Portal informativo de análisis político y social

Treinta años de transporte deshumanizado: ¿Ahora sí mejorará el transporte?

Treinta años de transporte deshumanizado: ¿Ahora sí mejorará el transporte?

May 6, 2017

Por Belisario Bourjac //

Tuvieron que pasar treinta años para que el viejo modelo de transporte público de Jalisco empezara a cambiar.

Para el gobierno de Aristóteles Sandoval la empresa de transformación del transporte no ha sido tarea fácil. El quinto año de su gobierno camina, y apenas inicia con el primer corredor troncal de un total de 18 y que incluye en este arranque a 32 camiones. Iniciará su recorrido en Artesanos y terminará en Tlaquepaque.

Al frente de la Secretaría de Movilidad estuvo Mauricio Gudiño quien diseñó el proyecto con su equipo de técnicos y por motivos de enfermedad fue relevado entranto Servando Sepúlveda a quien le ha tocado la ejecución del nuevo modelo Ruta-Empresa.

La primera ruta con la que arranca el modelo Ruta-Empresa que es la troncal de Artesanos hará su recorrido en Huentitán y finalizará en Tlaquepaque y se estrena con la operación de prepago.

En Conciencia Pública se escribió en noviembre del 2015 que los intereses creados o la timidez con la que se trata al llamado pulpo camionero” ha impedido en los últimos 30 años se avance en la modernización del transporte y que ha propiciado que queden en el papel proyectos que parecen indispensables para mejorar el servicio y frenar el índice de accidentes, tiene su explicación en la participación directa de algunos los gobernantes en el negocio.

De la misma forma se hizo notar el interés de la clase gobernante en el tema del transporte público en la Zona Metropolitana de Guadalajara obedece a que hoy día se trata de un negocio de 5 millones de boletos vendidos al día, es decir, un negocio que genera ingresos por 30 millones de pesos diarios, más de 10 mil millones de pesos de ingreso anual.

Esto significa que se trata de una cantidad similar al que gastan al año en su ejercicio presupuestal todos los ayuntamientos de la Zona Metropolitana juntos, es decir, Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco.

Para lograrlo, se cuenta con un parque vehicular de casi 5 mil unidades distribuidas en una veintena de empresas privadas, públicas y de inversión mixta, que prestan el servicio a través de alrededor de 250 rutas en la ZMG, aunque el crecimiento de la mancha urbana y la lentitud en el reordenamiento del transporte público ha propiciado la entrada de un servicio alterno, irregular, que se brinda a través de mototaxis, negocio que ha acaparado la CROC y algunos grupos de particulares avencindados en Tlajomulco de Zúñiga.

Nada ha cambiado en 30 años

El periodista Mario Ávila en un amplio reportaje que se publicó en el Semanario Conciencia Pública, titulado “Treinta años de transporte deshumanizado”, subrayó el día 29 de noviembre del año 2015 (http://concienciapublica.com.mx/slider/30-anos-de-transporte-deshumanizado/) que con el regreso del PRI al Gobierno del Estado en la persona de Jorge Aristóteles Sandoval, fuera del discurso y del proyecto en papel, todo seguía igual en las calles de la ciudad y nada había cambiado en el servicio del transporte público, igual que en los últimos 30 años.

Siguen generándose los subsidios discrecionales a las empresas privadas; las empresas del estado siguen siendo absolutamente ineficientes y siguen siendo el pretexto ideal para el uso turbio de cientos de millones de pesos”.

Los transportistas siguen exigiendo aumentos a la tarifa, pero sólo justificados con los incrementos de los insumos, nunca poniendo como argumento la mejora en la calidad del servicio, al grado de que siguen participando en un accidente fatal cada 5 días, es decir, en lo que va del año 55 personas han perdido la vida, pero en los últimos meses el servicio se ha distinguido por accidentes que han ocasionado una gran cantidad de lesionados, sobre todo en las rutas que van hacia Tlajomulco”.

Y finalmente las mejoras siguen siendo una promesa constante. Hace 20 años ya se hablada de la implementación del sistema de prepago, ya se exigía la transformación del modelo hombre-camión, por el de ruta-empresa. Hoy, pese a que el 20% de las unidades (50 de 250 rutas) ya recibieron oficialmente la autorización para cobrar el pasaje en 7 pesos, el común denominador de los choferes muestra nula capacitación y hay rezagos incluso en el respeto a los límites de velocidad y al dispositivo de puertas cerradas. Ni qué decir de las empresas que prestan el servicio “de lujo”, que de lujo solo tienen el precio de 12 pesos por pasaje, ya que ninguna unidad cuenta con lo que se requiere, es decir, aire acondicionado, música estereofónica, televisión y sin pasajeros que viajen de pie”, se subrayaría en el reportaje de Mario Avila.

