Portal informativo de análisis político y social

Atropella impunidad a la Ley Salvavidas

Alma Chávez Guth es muy clara al precisar que “si la Ley Salvavidas no se aplica la que pierde es la sociedad, porque se impone la impunidad y es atropellada la justicia”. La presidente de la Asociación de Víctimas de Violencia Vial sostiene que “es a la sociedad a la que le toca pagar el costo tan alto de vivir en un Estado donde el influyentismo y la corrupción imponen su ley”.

Hace una pausa para externar su pesar porque “lo más triste es que los victimarios siguen ganando y las víctimas continúan como las grandes perdedoras y a las que después de morir, no se les hace justicia”. El caso “Mora-Vaca”, apunta, es paradigmático. “Debe ser analizado por la sociedad en su conjunto y debe llevarnos a una reflexión profunda, seria y serena”.

Luego pregunta: “¿Queremos seguir sufriendo este tipo de historias y tragedias de víctimas y victimarios? ¿Queremos seguir pagando estos grandes costos de dolor y de pérdida de vidas humanas de jóvenes cuya luz ha sido apagada?”. Invita a los padres de familia a la reflexión. “Por supuesto que ni Pablo Mora, ni sus padres querían verse envueltos en esta tragedia… porque ellos la están viviendo. Pablo nunca pensó que conducir en estado de ebriedad lo iba a llevar a convertirse en una persona que generaría la indignación que hoy por su actuar se ha desatado”.

Por eso, invito a los que somos padres de familia aprendamos de esta triste y dolorosa tragedia. “Seamos responsables de nuestros hijos, les damos todo, les damos autos, les damos dinero, pero no les damos responsabilidad o no ponemos atención a esta problemática y luego tenemos que pagar los costos de esa inconsciencia”, remarca. Aquí la entrevista con Alma Chávez.

¿IGNORANCIA O MALA FE?

Conciencia Pública. ¿Por qué la Procuraduría del Estado permitió que los argumentos acusatorios del MP y del especialista del Instituto de Ciencias Forenses estuvieran deficientes confundiendo los términos de mililitros y miligramos de alcohol y sangre? ¿Qué no ellos son los que dominan el tema por ser especialistas?

Alma Chávez. En este caso detectamos dos errores que nos parece inverosímiles, por ejemplo cuando esta persona se negó a la prueba de alcoholemia y que no se hayan presentado los dos testigos como lo marca el artículo 125 del Código de Procedimientos Penales del Estado, que indica que cuando el se niegue a tomar su muestra de sangre o de aire aspirado, que esta negativa se realice ante un agente del Ministerio Público en presencia de su secretarios o de dos testigos. Este artículo ya venía en la nueva legislación llamada Ley Salvavidas.

Se me hace inverosímil que el Ministerio Público haya cometido errores tan infantiles. En el caso del médico que realizó el examen del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses es terrible la omisión que no sepa escribir el término de medición de alcohol en sangre, que es miligramos de alcohol por cada 100 mililitros de sangre. Y la prueba pericial que presentaron estaba mal escrita, ¿Por qué fue esto? ¿Por ignorancia, mala fe o también hasta ahí llegó el brazo del apoyo del poder para poder exonerar a este joven?

CP. Monraz argumentó que no conoce al joven Mora, sin embargo vecinos aseguraron que la Policía Vial ayudó al victimario, protegiéndolo de los medios y llevándole jugos para que se le bajara el estado de ebriedad…

Alma Chávez. Cuando hablé con el secretario Monraz me comenta que efectivamente, cuando pasa un accidente, mucha gente se dice amigo de él. El mismo sábado 12 de marzo aclaró que no lo conocía, sin embargo percibimos que hubo condescendencia de parte de Vialidad, aunque los testigos afirman que eran personas vestidos de civiles, quizás eran los amigos que le llevaban bebidas tipo Gatorade a Pablo Mora.

