Portal informativo de análisis político y social

FERNANDO GUZMÁN PÉREZ PELAEZ: EL HOMBRE DE LA MANO FIRME

FERNANDO GUZMÁN PÉREZ PELAEZ: EL HOMBRE DE LA MANO FIRME

Mar 17, 2012

La congruencia ha sido su sino entre el decir y el hacer. Gran parte de las políticas que ha impulsado desde el ejercicio del gobierno están inspiradas en la llamada justicia social y humanista de la Iglesia, como es el derecho a la vida y la defensa de los valores de la familia, el rechazo al hedonismo y su materialismo, principalmente.

 

Hablar de Fernando Guzmán es hablar también de uno de los personajes panistas que con mayor responsabilidad han servido en los tres sexenios azules en Jalisco, casi nueve años a cargo de la Secretaría General de Gobierno y nueve años como representante popular, dos periodos como diputado local y uno como diputado federal.

 

Esto significa que en los casi 18 años de panismo en Jalisco, Fernando Guzmán ha estado en la primera línea de la trinchera de combate y por tanto una vez conquistada la victoria se le han asignado tareas de primer nivel. La experiencia es uno de sus fortalezas. Si alguien en Jalisco conoce su problemática a fondo ese alguien se llama Fernando Guzmán.

 

En sus dos asignaciones (secretario General de Gobierno y diputado) ha enfrentado compromisos relevantes, pero sin duda uno de lo que lo han marcado es el caso del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, en donde ha defendido a ultranza la posición del Arzobispado de Guadalajara en la búsqueda de que se haga justicia, se revele la verdad de los acontecimientos y se castigue a los verdaderos culpables.

 

Sin embargo, el ahora candidato del PAN a la gubernatura de Jalisco también ha realizado tareas relevantes como el caso de la controversia que dirime la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con relación a los límites entre Jalisco y Colima. Guzmán Pérez Peláez ha tenido que ver también con el tema de los casinos, ya que en su papel como diputado federal se opuso y votó en contra de su autorización, aun en contra del bloque que conformó su partido, con el argumento de que serían más los perjuicios que las bondades.

 

Y ahí está la historia que ha testificado que el número de fuentes de empleo generadas, las inversiones y los impuestos que pueden generar este tipo de establecimientos comerciales, son nada si se comparan con los problemas de delincuencia, de inseguridad y de enfermedades en crecimiento que generan como la ludopatía.

 

A Fernando Guzmán se le ha identificado también en una lucha incesante en contra del aborto y de los matrimonios entre personas del mismo sexo, llevando incluso estos litigios hasta sus últimas consecuencias constituyéndose en un verdadero dique para que estas reformas no formen parte del marco jurídico de Jalisco.

 

Ha sido también un severo crítico de las partidocracias que tienen como rehén a la democracia. Su candidatura precisamente la ganó al lograr que se abriera en la elección de candidato a gobernador de Acción Nacional a la participación de la sociedad. Con el voto ciudadano remó contra corriente y derrotó a las estructuras dominantes dentro del PAN en Jalisco, donde las redes sociales ligadas a la Iglesia jugaron un papel fundamental en la construcción de su victoria.

 

Ligado a la Iglesia

El nombre de Fernando Guzmán aparece en la política de Jalisco a mitad de la década de los ochenta, es decir trabajó para el Partido Acción Nacional una década antes de que empezara a saborear las mieles del triunfo. Sus primeras acciones en la lucha política en Jalisco aparecen como líder e impulsor nacional del DHIAC (Desarrollo Humano Integral Asociación Civil), que irrumpe con fuerza en la década de los 80’s identificada con el sector empresarial y que vino a darle vigor al aletargado Partido Acción Nacional, con una nueva forma de lucha y protesta ciudadana frente al sistema de partido único dominante en el país y heredero de la revolución.

 

El DHIAC nace en 1975 cuando un fuerte grupo empresarial rompe con el Gobierno como rechazo a las políticas estatizantes impuestas por el presidente Luis Echeverría y que serían fortalecidas por su sucesor José López Portillo, quien estatizaría la banca. Esta nueva organización ciudadana impulsaría “el proyecto alternativo de Nación”, enarbolado por la Coparmex, documento que viene a marcar la pauta del nuevo modelo de nación que plantean los empresarios como ideal en 1987 durante el proceso de sucesión presidencial, cuando surge el sinaloense Manuel de Jesús Clouthier del Rincón y que a la postre sería el candidato presidencial de Acción Nacional.

 

El nombre de Fernando Guzmán empezó a trascender en Jalisco por su activismo a principio de los 80’s cuando fue candidato a diputado por Guadalajara, enfrentándose a María Esther Scherman Leaño. Sus estrategias de lucha y de propaganda llamaron la atención por la nueva forma de hacer política frente al sistema y su viejo régimen. Al DHIAC se le atacó desde el Gobierno por su vinculación con la Iglesia Católica y sector empresarial, al señalársele como punta de lanza de estos intereses políticos que se encaminaban a la conquista del poder político.

