Portal informativo de análisis político y social

Le exigen cuentas

En el ojo del huracán se encuentra el titular de la Secretaría de Salud de Jalisco, Alfonso Petersen Farah, provocado por la cuestionada licitación de compra de medicamentos por 700 millones de pesos, que ha generado la inconformidad de varias empresas participantes y que se ha pedido se invalide por parte del Consejo Coordinador de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ).

Las empresas Lo Medic, Fenix y Medicure, se han inconformado con esta licitación y han pedido su anulación. El diputado Raúl Vargas López se ha unido también al reclamo de auditar a la Secretaría de Salud de Jalisco para conocer la realidad que prevalece con los medicamentos del seguro popular, así como los inventarios que se tienen en sus almacenes, que parecería existe un gran desorden, con medicamentos sin control y que pueden haber caducado.

Después de haberse evidenciado ante la opinión pública que existe mano negra en la que constituye la compra más importante durante el presente año de parte del Gobierno del Estado y de presentarse desabasto de medicinas en varios puntos de la ciudad, incluyendo el seguro popular, la Cuarta Sala del Tribunal de lo Administrativo del Estado ordenó a la Secretaría de Salud Jalisco que siga vigente el contrato que se tenía con la empresa Lo Medic para la entrega de medicamentos y que quede suspendido el proceso de licitación a favor de la empresa Dimesa.

El cerebro en la licitación y compras de la SSJ es Héctor Skinfield Madrigal, el mismo que realizó las adquisiciones en los predios de lo que pretendía ser la Villa Panamericana, junto al Parque Morelos, donde se invirtieron cerca de 400 millones de pesos y que se considera un tropiezo en la carrera política de Petersen Farah.

Al mismo tiempo, el Consejo Coordinador de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ) por voz de su dirigente Manuel Herrera Vega, solicitó la invalidación de la licitación realizada que favoreció a la empresa Dimesa a la que se le liga con Pisa propietaria de la poderosa familia Álvarez Bermejillo y que tiene inversiones en el Centro Logístico de Zacoalco, un desarrollo sobre 700 hectáreas, al presumirse la existencia de tráfico de influencias.
El documento que dio a conocer el magistrado Armando García, señala que la empresa Lo Medic deberá ser el único proveedor de la SSJ, tanto para la compra de medicamentos, como de material de curación.

Esta orden del Tribunal Administrativo del Estado, generó el malestar del secretario de Salud, Alfonso Petersen, quien dejó en claro sus dudas en cuanto al dictamen hecho por el magistrado, por lo que expresó: “Ésta es una resolución que llama mucho nuestra atención, y que sentimos que es necesario analizar jurídicamente para poder determinar cuáles son las acciones que fueron consideradas”.
Además, Petersen Farah criticó que “el fallo (del magistrado Armando García) está fundamentado en documentos que no expone, que no agrega, que no presenta, y que en un momento determinado arguye que son razones jurídicas para llevar a cabo esta resolución”.
Para el titular de la SSJ, el magistrado se extralimitó en sus actos. “El fallo puede afectar intereses de terceros, ya que lo que se pide en el expediente es que la SSJ contrate servicios sólo con la empresa Lo Medic, incluso para la compra de material de curación y entrega de medicamentos para la población abierta, y no sólo para el Seguro Popular”, expuso Petersen Farah.
En cuanto la resolución, el Secretario de Salud de Jalisco expresó que se ha decidido acatar estrictamente lo que el propio ordenamiento especifica, pero también se analizará jurídicamente las diferentes implicaciones.
Ante la tensa situación, no sólo el secretario de Salud quedó inconforme, también diputados del Congreso del Estado que han determinado que se debe de analizar y demandar transparencia en los movimientos que se han hecho por parte de la SSJ, específicamente por el contrato de 700 millones de pesos para abastecer medicinas en distintos puntos del estado.

Denunciarán a Petersen

El legislador perredista Raúl Vargas López anunció que interpondrá tres denuncias ante diferentes instancias, una de ellas contra Alfonso Petersen Farah y quienes resulten responsables, por anomalías en el abasto de medicamentos para el Seguro Popular.

La denuncia penal contra Petersen Farah será por el delito de aprovechamiento indebido de facultades y atribuciones por haber otorgado una licitación de manera indebida.

El coordinador de los diputados del PRD, Raúl Vargas López, en entrevista con el programa radiofónico, Conciencia al Aire, expuso que el desabasto que existe en el Seguro Popular es “patético”.

“Siempre he cuestionado al Seguro Popular, ni es seguro ni es popular. Una de las primicias del Seguro Popular es evitar los gastos de los usuarios. Hay pacientes que debían tomar a diario medicinas para controlar la presión, o pacientes diabéticos que necesitan insulina y no lo puede surtir”, criticó el entrevistado.

También aseguró, que en el Pleno se tiene la propuesta para hacer una denuncia pública y pedir responsabilidad al que es responsable.

Al preguntarle por las declaraciones de Petersen Farah, le dio la razón al hablar de la extraña resolución, sin embargo expuso que es más extraño que el Secretario de Salud no hubiera planeado un periodo de transición para prevenir el desabasto de medicinas.

“Cuando una licitación se hace, no sólo se valora el mejor precio sino el mejor servicio. En rueda de prensa entregamos 30 testimonios grabados de pacientes que fueron entrevistados a la salida donde se entregan estos medicamentos, de esos testimonios, 27 de ellos decían que no se habían recibido en la totalidad los medicamentos, sólo una tercera parte de la receta”, indica el entrevistado.

“Tenemos datos que nos llevan a sostener que sólo el 5 por ciento de los usuarios del Seguro Popular que acuden por sus medicamentos, tiene acceso a éstos. El 65 por ciento sólo obtiene parcialmente su receta y un 30 por ciento no obtiene nada”, precisó Vargas López.

De igual forma, los diputados también pedirán la intervención de la Contraloría del Estado, instancia ante la que denunciarán las irregularidades del proceso actual de licitación por no haberse apegado a las bases establecidas.
Y harán diligencias en la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco para que dentro de sus funciones investigue al respecto, en cuanto a la distribución de los medicamentos y el pleno derecho de acceso a la salud.
Petersen debe rendir cuentas

El diputado José Luis Ocampo, presidente de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, ha solicitado al titular de la SSJ rendir cuentas en cuanto a la fallida licitación y el abastecimiento de medicamentos a la población del Seguro Popular: “Queremos que nos explique de manera verídica qué está sucediendo, por qué este tipo de anomalías y negligencia del manejo que se tiene por parte de la SSJ y el desabasto de medicamentos, la licitación”.

Además, José Luis Ocampo dijo que por primera vez hay unificación de acuerdos, tanto de ciudadanos, órganos gubernamentales y no gubernamentales, bajo un seguimiento de qué va a pasar con el proceso de licitación. “Petersen Farah tiene cinco días para contestar una prórroga a las instancias judiciales, debemos tener una contestación”, afirma el entrevistado y que esperan se dé en el transcurso de la presente semana.

El presidente de la Comisión de Salud del Congreso del Estado considera que ha habido negligencia por parte de la Secretaría de Salud, ya que aún cuando el proceso para la compra y distribución arrancó a tiempo, finalmente se retrasó, lo que provocó un espacio de 45 días entre el término del contrato de la empresa anterior y el arranque de la empresa ganadora.

“Se redujo de 804 a 279 el número de centros de distribución de medicamentos, lo que provocará que muchas personas con enfermedades crónico degenerativas tengan que recorrer grandes distancias para adquirir sus medicamentos”, concluyó.

Desorden y anarquía en SSJ

Ante la falta de una vigilancia real, la SSJ ha manejado en forma desordenada y anárquica el asunto de compras y distribución de medicinas. La ineficiencia y los intereses de unos cuantos ha sido el común denominador para escoger empresas ganadoras en las licitaciones de alto rango. El “yo no sé” y el “yo no fui”, son frases comunes que rondaban en el Comité de Adquisiciones.

En entrevista con Conciencia Pública, un integrante de la Comisión de Adquisiciones, cuyo nombre lo reservamos, da a conocer la forma poco profesional cómo ha operado el Comité de Adquisiciones de la SSJ.

“Que se haga una auditoría”

Ante los rumores de que SSJ tiene almacenes inmensos con medicamento y no se ha contabilizado, el entrevistado aseguró que el Consejo de Cámaras pidió que se diera un boceto de que era lo que tenían en el almacén y cómo lo iban a distribuir, sin embargo no se tuvo respuesta por parte de la Secretaría de Salud.

El problema es que no existe claridad sobre la situación de las medicinas. La información no se tiene. “Sería interesante que se hiciera una auditoria. Hay material de equipo médico que se está echando a perder en el almacén de la SSJ”, indica.

Existen dos almacenes de la SSJ, uno de medicamentos y el otro de equipos médicos, en el que hay un desorden generalizado. “Ahora ni la Secretaría de Salud sabe a ciencia cierta dónde está el equipo o qué tanto se está consumiendo. Hay problemas de logística interna, se licitan al mismo tiempo la construcción del hospital y la implementación del hospital con el material que se requiere. ¿Cómo te voy a comprar el equipo médico si todavía no está el hospital?”, cuestiona.

Otros de los problemas que el entrevistado expone es el desconocimiento que se tiene en las diversas direcciones de compra de la SSJ. “No te saben decir quién es el responsable, solicitan las cosas sin estar en el momento de hacer el pedido, se piden cosas sin especificaciones”, explica.

Irregularidades de Lo Medic

En cuanto el caso de la empresa Lo Medic, considera que es una empresa muy grande, y se había comprometido a hacer muchas cosas a través de los contratos previos, sin embargo se observaron muchas cuestiones irregulares, por las cuales se solicitó que se investigaran para saber hasta qué puntos eran ciertas.

“Nos dimos cuenta que había lugares que no estaban presente la empresa. Pedimos a la Secretaría de Salud que investigara eso a fondo, pero hasta la fecha no hemos tenido ningún comunicado oficial de respuesta en base a esto, no hay documentación oficial”, indica.

Al preguntar sobre la razón por la cual se bajaron de 800 a 279 puntos de distribución, el entrevistado contestó: “No dieron ninguna explicación. En las versiones anteriores sólo eran medicamentos, ahora es material de curación, adicional del Seguro Popular y se maneja la cuestión de hacer la distribución, por eso es más recurso y menos puntos, pero cómo se va a mejorar el servicio, y facilitar el acceso a la medicina a la gente si bajan los puntos de distribución”.

Para el entrevistado existe gran desinformación en lo que se está manejando dentro de la SSJ, por lo que es pertinente se realice una auditoría, para conocer la realidad de los medicamentos y las irregularidades existentes, tanto en los almacenes, como en la distribución de los mismos.

Considera necesario que los organismos empresariales que allí están representados actúen con responsabilidad, más allá de favorecer a una empresa en particular. “Debemos de proteger los intereses de la gente que requiere este servicio, más allá de servir de tapadera a intereses oscuros”, plantea.

“Lo que necesitamos es que se haga un esfuerzo conjunto de iniciativa privada, áreas de gobiernos, de legisladores, para hacer una mesa de trabajo y ver en qué nos podemos ayudar. Además creo que ayudaría mucho a cambiar las inercias que existen en la SSJ”, puntualiza.