Portal informativo de análisis político y social

“VIOLENCIA INTRAFAMILIAR, ALCOHOLISMO Y ADICCIONES”

“VIOLENCIA INTRAFAMILIAR, ALCOHOLISMO Y ADICCIONES”

Feb 5, 2011

A los 16 años, Paola quiso quitarse la vida. Fue un lunes por la mañana, mis compañeras con su cigarrillo y café en la mano, pláticas burdas, maestros caminando lentamente por los pasillos, un día cualquiera en mi preparatoria. Sin embargo, Paola, una de mis mejores amigas, no llegaba.

Cada minuto que pasaba, mi angustia aumentaba. Mi mejor amiga solía llegar temprano, de hecho mucho antes que yo; los lunes por lo general se peinaba de trenzas y desayunaba quesadillas en la banca lateral del patio.

Ese día, no llegó. Eran las nueve de la mañana, y la idea de que algo andaba mal, no se me quitaba de la cabeza, marqué a su celular, a su casa y no hubo respuesta.

Después de tanto pensar, me animé, y junto con tres amigas nos dirigimos a su casa. Tocamos la puerta y Paola respondió que se sentía mal, y no quería vernos. Fue entonces que la amenazamos con hablarle a su mamá si no habría la puerta.

De repente Paola abrió la puerta. Y ahí estaba ella, pálida, sin fuerzas, ojerosa, como si fuera un esqueleto. Entramos a su cuarto y nos encontramos con una carta y varios paquetes de pastillas vacías.

Llamamos a la ambulancia. Lloramos, no podíamos creer que una niña tan especial, quisiera quitarse la vida. Ella tan inteligente, bella, con una situación económica estable. Para nosotras no existía una razón real.

Sin embargo, la falta de atención de su madre, era un factor que la carcomía. Se sentía sola y odiada. Ella sólo quería dejar de sufrir.

Ahora a sus 26 años, Paola es una sobreviviente. Después de terapias, su vida cambió. Es una exitosa administradora de empresas, con una vida por delante, plena y que disfruta profundamente.

Mi testimonial, como cientos más, es un reflejo importante de lo que está sucediendo en Jalisco. El estrés, la violencia, la falta de valores, la ausencia de padres y el desempleo son factores que determinan el porvenir de nuestra sociedad. Desgraciadamente al suicidio lo hemos satanizado, le hemos dado la espalda y seguimos con nuestra esencia ególatra.

AUMENTO EN SUICIDIOS

“En el 2008 se registraron 347 suicidios, en cambio en el 2009 fueron 346. El registro que se tiene del 2010, es antes del 23 de julio con 177 suicidios (…) sin embargo es importante saber que del 2007 al 2009 salvamos 10 mil personas”, advierte Yolanda García Ávila, representación de la coordinación de la Red Interinstitucional para la Prevención del Suicidio del estado de Jalisco.

Además, asegura que los hombres tienen un índice más alto de suicidios porque utilizan armas que son más letales. “Usan el ahorcamiento o el arma del fuego, en cambio las mujeres utilizan métodos menos letales como la intoxicación”, indica.

El mayor rango se da entre los 18 años hasta los 45 años, sin embargo para la entrevistada, si se habla por edades está más elevado en personas de la tercera edad.

Los datos expuestos por el Consejo Estatal de Población (Coepo), muestran que en el periodo 1996 a 2007 en el estado se presentaron en promedio 270 suicidios por año. En términos de tasa el número de suicidios por cada 100 mil habitantes pasó de 3.95 a 5.04 en dicho periodo e implica un incremento del 27.7% en los 12 años analizados.

Y aunque la SSJ indica que el promedio de suicidios se ha estabilizado durante los últimos cuatro años, es importante advertir a la ciudadanía que el problema existe y que se necesita trabajar de forma integral junto con el Gobierno y sociedad para no tener que enterrar a gente valiosa y querida.

