Portal informativo de análisis político y social

CUATRO ASPIRANTES PRIÍSTAS POR GUADALAJARA Y EL FACTOR ZAMORA

CUATRO ASPIRANTES PRIÍSTAS POR GUADALAJARA Y EL FACTOR ZAMORA

Oct 23, 2011

El filólogo guanajuatense Vicente Fox no sólo contagió a los políticos con el mal decir, sino también con el mal hacer. Así, la costumbre de esperar la señal del partido se acabó, y no alcanzan a calentar la silla, del cargo obtenido, cuando ya están en campaña. A Fox no lo detuvo nadie, porque no había ley que regulara a los madrugadores de la política. Hoy, con una ley muy clara que lo prohíbe específicamente, tampoco se detienen, y los únicos límites que conocen son su entusiasmo, que parece no acabar nunca, y los recursos económicos, que nadie sabe a ciencia cierta de dónde vienen. Mientras el árbitro, encargado de aplicar la norma, duerme cómodamente.

Claro que Guadalajara no se escapa a ese fenómeno, y los partidos ya tienen sus precandidatos perfilados. Como es lógico que suceda, el partido que ocupa Palacio Municipal actualmente, es el que más aspirantes en campaña tiene. Se puede contar una docena, pero queremos apegamos a la seriedad y a la lógica, y sólo apuntamos cuatro, basados en las posibilidades reales que tienen de ser ungidos como abanderados del PRI para refrendar el triunfo en la elección de 2012. Ellos son: Claudia Delgadillo, Salvador Caro Cabrera, Leobardo Alcalá y Rocío Corona Nakamura.

A esta lista quieren sumarse algunos que le subió la temperatura de la política, pero no así sus posibilidades e imagen, como la diputada local Elisa Ayón, un personaje totalmente gris, novata en el servicio público, que ha pasado desapercibida en el Congreso, y Roberto López, conocido como “El Chino”, que trata de llamar la atención, pero que no ha hecho campaña, porque lo suyo es un afán patrimonialista, que no le da tiempo para nada, y tal vez consciente de que sus actos de corrupción lo sentarían en el primer intento.

Entrevistados por Conciencia Pública, los cuatro señalados andan en plena campaña y se reportan listos para ganar la candidatura, y sólo Claudia Delgadillo dice que respetará las formas, y públicamente destapará su aspiración, hasta que su partido dé la señal, es decir cuándo se publique la convocatoria.

Ciertamente, la Secretaría de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Guadalajara es la más discreta, porque no ha pintado bardas ni celebrado eventos públicos para apoyar sus aspiraciones.

 

SALVADOR CARO CABRERA: “Yo voy a mandar a Alberto Cárdenas, de Regidor”

Con un slogan muy polémico (“Lo Bueno es caro”), Salvador Caro destaca entre las aspirantes por haber sido el primero en emprender un proyecto para lograr la candidatura por Guadalajara, y porque protagoniza la campaña más activa en medios de comunicación, bardas, reuniones con la militancia y otras actividades como la gestoría social, que hace pública para ganar adeptos.

Lo respalda un currículum que incluye: Licenciatura en Derecho en la Universidad de Guadalajara, profesor universitario, maestría en políticas públicas del ITAM, coordinador de Asesores del PRI en el Congreso, presidente del Comité Municipal del PRI Guadalajara, consejero Nacional de su partido, regidor de Guadalajara, actualmente diputado federal. Caro es un activista, como opositor que ha sido desde hace 16 años, y fue el único dolor de cabeza del doctor Alfonso Petersen, cuando ambos ocupaban un asiento en el Cabildo de Guadalajara, éste como alcalde, y Caro como regidor de oposición. Ese papel le valió que la entonces dirigente nacional del PRI, Beatriz Paredes, se fijara en él para enviarlo como candidato a diputado federal por el XI Distrito, que ganó con bastante holgura.

Su aparición en la política fue bajo el cobijo del actual Secretario General del Congreso del Estado, José Manuel Correa Ceseña, quien presidió el PRI Estatal a raíz de la derrota del ’95, y recibió un fuerte impulso por parte del entonces priista Juan Enrique Ibarra Pedroza, entonces priista, luego perredista y hoy petista.

Caro apuesta al apoyo de la militancia que lo ha visto hacer oposición ante el panismo, al trabajo legislativo que ha vinculado con muchos grupos locales con los que ha ganado algunas causas, y al contacto que ha tenido con las bases en su precampaña que ya lleva más de un año.