Eso se les fue de las manos a las personas que lo estaban resguardando, eso no debe de ser, tuvieron que haberlo llevado inmediatamente al Ministerio Público cuando se negó a tomarse la prueba de alcoholemia, para tomarle otro tipo de pruebas, y no permitir que la gente lo cuidara y que no tuviera acceso la prensa. Hubo un trato especial y una omisión de la ley para tenerlo realmente separado de cualquier contacto, finalmente era un presunto culpable de un homicidio imprudencial. Diego Monraz me comentó en privado que lo estaban presionando para cambiar la orden, pero lo interesante es saber quién dio la orden para favorecer a este muchacho.

CP. Otro cuestionamiento ha sido la ineficacia de la Ley Salvavidas. ¿Cree que sea una ley inútil?

Alma Chávez. No, como toda ley puede ser perfectible pero la Ley Salvavidas es un gran esfuerzo del Congreso, de funcionarios, de organismos de la sociedad civil interesados por cambiar la problemática de tantas muertes por la combinación de alcohol y volante. Podríamos tener la mejor ley del mundo pero si nos encontramos con instancias de Gobierno que se prestan a la corrupción y complicidad para poder exonerar a alguien que ha matado por conducir en estado de ebriedad mas que una ley nos estamos presentando un problema de la aplicación de la misma.

Ahora, con las reformas que quieren implementar para la ley, es bueno que se blinde la Ley Salvavidas contra la corrupción y complicidad, para evitar la impunidad, porque seguimos entonces como siempre, total impunidad de parte del victimario y cero justicia a las víctimas de violencia vial.

EL PROCURADOR TIENE MUCHO QUÉ EXPLICAR

CP. ¿Cómo calificaría la actuación del Procurador del Estado en el caso Vaca-Mora?

Alma Chávez. Nos tiene que dar muchas explicaciones al respecto, no es posible que el agente del Ministerio Público haya incurrido en estas faltas, tan obvias. Tampoco me explico el actuar del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, el médico que hizo el examen médico clínico para poder determinar el grado de alcoholemia del joven que mató a Andrea y que haya salido con un alto grado de alcoholemia pero gracias a que se redactó mal el juez lo desechó como prueba no válida.

Cuando se dio el veredicto de la sentencia de que salía libre bajo fianza el sábado pasado (19 de marzo), la Procuraduría hizo un señalamiento de inconformidad por la decisión del juez, pero más que esta inconformidad debería explicar a la sociedad por qué personal a su cargo cometió tantos errores para presentar las pruebas al juez.

CP. ¿Te has contactado con la Comisión Estatal de Derechos Humanos…?

Alma Chávez. Al principio tenía mis dudas sobre el actuar de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ya que me enteré que estuvieron presentes en el proceso de la Procuraduría, inicialmente pensé que era parte de lo que se estaba haciendo para favorecer a Pablo Mora. Me doy cuenta que ellos estuvieron para cuidar a la mamá de Andrea, eso me da mucho gusto, porque la CEDH no se va a quedar callada, va a emprender una investigación a fondo y a detalle para que este atropello a los derechos de la familia de Andrea Vaca no quede en el olvido, que por los menos las autoridades corruptas queden señaladas por lo que hicieron.

CP. ¿La familia de Andrea Mora ya tuvo contacto con su Asociación de Víctimas de Violencia Vial?

Alma Chávez. Hemos tenido un primer acercamiento con la señora Cecilia para platicarle quiénes somos y ofrecerle la red de apoyo que tenemos para las víctimas. La escuché muy tranquila. Mucha gente se pregunta que por qué le dio el perdón a Juan Pablo Mora si le mataron a su hija, que eso le sirvió para salir bajo fianza. Creo que hay que respetar las decisiones de las personas sobre todo cuando están viviendo estos momentos tan tristes en su vida. La señora Cecilia me dijo que le otorgó el perdón a Pablo porque tiene que ser congruente con lo que ha enseñado a sus hijas. Ella sabía que aunque Pablo estuviera en la cárcel, su hija no iba a estar viva.

