Portal informativo de análisis político y social

Factores de la violencia en Jalisco

Factores de la violencia en Jalisco

Feb 27, 2011

¿Qué es lo que hace violenta a una sociedad? ¿Qué factores generan el disparo de la violencia? En las páginas de la prensa y en los espacios de medios masivos de comunicación, los hechos violentos dominan la agenda.

El sexenio del Presidente Felipe Calderón quedará marcado por la violencia y la nota policíaca. Es un gobierno monotemático, acuñan los politólogos a propósito de la guerra que ha desatado contra el crimen organizado. Podrán ser 40 mil, 50 mil o 60 mil muertes violentas el saldo. Es lo más crudo y brutal de la violencia y es la expresión de una sociedad desvalorizada y cuyo tejido social ha sido impactado.
 
Todos los días nos levantamos con ese tipo de información, como resultado de la confrontación de las fuerzas de seguridad del Estado Mexicano contra la criminalidad, sin embargo, este es el último eslabón de la violencia. En Jalisco durante los últimos 25 años se han disparado los índices de la violencia social, la que se manifiesta en suicidios, feminicidios, en la escuela (bullying), violencia vial (accidentes y muertes) y la agresión sexual a menores.
 
Los índices que manifiestan el crecimiento de la violencia social tienen prendido los focos rojos y que debe conducirnos como sociedad a una reflexión y un análisis que nos permita entender y comprender el fondo de esta problemática, para enfrentarla y tratar de revertirla por medio de políticas públicas, donde participen Gobierno- Sociedad- Escuela- Iglesia y Medios de Comunicación.

 

Sin embargo para comprender el problema de raíz, se debe de analizar dónde está el origen del problema e y tenemos que regresar al núcleo familiar. ¿Qué ha sucedido con la familia? ¿Cómo y cuándo se empezó a perder el rumbo y cuyas consecuencias hoy lo sufrimos como sociedad? ¿Cómo revertir esta problemática que se fue generando por décadas?

 

 

UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

El presidente del Colegio del Colegio de Psiquiatras de Jalisco, Marco Palacios Aparicio al hablar sobre esta problemática de la violencia social ha señalado que al grave y delicado problema que se sufre en particular en Jalisco no ha advertido la instrumentación de una estrategia integral del sector salud y del Estado para enfrentarlo.

“A la fecha no conozco una política pública de contenido que se haya basado en una estructura del conocimiento científico, del estudio de la Neurología, Sociología, Antropología, Psiquiatría y Psicología. No existe en Guadalajara un programa ambicioso que abarque la totalidad del ser humano, porque en el tema de la violencia tenemos factores tan bastos” (Conciencia Pública 90, 17 de enero pasado).

“El tema de la violencia es serio, porque muchas veces llega al suicidio y aquí la familia juega un rol fundamental”, precisa.

En el consultorio del psiquiátra se vive día a día. Durante las últimas tres años el fenómeno de la violencia y su impacto en la sociedad ha evolucionado en forma exponencial. “Hace 30 años era la violencia de manera matemática, ahora es de manera geométrica, es decir, de manera de teoría de conjuntos, ya es a la enésima potencia”, señala el profesional de la salud.

Al hablar de los factores tan diversos que detonan la violencia, Palacios Aparicio señala que ahora ésta la entendemos por los balazos entre pandillas o la violencia intrafamiliar, pero ese tipo de violencia se ha reducido en el concepto profundo, sin embargo la violencia es una expresión de tintes espaciales, de constelaciones, por tan inmenso que es este fenómeno.
“En el año de 1996, la Organización Mundial de la Salud definió el concepto de violencia como el uso de la fuerza o el poder físico contra uno mismo, otra persona o un grupo que cause lesiones, muertes, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”.

“Esta definición se me hace más cercana a la verdad, porque te incluye diferentes temas que son una realidad”.

Jóvenes, futuros delincuentes.

 

De acuerdo con la OMS La violencia juvenil es una de las formas de violencia más visibles en la sociedad. En casi todos los países, los adolescentes y los adultos jóvenes son tanto las principales víctimas como los principales perpetradores de esa violencia.

 

Los homicidios y las agresiones no mortales que involucran a jóvenes aumentan enormemente la carga mundial de muertes prematuras, lesiones y discapacidad. La violencia juvenil daña profundamente no solo a las víctimas, sino también a sus familias, amigos y comunidades.

 

El poco interés por generar una buena calidad de vida para los jóvenes jaliscienses ha desatado la violencia social en la ZMG. La carencia de infraestructura en comunidades, de programas sociales, de asistencia psicológica ha creado una barrera para la superación y desarrollo de joven, llevándolo por caminos erróneos como el alcoholismo y la drogadicción, a su vez cayendo en las garras del pandillerismo y a futuro del crimen organizado.