Entrevistado sobre sus aspiraciones, declara: “Yo estoy preparado para la contienda interna, tan es así, que en breve pediré licencia como diputado federal, y ya presenté a mi suplente en la Cámara de Diputados con el coordinador Francisco Rojas”. No le teme a Alberto Cárdenas: “Yo voy a ser el que mande a Alberto Cárdenas como regidor de Guadalajara, a terminar su carrera política”.

¿Qué opinas del método de delegados que determinó el Comité Municipal? “A mí me favorece”.

Sus propuestas: Hacer de Guadalajara el municipio más seguro del país. Mejorar integralmente la movilidad urbana. Proteger la salud en mujeres, niños y personas de la tercera edad que no cuentan con servicio médico.

 

CLAUDIA DELGADILLO: “ESPERO LA CONVOCATORIA”

De los cuatro aspirantes, es quizá la de menos experiencia política a juzgar por su currículum, pero eso no la debilita, sino por el contrario es una aspirante muy fuerte, porque ha desempeñado un papel muy importante y lucidor en la administración municipal que encabeza Aristóteles Sandoval Díaz, el aspirante más fuerte a la gubernatura del Estado, por lo menos en el papel.

Dado que Desarrollo Social es la cara amable el Gobierno municipal, Claudia Delgadillo acredita mucho trabajo político en los últimos 22 meses, ya que su papel como encargada de los programas de apoyo a la gente de escasos recursos le ofrece una oportunidad inigualable de ganar simpatía de las personas, algo que puede catapultarla a la candidatura.

Curiosamente, su cercanía con Aristóteles Sandoval, con el que venía trabajando el proyecto para recuperar Guadalajara para el PRI, es un factor que puede afectarle en contra, según algunas opiniones, sobre todo de quienes comulgan con un proyecto diferente. No se le conocen nexos con otro político o grupo aparte del alcalde tapatío.

Claudia ha venido conformando un equipo de trabajo que le ha dado resultados en el Ayuntamiento, equipo que seguramente la respaldará en la campaña interna, aunque muchos de ellos sólo en sus tiempos libres.

Es abogado de la Universidad de Guadalajara, y se presenta así: “Soy tapatía. Nací un 24 de julio. Soy la mayor de siete hermanos y tengo una hija de nueve años. Creo en la fortaleza de la familia como la base para lograr una sociedad más justa y generosa. Desde muy corta edad descubrí mi vocación para apoyar a las personas que enfrentar alguna desventaja social; y encontré la forma de canalizar ese interés al estudiar la licenciatura en Derecho.”

“Al egresar de la Universidad de Guadalajara me aboqué al ejercicio de mi carrera, pero el contacto directo con los problemas de las familias, me motivó buscar nuevos espacios de trabajo con la comunidad. Recibí esa oportunidad, primero como docente de Derecho Colectivo del Trabajo, y luego dentro del servicio público.”

“Fui Diputada Federal Suplente de LIX Legislatura del H. Congreso de la Unión; y Regidora del Ayuntamiento de Guadalajara, en el período 2007-2009. Actualmente, como secretaria de Desarrollo Social del Gobierno Municipal de Guadalajara, busco en esta dependencia y su gran equipo de colaboradores cumpla con su encomienda bajo una mística de eficiencia técnica y alta sensibilidad social. Nuestra misión es hacer que confluyan esfuerzos, voluntades y recursos que sirvan como punto de apoyo para que las familias, y en especial las mujeres tapatías, mejoren su entorno y su calidad de vida”.

Le pregunto si ya tiene decidido buscar la candidatura para la Presidencia Municipal de Guadalajara: “Yo decidiré en los tiempos que marque el partido, quiero ser respetuosa de las formas y esperaré. Mientras tanto, yo sigo trabajando como siempre, en lo que me gusta, apoyando a la gente que más lo necesita”.

– ¿Le conviene que la candidatura se vaya a ser con el método de delegados?

“Yo respeto lo que decida en el partido, y cuando lleguen los tiempos lo decidiré”.

– ¿No le teme a una figura del panismo como Alberto Cárdenas?

“No le temo a nadie, yo respeto a los políticos de todos los partidos, pero temerles, no”.

Espero, dijo, que el PRI llegue a la contienda constitucional, como está ahora: “Unido y fuerte”.

Su propuesta: Crecer la inversión en programas de desarrollo e infraestructura social. Fortalecer las políticas públicas con enfoque de género, para proteger a la mujer. Dar continuidad al modelo de Gobierno cercano a la gente. Impulsar todavía más la participación ciudadana en las decisiones de Gobierno. Hacer énfasis en la transparencia y rendición de cuentas. Dar especial impulso al rescate de espacios públicos, e incidir con ello en la seguridad pública y el bienestar de los ciudadanos.

