Portal informativo de análisis político y social

GOBERNADORES PANISTAS CEDIERON AGUA A GUANAJUATO

GOBERNADORES PANISTAS CEDIERON AGUA A GUANAJUATO

Abr 21, 2012

La única certeza que existe sobre los beneficios de la Presa de El Zapotillo, es de que habrá agua suficiente para León, Guanajuato, gracias al esfuerzo y voluntad del Gobierno de Jalisco, que sólo tiene ojos para los guanajuatenses, y no parala ZonaMetropolitanade Guadalajara, que aparece como la capital más rezagada del país, con un déficit, ya, de seis metros cúbicos de agua por segundo.

 

Tres metros faltan en colonias sin agua de la Zona Metropolitana de Guadalajara, y tres que ya deben dejar de extraerse de los pozos de Toluquilla y el Valle de Tesistán, porque ya presentan una sobreexplotación riesgosa. El consultor Fernando Rueda Lujano, uno de los profesionistas más respetados de Jalisco en el tema del agua, advierte una posibilidad de pesadilla.

 

El acueducto Chapala-Guadalajara, ya está viejo y podría colapsar sin agua al 60 por ciento de los habitantes de la gran mancha urbana por mucho tiempo. Y es que sólo se cuenta con un acueducto, cuando ciudades como Monterrey tienen hasta tres porque saben el riesgo de contar sólo con un acueducto.

 

Se agrava el panorama, dice Rueda Lujano, con un sistema de distribución que permite muchas fugas y un SIAPA que poco puede hacer con las tarifas politizadas por el Congreso. El ex gobernador Guillermo Cosío, el último mandatario que hizo obras importantes para la dotación de agua para Guadalajara, también advierte que el agua de El Zapotillo para León es una realidad, y que para Jalisco es una hipótesis, porque no hay voluntad e inversiones como las que hacen para llevar agua a los leoneses. Así dice Cosío: “Los tapatíos y los alteños nos quedaremos esperando a la buena de Dios”.

 

PELIGRA EL ACUEDUCTO

P. ¿Desde cuándo se contempla utilizar las aguas del Río Verde para Guadalajara?

R. En enero de 1984 se firmó un acuerdo de coordinación para atender las necesidades de agua para la zona metropolitana, en la que se contempla una asignación de12.5 metros cúbicos por segundo, provenientes del Lago de Chapala. En ese mismo acuerdo se determinó que era necesario hacer estudios y proyectos para el aprovechamiento de las aguas del Río Verde para asegurar la dotación suficiente que respondiera a la demanda de una población en crecimiento constante. Se habló del proyectoLa Zurda-Calderón-Guadalajara, y dentro de ese proyecto se construyó el acueducto Chapala-Guadalajara y la Presa Calderón con su acueducto para Guadalajara. También se construyó la Presa de El Salto, como parte del proyecto de referencia, y ahí está sin uso, es una presa de 80 millones de pesos porque por diversas circunstancias se detuvo el gran proyecto de establecimiento de Guadalajara.

 

P. ¿Era para aprovechar el Río Verde?

R. Sí, en efecto, era para aprovechar las aguas del Río Verde, con la construcción dela Presa El Purgatorio, que estaba pensada para iniciar en 1992, pero en ese año vinieron las explosiones de abril del ’92, pero ya no fue posible hacerlo y ahí se detuvo todo, tanto que dejó de ser prioritario el tema de agua para Guadalajara.

 

P. ¿Era para Jalisco toda el agua?

R. Absolutamente toda, todavía no existía León en este panorama.

 

P. ¿Cómo se mete León en el Verde?

R. En el análisis que se hizo de las ciudades con mayores problemas del agua, y viendo que Jalisco no aprovechaba el Río Verde,la Comisión Nacional del Agua decidió hacer una reserva de ese río, mediante un decreto en el que se contempla a León, Guanajuato. Se hizo una reserva de agua de16 metros cúbicos por segundo, de los cuales 12.2 eran para Jalisco y 3.8 para León.

