Portal informativo de análisis político y social

ZAPOPAN: UN TRÍO DE CINCO

ZAPOPAN: UN TRÍO DE CINCO

Nov 6, 2011

Son siete en precampaña, pero la seriedad del análisis nos obliga a recortar la lista a tres y una posible candidatura ciudadana, de acuerdo con el conteo de canicas que trae cada uno de ellos o que dice tener. Pero podrían aumentar, por aquello del factor Ramiro Hernández García, a quien la militancia zapopana ya le ha guiñado el ojo en más de una ocasión, pero eso ocurriría sólo en circunstancias muy especiales, dado que el Senador está buscando la candidatura al Gobierno del Estado.

 

ZAPOPAN, DIFÍCIL PARA EL PRI

Desde que se desarrollaron las zonas de colonias residenciales en Zapopan, dejando atrás su mote de Villa Maicera, y diluyendo poco a poco su carácter eminentemente rural, este municipio se fue alejando lentamente del PRI y acercándose rápidamente al PAN. De ser el bastión cenecista priísta, como lo demuestra el hecho de que se privilegiaban candidaturas con perfiles campesinos, el PRI cambió el tipo de candidato en Zapopan, por personajes más urbanos y hasta refinados para evitar la derrota.

 

Pero fue inevitable. Primero comenzaron a perder distritos con grandes zonas de adinerados y clases media-alta, que ya no se identificaban con el PRI. De hecho, el último alcalde priísta, antes de la gran derrota del ’95, Jorge Humberto Chavira, lo metieron con calzador y con manejos electorales que fueron documentados por los medios de comunicación. Luego, ya ni con candidatos del perfil distinguido, de las clases altas, como Enrique Ramos Flores, ganaba el PRI.

 

El PAN ganó cuatro veces seguidas la alcaldía, y el abogado Arturo Zamora, con fuerte liderazgo en varios grupos de poder, ganó por una nariz, y en la siguiente elección volvió a perder el PRI. Hoy, Héctor Vielma gobierna, tras una elección muy cerrada contra Guillermo Martínez Mora. Rico contra Rico.

 

Así, se ve muy difícil el panorama electoral tanto para el PRI como para el PAN, porque los últimos resultados no se inclinan claramente para ningún lado. Hoy, el PRI tiene la desventaja de estar con el desgaste del ejercicio del poder, y tras una administración que no ha hecho la gran obra que convenza a los zapopanos.

 

UN LIDERAZGO FUERTE, PIDEN PRIÍSTAS

Entrevistados sobre el perfil del próximo candidato del PRI a la Presidencia Municipal de Zapopan, varios priístas coincidieron en que su partido debe buscar un liderazgo muy fuerte, que esté vinculado a diversos grupos de Zapopan, para aspirar al triunfo.

 

Comentan que en muchas ocasiones el PRI se ha equivocado con gente que no está identificada con los zapopanos, quienes muchas veces no confiaron en ellos y votaron por otro partido. En Zapopan, como difícilmente se da en otro lado, la sociedad es contrastante, porque por un lado están las zonas de opulencia, porque Zapopan se puso de moda para construir cotos para ricos, como Valle Real y Puerta de Hierro, y por otro lado, están las zonas populosas de viejos poblados que se repoblaron con clases emergentes que habitan casas de dos recámaras a un costo de 200 mil pesos en abonos, y los nuevos desarrollos como los del Valle de Tesistán, donde habitan ciudadanos que no se identifican con el Zapopan-pueblo. Ese mosaico hace doblemente difícil hacer campaña política y ganar la elección en la ex Villa Maicera.

 

HÉCTOR VIELMA: EL CONTROL

Una señal que preocupa a algunos aspirantes, es que el Comité Municipal del PRI aprobó que el método de selección interna de candidatos será por delegados, cuando algunos que acreditan trabajo político entre la población en general, esperaban que la consulta fuera abierta a toda la población.

