Portal informativo de análisis político y social

SALVADOR URIBE AVÍN: ADJUDICACIONES DIRECTAS Y BENEFICIO A FAMILIARES

SALVADOR URIBE AVÍN: ADJUDICACIONES DIRECTAS Y BENEFICIO A FAMILIARES

jun 15, 2013

Por Manuel Cárdenas —-
Las acusaciones que pesan en contra del ex director del Comité Administrador del Programa Estatal de Construcción de Escuelas (CAPECE), Salvador Uribe Avín, provienen desde el sexenio pasado con voces indignadas que lo señalaron el desvío de fondos, adjudicaciones a sobre precio y un remarcado favoritismo hacia sus familiares en adjudicaciones directas.

Frustración y enojo causó entre empresarios de las Cámaras Industriales, la Universidad de Guadalajara y de la pasada legislatura, hasta recaer en el diputado panista Juan Carlos Márquez Rosas, quien con evidencias en mano, presentó las pruebas al contralor del Estado, Juan José Bañuelos Guardado, para que todo el desorden que se causó al erario público, sea castigado.

Fueron muchos sectores jaliscienses que levantaron la voz para señalar todo tipo de atropellos por el entonces director de la CAPECE. Primero fueron los empresarios, a través de Manuel Herrera Vega, entonces coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, los que denunciaron las irregularidades con adjudicaciones a sobreprecio, adjudicaciones directas, insolvencia y emergencia como causales inválidos y un claro favoritismo hacia familiares, amigos o cercanos, simulación, permisivismo de la instancia de verificación y control.

Dos veces fueron declaradas desiertas sendas convocatorias cuando se habían registrado más de 40 empresas, según lo constató la presidenta de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Lorena Limón, quien consideró que fue un incumplimiento a la ley y total falta de respeto hacia sus agremiados.

Para Rodolfo Soto, representante del Consejo Consultivo de la Cámara de la Industria de la Construcción, fueron 70 obras, por lo menos, que se adjudicaron por encima del monto, permitida por la ley, en consecuencia denunciaron un enriquecimiento inexplicable para beneficiar a amigos y familiares de CAPECE.

El nuevo rector también denunció
De entrada, el nuevo rector de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla señaló al CAPECE como un cuello de botella, toda vez que no se revisaba la forma de operar de esta institución, por lo que solicitó al gobernador Aristóteles Sandoval enfrentar este problema con prontitud.

Y entonces desde su trinchera, el nuevo funcionario estudiantil solicitó revisar a fondo los problemas de CAPECE y cambiar esquemas.
Las denuncias apuntaron hacia las asignaciones directas y destacan a la Constructora Onba S.A., su director de Obras el ingeniero Francisco José Ontiveros Balcázar, quien se desempeñó con director de Obras de CAPECE y accionista de la Constructora Calufra, siendo además apoderado de la empresa.

La licitación de siete mil campanas y 550 mil loncheras escolares, fueron de las denuncias que se presentaron, en las que se licitaron a nivel desierto por no cumplir con las características y calidad requeridas por el convocante, pero todo salió a flote mediante una simulación, ya que se involucraron cuatro diferentes empresas relacionadas con lazos consanguíneos de la familia Orozco Michel.

La Ley de Obra Pública se violentó al dar preferencia a empresas de su preferencia y no con mayor antigüedad, consideró uno de los afectados, Leobardo Vargas Cevallos, de la Constructura Varce S.A., quien abundó que hubo actos de corrupción en varias de sus formas, y su director abusó de todo el poder, lo que constataron empresarios constructores como Juan de Dios, Rodolfo Ramos y David Vega.

Enriquecimiento inexplicable: Juan Carlos Márquez
Para el diputado Juan Carlos Márquez Rosas, Juan Pablo Uribe Aldana, vástago de Salvador Uribe, también se vio beneficiado.
El Presidente de la Comisión de Responsabilidades del Congreso volvió a poner el dedo en la llaga al enviar todas las evidencias al contralor Juan José Bañuelos Guardado para que sea revisado todo el expediente de Salvador Uribe Avín, cuando estuvo al frente de CAPECE, según dio a conocer.

Expresó que se realizaron investigaciones y se recabaron los elementos necesarios para sustentar los atropellos e irregularidades cometidas, que no sólo apuntan hacia turbios negocios, sino a un enriquecimiento ilícito, como el caso de tres mansiones en Guadalajara con un costo promedio de cada una, de 3.5 millones de pesos.

“Para el 18 de diciembre del 2007 la empresa Lanzacreto, registra inexplicablemente como titulares a Salvador Uribe Avín y su hijo Juan Pablo Uribe Aldana, siendo una empresa que se creó para asesoría, diseño, ejecución de proyectos de ingeniería y comercialización en todas sus modalidades, y para mediados del 2010, pasa su capital de 50 mil pesos a siete millones de capital contable”.

De repente, la Promotora Dubai registra como su titular a Manuel Uribe Aldana, mientras que en el Registro Público de la Propiedad aparece Salvador Uribe Avín como propietario de 32 locales comerciales de 39 que tiene Plaza Conchitas, y en Plaza Santiago también aparece con 65 locales a su favor, además de adjudicaciones directas a costo de 30 millones de pesos en equipo de computación para profesores y estudiantes, cotizados en nueve mil 917 pesos para docentes y cinco mil 519 para los estudiantes, pero un proveedor manifestó que debieron costar 4 mil 500 pesos, por lo menos.

Los CPU especiales y 96 laptops, se debieron haber comprado a un precio al menudeo de nueve mil 815 pesos, pero se adjudicaron a 24 mil 898 y 17 mil 22 pesos cada una.

El ex funcionario, amasó una gran fortuna todo al margen de la ley, recalcó el legislador.

Por su parte, el diputado Juan José Cuevas, manifestó en su cuenta de Twitter que entre las paraestatales que el contralor Bañuelos Guardado audita están CAPECE, Code, Sistecozome, Conalep y SIAPA y se buscan grandes desvíos.

En este momento, la Contraloría del Estado mantiene en su poder, registros de irregularidades en el ejercicio 2012 por 5 mil 384 millones de pesos en obras realizadas, con 16 observaciones en las secretarías, 11 organismos descentralizados, además de los quebrantos financieros como Guadalajara y Puerto Vallarta.

Share Button