 

P. Eso quiere decir que… ¿pese a que León se lleva una buena cantidad del Verde, hay agua disponible suficiente para Jalisco?

R. Sí hay agua reservada suficiente, pero ya tenemos más de 25 años sin iniciar una obra importante de agua potable para la Zona Metropolitana de Guadalajara.

 

P. ¿Cancelado el proyecto de la Presa de Arcediano, la única opción viable para Guadalajara es El Verde?

R. Bueno, es que tenemos que aprovechar El Verde, y de hecho ya está listo el proyecto ejecutivo para la Presa de El Purgatorio, pero no hay recursos para la construcción.

 

P. ¿Y el Gobierno Federal no tiene contemplado?

R. Bueno, el Gobierno Federal ha destinado recursos para la construcción de El Zapotillo, y el Gobierno del Estado tengo entendido que solicitó y firmó un convenio para aprovechar esas aguas para Guadalajara también, y la cortina pasó de80 a105 metros, y eso implica que se inunde un área mayor afectando algunas comunidades.

 

P. ¿Va muy pronto el proyecto de agua para León, pero muy lento el de agua para Jalisco no?

R. Bueno, ya está licitado y adjudicado el contrato para la construcción del acueducto que llevará el agua de El Zapotillo a la ciudad de León, se le adjudicó a una empresa española llamada Bengoa.

 

P. ¿Y para Jalisco nada todavía?

R. A mí me tocó participar en un proyecto de ramificaciones para entregarle agua a las comunidades de Los Altos de Jalisco, pero no sé cuándo se ejecutará esa obra, eso depende de la voluntad del Gobierno del Estado y de los gobiernos municipales de las comunidades que van a resultar beneficiadas con el agua de El Zapotillo.

 

P. ¿Falta voluntad para las obras en Jalisco?

R. Bueno, no sé, lo que sí es cierto es que a estas alturas ya deberían estarse construyendo El Purgatorio y la planta de bombeo. A mí me parece que hay un sesgo de parte del Gobierno Federal, que no ha asignado recursos para las obras en Jalisco.

 

P. ¿Qué hay que hacer?

R. Necesitamos presionar para que se hagan las obras de inmediato, eso es importantísimo.

 

P. ¿Por qué?

R. Porque Guadalajara y su zona metropolitana dependen del viejo acueducto Chapala-Guadalajara, que está desde 1981 sin emprender ninguna obra importante, mientras los acuíferos de la zona metropolitana están muy agotados por la sobreexplotación que hay que detener, y hay una demanda no satisfecha de las colonias que suman3 metros cúbicos por segundo, que aunados a los tres que ya no debemos sacar de los pozos, son 6 metros de déficit, que con la obra de El Purgatorio apenas alcanzará para igualar la oferta y la demanda.

 

P. ¿Cómo estamos en relación con otras grandes ciudades?

R. Bueno,la Ciudad de México tiene resuelto el problema, Monterrey tiene dos acueductos y va por el tercero, para responder a la demanda futura, Tijuana ya resolvió el problema, igual que Hermosillo, y León está por resolverlo con El Zapotillo, pero Guadalajara va a la zaga.

 

P. ¿Cuáles son las consecuencias para Guadalajara y su zona metropolitana?

R. Pues que existe un riesgo muy importante de un quebranto económico y social si a Guadalajara le falta el agua, habría una crisis de repercusión nacional, estamos en un verdadero riesgo, porque tenemos un acueducto de más de 25 años y si falla por sismos y otros motivos, se quedaría un 60 por ciento de la población sin agua, porque depende de Chapala, no podemos permitir que llegue la crisis, por eso se debe hacer ya la línea Z del acueducto Chapala-Guadalajara, y el de El Purgatorio a Guadalajara, y detener la sobreexplotación de los acuíferos, y finalmente modernizar el sistema de distribución de agua, incluyendo el SIAPA, que debe renovarse para mejorar sus sistemas para evitar fugas y racionalizar el uso de agua, y sobre todo que se cobre al usuario el costo del agua.

