Portal informativo de análisis político y social

REFORMA ENERGÉTICA BAJARÁ COSTO DE ELECTRICIDAD: ABEL SALGADO

REFORMA ENERGÉTICA BAJARÁ COSTO DE ELECTRICIDAD: ABEL SALGADO

Oct 11, 2014

A capa y espada, el diputado federal Abel Salgado Peña defendió la Reforma Energética aprobada por el Congreso de la Unión y señaló que constituye un paso decidido rumbo a la modernización del sector energético de nuestro país, sin privatizar las empresas públicas dedicadas a los hidrocarburos y a la electricidad, manteniendo la rectoría del estado.

Lo anterior fue sustentado por el diputado jalisciense al participar en la Decimoquinta Expo Congreso Nacional de la Industria de la Construcción Eléctrica, Electricón-2014, donde expresó que Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) han sido dotados de mayor autonomía y de un nuevo carácter como Empresas Productivas del Estado, 100% públicas y 100% mexicanas.

Bajo este estatus jurídico, sostiene que se mantiene la prohibición de otorgar concesiones en estas actividades, sin embargo, se permite que el Estado celebre contratos con particulares para que, por cuenta de la nación, lleven a cabo el financiamiento, mantenimiento, gestión, operación y ampliación de la infraestructura necesaria para prestar el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica.

Salgado Peña recordó que han sido 50 años de limitar la participación privada en la industria eléctrica y de mantener un monopolio estatal verticalmente integrado en dicha industria, ahora México permite la participación directa del sector privado en la generación y comercialización de la electricidad, así como la participación, por cuenta del Estado, en la transmisión y distribución.

La reforma del sector eléctrico acarreará enormes retos para los actuales participantes en la industria, para quienes generan la electricidad y para los grandes consumidores y bajo este contexto, el apoyo y las oportunidades que se puedan aprovechar, serán de gran utilidad para darle contenido a la reforma.

Puntualizó que el sector eléctrico en México enfrenta grandes retos: el precio de la electricidad que es elevado y además no es competitivo. En comparación con Estados Unidos, las tarifas promedio son 25% más altas, aun con el altísimo subsidio, sin el cual resultarían hasta 73% más caras; esto constituye un freno a la economía mexicana, ya que la electricidad es un insumo esencial para cualquier tipo de actividad industrial, comercial y de servicios.

Explicó que en años recientes, más del 20% de la energía generada para el servicio público se ha generado a partir de combustóleo y de diesel, con un costo significativamente mayor a las energías limpias y al gas natural. El lento ritmo en la sustitución de dichos combustibles se debe en gran parte a la histórica exclusividad de la CFE para suministrar el servicio público de energía eléctrica.

FALTAN INVERSIONES

Precisó que otro de los grandes retos que enfrenta el sector es la falta de inversión en la red de transmisión, ya que se requiere incrementar el enmallado de la red de transmisión e interconectar las zonas del país con alto potencial de energías limpias.

Ante esta expansión se debe tomar en cuenta todos los proyectos de generación, ya sean del Estado o de particulares, a fin de eliminar una de las barreras más importantes al desarrollo de proyectos de tecnología eólica y solar: la falta de capacidad de interconexión.

En lo que corresponde a la red de distribución, aseguró que hoy en día se registran ineficiencias significativas en la operación, por lo tanto, las pérdidas de energía en México son alrededor del doble del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Incluyendo las pérdidas del proceso de facturación y cobro, más de 15% de la energía producida por la CFE no se cobra. Ninguna empresa de energía eléctrica en el mundo puede sostener la pérdida de 21% de su producción sin reportar problemas financieros.

Fue necesario, dijo, reformar el capítulo económico de nuestra Constitución, y establecer las condiciones que detonaran esta nueva forma de comprender y explotar la riqueza energética de nuestro país.

Se reformó el Artículo 28 Constitucional para que la planeación y el control del sistema eléctrico nacional, así como el servicio público de transmisión y distribución de electricidad, el artículo 27 dispone que la planeación y el control del sistema eléctrico nacional, así como la transmisión y distribución de energía eléctrica correspondan exclusivamente a la nación.

«Se reafirma el control del Estado sobre el sistema eléctrico como una actividad toral de la nación para beneficio de los mexicanos, pero, y aquí es donde se encuentra la bondad de la reforma: en materia de generación y comercialización de energía eléctrica se permite la apertura a la inversión privada», indicó el ponente.

La participación de particulares, junto con la CFE, en la generación de energía eléctrica permitirá que la instalación de nuevas centrales eléctricas se lleve a cabo de forma más flexible.

CFE podrá construir nuevas plantas, modernizar la base de generación e incrementar su competitividad, mientras los particulares podrán instalar nuevas plantas para vender su energía al Mercado Eléctrico Mayorista, a suministradores o usuarios calificados.

Puntualizó que el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), que antes formaba parte de CFE, se transformará en un organismo público descentralizado encargado del control operativo del sistema eléctrico nacional (SEN).

Por ello se dispone que un tercero imparcial, y ya no la propia CFE, opere el mercado eléctrico mayorista y garantice a los generadores el acceso abierto y equitativo a la red nacional de transmisión y a las redes generales de distribución.

La garantía de acceso a un mercado donde los generadores puedan vender su producción y acceso a la red que se requiere para entregarla, impulsará la inversión en nuevas centrales de generación con tecnologías limpias y eficientes. Así se podrá aprovechar la tecnología y la experiencia de las empresas, de sus empresas, que han aplicado mejores prácticas para reducir los costos de operación y las pérdidas de energía.

REDUCIR COSTO DE ELECTRICIDAD

Por otro lado, la Reforma Energética permitirá reducir el costo de la electricidad, que depende en 80% del precio del combustible que se utilice para generarla. El gas natural es 4 veces más barato y emite 68% menos dióxido de carbono que el combustóleo, uno de los principales combustibles con los que actualmente generamos electricidad.

México tiene múltiples yacimientos de gas natural, sin embargo, la producción de éste va a la baja y hoy importamos 30% de nuestro consumo.

Expresó que con los cambios constitucionales y legales aprobados tendremos múltiples operadores para extraer el gas natural que necesitamos y así produciremos electricidad más barata y más limpia.

La generación de energía eléctrica bajo reglas de acceso abierto e imparcial, aunado a la participación de particulares en los segmentos de transmisión y distribución y en el desarrollo de la infraestructura asociada, permitirá una reducción considerable en los costos de producción del sector eléctrico y hará posible la mayor participación de energías limpias y más eficientes.