Conciencia Pública. Se ha declarado en varios medios de comunicación que Jalisco tiene el primer lugar en suicidios a nivel nacional…

Yolanda García. Hay una confusión cuando hablamos de los primeros lugares, muchos de los que hablan del fenómeno suicida lo manejan en relación al número crudo, no se debe de medir así, se saca por tasas.

Durante algunos años Jalisco estuvo en el lugar 17, y para el año 2009 estamos ocupando el doceavo lugar. Estamos debajo de Tabasco, ahora se está elevando en Cancún.

A partir del 2005 al 2009, la tendencia de suicidios se ha mantenido en el mismo porcentaje, sin embargo no debemos alegrarnos porque estemos así, tenemos que analizar las otras situaciones, de cuántos lo siguen intentando y qué se va a hacer con estas personas que lo intentan y no lo concretan.

Es muy importante dar la información a medios de comunicación, de qué hacer o qué no hacer, dónde hablar, y sobre todo guardar la calma.

CP. Al hablar del suicidio ¿cuáles son los factores para llevarlo a cabo?

Yolanda García. El fenómeno suicida es multicausal. Tenemos que checar qué es lo que pasa en cada caso particular, encontramos desde problemas económicos, familiares, rupturas emocionales, problemas con la relación laboral.

La violencia intrafamiliar, el alcoholismo, y las adicciones son factores que predisponen.

Otras de las causas son que los padres tienen que trabajar, emigran a otros estados o países y el hijo se siente abandonado. También que la persona se contagia de VIH, y antes de que se enteren sus seres queridos prefieren morirse.

Por otra parte, existe la situación del Internet, los amigos son virtuales, y el adolescente se está cerrando en sí mismo, en un espacio de cuatro paredes, a través de la computadora.

No tiene el contacto como lo teníamos hace años, ya no existe la comunicación no verbal entre los jóvenes. Viven más asilados, además a este problema se suma que los adultos jóvenes trabajan por muchas horas, llegan a casa, no tiene un momento para relajarse, no les alcanza el tiempo para hacer ejercicio o practicar un hobbie.

Está el vacío existencial. Son factores muy mezclados y la línea es tan delgada que en algunas  ocasiones no alcanzas a distinguirla ya sea como persona que lo está viviendo o como familiar. A veces los familiares no se dan cuenta de estos cambios que son muy sutiles, y lo minimizan diciendo que es la edad, o el cansancio. Vas poniéndole otras caras a la que realmente le puede estar sucediendo.

CP. ¿Cuáles son los indicadores para detectar a un familiar o amigo que pretende suicidarse?

Yolanda García. Hay indicadores más abiertos, en los cuales las persona habla de la ideas de muerte, investiga cómo es morirse “bonito”, es decir sin dolor, o incluso te comentan que se quieren morir o que los demás estarían mejor sin él.

En otras ocasiones, empiezan a regalar sus objetos más preciados, a tener todo en orden, si es que tiene bienes –aquí aclaro, el tener un testamento, no necesariamente significa que estoy pensando en morirme–. Las personas con ideas suicidas empiezan a dormir demasiado, o por el contrario a padecer insomnio. Los hábitos de alimentación cambian, comen de más o dejan de comer. Se vuelen más irritables, más intolerantes, más rebeldes o contestones.

CP. ¿Qué hacer en esta situación, ya sea como padre de familia, amigo o compañero de trabajo?

Yolanda García. No hay que tener miedo a preguntarle. El primer paso es escucharlo, no juzgarlo, no pensar que es un chantaje. A veces dentro del chantaje puede suceder que llegue al suicidio consumado.

No hay que menospreciar lo que nos está diciendo y mucho menos decirle qué haría yo si estuviera en su lugar.

En muchas ocasiones no es que quieren dejar de vivir, sino dejar ese dolor que los está carcomiendo.

En caso dado que tengan un familiar, amigo o compañero en esa situación, si en ese momento me asusto –que pasa por lo general– en el Instituto Jalisciense de Salud Mental tenemos una línea de intervención en crisis que opera las 24 horas, 365 días al año.

