Portal informativo de análisis político y social

TRINO PADILLA: CALDERÓN PRIVILEGIA LUCHA ANTICRIMEN SOBRE EDUCACIÓN

TRINO PADILLA: CALDERÓN PRIVILEGIA LUCHA ANTICRIMEN SOBRE EDUCACIÓN

Ago 20, 2011

La lucha contra la criminalidad que ha emprendido el Gobierno del Presidente Felipe Calderón durante el sexenio no le ha permitido a la administración canalizar mayores recursos a la educación superior, ni a la investigación científica y tecnológica, lo que le pone un freno al desarrollo y crecimiento del país, toda vez que estos son sectores estratégicos para enfrentar y derrotar la pobreza y la desigualdad.

Así lo precisa el presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, el jalisciense José Trinidad Padilla López, ex rector de la Universidad de Guadalajara, la segunda casa de estudios de educación superior de México, quien lamenta que países de América Latina que están repuntando, han privilegiado la investigación científica y tecnológica, como se refleja en el presupuesto que destinan del 1.5 por ciento para estos campos que incentivan el desarrollo de una nación.

“El Gobierno Federal no ha incrementado el apoyo a la educación superior durante el presente sexenio, ni se ha incrementado de manera sustantiva la inversión en ciencia y tecnología, seguimos estando por debajo de lo que la ley marca el equivalente al 1 por ciento del PIB y estamos menos del medio punto porcentual, esto es .4”, expresa el diputado federal priísta.

Con visión crítica el presidente de la Comisión de Educación de la Cámara Baja, plantea que para el gobierno del Presidente Felipe Calderón “lo urgente se ha convertido en lo más importante”. Y lo urgente es el combate al crimen organizado, que ha privilegiado sobre la educación, como lo muestra el incremento que han registrado en sus presupuestos la Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de la Marina, la Secretaría de la Defensa Nacional, pero que es contrastante porque no ha invertido en el sistema de justicia que permitiría cerrar con broche de oro entre el sistema de persecución del delito y el sistema de procesos de esos delitos.

Acepta que el Gobierno Federal durante el sexenio ha estado invirtiendo en el segmento de la educación tecnológica, en universidades tecnológicas en algunos Estados, pero que son universidades pequeñas que no pintan en el universo de la educación superior de México a las que no se les ha incrementado el presupuesto.

“Tenemos una tasa de cobertura ineficiente; la meta era para el 2007 tener el 30 por ciento de tasa de cobertura de la franja de ciudadanos en posibilidad de recibir educación superior, y apenas a finales de este año o hasta el 2012 se alcanzará la meta”, establece el ex rector de la Universidad de Guadalajara.

Recuerda que en el 2009, el Gobierno Federal  pretendió recortar al sistema educativo nacional caso seis puntos porcentuales equivalentes a 14 mil millones de pesos, pero los diputados no se lo permitieron y corrigieron el déficit. “Entiendo que el 2009 fue un año muy difícil, fue el año de la epidemia de la influenza, la crisis norteamericana, se tuvo que recortar 58 mil millones de pesos en el mes de agosto del presupuesto anual, pero en este mismo periodo se dieron aumentos cuantiosos a la Marina y a la Secretaría de Seguridad”.

En el presupuesto de este año 2011 la propuesta presidencial contemplaba un recorte al gasto educativo del 1 por ciento inferior al anterior, y sólo había dos entidades federales en educación que sí venían con un incremento razonable, la UNAM y el Colegio de México, pero el presupuesto para todas las universidades del país venían sin incremento.

“Corregimos este punto y pudimos salir adelante  con el presupuesto del 2011. No sabemos cómo vendrá el presupuesto que se presentará en septiembre, espero que no venga con reducciones, nosotros vamos a pugnar porque haya un incremento sustantivo al rubro educativo”, asume el presidente de la Comisión de Educación de la Cámara Baja en entrevista con Conciencia Pública.

TRANSPARENCIA AL SISTEMA EDUCATIVO

Sobre las reformas más significativas que han pasado o surgido por o desde la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, el ex rector de la Universidad de Guadalajara destaca el mega dictamen que se proceso en la Cámara de Senadores y que fue llevado a la Cámara Baja.

