Portal informativo de análisis político y social

ALONSO GODOY: “NO ESTOY ARREGLADO CON EL CONGRESO, SE LE FINCARON RESPONSABILIDADES POR 800 MILLONES”

ALONSO GODOY: “NO ESTOY ARREGLADO CON EL CONGRESO, SE LE  FINCARON RESPONSABILIDADES POR 800 MILLONES”

Jun 21, 2014

Por Rubén Bautista I. —-
En entrevista con Conciencia Pública niega totalmente estar coludido con algún poder fáctico, o con funcionario alguno y menos con los diputados, y acredita seis certificaciones de organismos nacionales e internacionales que periódicamente revisan los procesos de la Auditoría Superior.
En un recorrido por el nuevo edificio de la dependencia, que causó mucha polémica, constatamos la modernidad, funcionalidad y buen gusto de una construcción que representa lo más nuevo en materia de construcción y tecnologías de equipamiento.
Rubén Bautista. ¿Usted ha hecho cargos a las administraciones municipales y estatales y al Congreso? –Le ofrecí unas cifras que obtuve en el Congreso del Estado para corroborarlas–.
Alonso Godoy. No tengo el dato a la mano, y la ley no me permite dar a conocer el contenido de las auditorías, pero como ya es público este dato y tú me lo precisas, tengo que confirmarlo. En los ejercicios 2009, 2010 y 2011 propusimos cargos para la administración del Congreso del Estado, algo así como 798 millones de pesos. Esas cuentas están ahí en el Congreso. Son ejercicios concluidos para nosotros, y están en la etapa de que por ley el Congreso está obligado a hacer.
Trascendió también que hay otros cargos como los mil 300 millones que se le observaron a la administración de Juan Sánchez Aldana en Zapopan, y 403 millones a la gestión de Alfonso Petersen en Guadalajara, así como otros cargos importantes, que no se han cobrado a los implicados.
Rubén Bautista. ¿No es culpa de la Auditoría que no se apliquen esos créditos fiscales?
Alonso Godoy. Nosotros ya hicimos lo que por ley tenemos que hacer: practicamos la auditoría y remitimos el informe final tanto de los alcaldes como del Congreso al Congreso mismo, así que ahí termina nuestra función. Si no se aplican los créditos y no se procede, no es nuestra responsabilidad.
Rubén Bautista. ¿No es un juego de arreglo con el Congreso?
Alonso Godoy. Si hubiera esta situación, no fincaríamos responsabilidades como lo prueban las cifras que tú mismo me das.

“AQUÍ NO SE LAVAN CUENTAS”
Rubén Bautista. ¿No le molestan tantas críticas a su gestión?
Alonso Godoy. Me gustan. Me gustan las críticas que tienen que ver con mentiras, con meros comentarios que tienen que ver con cafés de buró, o hasta comentarios muy fuertes en medios de comunicación. De medios de comunicación solamente hay uno que de manera sistemática y concurrente lanza acusaciones, pero ese medio es el grafitero número uno de la ciudad, porque es el que más tinta ha gastado, como si fuera en los muros y en las paredes.
No estoy arreglado, aquí no se lavan cuentas, no permitiré que capte mi captura en la destitución. Protesté guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes que nieguen la fiscalización, y seguiré haciendo el trabajo así. Las críticas que se sustentan en mentiras, en denostaciones, el día de mañana serán esas personas las que tendrán que dar una explicación de por qué mintieron.
Con base en su calidad de creyente, invita a sus detractores a que se retracten, porque dice hasta el último minuto de su existencia pueden arrepentirse de estas denostaciones. Advierte: “la verdad, soy un idealista, un iluso, porque, la verdad, no creo verlo, pero la sociedad de Jalisco puede estar cierta de que nosotros hacemos nuestro trabajo de manera eficiente y eficaz, bajo los principios de legalidad y certeza. No nos préstamos a chantajes”.
Rubén Bautista. ¿De verdad tiene acuerdos con los poderes fácticos de la entidad? –Se ríe–.
Alonso Godoy. No, mira, soy abogado por convicción propia, yo estudio el derecho, no nada más las leyes, y le hice una promesa a mi padre, de que iba a estudiar derecho para evitar que se cometan injusticias. Ese soy yo. Si tú eres una persona que sabes cuáles son las normas que nos rigen, sociales, jurídicas y hasta convicción teológica, no sé de dónde salga eso de que hay componendas, en lo absoluto.
Rubén Bautista. ¿Qué responde a sus críticos que lo señalan como encubridor de pillos en el Gobierno?
Alonso Godoy. Totalmente falso. Habría que ver quiénes son esos críticos, esos no me asustan, estamos sujetos a la crítica constante, cotidiana.
Todas las instituciones públicas, y hasta la sociedad misma están sujetas a las críticas, los medios de comunicación, incluso, también están sujetos a críticas.
Tal vez habría que acudir a la fuente real, para obtener la información, y no quedarnos con una mera expresión ficticia, en una expresión que solo existe dentro de la mente y la imaginación de algunas personas.
Sugiere: “bastaría con ir al Congreso de Estado, donde están los resultados de nuestro trabajo de auditoría, y creo que verán un resultado diferente al que mencionas que los críticos han referido”.