Si nos encontramos ante una persona que ya está queriendo atentar con su vida, con algo letal, medicamento o arma, debemos guardar la calma, hablar al 066, decir qué está sucediendo, los datos de la persona que intentó suicidarse. Te van a pedir la dirección y número de teléfono.

Los servicios médicos los trasladan al Área de Urgencias Médicas, hacen el lavado o la sutura. Después canalizan al paciente al Área de Urgencia psicológica o psiquiatra. Se les dan números telefónicos o direcciones de lugares donde pueden ayudar a la persona afectada.

CP. Si sabemos que existen indicadores que nos ayudan a darnos cuenta que la persona está pensando en suicidarse, ¿qué se necesita para que haya una buena prevención en este fenómeno que daña a tantas familias jaliscienses?

Yolanda García. La sociedad se debe de integrar a esta causa. Las 38 instituciones que trabajamos hemos hecho capacitaciones sobre prevención del suicidio y primeros auxilios psicológicos. Capacitamos a docentes y alumnos a nivel bachillerato, sin embargo falta el compromiso del ayudar al otro.

Estamos viviendo una etapa en la que es primero yo, después yo y al último yo. Estamos envolviéndonos con una capa en la que ya no nos mueve el dolor ajeno y todo esto es gracias al terror que estamos viviendo actualmente.

CP. ¿Qué políticas públicas se instrumentan para enfrentar el suicidio en Jalisco por parte de la SSJ?

Yolanda García. No se tienen, sin embargo tenemos el trabajo y las atenciones de la Red Interinstitucional para la Prevención del Suicidio, la cual se conformó a partir del 2002 y son 38 instituciones que trabajan en la zona metropolitana.

El fenómeno del suicidio no compete solamente al sector salud, tiene que ver con muchos aspectos, como el social, económico, familiar, entre otros. El problema aquí es que el sector social no quiere sumarse. No queremos hablar de esto porque el miedo nos paraliza y nos hace ser agresivos y nos lleva a tener una negación.

La familia o la sociedad es la que no ha querido entrar, y decir “aquí pasa algo”. La educación empieza desde el seno familiar, vemos muchas situaciones de violencia intrafamiliar, de adicciones, abusos sexuales, económicos, etcétera.

La cuestión cívica, hace varios años está fuera del contexto de la educación.

Esta red no tiene recursos económicos, no tiene un presupuesto propio, cada institución le abona desde personal hasta materiales.

No se ha etiquetado ningún presupuesto para esto. Si tuviéramos capacitación de salud mental desde el kinder, primaria, secundaria, otra cosa sería, ya que tenemos que enseñar a cómo valorarte, y a tener más tolerancia.

CP. ¿Qué programas ha implementado la Red Interinstitucional para la Prevención del Suicidio?

Yolanda García. La red opera en zona metropolitana a través de cinco subcomisiones. La comisión de Atención médico integral, donde ellos trabajan desde arriba del paciente, a brindar atención psicológica y psiquiátrica.

La de Urgencia, la cual está integrada por Protección Civil, Bomberos, y policías. Ellos van al lugar de los hechos. Hacen un frente común para rescatar a las personas que intentan suicidarse.

La comisión de Capacitación, donde hacemos una capacitación anual, no tiene tanto recurso, pero quisiéramos hacer más capacitaciones. Además hacen trípticos, conferencias y talleres.

La de Promoción y Prevención, que coordina las campañas. Tenemos cuatro campañas de cajón al año. En mayo es de la Prevención de la Depresión, en septiembre para el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, en octubre el Día Mundial de la Salud Mental y en diciembre es Navidad con Salud Mental.

No solamente les brindamos información, tenemos juegos, bailes, y actividades recreativas.

Y por último tenemos la comisión de Investigación, en este año se termina una investigación sobre la cognición en pacientes atendidos en el Área de Urgencias en adolescentes con intento de suicidios.