Portal informativo de análisis político y social

Diálogo con universitarios: Moneros contra la violencia

Durante cuatro años, la violencia ha reinado a México sin que nadie se atreva a enfrentarlo. Fue un cáncer que poco a poco fue creciendo, y ahora ya explotó, está tan cercano a nuestra existencia que es difícil no ser vencido por el miedo generalizado.

 

Nos hemos convertido en un país de nota roja, en donde se han contabilizado 35 mil muertes violentas vinculadas a la guerra contra el crimen organizado, la cual el Presidente de la República, Felipe Calderón inició en diciembre del 2006, y hasta la fecha no ha habido resultados concretos, sólo la desolación, frustración, miedo, y duelos de decenas de miles de familias mexicanas.

 

Eduardo del Río, el gran monero Rius, ha convocado junto con otros caricaturistas a manifestar, pacíficamente, el descontento y frustración ante la violencia ejercida en el país, por medio de una campaña llamada No más Sangre.

La campaña que comenzó el 10 de enero, piden a los ciudadanos que en un pedazo de papel escriban las frases ¡Basta de sangre! o No más sangre y que la coloquen en sus autos, ventanas y puertas de su casa o en centros de trabajo para con esto convertir el silencio de millones de mexicanos en un sonoro grito como manifestación del hartazgo contra la guerra “fallida” de Calderón.

De igual forma, Rius propuso a sus colegas publicar un cartón con la misma frase “No más sangre” en varios periódicos a nivel nacional el mismo día.

 

DIÁLOGAN MONEROS CON ESTUDIANTES

 

Con “casa llena” se realizó la conferencia de la campaña No más Sangre en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara, en donde estuvieron de invitados los monistas, Helguera, Hernández, Trino y Falcón.

 

Al inicio de la plática, Hernández advierte que quiere ver la campaña no como un movimiento temporal sino como una convicción permanente. “La guerra contra el narcotráfico, es una batalla más mediática que otra cosa, lo que sí ha logrado en este año es que más de 34 mil mexicanos hayan muerto, de tal forma que se encarece la droga y abarata la vida”, critica. Otro de los aspectos que Hernández resalta, es la forma tan cruda en la que se asesina a la gente “sin más ni más”, de tal forma que se ha creando una cultura macabra y terrible, escalando la violencia y barbarie.

 

Para el monero la campaña No más Sangre no es fácil, ya que es una campaña de ciudadanos por lo que no va a tener eco en los grandes medios de comunicación en especial en la televisión. “Cuando salió la campaña, nos llamaron de varios medios, sobre todo escritos, y en algunas estaciones de radio pero en la televisión nadie nos peló”, recuerda.

 

“No queremos llegar al punto en que veamos todos los días gente descabezada, cuerpos colgados, mutilados, despellejados y que ya no nos importe. Si hemos llegado a esta situación, entre muchas cosas es porque nosotros como sociedad lo hemos permitido. Creemos que debemos de buscar la manera de incidir para que esto no siga sucediendo”, concluye Hernández a la par de los aplausos del auditorio.

 

Al turno de Falcón, critica el marco nacional del sistema judicial como corrupto. “Todos sabemos que la Policía Federal, Genaro García Luna, está de acuerdo con los criminales (…) No hay confianza de que este sistema de justicia opere sin corrupción, los jueces están coludidos, los policías hasta suben por Twitter las fotos”, indica.

 

Para Falcón, la guerra iniciado por el Presidente de la República no es de buenos contra malos, sino una guerra sexenal. “En cuanto entre ‘Bella Nieto’ de presidente nos volvemos a arreglar, que es la frase mexicana por excelencia. Yo era de la idea de que se pusiera como logotipo ‘Felipito párale a tu bronca’ porque es de él la estrategia, y esa estrategia falla”, asegura Falcón, mientras se escuchan las carcajadas de los estudiantes de fondo.

 

De igual forma, criticó que la información que transmiten los medios masivos a la ciudadanía, es clara oscura, ya que no sabemos qué nos quieren vender, y cómo la quieren presentar. “Hay un show mediático que no logramos entender”, concluye.

 

Por su parte, Helguera cuestiona que los medios ven con cierta complacencia los hechos violentos. “Vemos que los ejecutados son muchachos que los más grandes llegan a los 20 años, ahora agarran a niños de 14 años de narco-sicarios, especializados en cortar genitales y cabezas. Estos niños no deberían estar en esto, deberían tener una educación formal, de tener acceso a una vida digna”, advierte el monero.

 

Para Helguera, la razón por la cual existen los sicarios se debe a que es la única oportunidad de tener dinero. “Es eso o cruzarse a Estados Unidos donde también se mueren cruzando el desierto”, expresa. Ante el hecho que Estados Unidos es el país que consume el 60 por ciento de las drogas que se producen en el mundo, Helguera pregunta al auditorio: “¿A qué horas vamos a controlar el problema del narcotráfico si somos vecinos de esos pachecazos?”.

 

Para el cartonista, las acciones que implementa el Gobierno son erróneas ya que descabezan a las organizaciones en cierto lugar, después se desata la violencia por ganar el control, y a la gente “se la lleva la chingada”. “Aquí en Guadalajara descabezaron al grupo de Nacho Coronel, se fueron y dejaron la violencia suelta, te dicen ya no salgan en la noche ¿por qué?”, cuestiona, mientras que el alumnado en un silencio desalentador, asentaban con la cabeza.

 

“Hay una serie de imágenes a las que no debemos acostumbrarnos, ya nos habituamos a ver cabezas cortadas, ahora se empieza a poner de moda los despellejados. El llamado de No más Sangre, es que no nos acostumbremos a eso, tenemos derecho a salir de noche sin que nos toque una bala o que nos corten la cabeza”, concluye.

FACEBOOKEROS Y TUITEROS ALZAN LA VOZ

 

En el proyecto contra la violencia participan más de 10 caricaturistas mexicanos, quienes proponen que los ciudadanos se manifiesten en las redes sociales como Facebook y Twitter, usando la imagen realizada por Alejandro Magallanes como foto de perfil o avatar.

 

La foto de perfil lleva un “NO” en mayúsculas junto con el signo de más y enseguida una mancha escarlata que simboliza la sangre.

A pesar de que la campaña no ha sido transmitida por televisión, se ha logrado el apoyo, sobre todo de jóvenes por Facebook. Se han contabilizado más de 10 mil usuarios y en el muro de la página existe continua participación y demandas, con una amplia crítica y análisis del problema de la violencia nacional.