CON SEIS CERTIFICACIONES
Rubén Bautista. Hábleme de las certificaciones que ha recibido la Auditoría Superior de Jalisco durante su gestión…
Alonso Godoy. La auditoría, desde que yo estoy a cargo de ella, cuenta con seis certificaciones nacionales e internacionales, y no sólo las conseguimos, sino que las mantenemos, una de ellas es el ISO número uno, desde 2008, porque nuestros procesos están certificados por una empresa nacional e internacional, lo cual hace que exista la garantía plena de que los sujetos auditados, cuentan con procesos de plena objetividad, imparcialidad y legalidad.
Otros: “contamos con el modelo de equidad y género, que otorga el Instituto de la Mujer, en donde se habla de equidad, no de igualdad. También contamos con un distintivo que es el de empresa familiar responsable, que otorga la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Gobierno Federal, contamos con el distintivo de empresa incluyente, que certifica que aquí no hay discriminación hacia aquellas personas con discapacidades”.
Y hay más: “tenemos el distintivo R025, y el SA8000, que está de la mano con la responsabilidad social que se debe tener, y la igualdad laboral. Somos la única empresa pública y privada del país que cuenta con seis distintivos”.
Rubén Bautista. ¿Por qué un nuevo edificio?
Alonso Godoy. La Auditoría no contaba con edificio, la Constitución y la Ley de Fiscalización de Jurídico, a partir de 2009, obliga a los que laboramos en ella, a contar con personalidad jurídica propia, y patrimonio propio, pues entonces hay que construir el patrimonio.
El inmueble que ocupa la Auditoría Superior, era propiedad del Gobierno del Estado, y se tenía en comodato. Hicimos el edificio para cumplir la ley, pero además aquí se está construyendo una institución, aquí se está creando una cultura de fiscalización, se está llevando un nuevo modelo de fiscalización en el servicio público.
Rubén Bautista. ¿Con todo esto, usted les garantiza a los ciudadanos que está bien vigilado el uso de los recursos públicos?
Alonso Godoy. Totalmente. De acuerdo al marco normativo, con los límites que el marco legal nos establece, hacemos la plena función. Los seis distintivos que tenemos, somos auditados tres veces por año por cada uno de ellos, y una vez al año de manera externa, también. Son 24 auditorías al año las que se nos practican, hemos sido auditados por el Seguro Social, por Hacienda, en lo interno. Así, nuestros manejos están totalmente transparentes y así exigimos que sean los de fuera.

MÁS DE SEIS MIL MILLONES DE CARGOS
Rubén Bautista. Por lo que dicen sus detractores, pocas veces hay cargos a los auditados.
Alonso Godoy. Mira, en el tiempo que llevo a cargo de la Auditoría, hemos enviado de propuestas de cargo, más de seis mil millones de pesos. Y ahí termina nuestro trabajo. En lo demás nosotros no somos entidades para cobrar, para perseguir o para juzgar.
Rubén Bautista. ¿Se siente un hombre poderoso?
Alonso Godoy. La verdad, no. Es política-ficción, periodismo-ficción. Dicen que soy un hombre poderoso, pero es un mito, son expresiones que se pueden dar en algún espacio, pero no, definitivamente no soy un hombre poderoso.