 

PURAS DERROTAS, UNA VICTORIA

En el terreno político-electoral Fernando Guzmán ha dado muestras de ser un auténtico “cerebro” que sabe planear las batallas ajenas, pero también sabe que su personalidad no le ha dado para apuntarse victorias personales. Su fortaleza es saber trabajar en equipo. El licenciado en Derecho por la Escuela Libre de Derecho (1979) y con diplomados en el Instituto de Derechos Humanos, en San José, Costa Rica y en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE), fue candidato a diputado federal en el III distrito de Jalisco en 1984 y perdió.

 

Tras de eso optó por los trabajos de coordinación como la campaña presidencial de Manuel Clouthier en Jalisco en 1988, fue representante ante el IFE en Jalisco en las elecciones Presidenciales y ante el Consejo Electoral del Estado en las elecciones de Gobernador (1988-1994).

 

Por la vía plurinominal fue diputado en la LIV Legislatura del Estado de Jalisco (1995-1997). Fue asesor del grupo parlamentario azul en las LIII, LIV y LV Legislatura federales. También se desempeñó como coordinador General de Asesores en el Gobierno de Alberto Cárdenas Jiménez y de 1998 al 2000 fue secretario General de Gobierno del Estado de Jalisco, donde también se desempeñó en el mismo lapso como representante del Gobierno de Jalisco en el Grupo Interinstitucional para el caso del cardenal Posadas Ocampo.

 

También por la vía plurinominal fue diputado y coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en el Congreso de Jalisco, LVI Legislatura (2001-2004) y diputado federal en el 2004-2007. Sin embargo una elección interna nunca la ganó. Fue aspirante a la candidatura a presidente municipal de Guadalajara en el 2003 y perdió ante Emilio González Márquez. En ese mismo año la dirigencia nacional le ofreció por “dedazo” la candidatura a alcalde de Zapopan y la rechazó. Tres años más tarde fue aspirante a la candidatura del PAN al Gobierno del Estado y volvió a perder nuevamente con Emilio González.

 

Su persistencia por fin le dio resultados y el pasado 5 de febrero, fecha en la que se convirtió en el candidato a gobernador, lo que lo pone en la antesala de dejar de ser el eterno “02” para convertirse en el titular del Poder Ejecutivo, si es que el voto de las mayorías le favorece el próximo 1 de julio.

 

Las tres anécdotas 

Por supuesto que son muchas y muy variadas las anécdotas que se pueden contar en el desempeño público de Fernando Guzmán, pero no puede pasar desapercibida aquella en la que a unas declaraciones relevantes de parte del cardenal Juan Sandoval Íñiguez, el ex procurador Jorge Carpizo retó al purpurado a un debate público, sin embargo fue el entonces secretario General de Gobierno, Fernando Guzmán el que le respondió al ex titular de la PRG que para que el debate se diera entre iguales, lo celebraran entre ellos dos. Luego de lo cual Carpizo reculó.

 

Una más que pone en evidencia su firmeza fue cuando con el uso de la fuerza pública cercó una manifestación de El Barzón, en la que apalearon a su líder Maximiano Barbosa Llamas, al grado que tuvo que terminar en el hospital con la cabeza partida y con ello prácticamente se desintegró un movimiento que por varios meses se había apoderado del centro de la ciudad.

 

Una anécdota más que habla de su apego a las leyes, ocurrió cuando a horas de que feneciera la vigencia de una averiguación previa, envió a la penal por un fin de semana al líder de los minibuseros Enrique Galván Vargas. Para ello Fernando Guzmán esperó algunos años pero le cumplió la advertencia al camionero que había protagonizado uno de los mayores bloqueos de que se tienen memoria al centro de la ciudad.

 

Los 10 personajes cercanos

Jorge Sánchez. Es el coordinador de la campaña de FerGuz. Es el emilista que se la jugó desde el principio con el proyecto de Guzmán. Y es de los hombres de mayor confianza de Emilio González Márquez.

 

Emmanuel Torres. Ha sido coordinador del staff de FerGuz y secretario particular. Es líder y estratega y es la expresión de una nueva generación política de panistas.

 

Leonardo García Camarena. Tiene como tarea elaborar la propuesta de gobierno del proyecto de FerGuz. Fue el creador de la Gran Alianza por Jalisco, el espacio de articulación de la sociedad civil en políticas públicas de gobierno.

 

José de Jesús Hidalgo. Fue secretario particular de FerGuz, enlace sociopolítico y uno de los operadores más importantes del proyecto guzmanista.

 

Héctor Álvarez. Diputado local, candidato a diputado federal y ex alcalde de Zapotlanejo. En el Congreso del Estado ha sido el mejor aliado de Guzmán y su liderazgo en el distrito XVII le generó muchos votos para el triunfo de FerGuz en la interna del PAN.

 

Martín Hernández Balderas. Fue el principal operador en todo el Estado de la candidatura de Fernando Guzmán a lo largo de cinco años en los que se desempeñó como secretario de Desarrollo Humano.

 

Alberto Panduro. Coordinador General de Asuntos Sociales de la Secretaría General de Gobierno y estratega de las políticas públicas de gobierno en materia social.

 

Jesús González Guzmán. Es el hijo del gobernador Emilio González Márquez y representa a un segmento de jóvenes panistas, además del grupo político de su padre.

 

Fátima Hernández. Es coordinadora de las mujeres. Fue secretaria particular de Imelda Guzmán de González e hija de Jesús Hernández, cercano a FerGuz.

 

Francisco Padilla Mancilla. Es el director del SITEUR y ha sido de los guzmanistas más leales y consistentes dentro del Gobierno estatal y en las luchas internas del panismo.

 

Los pilares del fernandismo:

Hernán Cortés. El ex presidente estatal del PAN jugó a ganar en la contienda interna, sin embargo cuando se dio cuenta que Guzmán Pérez Peláez salió airoso, le ofreció un trato de “ganar-ganar” y dejaron muchas víctimas en el camino como a Martín Hernández.

 

Emilio González Márquez. Como jefe de Fernando Guzmán, el gobernador le dio su apoyo para que desde la Secretaría General de Gobierno catapultara su candidatura.

 

Juan Sandoval Íñiguez. Ha sido el mayor aliado en la Iglesia Católica. Por eso a FerGuz, le dicen algunos “El hombre de Dios en la política”. Hoy el cardenal con mayor disposición de tiempo podrá brindar su apoyo a su amigo y aliado.

 

Gustavo Madero. Fue clave para que la elección del candidato a gobernador en Jalisco se abriera a la sociedad. Así se evitó que se diera el “dedazo” a favor de Alfonso Petersen. Con el apoyo de las redes ciudadanas formadas en todo el Estado FerGuz ganó la elección.

 

Alberto Cárdenas Jiménez. Candidato a la alcaldía de Guadalajara. Hay identificación plena entre el ex gober y FerGuz. Aliados naturales y de toda la vida. Su participación de candidato es clave en el proyecto guzmanista.

 

SUS FORTALEZAS: 

1. EXPERIENCIA. De los cuatro candidatos a la gubernatura el que mejor conoce la problemática y las potencialidades de cada una de las regiones del Estado.

 

2. FIRMEZA. El respeto a la ley estaría hasta cierto punto garantizado, ya que es un personaje inflexible en la aplicación del Estado de Derecho, incluso en temas cuya esencia no comparte como el respeto a los matrimonios entre personas del mismo sexo.

 

3. LA FAMILIA. Como célula básica de la sociedad tendría a su mejor defensor en el Gobernador del Estado, si el voto de las mayorías le favorecen.

 

4. La seguridad pública. Sería sin duda el objetivo de gobierno prioritario en su administración. Es un tema que conoce y domina muy bien.

 

5. HONESTIDAD. Es escrupuloso en el manejo de los recursos públicos, al grado de que en 18 años de ejercer cargos donde se dispone de dinero del pueblo, nunca se ha puesto en tela de duda su honestidad.

 

SUS DEBILIDADES: 

1. CATOLICISMO A ULTRANZA. Su catolicismo a ultranza hay quienes lo ven como una debilidad, pero también como fortaleza.

 

2. ANTICARISMÁTICO. Sus detractores le critican que nunca haya ganado una elección y sus diputaciones hayan sido por la vía de plurinominal.

 

3. EL YUNQUE. La identificación que le hacen con El Yunque –oficialmente no existe– genera desconfianza en algunos círculos políticos y sociales.

 

4. GOBIERNO EMILISTA. El haber formado parte del gobierno de Emilio González Márquez es un cuestionamiento que recibe, por la frivolidad y la improvisación que ha caracterizado a la presente administración.

 

5. SUS ENEMIGOS. Los grupos que apoyan la diversidad sexual y que se caracterizan por su activismo y capacidad de hacer ruido, ven a Guzmán como una amenaza por considerarlo intolerante.

One comment

  1. Adrian /

    Que tal, buen día, creo que es una buena remembranza del señor Fernando Guzmán, en lo único que no estoy de acuerdo, es en el punto que mencionan del debate con el Doctor Jorge Carpizo, es mentira que Carpizo reculó, yo recuerdo que los dos sostuvieron un debate en un programa a nivel nacional, y si habláramos de Fútbol entre ellos dos, diría que Carpizo lo Goleo unos 19 a 0; es decir, Carpizo lo vapuleo a mas no querer, a mi en lo personal me dio pena ajena con Fernando Guzman el haberse expuesto así a nivel nacional con Carpizo, y sobre todo por la causa que estaba defendiendo. De ahí en todo lo demás este articulo es una remembranza objetiva.
    Saludos.