Portal informativo de análisis político y social

VÍCTIMAS DE ACOSO, EL 40 POR CIENTO DE ESTUDIANTES

VÍCTIMAS DE ACOSO, EL 40 POR CIENTO DE ESTUDIANTES

Feb 25, 2012

Durante casi cuatro décadas, la violencia escolar o bullying ha causado estragos en los alumnos de diferentes grados escolares en todo el mundo, que va desde la agresión física, psicológica y sexual, llevándolos a cometer actos desastrosos, tales como el homicidio y suicidio.

 

Ahora en pleno siglo XXI, a pesar que el término bullying se ha tomado muy en serio en países como España, Alemania, Canadá y Estados Unidos, creando programas sociales dentro de las instituciones escolares, en México el acoso escolar se sigue considerando “un invento de madres chismosas”, dicha violencia es silenciosa y ataca a uno de los sectores más vulnerables de la sociedad, los niños y adolescentes.

 

Como parte de las seis conferencias organizadas por el Centro de Desarrollo Tecnológico (CEDETEC), “Queremos Paz, no violencia escolar”, trató de responder varias incógnitas que tanto los padres de familia, como maestros y directores se están cuestionando, ¿qué nos toca hacer en esta situación de acoso escolar? ¿Es algo normal para muchos de los niños y niñas? ¿Por qué la violencia escolar va en un aumento desmedido?

 

“No podemos ver a la violencia como algo natural”

“La violencia no está en las características biológicas, no viene en los genes, cada uno de nosotros trae atrás una historia de vida, el cómo aprendí en casa a relacionarme con los demás, lo que los chicos aprenden en casa, lo reproducen en las escuelas”, advirtió la expositora Norma Armida Flores Antón, representante de la Secretaría de Educación, quien dirige el Programa para el Desarrollo y Bienestar Escolar.

 

De acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos del 2010, nos habla que el 40 por ciento de la población escolar y de primaria han sido víctimas de acoso tanto en instituciones públicas como privadas.  El 17 por ciento de alumnos de primaria reportan que han sufrido amenazas de parte de sus compañeros y a nivel de secundaria baja hacia un 8.3 por ciento.

 

Flores Antón resaltó que esos porcentajes son los que denuncian, sin embargo, dejó en claro que se tendrá que reflexionar que sucede con aquellos que se quedan callados y no entran en dichas encuestas. A su vez criticó que no se tiene el enfoque de la cultura preventiva. “Cuando vamos a ofrecer el programa dicen que todo está bien, que no hay problema, cuando surgen los problemas es cuando nos hablan”, indicó.

 

Añadió: “Cada vez nuestros niños están empezando a entrar a este mundo de violencia, adicciones, de situaciones sexuales a edades más tempranas. Tenemos 18 años de estar trabajando en este programa, íbamos a prepas, hoy estamos en segundo de primaria, con niños que tienen este tipo de situaciones de violencia y en donde ellos acaban por verlo como algo normal”.

“Videojuegos y televisión crean a niños insensibles”

Estas nuevas generaciones de niños que son educados por la televisión, el Internet y los videojuegos han perdido la capacidad de asombro, y por lo tanto la falta de empatía, para la doctora Flores Antón, estos niños actúan por medio de la imitación discriminada de lo que están viendo en los medios de comunicación, lo cual trae como consecuencia un efecto que los hace insensible hacia la violencia.  “En un videojuego les dan puntos si roban un vehículo y atropellan gente inocente, les dan más puntos si lo hacen con una embarazada, si violan a la prostituta, las matan y las descuartizan”, manifestó.
“Estos niños no miden las consecuencias de sus actos. Son personas que necesitan ayuda tanto la víctima como el agresor, vimos en una escuela que a un niño le encajaron un lápiz en el oído y perdió la capacidad auditiva; en otra escuela las niñas son las acosadoras sexuales hacia los chicos y juegan a la dona azucarada, al bolis de leche”, explicó.