“NO SABEN SUMAR”
Rubén Bautista. ¿Ha habido polémica respecto al costo del edificio?
Alonso Godoy. Son personas que no saben sumar, no saben restar, no saben dividir, y mucho menos sacar porcentajes y raíz cuadrada.
Se habla de cantidades que niego rotundamente. En algún medio escrito se ha manejado que se gastaron 318 millones de pesos en la construcción del edificio. Esa información cae si se visita la página web de la Auditoría Superior. Ahí está porque nosotros lo hacemos público. Pero hay una gran distinción, hacen una sumatoria de lo que se ha gastado en inmuebles la Auditoría, desde 2009 a la fecha. Yo lo que te puedo decir es que la licitación para este edificio fue de un monto de 199 millones de pesos más IVA. Y ahí están los montos.
Rubén Bautista. Se ve de mayor costo…
Alonso Godoy. Bueno, ese es un halago, pero yo no tengo por qué mentir en las cifras, la licitación está publicada en los medios de comunicación, se cumplió en tiempo, se hizo con los mejores estándares de calidad. Me dicen que parece más caro, y eso nos habla de que invertimos muy bien el dinero.
Rubén Bautista. ¿Emilio González Márquez le ayudó a construir el edificio y usted se comprometió con sus cuentas públicas?
Alonso Godoy. Totalmente falso, con nadie lo he hecho.
Rubén Bautista. ¿Lo han amenazado?
Alonso Godoy. No, también es un mito de los que dicen en los comentarios de café.
Rubén Bautista. ¿Costó caro el terreno?
Alonso Godoy. Mira, nosotros lo compramos en 69 millones de pesos, y actualmente está valuado en 135 millones, o sea que género más del 40 por ciento de plusvalía. Si hubiera sido un proyecto privado se hubiera generado una ganancia muy cuantiosa.

“JAIME SE VA ENOJAR CONTIGO”
Rubén Bautista. ¿Qué opina de las declaraciones del periodista Jaime Barrera sobre usted y su trabajo?
Alonso Godoy. Mira, yo no tengo nada personal con Jaime, y te puedo hablar sobre él pero si lo publicas se va a enojar contigo.
Rubén Bautista. No lo creo doctor, adelante…
Alonso Godoy. Yo creo que el señor Barrera es una persona muy incongruente, como se ve en la entrevista que tú hiciste para Conciencia Pública, pero yo no le puedo exigir que conozca de derecho, aunque cualquier persona, por ejemplo un estudiante de primer semestre de leyes, lo reprueba.
Abunda: “cualquier estudiante de periodismo o de cualquier rama de la comunicación, lo reprueba”.
Se va duro: “el señor se quedó en un estado que se conoce como adolescencia permanente, en la que se carece de análisis, en la que se carece de la capacidad para abordar los temas, pero lo más grave es que quiere decir con mentiras las verdades”.
Aclara: “yo al señor lo respeto, no tengo nada absolutamente personal contra él, yo jamás he expresado nada que tenga que ver con sus grandes habilidades o con sus grandes carencias”.
Y vuelve: “basta con ver la manera constante y continua sus comentarios, que curiosamente aparecen en las primeras planas, afirmando que el edificio está embargado y el señor nunca lo ha probado, y lo más grave es que se lo creen, incluso sus propios colegas, pero el señor nunca se ha tomado la molestia de acudir al Registro Público de la Propiedad, mientras yo le he demostrado con documentos, que están incluso en nuestra página web. Ahora, que si parte del terreno que no está dentro del predio que nosotros compramos, tiene un litigio ese es un tema que no nos incumbe”.
Otro apunte sobre Jaime Barrera:
“Si el señor ha dicho que no se iba a terminar este edificio, y tú estás en él, y que no íbamos a tener para amueblarlo y ya ves cómo está totalmente amueblado”.
Rubén Bautista. ¿Lo sabe Jaime?
Alonso Godoy. No sé, pero lo que él ha estado haciendo es un periodismo-ficción, en donde tal vez sólo existe en su imaginación, o tal vez en un estado de ánimo matutino, o sabrá Dios en qué tipo de estados vaya teniendo durante el día, como a muchos nos pasa, porque el tráfico está pesado, o tal vez la lluvia, no sé.
Pero aclara: “no hay nada en contra del señor, al contrario, le hago una exhortación que siempre le hago a muchos que es hablar con la verdad, no sé por qué ese afán de estar insistiendo con mentiras.
“El señor ha formado un grupo fáctico que ha querido capturar la auditoría del estado pero no van a poder, y no porque Alonso Godoy sea poderoso como él dice, sino porque la ley dice lo que tiene qué hacerse. El señor Barrera, con otros actores políticos como Augusto Valencia, Óscar Benavides y Romero Fierro, quienes llevaban a cabo sus ruedas de prensa en donde claramente decían que venían por el Auditor Superior para poner a otro, pero no van a poder, porque se topan con la ley”, finaliza.

%d bloggers like this: