Portal informativo de análisis político y social

DE ROBO SILENCIOSO A RUIDOSO

DE ROBO SILENCIOSO A RUIDOSO

Sep 3, 2011

¿Sabes cuánto pagan por clonar tu tarjeta? 100 pesos. Tan sólo 100 pesos bastan para que algunos empleados de gasolineras clonen tu tarjeta. Se preguntarán cómo lo hacen, por desgracia para aquellos que regularmente usan la tarjeta para cargar gasolina la jugada es muy fácil, a los empleados que están metidos en este círculo de corrupción les basta con dos segundos para que tus datos se registren en un aparato llamado “semáforo”.

 

Estas personas piden tu tarjeta, mientras estás firmando el primer boucher, la agilidad no se deja esperar, estas personas deslizan de nuevo tu tarjeta por el mini-aparato que se encuentra debajo de la terminal de punto de venta (máquinas donde se desliza la tarjeta), anotan los últimos cuatro dígitos de la numeración que se encuentra en la carátula y los últimos tres dígitos de la parte de atrás. Con esto basta para obtener la información necesaria y así clonar las tarjetas.

 

“Los encargados nos proporcionan estas máquinas, piden una cuota de 15 a 10 tarjetas diarias por persona, nos dan 100 pesos por tarjeta, ellos ganan 300 (…) Al cliente lo distraemos y no se da cuenta”, explica un infiltrado en un reportaje transmitido por YouTube, en donde muestra el aparato y cómo funciona.

 

Además, explicó que los “semáforos” tienen un puerto USB que se conecta a la computadora y de ahí se baja toda la información, lo más peligroso es que si la tarjeta es de nómina se pude saber el nombre del cliente, cuándo cobran su quincena y la cantidad total de lo que tiene la tarjeta.

 

Lo más grave del asunto es que, como en muchos lugares, este negocio opera bajo la corrupción y de forma ascendente, es decir los empleados de las gasolineras son cómplices de los encargados o gerentes del establecimiento. Aunque existan reclamaciones por parte del cliente, los que deberían de regular esta situación no hacen nada, se quedan callados y reciben su parte del pastel.

 

Ya estamos enterados de cómo pueden clonar la tarjeta en los cajeros automáticos, en los restaurantes, pero ahora la inseguridad se ha trasladado en las gasolineras, en donde clonan tu tarjeta enfrente de tus narices, en donde la complicidad, la corrupción y la impunidad se hacen presente.

 

A estas acciones se le han catalogado como el robo silencioso, no estoy de acuerdo, creo que la mejor forma de nombrarlo sería el robo ruidoso, el del cinismo, cada día nos encontramos con mejores trucos, lugares más vulnerables y más personas que le “entran al negocio”.

Simplemente basta con navegar unos minutos por Internet para toparse varios blogs en donde se hace la compra-venta de estos aparatos con los que se pueden clonar tarjetas.

Vean lo que me encontré en una página de Internet: “Hola a todos desde el sur de Latino América, es simple clonar una tarjeta, simplemente basta con pasarlo por un lector de 3 tracks que se puede obtener uno bueno por 40 dólares, donde será bajado a un archivo (puede ser note pad o cualquier archivo de texto) y este puede ser grabado con un grabador de tarjetas magnéticas (como la que se usan para control de personal) se graba todo en la nueva tarjeta virgen, excepto el código de seguridad para ingresar a los ATM y retirar dinero… pero hay unos trucos que se pueden aplicar… para los que quieran saber, escribir a luchoskyes@hotmail.com”.

 

Y como este mensajito, existen más de 100 de estos, unos muy descriptivos, otros no tanto. Sin embargo vemos que cada día se unen más personas a estafar, a engañar y a robar. Lo triste es saber la razón, estamos en un momento de crisis, ya los niños no quieren estudiar, el sexenio del empleo se ha ido para abajo, y las soluciones fáciles se han convertido en nuestro pan de cada día.

 

Con esto no trato de justificar el daño que muchos mexicanos han tenido que pagar injustamente, pero sería un buen momento para que aquellos que tienen la obligación de cuidar por nuestros intereses y seguridad, se pregunten “¿Qué estamos haciendo mal? ¿Por qué nos están comiendo el mandado? ¿Qué necesitamos cambiar?”. La respuesta está en el aire, ya las sabemos, y ¿ellos?

 

Para ver el reportaje de las tarjetas clonadas en gasolineras: (Http://www.youtube.com/watch?v=b_T_96GOckk&feature=youtu.be)