 

Al inicio de la administración del presidente Héctor Vielma impuso a Valeria Guzmán al frente del PRI, con el único antecedente partidista el de haber sido candidata a diputada suplente, pero de todas sus confianzas y provocó una fuerte escisión dentro del priísmo zapopano, reflejada en manifestaciones y desplegados en los periódicos, por parte de varios grupos inconformes. El argumento fue que la dirigente no tenía méritos partidistas, experiencia y estatura moral para el cargo.

 

En el fondo, todo mundo sabía que el conflicto se daba porque el alcalde estaba preparando el escenario para dejar sucesor y tratar de imponer candidato en los distritos zapopanos. Así, el ambiente del priísmo zapopano no es precisamente de unidad, pero luego de las candidaturas se verá si el daño fue tan grave como dicen algunos líderes zapopanos, o Vielma demostrará que esas no son sus intenciones y que los candidatos saldrán de la voluntad de la membresía.

 

JESÚS CASILLAS ROMERO

El líder sindical de los trabajadores del municipio, Jesús Casillas Romero, es un político aguerrido que acredita más trabajo político que el resto de los aspirantes. Y más experiencia, Casillas ha sido dos veces regidor de oposición, un verdadero activista contra las administraciones panistas. Ha sido también dos veces diputado local, y ha desempeñado un papel que por lo menos no lo ha dejado pasar desapercibido en el Congreso del Estado. Esta vez, su logro más lucidor fue la llamada “ley antiborrachos”.

 

Jesús fue el primero en levantar la mano para buscar la candidatura, por lo declara: “Es evidente que aspiro a ocupar el cargo más importante en mi municipio, yo no he ocultado esa aspiración, que no es de hoy”. Y tan no es de hoy, que hace seis años fue candidato para Zapopan, y cuando todas las encuestas lo señalaban como el favorito ante un hombre gris y desangelado, el panista Juan Sánchez Aldana, perdió la elección, en un resultado sorpresivo que lo dejó con la espina clavada.

 

No le gusta el método de la elección de candidatos por delegados, pero lo acepta y le encuentra su lado positivo: “Este método te permite construir acuerdos y formar alianzas dentro de grupos del partido y te obliga a buscar consensos para ganar, de tal forma que el candidato saldrá fuerte y un PRI unido que es lo que debemos buscar ante todo”. Le pide al PRI un proceso justo y equitativo, sobre los demás aspirantes dice que tienen una gran capacidad y experiencia y que el PRI, a diferencia de otros partidos tiene mucha gente valiosa que responde al perfil que se requiere para ser presidente municipal de Zapopan.

 

Considera que el PAN en Zapopan ha dado pésimos resultados y que los gobiernos del PAN han sido extraordinariamente corruptos como se ha demostrado con Cornelio Ramírez Acuña, Macedonio Tamez Guajardo y Juan Sánchez Aldana.

 

Su estrategia para convencer al electorado se basa en los siguientes puntos:

– Buscar que la seguridad sea eficiente hasta que el ciudadano sienta que está seguro.

– Generar empleos apoyando a pequeños negocios y promoviendo la instalación de grandes empresas en el municipio.

– Lograr mayor cobertura educativa media y superior.

– Ordenar el desarrollo urbano, evitando casos como los de El Bajío, respetando la naturaleza y las reservas territoriales, sin detener la inversión de desarrollos urbanos.

 

HÉCTOR ROBLES PEIRÓ: ¿EL HOMBRE DE VIELMA?

Héctor Robles Peiró apareció en escena como candidato a regidor en la planilla que encabezó hace seis años el diputado Jesús Casillas Romero, y ocupó el cargo de regidor en el grupo opositor del Partido Revolucionario Institucional. Se sumó a la campaña de Héctor Vielma y se ganó su confianza al ocupar la titularidad de Desarrollo Social y Humano, un cargo que normalmente permite lucir a los políticos, dado que es la cara amable del gobierno al repartir beneficios entre la gente.

 

Casi desde que arrancó la administración se le vio como un aspirante, con el apoyo de su amigo el Alcalde, lo que le ha acarreado una serie de celos y criticas, pero no ha hecho mal su trabajo, en el sentido de que no ha habido escándalos por su actuación, como ha ocurrido con otros que han ocupado ese cargo en administraciones anteriores.