 

Tal pareciera que el joven trae la violencia en las venas, que se le enseña a odiar desde temprana edad. La realidad es que los medio de comunicación se han convertido en las nanas de estos pequeños, creando una nula conciencia de lo que es la violencia. Las muertes, golpes, y violaciones son temas que se ven como normal.

 

Gracias al aumento de notas policíacas en los medios masivos, y videos violentos por internet se ha formado a la sociedad jalisciense en espectadores crueles, individualistas y superficiales.

 

Todo esto aunado con la nula confianza que se le tiene a las instituciones públicas ha generado la escasa participación ciudadana y la apatía generalizada.

 

El diseño y arquitectura institucional, la estructura y organización, el marco normativo y los diferentes operadores del sistema de justicia penal en Jalisco, incumplen con su mandato legal, son ineficientes y se erigen en los principales perpetradores o quebrantadores de los derechos humanos.

 

Estamos ante una situación explosiva, la cual ha generado miles de muertes en nuestro estado. Sin embargo la miopía social nos ha paralizado, nos ha carcomido y no nos ha dejado plantear estrategias que nos ayuden a vivir en un estado libre de violencia. La violencia es un problema que se debe de atacar de una forma multi sectorial en donde se trabaje en conjunto, con el único fin de parar la sangre derramada.

 

 

 

Suicidio

 

De acuerdo con el INEGI, de 1980 a 2002 el suicidio se incrementó casi cinco veces, de 672 a 3,159, en cuanto a intentos de suicidio el aumento fue siete veces más el número de casos.

 

La ZMG ocupa el undécimo lugar en suicidios. Se presenta en mayor medida en jóvenes entre los 15 y 29 años. En los últimos periodos la edad se ha ido reduciendo, manifestándose casos cada vez más frecuentes en niños de hasta diez años.

 

Homicidios

 

En 2009 ocurrieron un promedio de 440 muertes intencionales anualmente y las causas de muerte intencional en la ZMG son homicidios y suicidios, que a su vez se colocan entre el 10 y 11 lugar de mortalidad general en la metrópoli

 

En México se estima que por uno de cada 100 mexicanos existen entre 4 y 17 armas de fuego

 

Violencia intrafamiliar.

 

El 52.8% de las mujeres casadas o unidas son víctimas de violencia de su pareja. Jalisco es segundo lugar a nivel nacional en violencia intrafamiliar. Emocional 84.6%, económica 59%, física 17.7% y sexual 14.9%.

 

33.9% han sido pateadas por su pareja, 22.7% han sido amarradas con intención de ahorcamiento o asfixia, atacadas con cuchillo o navaja, o bien les han disparado con un arma. Al 13.4% les han quitado dinero o se han apropiado de sus bienes.

 

En Guadalajara, casi 200 mil mujeres sufren anualmente al menos un episodio de violencia a manos de sus esposos o compañeros.

 

Feminicidios

 

De 1995 a 2005 hubo cerca de 500 feminicidios, las edades de las mujeres asesinadas fueron de 15 a 40 años.

 

Durante 2009 se cometieron 58 feminicidios y en el 2010 se sumaron 81 feminicidios. En cuanto a casos de mujeres reportadas como desaparecidas, mientras que en 2009 se reportaron 178 casos, en el 2010, se contabilizaron 270. Por todo ello, a lo largo de 2009, Jalisco ocupó el tercer lugar nacional de asesinatos dolosos de mujeres, sólo por debajo del Distrito Federal y Chihuahua

 

 

Bullying

 

Cerca del 9% de los estudiantes a nivel primaria y 5.6% a nivel secundaria han incurrido en actos violentos dentro de sus escuelas.

 

El 10% de los alumnos en ambos niveles educativos en nuestro país son víctimas del acoso escolar o bullying; de entre los cuales solamente uno de cada diez agredidos cuentan con el apoyo necesario para estos casos.

 

El 20% de los alumnos de primaria han participado activamente en riñas o peleas, en las que reconocen haber golpeado a otros alumnos, mientras que cerca del 11% reconocen haber amenazado o robado a otros estudiantes.

 

El 24% afirmó que sus compañeros se burlan constantemente de ellos, 17% afirma que ha sido golpeado por otros estudiantes y el 2.5% enfatizó tener miedo al asistir a la escuela.

 

Violencia vial

 

Para 2007, el promedio de accidentes por día era de 145. Uno de cada 70 habitantes sufre un accidente al año y uno de cada 12 accidentes presenta muertos o heridos.

 

Los jóvenes entre los 20 y 39 años son el grupo más afectado y de mayor riesgo, pues están involucrados en 62% de los accidentes de tránsito.

 

De 1997 a 2006, el incremento de éstos fue de 112%, observándose un aumento significativo a partir del año 2000, con un promedio de 4 mil casos más cada año consecutivo

 

En 2008 hubo 744 fallecimientos en carreteras federales y para 2009 se registraron 600 decesos.
Primera causa de muertes de jóvenes.

