Portal informativo de análisis político y social

ARTURO ZAMORA Y EL CONFLICTO DEL ZAPOTILLO: SOLUCIÓN DE FONDO A PROBLEMA DEL AGUA

ARTURO ZAMORA Y EL CONFLICTO DEL ZAPOTILLO: SOLUCIÓN DE FONDO A PROBLEMA DEL AGUA

Abr 26, 2014

Por Diego Alejandro Morales —-

Durante los últimos 40 años no se ha podido disponer de una sola gota de agua del Río Verde, el afluente que estará alimentando la Presa de El Zapotillo. “A los jaliscienses nos ha hecho falta ponernos de acuerdo en los temas torales y claros que son los que marcan la competitividad del Estado y la calidad de vida de sus habitantes, como son abastecimiento de agua, movilidad y seguridad pública”.

“Desde hace 25 años los gobiernos le han buscado solución a este problema de abastecimiento de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara y Los Altos (…) Estamos abriendo una pauta a partir de la voluntad de todos los sectores que en un momento dado estarán opinando para definir políticas públicas en el manejo integral del uso del agua”.

El secretario General de Gobierno del Estado, Arturo Zamora Jiménez, así lo expone entrevistado en el programa radiofónico Conciencia al Aire, luego de dar a conocer la creación del Observatorio Ciudadano para la gestión integral del agua para Jalisco, un nuevo modelo que privilegia la participación de la sociedad civil y las universidades en la toma de decisiones para establecer políticas públicas que le garanticen a la zona metropolitana y la Zona de Los Altos el abastecimiento de agua para los próximos 30 años.

“El agua que ha transcurrido durante todos estos años hubiera sido suficiente para llenar dos veces a su máxima capacidad el Lago de Chapala”, asevera Zamora Jiménez.

“Ante esa incapacidad para construir acuerdos entre los jaliscienses nos ha llevado a que no se avance en la solución de los grandes problemas que sufre Jalisco, como es el caso del agua y esa razón nos lleva a que le apostemos a un nuevo modelo de comunicación con la sociedad y sea el que nos permita orientar las mejores soluciones para Jalisco”.

DOS AÑOS PARA LLENAR LA PRESA

El titular de la Secretaría General de Gobierno indica que la Presa de El Zapotillo tardará un par de años en llenarse y sobre el tema de ubicación de la gente afectada, dijo que se avanza. Por ejemplo, señala que en la población de Acasico ya están todos dispuestos a mudarse al nuevo lugar en que vivirán, mientras que en el caso de los pobladores de Palmarejo y Temacapulín seguramente se dará en las próximas semanas. Zamora Jiménez se abstuvo de establecer una fecha límite.

UN MODELO EXITOSO

Sobre el Observatorio Ciudadano para la gestión integral del agua para Jalisco, explica: “Es un modelo interesante, debo decir que son modelos exitosos debidamente probados a nivel internacional y nacional, no estamos descubriendo nada nuevo porque son modelos que han demostrado su eficacia en la toma de decisiones gubernamentales”.

“El hecho de coincidir en un observatorio una serie de actores importantes que tiene la opinión formada no sólo académicamente sino en la práctica puede ser la solución esperada por más de 25 años para Jalisco, estamos abriendo una pauta a partir de la voluntad de todos los sectores que en un momento dado estarán opinando para definir políticas públicas en el manejo integral del manejo del agua en Jalisco”.

“Este tipo de cosas son útiles, ya se demostró en Jalisco con el tema de movilidad donde hemos establecido la vinculación por parte del Estado a sus opiniones; en ese aspecto tenemos que caminar para la gobernanza actual”. Señaló el funcionario.

Conciencia Pública. ¿Cómo va a funcionar?

Arturo Zamora. Estará integrado por varias instituciones, la UNIVA, ITESO, UdeG; es una asociación ciudadana especializada en tema de agua, estarán participando algunos organismos internacionales porque el tema lo amerita y estará participando también la sociedad civil, sobre todo en la Zona de los Altos y Zona Metropolitana en virtud que consideramos que con este esquema una vez que se constituya trabajará como es, como su nombre, un Observatorio integral solamente por ciudadanos en donde serán invitados a proporcionar información todos los gobiernos involucrados para tener claros los pasos que se deben dar, donde seguramente lo que ha establecido el gobernador Aristóteles Sandoval debe ser una negociación entre el Gobierno de Jalisco y la Comisión Nacional del Agua para una gestión integral del modelo que requiere el Estado por los siguientes 30 años por lo menos.