 

LEOBARDO ALCALÁ, EL HOMBRE DE TRINO PADILLA

Ya fue candidato para la Presidencia Municipal de Guadalajara y la buscará por segunda vez; en la primera se quedó cerca. A Leobardo lo respalda una imagen profesional intachable como médico pediatra, y ha recibido muchos reconocimientos como el Premio Estatal de Salud Pública.

En los hospitales civiles, donde empezó como médico de base, hasta llegar a director general, acredita un gran trabajo que le valió también muchos reconocimientos, como el de haber modernizado y eficientado el servicio de atención médica.

De ahí brincó a la política, logrando fácilmente la candidatura del PRI a la alcaldía de Guadalajara, pero no le alcanzó el prestigio y lo derrotó otro doctor, Alfonso Petersen Farah, hace apenas cinco años. Su fortaleza política proviene de la Universidad de Guadalajara, a cuyo líder, Raúl Padilla, le une un parentesco. Tres años después de la derrota electoral, Alcalá Padilla coordinó la campaña de su primo, Trino Padilla, como candidato por el distrito 8, federal, y obtuvo el triunfo. A Trino Padilla se le manejaba como posible candidato priísta por Guadalajara, algo que no le disgustaba, pero de pronto cambió la señala y apareció como aspirante, en su lugar, el médico Alcalá Padilla.

Se puede considerar pues, que se trata del hombre de Trino en la lista de aspirantes, con el consiguiente apoyo de la Universidad de Guadalajara.

Hoy comparte responsabilidades, como representante en Jalisco, del Movimiento Nacional Tecnológico Universitario.

A pregunta del reportero si ya decidió buscar la candidatura, el médico contesta entusiasmado: “No sólo estoy decidido, tengo la ilusión de dar continuidad al trabajo que hoy se hace en el ayuntamiento. Tengo los elementos para ganar la contienda, y las condiciones favorables, conozco la ciudad y he trabajado para ella”. Tampoco le teme a una eventual postulación de Alberto Cárdenas por Guadalajara.

Su plataforma: Partiría de humanizar la política. Atención al problema de las drogas. Invertir para mejorar la movilidad urbana. Proyecto de seguridad pública a 20 o 25 años, en coordinación con el Gobierno del Estado y municipios.

 

ROCÍO CORONA, MUY OCUPADA

Debe estar muy ocupada en su campaña o cuida de no dar a conocer sus estrategias, pero no accedió a dar entrevista, tras cuatro días en que se le buscó y dejó recados por parte de Conciencia Pública. Accedió hablar con el reportero su estratega de medios e imagen, una señorita de nombre Fátima Alejandra Reynoso Puga, quien generosamente nos envió un correo electrónico con el currículum de la diputada.

 

EL FACTOR ZAMORA

El esquema que en los últimos días ha venido manejando el PAN para sus procesos de selección de candidatos, en los que privilegia la designación (la gente le llama dedazo), en lugar del proceso de asambleas y votación, se presenta ideal para escoger candidatos que difícilmente conocían la elección interna, pero que harían un buen papel en la elección constitucional.

Ese sería el caso de Guadalajara, donde el PAN podría enviar un presunto peso completo como Alberto Cárdenas Jiménez, en un caso inédito (¿cangrejazo?) en que un ex senador de Jalisco busque ser alcalde. Ante esa posibilidad, se piensa en modificar el esquema previsto en el PRI, y mandar también un peso completo, al abogado y actual diputado federal Arturo Zamora, cuyo proyecto está e buscar la gubernatura, y que de darse el caso, sería un papel de sacrificio, en aras del interés de su partido.

Alberto Cárdenas no hizo un gran papel como gobernador de Jalisco, pero alcanzó a conservar muchas simpatías, por lo que es la apuesta de algunos panistas de Jalisco, y sólo falta que la dirigencia nacional lo avale, algo que parece bastante viable. Por su parte, Arturo Zamora, pese a que perdió la elección estatal, conserva su prestigio y es un hombre muy relacionado con los medios de comunicación, con los empresarios, con los líderes sindicales y con la Iglesia Católica. Sería un match triple A, que pocos estarían dispuestos a perdérselo. No pudimos obtener la opinión de Arturo; la de Alberto Cárdenas todo mundo la conoce; arde en deseos de asegurar la nómina.

One comment

  1. Anatema /

    LEOBARBO ALCALA RATA MISERABLE REGRESA LOS 800MILLONES DE DOLARES QUE DONARON AL HOSPITAL CIVIL, ZAMORA TE VAN A SACAR LO DE NARCO QUE HASTA TU HIJO TE MATARON