El proceso que ella vivió fue triste y doloroso porque aparte en un principio de muy mala fe se le acusó de ser corresponsable de la muerte de su hija, le quisieron cambiar el peritaje de vialidad, en donde le echaban la culpa de que ella iba en sentido contrario, cosa que es totalmente falso.

CP. Hace una semana te galardonan en la categoría de Humanista precisamente por ayudar a implementar la Ley Salvavidas, le pediste al Gobernador transparencia para las víctimas de violencia vial, ahora con el caso de Andrea Vaca, ¿qué le pedirías?

Alma Chávez. El cochinero ya estaba echo, tan estaba decidido que no mencionaron el evento de Lagos de Moreno cuando me premiaron, en ningún medio, ya era una decisión tomada de Pablo Mora inocente a como diera lugar, pero no contaban con la participación de Derechos Humanos y que iba a tener acceso a información, que muchas veces no la busqué sino que me llegó.

CP. ¿Qué dicen las redes sociales al respecto?

Alma Chávez. La mayoría están a favor de justicia para Andrea Vaca, están indignados por el proceder de las dependencias del Gobierno del Estado. Aquí perdemos todos, la Ley Salvavidas, Diego Monraz, la Procuraduría, el Gobernador, y Jalisco. A raíz de este caso, mucha gente no se quiere aplicar la prueba de alcoholimetría, esto es un gran retroceso, las cifras tan buenas que llevábamos de muertes que se habían evitado, ahora con esto no vamos a llevar tan buenos índices.

CP. Nosotros como ciudadanos ¿qué debemos hacer para parar este tipo de acciones en donde sólo se beneficia al que tiene influencias?

Alma Chávez. Finalmente, los ciudadanos somos los más afectados con lo que ha sucedido cuando la ley no se aplica, se impone la impunidad y pierde la justicia. A la sociedad le toca pagar el costo tan alto de esta impunidad y que la corrupción se imponga. Lo más triste es que los victimarios seguirán ganando. Quienes actuaron y participaron en esa gran operación del sistema no les importa que el día de mañana sus familias pueden ser víctimas de estos atropellos. La señal que se manda a la sociedad es que puedes embriagarte y conducir tu auto, si provocas un accidente en ese estado, no pasará nada, porque todo se puede arreglar con dinero y con el influyentismo.

En nuestro caso, es cierto que este tipo de hechos desalientan, pero hay que seguir adelante, no podemos claudicar. Debemos de seguir denunciando y apuntando a esos malos servidores públicos que se prestan a que la justicia y la ley no imperen. Existe una manifiesta indignación de parte de la sociedad, porque gracias a las redes sociales se han enterado el cochinero que se hizo con el caso Pablo Mora. Debemos de denunciar sin miedo los atropellos de la autoridad, aunque sea de forma anónima como nos ha llegado a nosotros mucha información.

Debemos buscar los mecanismos para que los ciudadanos se sientan confiados en denunciar lo que ven mal, porque muchas veces pensamos que no nos puede pasar, pero nunca pensamos que nosotros podemos ser la próxima víctima, que nos maten o que maten a un ser querido y ahí es cuando empieza el infierno.

CP. ¿Qué le dirías a la gente que nos llama amarillistas por querer denunciar el caso de Andrea Vaca?

Alma Chávez. Somos de los pocos medios a los que no le llegó la “Ley Mordaza”. A los grandes medios los callaron, al principio le dieron atención al hecho doloroso, sirvieron de conducto para expresar la indignación de la sociedad, pero luego les llegó la orden: cero publicaciones. Es el grito de justicia que damos las Víctimas de Violencia Vial, porque ya basta de que el 100 por ciento de los casos cuando muere una persona en estas circunstancias el victimario si tiene poder, dinero o influencia puede cambiar con la mano en la cintura el expediente, dejando invisibles a las víctimas.

CP. ¿Qué espera Víctimas de Violencia Vial al denunciar estos casos de impunidad?

