Portal informativo de análisis político y social

AGUA, ASUNTO DE SEGURIDAD MUNDIAL: MURIÁ

AGUA, ASUNTO DE SEGURIDAD MUNDIAL: MURIÁ

Feb 25, 2012

Tras declararse neófito en la cultura del agua, y confesar que más bien se inclina por la cultura de la cerveza y el tequila, el historiador José María Muriá alertó que el asunto del agua no es un asunto de seguridad nacional, sino universal, porque el panorama de abastecimiento de hídrico es cada vez más sombrío.

 

Muriá dijo que él ahorra el agua a su modo: esconde las botellas de tequila en el tinaco del inodoro para ahorrar agua y poner el preciado líquido de la botella, a salvo de los amigos abusivos. Con una disertación interesante, salpicada de humorismo, el historiador presentó el libro “Agua: Armonía, equilibrio y desarrollo”, del doctor David Korenfeld Federman, presiente de ANEAS, organismo nacional que agrupa a los organismos operadores de agua –públicos y privados– del país.

 

El cuarto turno en el Salón de Cabildos del Ayuntamiento de Guadalajara, con la presencia del autor, el presidente municipal, Francisco Ayón, y dos centenares de asistentes, interesados en el tema del agua. El doctor Muriá, al comentar el libro, dijo que esta obra coincide con las advertencias de los expertos al advertir la tragedia mundial que puede sobrevenir si no cuidamos el agua, que más que muchos elementos, está siendo afectada por la contaminación.

 

Calificó al libro como un puente entre lo político y lo técnico para entender y atender en su dimensión total el problema del agua. “Sin agua no hay vida, el agua es una sola, tenemos la que hay y no hay más, ni habrá más”, dijo. Advirtió que de acuerdo con los datos que aporta el libro, si bien el planeta Tierra tiene las tres cuartas partes de agua, ésta es escasa, porque del total del líquido existente, sólo el 3 por ciento es agua dulce. Muriá ofreció un dato que calificó de escalofriante: si se redujera sólo el uno por ciento el gasto militar de los países, se resolvería el problema del agua, y hacer efectivo el sueño de agua para todos.

 

El ingeniero Enrique Dau Flores, quien hizo la presentación del doctor David Korenfeld, dijo que como él hay muchos expertos mexicanos en el tema, que forman una nueva generación de técnicos especialistas en temas hidráulicos, que ya están integrados en los equipos que buscan aportar soluciones a la problemática del agua. Por su parte, el doctor llamó a construir una sólida estrategia nacional por el agua con la participación de los tres niveles de Gobierno, los organismos operadores de agua y los usuarios.

 

Dijo que es necesaria una planeación urbana de largo plazo que dirija en crecimiento de las ciudades hacia regiones que cuenten con fuentes de abastecimiento suficientes para satisfacer la demanda futura, y que consideren medidas y acciones que mitiguen y contrarresten los efectos del cambio climático. También consideró que es necesaria una campaña nacional para el cuidado de los bosques y de los suelos, que tenga como objetivo plantar 10 árboles para uno talado, a fin de asegurar la viabilidad y supervivencia del bosque.

 

Sugirió una remodelación fiscal que incentive el cuidado, ahorro, reuso, tratamiento y reinyección de agua a los acuíferos, por medio de un sistema de pagos por servicios ambientales. Quien acompañó al hoy candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, en su gobierno como Secretario del Agua en el Estado de México, considera que se requiere una remodelación institucional para adecuar nuestras instituciones y normas a fin de mejorar los índices de eficacia en la prestación de los servicios de agua.

 

Otros puntos que propone el doctor Korenfeld son los siguientes:
– Aplicar una tarifa de precios preferencial a la energía eléctrica consumida en el tratamiento de aguas residuales.
– Reajustar la tarifa de los servicios de agua y saneamiento como un método para controlar la demanda, además de realizar los mecanismos que utilizan para establecerla.
– Intermunicipalizar el servicio cuando sea necesario, a fin de mejorar la eficiencia y dar solución a la problemática regional.
– Crear, fomentar y propagar una sólida cultura del agua entre la población.
– Difundir tanto la trascendencia que tiene el líquido en la vida diaria como en la problemática de la escasés.
– Crear problemas de información dirigidos a niños y jóvenes, con el objeto de modificar sus usos y costumbres en el consumo del líquido.

 

Finalmente dijo que la nueva cultura del agua debe construirse a partir de propuestas y postulados que preserven la vida, que aseguren la convivencia pacífica, la salud pública y el desarrollo social y económico. Se tiene que asegurar que el agua alcance para todos.