 

P. ¿Lo entenderán los diputados?

R. Bueno, hay que despolitizar las tarifas del agua, es necesario que el Congreso se comprometa con los ciudadanos para permitir que se liberen las tarifas y que la ciudad tenga agua suficiente. Para el Gobierno Federal primero es Guanajuato y después Jalisco, en materia de aprovechamiento y canalización de aguas del Río Verde que será almacenada en la Presa El Zapotillo.

 

NO HAY PRESUPUESTO

Entrevistado por La Jornada Jalisco (22 de marzo), César Coll, titular de la Comisión Estatal del Agua (CEA) aceptó que “todo el agua que capte la Presa El Zapotillo será para el estado de Guanajuato”, mientras no se construya la presa derivadora El Purgatorio, pero el proyecto carece de presupuesto, porque ni el Gobierno de Jalisco, ni el Gobierno Federal programaron recursos para su ejecución.

 

César Coll Carabias insistió desde la presentación del proyecto ejecutivo en 2006 que el embalse, que tendría una inversión superior a los mil 400 millones de pesos, garantizaría el suministro de agua potable durante los próximos 25 años a 14 municipios de Los Altos de Jalisco, la zona conurbada de Guadalajara y la ciudad de León, Guanajuato.

 

Seis años después, el director de la CEA admitiría que para Jalisco en el arranque de abastecimiento de agua de la Presa El Zapotillo, el vital líquido con este origen no llegará a Guadalajara, ya que en la primera etapa de construcción del acueducto no se contempló a Jalisco y beneficiará a un millón 100 mil habitantes de Guanajuato, en tanto que a Jalisco se hará en el momento en que se edifiquen las conexiones que lo abastecerán y el más importante es el embalse para el cual se requieren cuatro mil millones de pesos, 50 por ciento del Gobierno Federal y el resto estatal.

 

“Nosotros requerimos iniciar la obra para hacer tanto la presa derivadora como el sistema de bombeo, de regulación y el acueducto que lleve el agua hacia la planta de potabilización del SIAPA San Gaspar”, manifestó a La Jornada Coll Carabias.

 

Coll Carabias dio a conocer que durante la visita a Guadalajara que realizó Presidente Felipe Calderón el pasado mes de marzo para inaugurar la planta de tratamiento de El Ahogado, el gobernador Emilio González Márquez le solicitó al menos dos mil 700 millones de pesos para lograr construir tanto el embalse como el colector interceptor de Agua Prieta.

 

“Nosotros tenemos una línea de crédito, desgraciadamente no destinó recursos la Conagua para el proyecto, que también considero que es indispensable porque luego pasan los años y lo vemos en las pláticas, no hay fuentes de abastecimiento en la ciudad y sigue creciendo y demandando cada vez más agua y esto (el embalse El Purgatorio) es súper necesario hacerlo a la brevedad”, dijo el funcionario estatal.

 

TRAIDORES A JALISCO

Para Manuel Villagómez, presidente de la Fundación Lerma-Chapala considera que la construcción de la Presa El Zapotillo “es una traición a Jalisco, porque la pretensión siempre fue llevar agua a León, Guanajuato” y se contó con la complicidad de los ex gobernadores Alberto Cárdenas Jiménez, Francisco Ramírez Acuña y del gobernador Emilio González Márquez, quienes no han defendido los intereses de Jalisco, por el contrario han cedido ante los poderosos intereses políticos y económicos.

 

Villagómez, acusa a Ramírez Acuña de haber tomado la decisión de construir la Presa El Zapotillo con la asesoría de Enrique Dau, quien ahora asesora a Guanajuato, además de representar a Jorge Aristóteles Sandoval en el SIAPA. Recuerda Villagómez que fue Alberto Cárdenas quien empezó con ese entreguismo a Guanajuato, ya que desde su periodo de gobernador “no acató los acuerdos que se firmaron desde la administración de don Guillermo Cosío que daba a Jalisco 12 mil metros cúbicos por segundo de agua del Río Verde y menos acató los decretos federales que nos dotaban de 9,600 mil metros cúbicos por segundo.