 

Un niño víctima del acoso escolar puede presentar varios síntomas tales como personalidad insegura, baja autoestima, la falta de capacidad de manejar sus emociones, continuamente están aislados, son tímidos, son nerviosos, y se enferman constantemente. Me ha tocando ver en el consultorio a niños con colitis, gastritis, que eran enfermedades de adultos con mucho estrés y ahorita lo están manejando niños de ocho a nueve años, hasta llegar intentar el suicidio”, advirtió la expositora.
“Uno de cada seis niños se suicida por bullying”

Al turno de la exposición de la presidenta de la asociación civil Asjapava AC, María del Refugio Ruiz señaló que la Procuraduría General de la República marca que de cada 6 niños 1 se suicida por bullying, y que la Comisión Nacional de Derechos Humanos designó que de cada 3 niños 1 sufre acoso escolar.

 

“Vivimos en un Estado de guerra, estamos en tierra de nadie, pero nuestros hijos escuchan todos los días estas noticias, muchos de ellos viven violencia intrafamiliar en casa, en el camino a la escuela, también viven esa violencia vial, vivimos en violencia y ahora se ha agravado por lo medios electrónicos”, manifestó.

 

Al hablar sobre el acoso sexual dentro de las instituciones escolares, la luchadora social advirtió que hay muchos casos de penetraciones en el jardín de niños, de niño con niño, de niño a niña. “Eso no lo aprenden en la escuela, pero desde ahí tenemos que empezar la prevención, tenemos que preocuparnos de checar que están viendo nuestros hijos”, subrayó.

Cyberbullying

Las redes sociales se han convertido en una herramienta fundamental para atentar contra la dignidad humana, se han destruido vidas de niños en unos cuantos segundos con el poder del click y la moda “facebukera”. “La reputación te la terminan en segundos, me llegan fotos de niñas que no tienen pelo púbico y se toman las fotos y la suben al Internet, a sus redes sociales y se las dan a sus novios”, reflexionó Cuquita Ruiz.

 

“No sólo es en los baños ocurren agresiones, donde se ve muchísimo son en los salones de cómputo, el auditorio, los patios de recreo, recibo videos donde hay sexo oral dentro del salón de clases y el maestro está ahí, ¿por qué no hace nada el maestro?”, cuestionó.

 

“El observador, un aliado mortal”

Para que un acto se pueda definir como acoso escolar es necesario la participación del agresor y su víctima, sin embargo para Ruiz Moreno existe un tercero en cuestión, el observador, ya que éste es el que echa la porra, el testigo y el que incita a hacer la violencia escolar.

 

“Si el espectador le da alas y ánimos y se siente el otro fuerte, va a seguir hostigando a la víctima, mientras que le quitemos esa fuerza y seamos preventivos con los observadores ahí pararíamos la violencia”, explicó. A su vez, la luchadora social destacó que la Ley de Justicia del Adolescente no se hace responsable de los menores de 12 años que hayan cometido alguna infracción, incitando a que el crimen organizado fije planes para estos niños.

 

“El crimen organizado nos están robando a nuestros hijos, y los padres de familia y maestros estamos desarticulados, dejándolos libres como el viento”, apuntó. Al concluir el foro, Cuquita Ruiz dejó en claro que la denuncia es lo único que puede parar el acoso escolar, sin embargo, hizo hincapié en que se debe de dar seguimiento y certificar que se atendió psicológicamente a los niños involucrados.


One comment

  1. Fernando Ibarra Valenzuela /

    Realmente muy interesante tema que pocas veces se escribe de este problema del acoso en contra de los niños y jovenes la sociedad es indiferente ante este problema que afecta seriamente a la poblacion escolar pero como los niños y jovenes no se pueden defender caen en las garras del acoso.
    y como dice el crimen organizado nos esta robando a nuestros hijos sin importar color,raza posicion economica ,yo he luchado mucho para proteger a los niños y jovenes de Sonora hemos hechos cartillas juveniles,tripticos,folletos,poster etc. pero desafortunadamente a ninguna autoridad le ha interesado el proteger a nuestros niños y jovenes. estamos a las ordenes fernando_iv58qhotmail.com