EL RETO ASUMIDO POR ARISTÓTELES

En el último tercio del gobierno de Aristóteles Sandoval empieza a desdoblarse el nuevo modelo de transporte Ruta-Empresa que viene a sustituir al de Hombre-Camión y que debe ser el inicio de la transformación de fondo que se impulsa para erradicar los viejos vicios de un sistema que se distingue por su deshumanización y al usuario se ve y se trata como mercancía.

La gran apuesta del gobernó de Jalisco en este sexenio ha sido la movilidad y la reingeniería del transporte público, y después de 30 años de que sexenio tras sexenio cada titular del Poder Ejecutivo se dedicaba a batear el bote, el gobernador Aristóteles Sandoval decidió convertir el tema en su prioridad.

Así fue como encabezó la reingeniería Mauricio Gudiño Coronado al frente de la Secretaría de Movilidad. Para tal efecto se promovió y aprobó una nueva Ley de Movilidad.

Sin embargo, en marzo del 2015 el director de Conciencia Pública, Gabriel Ibarra Bourjac, precisó que ya había transcurrido la mitad de este gobierno y no se veía claro la transformación del mismo. “El proyecto de reingeniería y mejoramiento del transporte público en el papel está muy bien desarrollado, pero para su ejecución se tienen que vencer los obstáculos que presenta el poderoso grupo que representa el llamado “pulpo camionero”, representado por la familia Higareda”, apuntaría.

Todavía más el periodista preguntaba “si Aristóteles podrá doblegar al “pulpo” y así mejorar el transporte”. Y se mostraba escéptico sobre si la batalla la ganaría el Gobierno del Estado: “Tengo mis dudas si realmente existe un juego de vencidas entre el Gobierno del Estado y la Alianza de Camioneros. Tengo mis dudas si la Secretaría de Movilidad realmente le está entrando a la guerra o si simplemente ya entregó la plaza”.

EL SISTEMA DE PREPAGO

De la misma forma el director de Conciencia Pública, precisaba:

Será el sistema de prepago el que vendrá a cambiar el sistema del transporte con la creación de la llamada ruta-empresa que viene a sustituir el hombre-camión, pero es allí donde está la gran resistencia y la razón es simple y contundente: los de la Alianza de Camioneros no quieren formar parte de la economía formal y pagar los impuestos a los que estamos obligados los ciudadanos comunes y corrientes”.

De la misma forma los de la Alianza no quieren que sus trabajadores estén en el IMSS y cuenten con la seguridad social, pagando además salarios dignos. Pretextos siempre podrán tener para darle largas al tema y entorpecer la ejecución del programa, pero en el fondo los señores rechazan estar registrados en Hacienda y en el IMSS”.

Entre los cambios que los transportistas debieron de haber realizado en las unidades desde marzo del pasado año es el cambio en la forma de pago, de dejar de pagarles por comisión, darlos de alta en el IMSS y fijarles un salario profesional; la capacitación de los choferes, la instalación de GPS, letreros electrónicos, el sistema de regulación y control de velocidad, así como las cámaras de vigilancia”.

El sistema de prepago es el de más fondo, base del sistema ruta-empresa, porque el operador del camión ya no tendrá qué realizar varias funciones a la vez, mientras conduce el camión. Pero adoptar este sistema implica entrarle a la formalidad”.

El entonces secretario de Movilidad, Mauricio Gudiño había anunciado una serie de mejoras en el transporte citadino con las llamadas “Rutas Modelo”, que en la percepción del usuario son poco perceptibles, y que representaban el 5% de las rutas de la Metropoli que habían dado cumplimiento con las mejoras, esto es, 13 de 270 rutas existentes y que representan 500 unidades del transporte.

Llegaba casi a mitad de sexenio y el proyecto de nuevo modelo de transporte Ruta-Empresa se había empantanado. El líder del cambio, Mauricio Gudiño como titular de la Secretaría de Movilidad se entramparía en el proceso de negociación con los camioneros a tal punto que sería separado por el gobernador, para ser nombrado en su lugar el experto en temas de seguridad y que ya había sido jefe del Departamento de Tránsito, cuatro sexenios atrás, Servando Sepúlveda Enríquez, con fama de duro.

EN SISTECOZOME Y SERVICIOS Y TRANSPORTES UN BOQUETE DE DOS MIL MILLONES 

Durante el primer mes del presente año y dentro del esquema de reordenamiento a fondo del transporte público de Jalisco, se anunció la desaparición de Sistecozome que administra el Gobierno del Estado y que fue creado durante el gobierno que encabezó don Enrique Alvarez de Castillo.