Alma Chávez. Vamos a unirnos con la investigación de Derechos Humanos, no queremos que existan más “Pablos Mora” ni “Andreas Vaca”, lo que queremos es que ya no se anden matando.

LA VERSIÓN DE DIEGO MONRAZ

A fin de aclarar especulaciones y desinformación en torno a la negativa que un ciudadano puede presentar ante la prueba de alcoholemia, el secretario de Vialidad y Transporte de Jalisco, Diego Monraz Villaseñor, presentó vía Facebook y a medios de comunicación la iniciativa que el Poder Ejecutivo hizo llegar al Congreso del Estado el pasado 8 de junio de 2010.

En dicho documento dirigido al diputado Jesús Casillas Romero, se sugiere que en el artículo 48 del Código Penal del Estado Jalisco, se considere culpa grave en los homicidios o lesiones si se cometen con el motivo de tránsito de vehículos y se dé una de las siguientes circunstancias:

a) Se le detecten más de 150 miligramos de alcohol por 100 mililitros de sangre o 0.75 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado; o

b) Se niegue a proporcionar muestra de sangre o de aire aspirado, en el momento de la comisión del delito, se establezca a través de un dictamen pericial clínico que tienen condiciones físicas que afectan la capacidad para la conducción del vehículo

c) Conduzca bajo el influjo de estupefacientes o psicotrópicos de los señalados en la Ley General del Salud, cuando conforme a dictamen pericial se pruebe que esas substancias alteren la facultad para conducir y que no se cuenta con la prescripción médica respectiva para el uso de dichas sustancias psicotrópicas o estupefacientes.

Con esto, Diego Monraz confirmó que la propuesta enviada por parte del Ejecutivo al Legislativo, una de las agravantes era la de negarse a someterse a la prueba del alcoholímetro.

El Secretario de Vialidad señaló que la negativa a la prueba de alcoholemia ya se advertía desde ese documento construido en una mesa de trabajo entre la SVyT, Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Procuraduría General de Justicia y la Secretaría General de Gobierno.

“De estos tres párrafos que nosotros solicitamos al Congreso que se consideraran, la Ley finalmente que ellos aprobaron, no contempla la segunda de estas causales”, señaló Monraz Villaseñor.

Añadió: “¿Qué sucede?, que los diputados que hoy lamentan que no esté considerada la negativa –a la prueba de alcoholemia– al igual que una causa grave, ellos la sacaron de la propuesta del Gobierno del Estado (…) Resulta para nosotros inexplicable que lo que les pedimos a los diputados no lo atendieron y hoy traten de buscar responsables ante una laguna u omisión que advertimos oficialmente o formalmente el 8 de junio de 2010”.

Por último, el titular de la Secretaría de vialidad y Transporte (SVT) sostuvo que la dependencia vial seguirá trabajando para salvar vidas apegadas a la ley y a través de las volantas de radar y alcoholímetro, pero hizo un llamado al Congreso local a corregir lo que se omitió en la propuesta del año pasado.

 

3 comments

  1. Ariana Gonzalez /

    Muy buena tu nota Marianela, me encantaría que dentro de la investigacion que llevas al Cabo del caso Mora-Vaca pudieras indagar, si no es que ya lo sabes quien o quienes son las cabezas que promulgaron la protección para Pablo! Conciencia es el único medio que le ha dado seguimiento a este caso.
    Mil gracias

  2. Silvimss /

    Es un reportaje bastante bueno , me gusta sin embargo me apena que entrevisten a la Sra, Alma Chavez que sin tener algun familiar directo que haya sido afectado por un accidente y aprovechando ( y aprovechandose) de su relacion con los medios se dedique a promocionar su persona, dado que ella se ha dedicado a hacer de todo esto un negocio particular , se dice “benefactora” de la seguridad vial y solo se aprovecha de la desgracias de otros para poder postularse politicamente en el color tricolor…que lastima ¡¡¡

    • Alma Chávez /

      Silvimss: Es muy fácil destruir y muy difícil construir. Es un clásico comentario anónimo que permite la red y denota ignorancia y total mala fe.