamientos, pero se les olvidó el transporte público (hay moto taxis), construir escuelas, guarderías, centros de salud, y decenas de miles de familia pagan las consecuencias”.

“Son cientos o miles las casas abandonadas en el municipio. Las familias las dejan, porque no las pueden pagar y se las embargan, o porque no tienen oportunidad de que sus hijos estudien, ya sea por carencia de escuelas o porque éstas de plano se encuentran muy alejadas.

“El otro problema es que los centros laborales se encuentran lejos de Tlajomulco. El transporte no está al acceso de estos trabajadores o empleadas. Para trasladarse a esos centros de trabajo pierden entre dos y tres horas. O sea, pierden tiempo, además del gasto que significa”, ilustra.

 

GUARDERÍAS Y CASAS DE SALUD

En materia de política social plantea que hay mucho por hacer. “Se tienen que construir un buen número de guarderías para los niños, ya que aquí también hay muchas familias cuya cabeza es la mujer que la tiene que hacer de padre y de madre, y el Estado le tiene que ayudar para sacar adelante a sus hijos”, considera Plascencia Mariscal.

Otro planteamiento que presenta es en materia de salud: “Hacen falta centros de salud. Ese crecimiento explosivo no consideró el tema de salud. Es increíble que ante miles de familias que se establecieron en nuevos fraccionamientos este rubro se olvidara por lo que propongo que se firme en comodato con el Infonavit y se destinen algunas viviendas en fraccionamientos que están abandonadas y se habiliten como casas de salud de primer contacto”.

Aquí se buscaría la participación de universidades públicas para que sus egresados realicen su servicio social en las áreas médico-biológicas, además que el ayuntamiento participaría con la aportación de recursos mínimos y medicamentos básicos para que estas casas de salud de primer contacto puedan funcionar. El otro rezago preocupante que vive Tlajomulco es la falta de escuelas, ya que las que existen son insuficientes y no es proporcional a la demanda de alumnos provocados por tantos fraccionamientos.

Esta es la visión de un abogado, padre de familia y luchador social que se esfuerza por cambiar la fisonomía de Tlajomulco y que busca ser candidato del PRI a la Presidencia Municipal. Tiene un gran reto en su vida, señala, pero de no lograr este objetivo, dice que continuará luchando aportando su granito de arena a la solución de tantos problemas y que requieren la participación ciudadana que es pieza fundamental.