“Nosotros le hicimos a este mega dictamen algunas modificaciones y que se traducen en reformas que van a ser importantes para fortalecer el tema de la transparencia y rendición de cuentas en el tema educativo”, señala.

Trinidad Padilla López indica que es notorio en esa reforma “la obligatoriedad de los concursos por oposición para la obtención de plazas en el sistema educativo y que se convierte en mandato del Gobierno Federal para hacer un padrón único del profesorado en el país”.

Recordó los cuestionamientos que se venían haciendo por la falta de certeza ante la falta de un padrón único que permita el cruce de datos sobre los profesores con que cuenta el sistema educativo nacional, sobre todo en educación básica y que es una respuesta a las observaciones que hizo la Auditoría Superior de la Federación donde se anotaron inconsistencias de personal completamente diferente pero que tenían el mismo RFC, CURP y nombre pero que tenían plazas en Estados tan alejados unos de otros como Sinaloa y Oaxaca.

Existen más de millón y medio de maestros en el país, pero lo importante es saber dónde están y a qué escuelas están adscritos, si esas escuelas existen, por qué fueron uno de los elementos que surgieron en el muestreo que se realizó, reveló el entrevistado.

El resultado es que se descubrió que hay escuelas que existen en el papel, pero que físicamente no existen. “Nadie sabe dónde están y muy probablemente no existan”, señala Trino Padilla. Revela que ese es uno de los puntos que no se ha podido hacer al 100 por ciento, toda vez que las autoridades federales argumentan que las autoridades locales no les pasan la información completa, toda vez que el sistema de educación básica y media fue descentralizado a partir de la década de los noventa.


BACHILLERATO UNIVERSAL

Entre las iniciativas aprobadas e impulsadas por la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, es significativo el establecer a nivel constitucional “la obligatoriedad de la educación media superior en el país para todos aquellos jóvenes en edad de estudiar”. La fase inicial de esta iniciativa ya aprobada es que el Gobierno Federal tome las medidas para que haya espacios en ese segmento educativo y que beneficie a los miles de jóvenes que buscan ingreso al sistema educativo medio superior.

“Se dispuso de una cantidad inicial de mil millones de pesos que tendrá que ser ratificada en el presupuesto de egresos de la Federación y que será votada en noviembre. Esto es muy importante porque se da el primer paso encaminado a generar para este segmento educativo una cobertura universal, y que significa que nadie se quede sin la posibilidad de estudiar el bachillerato y permita que un lapso de nueve años se pueda cumplir la meta, pero si hay recursos y voluntad se puede cumplir antes”, subraya Trinidad Padilla López.

“Tenemos que tener conciencia de que no podemos dejar pasar la oportunidad de aprovechar a lo que les llaman el famoso bono demográfico, una enorme cantidad de mexicanos que están en la edad de cursar el bachillerato, que si se pasan esos años sin que les podamos ofrecer esa posibilidad, muchos de ellos ya la habrán perdido porque ya se habrán integrado a otras actividades productivas o no”.

“El gran riesgo es que caigan en el mundo de la criminalidad y se conviertan en sicarios, porque en este momento es alarmante que crece cada vez más el número de menores de edad reclutados para los circuitos del crimen organizado, jóvenes que no tienen ninguna opción ni de trabajar ni de estudiar”.

El ex rector de la Universidad de Guadalajara precisamente por lo anterior considera que el Gobierno Federal y los Estatales le deben dar atención prioritaria a la educación, canalizando mayores recursos a la preparación de los jóvenes, pero lo contrastante, advierte, es el hecho de que este gobierno canalice mayores presupuestos al tema de la persecución del delito.

“Allí está la mayor equivocación (…) Es incuestionable que se luche contra la criminalidad, pero al mismo tiempo descuidamos la preparación de los jóvenes y a aquellos que les cerramos la oportunidad de que ingresen al bachillerato, los dejamos a la buena de Dios, susceptibles de que los enrole la criminalidad”, advierte Trinidad Padilla López.

También se han aprobado una serie de reformas reglamentarias a distintos aspectos del sistema educativo, uno que establece la disposición que muchísimas escuelas primarias o secundarias que hay en el país que no tienen los suficientes recursos para atender su infraestructura para que no tengan que estar recurriendo al expediente de los patronatos de los padres de familia que luego establecen cuotas “voluntarias” y que luego en la práctica se convierten en obligatorias.