 

1.- En el último trimestre del 2007 el 39.0% de la población ocupada eran mujeres, dato que contrasta

con 1990 donde era el 26%. Se estima que para el 2030 de cada diez hogares en Jalisco, aproximadamente tres serán dirigidos por mujeres. Elemento importante a tomar en cuenta con la consecuente doble jornada ante la persistencia en los roles de género tradicionales para la distribución de trabajo doméstico y extradoméstico en detrimento de las mujeres.

 

 

2.- La existencia de los llamados ninis (ni trabajo, ni estudio) en Jalisco, con una tendencia hacia uno de cada cuatro jóvenes entre los 12 y los 29 años de edad, implica la participación cada vez más numerosa de ellos y ellas en actividades y conductas de riesgo en las que no sólo exponen su integridad y su salud, sino que pueden ser vistos por esta posición del Estado como delincuentes peligrosos.

 

 

3.- La ZMG, al igual que el resto de las metrópolis en México, ha reproducido un crecimiento económico irregular, polarizador del ingreso y con bajas capacidades de generación de empleo protegido socialmente, estable y remunerador. Ante estas características se han incrementado las fuentes de ingreso irregulares, generando procesos de competencia violenta.

 

 

4.- La ciudad de Guadalajara se fue transformando, desde finales de los 60s, en una de las versiones mundializadas del American dream o de las también llamadas ciudades neocapitalistas. La metrópoli hoy por hoy es un espacio urbano donde se privilegia el individualismo.

 

 

5.- En los últimos tres años las autoridades más señaladas como presuntas responsables de transgredir los derechos humanos en la entidad son los cuerpos de seguridad pública estatales y municipales, así como la policía investigadora, dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco.

 

 

6.- La violencia doméstica está presente en todos los estratos y se manifiesta en las relaciones entre géneros y también entre generaciones. En el último trimestre del 2007 el 39.0% de la población ocupada eran mujeres. Se estima que para el 2030 de cada diez hogares en Jalisco, aproximadamente tres serán dirigidos por mujeres.

 

 

7.- En el caso del estado de Jalisco:

 

97.9% de los delitos quedan impunes

1.71% de presuntos responsables logran ser detenidos

72.67% de los consignados son condenados

2.1% de los ilícitos reciben condena

 

8.- La congestión y la cultura de privilegio a los desplazamientos motorizados provocan conductas agresivas al volante como es el uso excesivo del claxon, violación de las normas y reglamentos en materia de vialidad y consecuentemente accidentes, los cuales se han convertido en la primera causa de defunciones violentas de jóvenes en Jalisco.

 

Los futuros delincuentes

 

Una de las grandes incógnitas que es necesario preguntarse sobre el bullying, es: ¿Por qué el niño se vuelve un agresor? ¿Hasta qué punto “la carrilla” se vuelve un acoso? ¿Qué nos está sucediendo como familia y sociedad?

Estudios internacionales han demostrado que el comportamiento agresivo del niño, es un comportamiento aprendido y tiene una trayectoria. No es que aparezca de repente un agresor en la escuela, éste tiene una historia previa, por lo tanto la escuela puede potencializar o no esa condición violenta.

Entre los factores más comunes que propicia el bullying, es la falta de atención por parte de la familia, la desaparición de los valores, violencia intrafamiliar, sobrecupo en las aulas, falta de auitoridad en los institutos escolares, la visión social nacional e internacional y los mensajes violentos que transmiten los medios masivos.

Varios psicólogos e investigadores han concordado en que el niños agresor que no es atenidod puede llegar a ser delincuente.

 

 

AGRESIONES EN LA ESCUELA

 

En un lapso de 10 años en el país han ocurrido 26 homicidios, cuya sede ha sido la propia escuela.

En la secundaria el alumno puede recibir un máximo de 8 lesiones y de acuerdo a encuesta del CUCS de la UdeG el 42 % han recibido un tipo de agresión; entre 1 y 2 agresiones ocupa el 86% y el 1% recibe 6 tipos de agresiones.


2 comments

  1. profr. fernando ibarra /

    Muy interesante su tema Marianela,
    aqui en sonora estamos igual con la violencia en las calles,escuelas etc.etc. es insoportable este factor de violencia nunca vivido. hace poco en una de las prepas públicas más prestigiadas de sonora se detectaron varios jovenes drogados, yo fui profesor de grupo durante 30 años en escuelas primarias públicas cuando detectaba problemas en los niños los canalizaba a la dependencia correspondientes pero nunca los atendian o daban un seguimiento adecuado y continuo al problema del niño o niña, imaginese.y las autoridades donde estan.
    si usted me permite Marianela con su autorizacion voy a tomar su valioso escrito como ejemplo de lo que estamos viviendo en la Republica Mexicana y poco se hace por resolver este conflicto que cadia nos entierra más y más.

  2. David /

    Hola amigos me gustaría mucho que me informaran el nombre de este estudio y de qué manera puedo tener acceso a él.