 

Acepta su interés por buscar la candidatura para sustituir a su jefe y amigo, pero dice que él no va a violar las reglas por lo que no ha hecho labor de proselitismo ni ha tenido aspiraciones públicas para buscar la nominación de su partido. Dice que espera solicitar licencia pronto para separarse del cargo y entonces sí hará campaña, pero siempre respetando los tiempos electorales.

 

Considera que en Zapopan hay un PRI sólido, bien posesionado por el trabajo que ha hecho la actual administración, y que está mucho mejor que el PAN, que ha demostrado que no sabe gobernar, y que casi cualquiera de los aspirantes le puede poner una paliza, electoralmente hablando, al candidato que nombre el PAN. “No soy el favorito de Héctor Vielma, así se me ha querido señalar, pero él es un hombre institucional, que garantizará un proceso en el que la autoridad no favorecerá a nadie”.

 

Sobre su plataforma política prefiere no hablar y dice que no la dará a conocer en tanto no se den los tiempos electorales que marca su partido. Quizá con lo que más batalle Robles Peiró es por los señalamientos de sus mismos compañeros de partido, que lo señalan como una especie de delfín del Presidente Municipal, pero él se deslinda y asegura que trabajará sin el apoyo del alcalde.

 

LUIS ENRIQUE VILLANUEVA VA POR LA SEGUNDA

Hace tres años, el consejero de la Judicatura del Estado de Jalisco, Luis Enrique Villanueva buscó afanosamente el apoyo del priísmo zapopano para convertirse en el candidato, pero quedó lejos de lograrlo, principalmente por los apoyos que recibió desde la cúpula de la dirigencia nacional del PRI el hoy Alcalde Héctor Vielma.

 

También se le ha visto trabajar en pos de la candidatura y mantiene equipos de activistas buscando la relación y simpatía de quienes pueden influir en su elección. No niega sus aspiraciones: “Sí, ya tomé la decisión, hice un análisis escrupuloso sobre mis posibilidades, y estoy listo, mucho mejor que la vez anterior en que por disciplina tuve que aceptar que Héctor Vielma fuera el candidato, e incluso me ofrecieron ser regidor, pero no acepté para estar libre de buscarla esta vez”.

 

Es optimista: “Veo condiciones muy favorables, creo que el PRI tiene un escenario para ganar pero tendrá que escoger a sus mejores candidatos, porque el PAN presentará una escena muy complicada ya que usarán los recursos del Gobierno del Estado, pues les interesa gobernar un municipio que ya tiene un millón 300 mil habitantes”.

 

Considera que Jesús Casillas es de los fuertes porque acredita mucha experiencia y está haciendo buen papel pero le sugiere buscar la diputación federal donde realizaría un buen trabajo, porque ya tuvo la oportunidad en Zapopan. Respecto a Robles Peiró se declara su amigo, pero dice que no ha hecho un buen papel como titular de Desarrollo Social y ha dejado de hacer cosas que no tienen contenta a la gente.

 

En su plataforma política trabajaría sobre los siguientes puntos:

– Seguridad. Buscar el mando único de las policías.

– Salud. Considera que los habitantes de Zapopan no están siendo bien atendidos en este renglón porque “El Hospitalito” que tiene este municipio no funciona bien, y dice que deben construirse dos buenos hospitales en Tesistán y la Venta del Astillero.

– Fomentar la inversión en grandes hospitales en Zapopan, para fomentar el empleo y el desarrollo económico del municipio.

– Hacer de La Primavera un parque ecológico de primer nivel.

– Buscar la construcción de un aeropuerto en Zapopan para aviones de carga y líneas de pasajeros de bajo costo.

– Resolver la movilidad urbana, comenzando con un transporte eficiente, no de camiones por Ávila Camacho hasta Tesistán.

 

Luis Enrique Villanueva es abogado de la Universidad de Guadalajara (UdeG), es consejero del Consejo de la Judicatura del Estado y preside la Asociación de Justicia Transparente y Confiable.

