Portal informativo de análisis político y social

Ante irrupción de Arturo Zamora, Carlos Lomelí y Enrique Michel, Enrique Alfaro tiene un antes y un después

Ante irrupción de Arturo Zamora, Carlos Lomelí y Enrique Michel, Enrique Alfaro tiene un antes y un después

Abr 7, 2017

Por Belisario Bourjac //

Los escenarios políticos de Jalisco empiezan a tomar color, en tanto los actores públicos irrumpen al dar inicio la efervescencia entre los partidos y grupos que participarán en la carrera del 2018 hacia la meta final que es la gubernatura de Jalisco.

A diferencia de la elección del 2012 donde la disputa se polarizó entre dos actores, esto es, Aristóteles Sandoval y Enrique Alfaro, abanderados del PRI y de MC, y de la 2015 en la que de nuevo la competencia se dio entre estas dos fuerzas políticas, la del 2018 será totalmente distinta, cuando la carrera podría estar muy competida con la participación de cuatro actores estelares o que podrían ser hasta de cinco.

ALFARO: UN ANTES Y UN DESPUÉS

Hasta el mes de marzo Alfaro iba solo y no tenía contrincantes enfrente. Las encuestas lo han ubicado a la cabeza de las preferencias, pero esto podría empezar a cambiar en las próximas semanas.

El alcalde de Guadalajara tiene un antes y un después. No es lo mismo Alfaro sin contrincantes que Alfaro con un Arturo Zamora por el PRI y un Carlos Lomelí o Enrique Michel por Morena, un Manuel Herrera Vega o un José Medina Mora por el PAN.

La salida de Carlos Lomelí de Movimiento Ciudadano le abre un hueco a Alfaro en Zapopan, además que empieza a crecer la ola de Morena en Jalisco y por primera vez en su historia la izquierda en Jalisco tiene a dos empresarios de gran peso: Carlos Lomelí y Enrique Michel, además de Salvador Cosío que ha expresado que quiere ser gobernador de Jalisco.

En diversos municipios de Jalisco, Morena disputará los primeros lugares a los partidos tradicionales, incluyendo a Movimiento Ciudadano. Hay municipios que, sin tener estructura ni candidatos, el Partido Morena aparece ya arriba de un dígito.

ZAMORA, SE ACERCA

Todo parece indicar que el senador Arturo Zamora ha decidido entrarle a la carrera, después de haber dado muestras de no tener interés en volver a ser candidato a la gubernatura, la llegada a la secretaría general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), que representa formar parte del grupo del poder gobernante, despertó el interés del abogado por la gubernatura.

En el caso de Morena, el partido de López Obrador, con la expectativa generada del tabasqueño que aparece a la cabeza de las encuestas rumbo a la Presidencia de México en el 2018, ha venido a convertir en muy atractivo a este nuevo partido y le permite ir sumando liderazgos diariamente de todo tipo, convirtiéndose en el partido de mayor crecimiento en el país.

El fenómeno del Estado de México es Delfina Gómez, que hasta hace un mes era una desconocida en el país, hoy viene a disputar al tú por tú el primer lugar a los candidatos del PRI y del PAN, Alfredo del Mazo y Josefina Vázquez Mota, y el perfil presidencial del PAN pudiera repetirse en Jalisco.

EL PAN EN LA LONA, PERO…

El que no se halla es el PAN, que sigue sin recuperarse del golpazo del 2012 y del tsunami en que se convirtió el gobernador Emilio González Márquez al dejarlo en la lona con su desastrosa administración salpicada por la corrupción, la irresponsabilidad y la traición. Sin embargo, la expectativa de que el PAN pueda ganar la Presidencia de la República, bien podría traducirse cambiar la actitud de parte del electorado jalisciense hacia su posicionamiento, y en la polarización de escenarios por el crecimiento de Morena y López Obrador, traducirse en una votación mayor a la que recibiría en condiciones normales cuando el partido blanquiazul no logra recuperarse del daño sufrido por la imagen negativa que heredó González Márquez.

El PAN dentro de sus filas no tiene candidato a la vista. A ese grado ha llegado el desgaste sufrido, y centra su atención en un candidato externo, después de desechar la posibilidad de armar una alianza con Alfaro y Movimiento Ciudadano desde México, lo cual todo parece indicar que se ha desechado, considerando lo expresado por el presidente estatal de Acción Nacional en Jalisco, Miguel Ángel Martínez Espinoza: «No vamos con los impostores, con los que engañan manifestando lo que no son o nunca han sido, con los que se asumieron ciudadanos, sin creer realmente en la ciudadanía, que fueron ciudadanos cuando estaban en la oposición y se convirtieron en autoritarios hoy que ejercen el gobierno».

EL PAN BUSCA CANDIDATO

¿Quién por el PAN? Difícilmente Acción Nacional encontrará un candidato fuerte dentro de sus filas y en esa tesitura mira hacia afuera, busca un liderazgo en Jalisco, los que no abundan. Hay dos personajes que se han ganado el reconocimiento de tirios y troyanos por su participación en las filas de los organismos cupulares: Manuel Herrera, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (acaba de ser reelecto para el periodo 2017-2018), y José Medina Mora, quien hace dos semanas concluyó su gestión de presidente de la Coparmex Jalisco.

Los dos líderes tienen su atractivo, pero José Medina Mora tiene un perfil más cercano al panismo, que hoy se proyecta en Jalisco desdibujado, desarticulado, con la brújula perdida, alejado de los principios ideológicos que le dieron sustento en el pasado, pero que extraviaron como gobierno al ser devorados por el poder. La agenda del PAN que le permitió construir alianzas con los grupos conservadores, simplemente no se ve.