 

Sostiene el presidente de la Fundación Lerma-Chapala que tanto César Coll como Emilio González Márquez acordaron beneficiar más a León que a Guadalajara, siguiendo el proyecto de Francisco Ramírez Acuña y Enrique Dau, tomando una decisión unilateral y con el acuerdo de octubre del 2007 decidieron inundar Temacapulín, Acasio y Palmarejo al incrementar la cortina de 85 a 105 metros para almacenar 905 millones de metros cúbicos y dejarle a León 196 millones de metros cúbicos más de los 120 millones de metros cúbicos del Río Verde, de tal forma que quedan 316 millones de metros cúbicos para Guanajuato y 104 millones de metros cúbicos para Guadalajara, lo que significa “la traición a Jalisco de César Coll”.

 

“CEDIERON AGUA A GUANAJUATO”: COSÍO

El ex gobernador de Jalisco, Guillermo Cosío Vidaurri, hace un análisis crítico sobre la actuación de los últimos cuatro gobernadores (incluye a Carlos Rivera y los tres panistas) en el tema del agua, en un documento recientemente dado a conocer, y del que Conciencia Pública tiene una copia. Guillermo Cosío Vidaurri recuerda: “Estamos a poco menos de 20 años, de que dejó de tenerse como viable la construcción dela Presade El Purgatorio, proyectada por el Gobierno de mi cargo para dotar de agua potable ala ZonaMetropolitanade Guadalajara, como remate del proyectoLa Zurda-Calderón, puesto en marcha en el ejercicio de mi administración y suspendido al iniciarse la licencia que yo solicité de mi cargo”.

 

El ex gobernador reclama que: “Ni el gobernador provisional que me sucedió, ni los constitucionales que continuaron en ese desempeño, tuvieron intención de proseguir el proyecto, y en cambio, alguno se propuso sustituirlo mediante la construcción de una presa llamada Arcediano, que según los autores de ese nuevo enfoque, captaría aguas del Río Verde, asociadas con las provenientes del Río Santiago”.

 

Refiere que: “Algunos de nuestros gobernadores cedieron al estado de Guanajuato una parte del total de aguas que arrastra el Río Verde, para que se almacenase en la presa de El Zapotillo, a fin de que el mayor volumen, mediante un acueducto sea conducido a León y el resto, hipotéticamente, se orientase por otro acueducto a diversas poblaciones de la región de Los Altos”.

 

Denuncia: “Ahora resulta que de acuerdo con el Director del CEA, no existen recursos para realizar las obras en cuestión, que demandan dos mil 700 millones de pesos –cifra calculada pero no presupuestada legalmente– de donde se infiere que en los años inmediatos no podrán llevarse a cabo y en consecuencia, los tapatíos y los alteños nos quedaremos esperando a la buena de Dios”.

 

Dice que a juzgar de lo que está ocurriendo: “Solamente existe la posibilidad de que por lo pronto únicamente se beneficie a los habitantes de León, Guanajuato”. Se lamenta: “A los jaliscienses nos despojaron de algo que era nuestro –toda el agua del Río Verde– y así se entregó una parte de su causal a nuestro vecino de Guanajuato, de manera graciosa, y ahora, mientras no se logre concretar el tránsito de líquido de El Zapotillo ala ZonaAlteña, tanto sus habitantes como los de Zona Metropolitana de Guadalajara, tendremos que atenernos al beneficio que derive de la construcción de Arcediano II, sin que exista una fecha cercana para que esto acontezca en un mediano plazo”.

 

Concluye: “En síntesis: para poder obtener una menguada porción de las aguas del Río Verde, deberemos estar en espera de resultados que están condicionados al factor económico, y si éste no se da, nos quedaremos como el chinito: nomás milando, sabiendo que por nuestras barrancas corre un río que alguna vez fue todo para disfrute de Jalisco”.