 

JUAN RAFAEL MEJORADA: EL CANDIDATO CIUDADANO 

Es la primera vez que aparece en escena Juan Rafael Mejorada, un joven empresario de 35 años, que se proclama desde ahora como triunfador por su perfil ciudadano y por representar una opción diferente con base en un perfil totalmente distinto a los demás contendientes que buscan la nominación priísta para contender por la Presidencia Municipal de Zapopan.

 

Dice convencido: “Yo estoy decidido, sólo espero la convocatoria de mi partido para ganar, y ganaré porque la gente me ha visto trabajar por muchos años con la ciudadanía”.

 

Ante el desconocimiento de su trayectoria por parte de muchos priístas que lo ven con recelo porque no ha figurado en otros procesos, repone: “Soy tan priísta como es que más, mi abuelo fue priísta, mi padre priísta también y yo soy tan priísta que soy consejero estatal del PRI, y la gente me conoce porque acredito 14 años de trabajo con la sociedad, desde muy joven cuando fui dirigente de los jóvenes empresariales, y hoy con el Proyecto M y con las universidades, como el ITESO, Universidad der Guadalajara y Tecnológico de Monterrey”.

 

Lamenta que haya tanta ingobernabilidad, como consecuencia de un divorcio entre la sociedad y el Gobierno. “No hay liderazgos, la sociedad está desencantada y hay una gran distancia con el Gobierno y muchas de sus instituciones”, dice. Considera que el problema de México es de fondo y los ejes en que se ha fallado son los valores y la educación, algo en lo que él pondría mucho empeño si llega a la Presidencia Municipal de Zapopan.

 

Dice que ha tenido una buena aceptación entre los priístas zapopanos, que están cansados de los viejos esquemas y perfiles y les gusta que Juan Rafael Mejorada ofrezca nuevas opciones y que lo vean como un personaje fresco en la política. La propuesta que hará al priísmo y a la sociedad zapopana, se basa en un proyecto real de oportunidades de empleo, promoviendo la inversión, y considera que su calidad de empresario le permitirá trabajar este tema.

 

No le preocupa el trabajo político que acreditan sus contendientes Jesús Casillas y Héctor Robles, porque el Proyecto M y su trabajo político han hecho que la gente lo tenga bien identificado. Juan Rafael Mejorada, confía que en su trabajo político le ayude el haber estudiado la carrera de Comercio Internacional y tener estudios en algunas de las mejores universidades del mundo.

 

EL FACTOR RAMIRO

Así como en Guadalajara dentro del priísmo y los observadores de la política se habla del factor Zamora, que consiste en la posibilidad de sacar a Arturo de la jugada para gobernador y ponerlo como candidato por Guadalajara, si se hace realidad la intención del PAN de enviar como su candidato al senador Alberto Cárdenas, ya que los demás aspirantes que se mencionan le quedarían chicos al guzmanense, así se habla en Zapopan del factor Ramiro Hernández García.

 

Ello podría suceder, dependiendo del peso del candidato que el PAN vaya a mandar para Zapopan, o que se enredaran las cosas en el proceso para la elección de los aspirantes que se mencionan en estos momentos, quién sabe, pero lo cierto es que inquieta a los que están apuntados a esta posibilidad.

 

Y dicen que también inquieta a Ramiro, que hace poco al pedir el apoyo para ser candidato al Gobierno del Estado, en su discurso afirmó que le ofrecieron dos veces la candidatura zapopana y no la aceptó, porque él está empeñado en ser gobernador de Jalisco y no presidente municipal de Zapopan. ¿Será?

2 comments

  1. LIC. OCTAVIO GONZÀLEZ CAMARENA /

    ZAPOPAN.- Un gran municipio con muchos rezagos. Urgen gobiernos comprometidos con la sociedad. Quièn de los aspirantes del PRI , reune los mejores perfiles’

  2. rodolfo hernandez /

    mejor seria que aristoteles ya decline para la gobernatura tiene a guadalajara sumida en lo mas sucio seguro se le acabaron las ideas por la pavimentación , no es apto ni para guadalajara y ramiro da un blindaje politico para el 2018 que aristoteles no lo conseguiria.