Hay quienes ven a Medina Mora corriendo por la vía de los independientes, y de decidir participar, sería la quinta opción que estaría en la pista, teniendo el apoyo de los organismos empresariales, atractivo para un sector de la sociedad que está muy insatisfecha de los partidos políticos.

Medina Mora tiene un discurso crítico anticorrupción y que sería una opción frente a las partidocracias que nos gobiernan.

A poco más de un año de las elecciones del 2018 así se están configurando los escenarios en Jalisco, una elección que tendrá cuando menos cuatro fuerzas políticas, evitando la polarización del escenario entre dos fuerzas, como ha sucedido en los últimos comicios, primero entre PAN y PRI y después entre PRI y MC.


OPINIÓN INVITADA: NADA CLARO

Por Leopoldo Leal

No existe nada claro en el panorama electoral en Jalisco rumbo a la gubernatura para el 2018, si bien es cierto Enrique Alfaro tiene una considerable ventaja sobre los demás partidos, los acontecimientos que se han venido dando en el ámbito político local han puesto a reflexionar a más de uno.

La salida de Carlos Lomelí del Partido Movimiento Ciudadano abre un hueco que será difícil de llenar, no hay que olvidar que el hoy diputado federal obtuvo más de 50 mil votos en un distrito complicado, además de que tiene estructura y trabajo en todo el municipio de Zapopan, sumado a lo anterior el doctor Lomelí ha sido dos veces candidato al Senado de la República por lo que tiene sus células sembradas también en todo Jalisco, por lo que los votos con lo que apoyó el empresario farmacéutico al proyecto alfarista estarán ahora en otro lado.

Así como también no se debe olvidar que en la elección del año 2012, Andrés Manuel López Obrador obtuvo cerca de 700 mil votos, mismos que se sumaron a Enrique Alfaro entonces candidato a gobernador donde obtuvo en total 1 millón 200 mil votos, por lo que el verdadero capital de Alfaro fue de 500 mil votos aproximadamente, entonces en el escenario actual donde AMLO, por medio de Morena, tendrá su propio candidato a gobernador del Estado de Jalisco y que no será Enrique Alfaro, provoca una considerable disminución en el número de votos a favor de Alfaro.

Habrá pues que esperar a que todos los partidos empiecen a destapar a sus posibles candidatos para poder observar lo anteriormente comentado donde desde mi punto de vista el panorama electoral del 2018 se definirá en tercios entre PMC, PRI y Morena que podría dar una sorpresa obteniendo algunos espacios importantes o hasta la misma gubernatura.


 

SON DE DIVERSOS PARTIDOS Y PROVIENEN DE TODO EL ESTADO

Después de la salida que sufriera Movimiento Ciudadano del diputado local Hugo Rodríguez, del diputado federal Carlos Lomelí Bolaños, así como los regidores José Hiram Torres y Ana Lidia Sandoval, este reaccionó y dio a conocer el que a sus colores se unirán un presidente municipal, tres síndicos, 25 regidores y 25 líderes regionales, todos ellos originarios de 22 entidades del estado.

«Frente a los malos gobiernos, necesitamos unirnos y trabajar en la misma ruta. Quienes estamos aquí, sabemos que nuestra actitud debe ser recta y ética, quienes se incorporan deberán ejercer estos principios y contribuir en la construcción de una mejor comunidad», expresó Guillermo Medrano, coordinador estatal de Movimiento Ciudadano Jalisco.

En rueda de prensa que se desarrolló en la Casa Ciudadana, se presentó a los 54 ciudadanos libres que renunciaron al PRI, PAN, PVEM, PRD, Morena, Humanista y Encuentro Social para incorporarse al Movimiento Naranja.

«Hoy se suman presidentes municipales, síndicos, regidores y líderes políticos que están inconformes con la manera en que esos gobiernos han actuado y ejercido el poder. Son ellos quienes se suman a esta ruta para contribuir en el cambio social», explicó Medrano.

Entre quienes se integran al instituto político, está el presidente municipal de El Limón, Jalisco, Roberto Durán Michel; así como regidores y síndicos de Tonalá, Zapotlán El Grande, Tapalpa, Arandas, La Manzanilla de la Paz, Tala, Amatitán, Tecalitlán y San Miguel El Alto, entre otros.

HABRÍA 6 ALCALDES MÁS

«En el PRI y en el PAN había resistencia a recibir las renuncias, por eso se tramitó a través de abogados porque en algún partido llegaron al extremo de exigir que pagaran cuotas y otras cuestiones de esa naturaleza», dijo Enrique Ibarra, presidente del consejo ciudadano de Movimiento Ciudadano Jalisco.

Ibarra destacó que seis presidentes municipales del PRI están por sumarse al proyecto, pero por amenazas sobre la entrega de recursos públicos, se detuvo el trámite correspondiente.

«Movimiento Ciudadano es un proyecto de puertas abiertas y así lo acredita la gente que hoy se suma a este proyecto, cuando decimos “puertas abiertas” nos referimos a que los ciudadanos tienen oportunidades para entrar o salir», dijo Clemente Castañeda, líder de los diputados ciudadanos en San Lázaro.

Enrique Ibarra precisó que en el Movimiento Naranja no hay ni una candidatura comprometida para el 2018, serán los ciudadanos quienes decidirán quién los representará en las boletas.

En la rueda de prensa estuvo presente Ismael del Toro, coordinador de la bancada ciudadana en el Congreso de Jalisco, y el presidente municipal de Zapotlanejo, Héctor Álvarez.