Portal informativo de análisis político y social

SIEMBRAN UNA VARIEDAD DE SUPERSORGO EN AHUALULCO

SIEMBRAN UNA VARIEDAD DE SUPERSORGO EN AHUALULCO

Sep 13, 2014

El sorgo normal, a pesar de que mide un metro y medio aproximadamente, sólo utilizamos el grano, nos da una producción por hectárea entre 8 y 11 toneladas en grano. Este cultivo por hectárea nos da un aproximado de 120 toneladas en el primer corte, aprovechando todo el forraje. La característica del cultivo es que en un año haces tres cortes, inmediatamente cuando cortas a los dos meses y medio está el segundo corte y dos meses después el tercero, significa que en un solo año un agricultor tendrá un promedio de 300 a 390 toneladas en una sola hectárea.

Como una opción para sustituir el cultivo de la caña de azúcar, se está llevando a cabo un experimento de siembra de sorgo gigante con una altura aproximada de cuatro metros y medio en el municipio de Ahualulco de Mercado, Jalisco, y que logra un rendimiento entre 300 y 390 toneladas en tres cortes durante un año.

El pionero y encargado de este proyecto es el presidente municipal de Ahualulco, Gerardo Guízar Macías, quien en entrevista concedida en el programa radiofónico Conciencia al Aire, comentó los beneficios que tendría el cultivo, asegurando será un detonante para el estado y el país.

«Es un cultivo renovable y alternativo para los campesinos de Jalisco y México; la semilla la aporta una empresa japonesa que tiene 15 años en experimentación y ya está en varios puntos del país, uno de ellos en Ahualulco de Mercado. Fue a través de un grupo de amigos que me comentaron en Guadalajara del tema, me interesó y les comenté que Ahualulco está en una zona muy productiva como es la Región Valles. Vimos la tierra, probamos once variedades, les gustó el desarrollo y nos autorizaron de inmediato la siembra de 24 hectáreas, una de ellas es una parcela que se sembró el 30 de mayo y ya estamos a días de cosecharla. Su tamaño es un crecimiento sorprendente de cuatro metros y medio, es sorprendente, tiene 9.8 de proteínas especialmente para la engorda del ganado».

Comparándola con el sorgo normal, ¿Cuáles son las diferencias?

«El sorgo, a pesar de que mide un metro y medio aproximadamente, sólo utilizamos el grano, nos da una producción por hectárea entre 8 y 11 toneladas en grano. Este cultivo por hectárea nos da un aproximado de 120 toneladas en el primer corte. La característica del cultivo es que en un año haces tres cortes, inmediatamente cuando cortas, a los dos meses y medio está el segundo corte y dos meses después el tercero, significa que en un solo año un agricultor tendrá un promedio de 300 a 390 toneladas en una sola hectárea».

¿Con riego o por humedad, como la caña de azúcar que vuelve a renacer para otra producción…?

«La caña debemos cortarla cada año. A los doce meses se corta. Este cultivo el primer corte se hace a los cien días y a los ochenta días hacemos el segundo corte. Es un cultivo que debemos sembrarlo en tierras de riego. Hay una parcela sembrada con el puro temporal de lluvia, entonces significa que las tierras de la Región Valles podemos buscar una variedad en su momento que pueda generar más producción y buscar una variedad que sí tienen los japoneses para sembrar en tierras de cultivos de temporal donde nos dé mayor producción».

¿La semilla es amarga o qué cualidad tiene para que los pájaros no le peguen tanto como a otros tipos de sorgo?

«Los pájaros no lo tocan, es amarga pero no la tocan, el propósito principal que tenemos en Ahualulco y en el país es para el ganado. Cuando lleguemos a las dos mil hectáreas, la segunda etapa que también nos interesa, vamos a buscar para producir el etanol y la alta fructosa, esa planta tiene muchas bondades, siempre será rastrojo, un producto que se utilizará para el ganado, la segunda que es el valor agregado que le beneficiará al productor, un ingenio en la región para producir el etanol y la alta fructosa».

¿Qué facilidades otorgó Ahualulco para que los japoneses se fijaran en sus tierras y no en otras entidades?

«La suerte es estar en el momento adecuado. Con los amigos se empezó a platicar el tema y ahí me ofrecí, dije que soy agricultor, que nuestra región es buena, que podemos intentar en las tierras, que sí es factible, y es experimentar en cabeza ajena. Estamos llevando el trabajo del cultivo de supersorgo con lo que los japoneses nos indican con la finalidad que los agricultores que han visitado tengan la confianza, que vean que realmente es efectivo y viene a ser un parteaguas en lo que siempre venimos haciendo. Esta región siempre ha sido cañera y maicera, este es un producto alternativo que viene, si lo vemos a largo plazo será un cultivo que va a equilibrar la producción de caña porque algunas tierras van a dedicarse a producir el supersorgo».

Ante la producción más alta el costo del cultivo es más caro. ¿Cierto?

«No, aquí estamos al revés. Por hectárea llevamos ocho mil pesos, es el costo hasta ahorita. En la segunda etapa andaremos sobre los seis mil y en la tercera sobre los cinco mil. Significa que el costo-beneficio será mayor el beneficio con el supersorgo en las cosechas que si nos esperamos a que la caña en doce meses nos dé su fruto. Además, la caña cuando se corta en diciembre se está preliquidando en febrero o marzo y la liquidación en junio o julio; con el supersorgo en la región tendríamos dinero en las tres épocas del año en cada corte, habría un movimiento económico fuerte en la región».

¿Cómo sería la comercialización?

«Ahorita estamos tratando con el señor Lalo Garibay que ya conoce el cultivo y es el primero que va a realizar la engorda con este tipo de cultivo, todas las hectáreas que vayamos sembrando después de la engorda del ganado y que la Universidad de Guadalajara, la Universidad Autónoma y la de Chapingo que son las que nos están ayudando hagan los estudios que estarán revisando periódicamente, nos van a certificar la calidad en su producto final».

¿Cuándo tendrán una conclusión de lo que han hecho para establecer los criterios y estrategia futura?

«En la próxima semana estaremos cosechando el supersorgo, ya con la engorda de los animales en dos meses y medio, en ese transcurso cada universidad estará realizando los estudios al ganado, ya tenemos los estudios de una universidad japonesa pero nos interesan mucho los estudios de las universidades del país, por ello consideramos que en diciembre tendremos los resultados óptimos porque a los ganaderos lo que les interesa es que no tengan la grasa amarilla, que sea una carne blanca, con este cultivo todos los ganaderos interesados en engordar su ganado podrán ofrecer un ganado orgánico. En estos momentos los japoneses y los técnicos nos están orientando para que no busquemos los azúcares, que busquemos proteínas».

%d bloggers like this: