Portal informativo de análisis político y social

IRRESPONSABLE RENEGOCIACIÓN DE DEUDA EN ZAPOPAN: VALENCIA

IRRESPONSABLE RENEGOCIACIÓN DE DEUDA EN ZAPOPAN: VALENCIA

Nov 30, 2013

Por Diego Morales —-

Totalmente irresponsable es como califica Augusto Valencia la decisión que se tomó en el cabildo de Zapopan al aprobar la reestructuración de la deuda pública del municipio. El regidor de Movimiento Ciudadano, junto con su fracción edilicia, votaron en contra, sin embargo, con 18 votos a favor se autorizó ampliar el pago ocho años más.

En entrevista realizada en el programa radiofónico Conciencia al Aire, Augusto Valencia explicó lo acontecido en la sesión de cabildo.

“Fue una sesión de trámite donde los regidores del PAN elevaron unos discursos emotivos tratando de justificar lo que es injustificable que es un endeudamiento muy importante para el municipio de Zapopan, hoy literalmente el municipio está hipotecado hasta el 2028 cuando tendría que haber liberado sus cargas de deuda en el 2020, entonces sí es un asunto muy lamentable y más cuando no hay ni siquiera claridad en cuáles son los proyectos en los que se quieren invertir el recurso”, dijo.

Prácticamente la sesión fue de trámite, insistió: “Quienes tomaron el uso de la voz fue para querer justificar lo injustificable, en lo personal lamento mucho que se haya tomado esta decisión desde mi punto de vista irresponsable porque va a generar una carga de los recursos públicos de los zapopanos para obra que pareciera la estarán sacando de la improvisación”.

La polémica en la autorización de créditos suele acontecer cada tres años. En la administración anterior encabezada por Héctor Vielma se aprobó un crédito por mil millones de pesos a lo cual el hoy diputado de Acción Nacional, Guillermo Martínez Mora, cuestionó severamente el crédito advirtiendo que las finanzas se colapsarían en el actual trienio, por considerar inviable la construcción de obra pública lo cual está sucediendo. En ese contexto, el regidor dio su visión.

“El problema es que se cuestiona y al momento de la ejecución es un tema que la sociedad se mantiene al margen, cuando se hace una revisión minuciosa de la obra pública con lo que nos encontramos es con un desfalco de los recursos públicos, obras a sobreprecio y mal hechas, en algunos casos obras que atienden más a compromisos electorales que necesidades reales de la población, esa es la realidad”.

A sus críticas, Augusto Valencia agregó que “los regidores se han convertido en una especie de ‘coyotes caros’ para los impuestos porque andan gestionando obras para empresas con los que tienen algún grado de compromiso, se cobran a sobreprecio para lograr algunos beneficios indebidos en detrimento de calidad de vida en la sociedad. Ese tema se sigue replicando y es una vergüenza que no se hayan querido esperar a la regulación que viene en materia de deuda pública, y advertir que la reestructuración no buscó mejorar la tasa ni las condiciones de pago, al contrario, la tasa que se estaría tratando de recontratar según las proyecciones que nos presentaron pues es más elevada que la tasa que tiene el actual crédito que admite prepagos”.

Dijo entender que “el municipio tendría posibilidades reales de hacer el pago de este crédito en esta administración y la siguiente para sanear las finanzas públicas y destinar más recursos propios a obra evitando los intereses que son una carga importante que al final del día lo pagan los ciudadanos a través de sus impuestos y se decidió por una ruta distinta, se liberarán algunos recursos que no irán al pago ya comprometido, pero se va a mantener una deuda de más de mil 200 millones de pesos con intereses superiores a los 700 millones de pesos y en total el punto es que la lógica sería el de atrás paga, son como se llevan las decisiones y es lamentable que la postura de los regidores del PAN hace días era un no rotundo, algo pasó y les cambiaron la convicción de votar en contra, lo que vimos fue una puesta en escena de discursos buscando articular una postura totalmente desarticulada que es la aprobación que como a Zapopan como uno de los municipios más endeudados del país”.

Al ser cuestionado sobre la situación que aconteció al inicio de la actual administración donde había un crédito aprobado para su uso por 500 millones de pesos y el Alcalde decidió rechazarlo, dijo.

“Era un crédito pre-autorizado para modernizar las computadoras, podría haberse destinados a obras distintas que el Alcalde sometió a los integrantes de la administración y rechazar el crédito, pero creo que no fue una mala decisión haberlo hecho, fue importante haber hecho esa vuelta atrás de un crédito innecesario, pero ahora vuelve a ser innecesario una reestructuración cuando Zapopan puede tener recursos propios de cantidades importantes para obra, pero ha decidido llevar una ruta diferente que es crecer el gasto corriente y no aplicarse en el cobro adecuado de impuestos, bajo esa lógica en poco tiempo se va a provocar una crisis severa, a lo mejor ahorita habrá posibilidad de tener flujo de recursos pero conforme pase el tiempo con esta irresponsabilidad va a terminar por colapsar la administración y el de atrás tendrá que tomar decisiones mucho más agresivas para enderezar el rumbo financiero del gobierno municipal”.

En cuanto a la posibilidad de que en el dictamen aprobado venga cuánto porcentaje se llevará el cabildero que se encargue de la reestructuración de la deuda, precisó.

“Es el .06 por ciento de los mil 200 millones que se estarán buscando refinanciar, pero también hay un contrato ya con la empresa cercano a dos millones de pesos para asesoría que podría haber hecho la asesoría sin necesidad de un intermediario, creo que los bancos estarían en disposición de hacer llegar sus propuestas de refinanciamiento sin necesidad de un intermediario que se estará llevando a la bolsa prácticamente cerca de ocho millones de pesos por una gestión de dos semanas que habría que cuestionar”.

Sobre la alternancia en los municipios de la zona metropolitana, que no ha tenido los resultados esperados se le cuestionó si considera debería establecerse una serie de candados para los alcaldes, a lo cual expresó:

“Más que alternancia ha sido intercambio de delincuentes porque se ponen de acuerdo en cuanto llegan para la distribución del botín. En el 2007, el Gobierno municipal de Zapopan, en una de las administraciones más corruptas que ha habido de panistas, la nómina inició con un pago de 800 millones por año, en ese año el actual alcalde era regidor de oposición junto con Jesús Casillas que era el coordinador de regidores del PRI. Para el 2013, la nómina en el municipio está calculada en dos mil millones de pesos, es un aumento impresionante, ninguna empresa tiene un crecimiento de esa manera, en contrasentido la dotación de servicios públicos está por los suelos, crece el personal y baja la calidad de los servicios públicos, es un problema grave que tendría que controlarse con un verdadera fiscalización, pero si en el Congreso del Estado el que lo hace está coludido con la clase política pues no hay una posibilidad real de mejorar las finanzas municipales”

Propone que: “Se requiere es un nuevo modelo de fiscalización quitándole poder a una estructura como la Auditoría Superior a través del auditor y buscar un tribunal de cuenta que permita una fiscalización adecuada en los recursos públicos y si alguien hace uso indebido de los recursos sea sancionado, en tanto no haya este cambio de fondo, seguiremos viendo municipios importantes como Guadalajara y Zapopan con una carga en deuda muy importante que los pone en el top ten de los municipios más endeudados del país, y no es una buena carta de presentación para el estado de Jalisco”.

______________________________________

DOBLE NÓMINA EN ZAPOPAN CON 30 MILLONES DE DIFERENCIA

El nombre de un ex funcionario de Zapopan, David Mora, quien se desempeñó como secretario de Seguridad Pública, sigue cobrando como si trabajara hasta la fecha. Él gana, según datos oficiales, un sueldo de 64 mil pesos al mes. David Mora está adscrito a la oficina de la Presidencia y su nombre sigue apareciendo en el cobro de cheques que se encuentra en la lista que está registrado entre la nómina vigente de agosto del 2013.

Esta es una de las irregularidades sobresalientes en un análisis hecho a la nómina publicada en Internet y a la que se entrega a la Auditoría Superior, del Estado de Jalisco en donde hay un desfase de casi 35 millones de pesos mensuales. Esto lo denunció el regidor Augusto Valencia, quien detalló que como él hay funcionarios que registran una diferencia de un crecimiento de entre 30 millones de pesos que no se sabe a quienes se los pagaron.

Detalla que la nómina total del municipio es de alrededor de 80 millones de pesos mensuales y los reportes de la auditoría son de 119 millones de pesos. “Lo que queremos advertir es que hay una nómina que no sabemos hacia dónde se está dirigiendo, porque el Gobierno no está informando a quién lo está pagando”, dijo el regidor del Partido Movimiento Ciudadano, Augusto Valencia.

Lo que hicimos –dijo–, fue revisar lo que se publica en el portal como una obligación, que es toda la nómina del municipio, y la suma que nos da de la totalidad que debe manejar el municipio, contrata con la información que se da cuenta a la Auditoría Superior.

Sin embargo, el regidor se negó a presentar una denuncia penal para conocer el paradero del dinero del que se desconoce su destino, antes bien advierte: “Lo que nosotros solicitamos hace ya algún tiempo, es que la Contraloría haga una revisión de la nómina y pueda advertir si hay inconsistencias”.

Y una vez que se haga la investigación –abundó–, que nos digan si hubo algún error y que nos digan qué persona no está cobrando el sueldo que según la nómina dice que sí sigue recibiendo dinero quincenalmente.

El regidor Augusto Valencia insistió en que no sería mejor presentar una denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado, antes bien necesita que una dependencia municipal haga una certificación sobre la información que se registra en Internet, para que se determine si hay una inconsistencia, o en su momento un delito que perseguir.

Una situación es que simplemente se trate de una inconsistencia y si se resuelva en el terreno administrativo, o bien si hay alguna omisión dolosa podría resolverse.