De la misma forma el propio Gobierno de Jalisco aceptó su ineficiencia como administrador del transporte público ante el alto endeudamiento en que se encuentran las empresas Servicios y Transportes y Sistecozome y que registran un boquete financiero de cuando menos 2 mil millones de pesos, de acuerdo al resultado preliminar de auditorías practicadas a ambas empresas por la Contraloría del Estado y que diera a conocer su titular, Teresa Brito.

Sistecozome desaparecerá, de acuerdo a la declaración que realizara el gobernador Aristóteles Sandoval, como parte de las medidas contra el gasolinazo que toma el Gobierno de Jalisco. Además, Sistecozome se ha convertido en un organismo problemático, ya que una de las rutas que se resisten a integrarse al modelo Ruta-Empresa, forman parte de la misma.

La auditoría que realizó el pasado año la Contraloría del Estado, detectó deuda de este organismo descentralizado por 500 millones de pesos, de los cuales 315 se deben a la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas.

De la misma forma, la contadora Teresa Brito reveló que Servicios y Transportes triplica la deuda de Sistecozome, rondando los 1,500 millones de pesos, de acuerdo a información preliminar.

 AUDITORÍA ORDENADA POR EL GOBERNADOR

Desde mediados del pasado año, Aristóteles Sandoval giró instrucciones a la Contraloría del Estado proceder a auditar a Sistecozome y se hiciera un plan administrativo preventivo para la liquidación de funcionarios de confianza. «No vamos a seguir sosteniendo a organismos que son inviables para el gobierno y las finanzas del estado y en ese sentido estaremos actuando con firmeza», anunció el titular del Poder Ejecutivo de Jalisco el pasado año.

En las acciones contra el gasolinazo el tema del transporte público constituyó uno de sus tres principales ejes, considerando el impacto que tiene el aumento al transporte en la economía de las familias de menores ingresos. «No habrá aumento al transporte público y desaparecerá Sistecozome», precisó Aristóteles Sandoval.

«Perseveraremos en la idea de que el cambio en el transporte está en el modelo de Ruta-Empresa, todo lo que quiera cambiar y mudar recibirá nuestro apoyo. Subsidiar el diésel es subsidiar al pasado, es retrógrado, apoyaremos el tránsito a unidades con gas natural e híbridos, queremos un modelo rentable», indicó.

De la misma forma giró instrucciones a la Secretaría de Movilidad y Sepaf para presentar una serie de apoyos a los transportistas que ya decidieron sumarse al modelo Ruta-Empresa.

Sobre la eliminación de Sistecozome, expresó: «Vamos a liquidar al Sistecozome, reconozco el esfuerzo de los que están al frente, pero la situación actual es insostenible. Y durante la semana posterior al anuncio del titular del Poder Ejecutivo, se inició la intervención administrativa en Sistecozome, garantizando el respeto a los derechos laborales de los trabajadores.

Aún no se definió el procedimiento que se seguirá para la desaparición de la paraestatal como Sistecozome, como es la liquidación, la fusión con otra empresa o se realiza una reestructuración de la misma.

RESULTADOS DE LA REVISIÓN

De acuerdo a la auditoría de Sistecozome, cuyos resultados dio a conocer la contralora Tere Brito, se hicieron 30 observaciones de las cuales 12 fueron solventadas y aún no se ha hablado de fincar responsabilidades.

Sobre la auditoría que se practica a Servicios y Transportes, se dijo que a mediados de este mes se tendrá el resultado preliminar.

NUMERALIA DE SISTECOZOME

  • Número de trabajadores: 535.

  • De los cuales: 240 son choferes

  • Número de rutas que opera: 4

  • Número de unidades: 90. 

TRANSPORTE SUBROGADO

  • Número de rutas administradas: 51.

  • Número de unidades: 2 mil 300.

_____________________________ 

JUAN CARLOS VILLARREAL A FAVOR DE LA REINGENIERÍA

Juan Carlos Villarreal apoyó la realización del nuevo modelo Ruta-Empresa.

En enero del 2014 el entonces dirigente del Frente Unido de Subrogatarios del Estado de Jalisco (SUTEJ), Juan Carlos Villarreal hacía referencia al cambio del modelo del transporte, cuando refería que “con la implementación de nuevas estrategias, como el pre-pago y la ruta empresa, así como el sueldo fijo para operadores, se mejorarán las condiciones de calidad del servicio, bajarán los índices de accidentes y tendrán la capacidad moral para pedir aumentos en la tarifa”.

Juan Carlos Villarreal optimista consideraba que se estaba por la ruta correcta para cambiar los paradigmas del transporte, cuando estaban en la mesa la Alianza de Camioneros, los Subrogatarios, el Gobierno y todos los empresarios involucrados.

Autocrítico y reflexivo sobre la calidad del servicio que prestan a los usuarios de la Zona Metropolitana, Juan Carlos Villarreal hacía referencia al precio del mismo y el juego de vencidas que se registraba entre Gobierno y dueños del transporte cada vez que se requería aumentar la tarifa al usuario. “Hemos comentado que si seguimos haciendo las mismas cosas, con las mismas estrategias, pues tendremos los mismos resultados, tenemos que meternos a fondo, cambiar las estrategias y eso es lo único que nos dará calidad moral para poder llegar al tema de solicitar tarifa sin que se decida sin elementos políticos perversos y personales, porque el impacto social que tiene hacia la ciudadanía se tiene que ponderar. Debería ser un tema menos controvertido en la< medida que la ciudadanía tenga un servicio que les satisfaga. Hay mucho por hacer, nosotros hemos abogado para que se cambie el sistema”.
__________________________

LOS ACCIDENTES FUNESTOS: EL TRANSPORTE, FÁBRICA DE MUERTES

1280 personas han perdido la vida durante los últimos 22 años bajo las llantas de los camiones:

Una característica del viejo modelo de transporte que se pretende desaparecer es su deshumanización, convertido en “la ley de la selva” con el modelo “hombre camión”, en el que todos se disputan el pasaje y que ha derivado en más de mil muertes en las últimas dos décadas.

Y lo mismo se ven involucrados en estos accidentes fatales unidades del transporte de los empresarios como del propio gobierno que tienen sus empresas Sistecozome y Servicio y Transportes, la primera en proceso de liquidación.

Y si el recuento se va a los últimos 23 años, es decir, los tres sexenios panistas y el que va del PRI, la cifra de víctimas fatales llega a los mil 288, con 424 durante el sexenio de Alberto Cárdenas Jiménez, 369 en la administración de Francisco Ramírez Acuña, 288 en el periodo de gobierno de Emilio González Márquez y con 200 en lo que los cuatro primeros años de la administración de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.

Durante los primeros cuatro años del sexenio que encabeza Aristóteles Sandoval la pérdida de vidas provocado por este transporte público deshumanizado prácticamente no disminuyó en relación a otros sexenios. El comportamiento de los choferes no cambia, pese a cursos de capacitación que se les ha impartido para mejorar el servicio. Fueron 200 las muertes en estos años (en el 2013, 50; 2014, 52; 2015, 56 y 2016, 42).

Esto, según se advierte en un documento interno que el Consejo Estatal de Víctimas del Transporte Público hizo llegar a los integrantes de la LX Legislatura (la pasada) y en el que se abunda que en la zona Metropolitana de Guadalajara hay 576 accidentes del transporte público al año y en promedio ocho percances al día, los que han generado alrededor de 6 mil lesionados en lo que va de la década, es decir, del 2010 a la fecha.

Se detalla en el documento que durante el sexenio de Alberto Cárdenas Jiménez, los años más críticos fueron 1998, con 141 fallecimientos a causa del transporte público y 1999, con 105. Durante aquella administración pasaron por la Secretaría de Vialidad personajes como Germán Camacho, José María Hernández Quintero y Leopoldo Montelongo. El saldo total de esa administración fue de 424 y en aquella época se acuñó entre los medios de comunicación el término “vacunos” para referirse peyorativamente a los choferes.

A la llegada de Francisco Javier Ramírez Acuña —se abunda en el informe—, se redujo el número de víctimas del transporte público, sin embargo, no mejoraron las condiciones del servicio. El año más álgido fue 2002, con 85 muertos; pero hubo cifras bajas, como 33 en el año 2005 y 44 en el 2006. En total, hubo 369 decesos en la administración de los secretarios José Manuel Verdín Díaz (en dos etapas) y Alfonso Rejón Cervantes.

Emilio González Márquez ratificó a Verdín en la Secretaría de Vialidad, que por motivos de salud pasó luego la estafeta a Diego Monraz Villaseñor. El año con más muertos del transporte fue 2010 con 67. En total, 288 personas perdieron la vida a causa de un accidente camionero, pero a pesar de ello, se premió con un aumento de la tarifa, aunque fue revertida por un amparo presentado por la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU).

En 2013, la Secretaría de Vialidad se transformó en la de Movilidad con Mauricio Gudiño Coronado como titular. Ese año se suscitaron 51 muertes. Los decesos llegaron a 54 en el 2014 y en lo que va del 2015 el número de víctimas fatales en accidentes donde participa el transporte público asciende a 55.

Accidentes fatales por sexenio:

Alberto Cárdenas Jiménez 424

Francisco Javier Ramírez Acuña 369

Emilio González Márquez 288

Aristóteles Sandoval Díaz 200

(Los primeros cuatro años)

Total 1,281