Portal informativo de análisis político y social

TANTAS VECES ANUNCIADO, SE CONSUMA EL RELEVO EN EL PRI

TANTAS VECES ANUNCIADO, SE CONSUMA EL RELEVO EN EL PRI

May 5, 2012

A Rafael González Pimienta se le identifica como el responsable de los gestos de desunión que vivió su partido al momento de designar las candidaturas a los puestos de elección popular, lo mismo en el interior de Jalisco como en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en donde destacaron los casos de Zapopan y Guadalajara.

 

Amplias expectativas de triunfo para la elección del primero de julio, la certeza de que pase lo que pase él será diputado local por los siguientes tres años y un partido unido en su contra, deja tras de sí Rafael González Pimienta al renunciar a la dirigencia estatal del PRI. González Pimienta abandona la presidencia tricolor, luego de múltiples cuestionamientos, ya que nadie olvida como estando en el mismo cargo encabezó la debacle de su partido en 1995 cuando se perdió por vez primera la elección del Gobierno del Estado y él se refugió con sus amigos del grupo Atlacomulco, en el Estado de México y no se quedó en Jalisco para pagar las consecuencias de la derrota, que por cierto se ha extendido por tres sexenios.

 

El vetusto líder del PRI en Jalisco llegó de manera emergente al cargo, tras la salida por la puerta trasera de Javier Guízar, y su periodo vencía el 31de diciembre, sin embargo aprovechó su cercanía con los líderes del PRI a nivel nacional para extender su gestión por más de cuatro meses, tiempo en el que se decidieron las candidaturas a los puestos de elección popular que estarán en disputa el próximo primero de julio, es decir la candidatura al gobierno del Estado, a diputado local por los 20 distritos y a las 125 alcaldías.

 

Pero Rafael González Pimienta no se fue con las manos vacías, antes se despachó con la cuchara grande poniendo su nombre en primer lugar de la lista de candidatos plurinominales al Congreso del Estado, colocó a uno de sus hijos como candidato a diputado federal por el distrito V y colocó a otro de sus hijos, que hoy gobierna Puerto Vallarta, lo designó como el responsable de las finanzas del candidato a gobernador, Jorge Aristóteles Sandoval.

 

A Rafael González Pimienta se le identifica como el responsable de los gestos de desunión que vivió su partido al momento de designar las candidaturas a los puestos de elección popular, lo mismo en el interior de Jalisco como en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en donde destacaron los casos de Zapopan y Guadalajara.

 

Sin embargo, el último escándalo en el que vio envuelto el presidente saliente del PRI, fue el registro defectuoso de ocho planillas para la elección de munícipe, en donde destacaron los casos de Zapopan y Tonalá, en donde se llegó al extremo, en el caso de los zapopanos de denunciar a su propio partido ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial, por violación a los derechos políticos de los ciudadanos, para conseguir el registro de la candidatura ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana.

 

Dos voces críticas que se dejaron escuchar en contra de la gestión de González Pimienta, fue la del diputado federal Salvador Caro Cabrera (que terminó renunciando al tricolor) y la del alcalde de Zapopan, Héctor Vielma Ordóñez, quienes aseguraron que su presidente los llevaba directo a la derrota, incluso lo acusaron de haber pactado con el Partido Acción Nacional, la derrota del PRI en Jalisco.

 

Y nadie salió a desmentirlos, ya que la historia habla de una entrega sumisa de Jalisco al PAN en el año de 1995 cuando Eugenio Ruiz Orozco perdió la gubernatura a manos de Alberto Cárdenas Jiménez. Rafael González Pimienta deja el Comité Directivo Estatal del PRI tras presidirlo por un periodo de casi tres años y atribuyó su retiro del cargo al desgaste físico y mental que resintió durante su gestión.

 

En el acto del relevo explicó: “Dejo un partido unido, un partido trabajando, con un candidato a gobernador y candidatos a la alza, que tienen de 10 a 20 puntos en las mediciones en los municipios importantes”. En rueda de prensa acompañado de Almaguer, el delegado del CEN Alejandro Ozuna; el secretario Regional José Reyes Baeza, miembros del partido, González Pimienta negó que el cambio en la dirigencia priista repercuta en las labores proselitistas de los candidatos tricolores rumbo a la elección del 1 de julio.

 

Además, indicó que se tomará una semana a partir del viernes 4 de mayo para dedicarse a su salud, aunque descartó que éste haya sido el móvil de su salida. En cuanto a su rumbo, dijo que seguirá haciendo política en su partido sin importar el cargo. “Una vez que yo regrese habré de ver con la dirigencia del partido y con el candidato al gobierno del Estado en qué les puedo seguir colaborando, y seguramente en el puesto más modesto en el que yo pueda contribuir lo haré y lo haré con gusto”, insistió.

 

FUERZA LEGAL CONTRA GUERRA SUCIA

Al relevo llega Eduardo Almaguer, un personaje que en todo momento criticó la extensión que se le dio en el cargo al político oriundo de Puerto Vallarta, que debió haberse ido desde el 31 de diciembre del 2011, ya que hasta esa fecha vencía su nombramiento. Eduardo Almaguer, asume el cargo como dirigente del PRI en Jalisco y de inmediato lanza la advertencia de que no permitirá guerra sucia en la contienda electoral.

 

“Haré uso de toda la fuerza legal, toda la fuerza política para evitar la guerra sucia en la elección de Estado que pretende llevar el gobierno estatal y Federal”, agregó el nuevo dirigente. Por tanto como una de sus primeras acciones interpondrá una queja ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) y una denuncia penal en contra de Fernando Guzmán, aspirante panista a la gubernatura, por utilizar información que calificó de reservada contra Aristóteles Sandoval durante el debate entre candidatos el pasado martes.

 

“El candidato del PAN utiliza la información de manera dolosa para tratar de generar un beneficio electoral, habrá que precisar que entonces todos los jaliscienses, si en alguna ocasión tuvieron un problema hasta de tránsito, corren el riesgo de ser denostados públicamente por algunas situaciones que ocurrieron hasta cerca de 40 años, está penado por la ley”, consignó.

 

Y es que Almaguer acusa al candidato panista de haberse valido de instituciones públicas para obtener irregularmente la “información confidencial” sobre los antecedentes de funcionarios, e instó al Instituto de Transparencia e Información Pública de Jalisco (ITEI) a proceder en contra del albiazul si es que se transgredió lo establecido por la nueva ley de información.

 

“Quiero hacer el primero y único llamado al gobierno del Estado y al Partido Acción Nacional de que no utilicen las instituciones del Estado para tratar de desviar la voluntad popular de los jaliscienses”, enfatizó Almaguer, quien aprovechó para criticar el formato de los debates entre contendientes con miras al Ejecutivo estatal, lamentando la poca posibilidad que tienen den enfrentarse y responder en réplicas y contrarréplicas. Esto en referencia a los señalamientos de Guzmán hacia funcionarios públicos en la administración de Sandoval Díaz como alcalde de Guadalajara, acusándolos de ejercer un cargo público a pesar de que supuestamente cuentan con antecedentes penales.

 

Aristóteles se alegra por la llegada de Almaguer

Tras afirmar que el saldo que deja González Pimienta es positivo por lograr la conciliación del priísmo previo a la contienda electoral, el candidato del PRI a la gubernatura de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval celebró la llegada de Eduardo Almaguer a la dirigencia estatal. “Llega fuerte, consolidado, con todo el respaldo. La dirigencia va a trabajar muy duro en la estructura, muy de cerca con la gente para preparar la elección del primero de julio”, apuntó.