Conciencia Pública. ¿Qué se espera cuando termine el gobierno de Aristóteles en tema de agua Teniendo en cuenta que durante 25 años no se ha avanzado en el tema…?

Arturo Zamora. Lo que queremos es garantizar calidad de vida para los jaliscienses sin duda alguna, lo que pretendemos es trabajar en el asunto que va a permitir tener competitividad en el ámbito económico, estabilidad social a partir de la calidad de vida y la garantía de abastecimiento de agua.

Se espera que el organismo ciudadano pueda emitir las recomendaciones para que el Gobierno del Estado tome las mejores decisiones. En el lapso de los últimos 40 años el Río Verde, que es el afluente que estaría alimentando la presa de el Zapotillo, no se ha podido disponer de una sola gota de agua para los jaliscienses, el agua que ha transcurrido en todos estos años hubiera sido suficiente para llenar dos veces a su máxima capacidad el Lago de Chapala, significa que lo que ha hecho falta es ponernos de acuerdo en temas torales y claros como el asunto del agua, movilidad y seguridad para verdaderamente mejorar la competitividad de Jalisco y la calidad de vida de la gente. Por eso estamos apostando a que el modelo de comunicación con la sociedad sea el que nos permita contar con la mejor orientación para la zona.

Conciencia Pública. ¿No es darle más fundamento a los grupos de oposición? Zapotillo es un tema federal y hay quienes buscan llevar agua a su molino de cara a las próximas elecciones…

Arturo Zamora. No podemos eludir la defensa que pretendemos hacer del agua para los jaliscienses, queremos decir claramente que el modelo de observatorio también tenemos la finalidad de proteger los derechos de los jaliscienses fundamentalmente los que viven en los Altos de Jalisco. La posición cómoda hubiera sido que ya es una decisión de la comisión nacional y sea problema de la Federación, pero estamos interviniendo con la procuraduría social en Temacapulín para que se respeten los derechos y las libertades de los habitantes de la delegación, por supuesto que estaremos buscando con esta coyuntura que se pueda avanzar en un nuevo convenio en donde participe solamente Jalisco y la Comisión Nacional del Agua porque es de nuestro interés no solamente participar en un nuevo modelo integral del esquema de manejo de agua en Jalisco sino además algo que nos parece fundamental es el tema de una participación más activa en el proceso de la Cuenca Lerma-Chapala por todo lo que tiene que ver con la distribución de agua para los Estados que de alguna manera son de ambas cuentas hidrológicas.

Lo cómodo sería eludir las cosas y dar paso a que puedan buscar culpables de destrucciones, pero son determinaciones donde claramente la postura del gobernador y todos los que integramos el Gobierno es en defensa de los intereses de los jaliscienses.

CP. En el caso del Zapotillo está tomada la decisión que la cortina va a 105 metros como determina la Comisión Nacional del Agua. ¿Se hará una revisión de la distribución del agua? ¿Participará el Congreso del Estado? Porque en el convenio anterior se le ignoró.

Arturo Zamora. Ese convenio se hizo en el 2007 ha quedado sin efecto de tal manera que queda firme el de 2005, estaremos revisando los acuerdos, la votación, estaremos trabajando para garantizar el abastecimiento de agua. Es importante tomar en consideración las facultades soberanas que tiene el Congreso del Estado en temas que trascienden la administración, en ese sentido estaremos apuntando a que el Congreso en un eventual caso que se lleve a cabo un nuevo convenio lo avale, estaremos trabajando en eso durante las próximas semanas.

CP. El convenio establece que el 76 por ciento del agua del Río Verde corresponde a Jalisco el restante a Guanajuato. ¿Buscarán que siga vigente?

Arturo Zamora. Buscaríamos en un nuevo convenio, ya sin la intervención de Guanajuato, de otras alternativas para fortalecer nuestro sistema hidráulico en todo el estado de Jalisco.

CP. ¿Cuánto tiempo tomará que se llene la presa? ¿Cuánto tiempo tomará trasladar a todas las personas a sus nuevos hogares?

Arturo Zamora. La presa tomará en llenarse según las predicciones hidrometereológicas un par de años. El tema de la reubicación de las personas, Acasico por ejemplo ya casi todos están dispuestos a moverse a la nueva sede y ya los temas que tienen que ver con Palmarejo y Temacapulín ya se dará en las próximas semanas. No se puede tener una fecha límite porque es importante que habrá que trabajar ahora, solamente la Comisión Nacional del Agua, en reubicación, indemnizaciones, en ese sentido estaremos pendientes para que las cosas se hagan con justicia y equidad.

______

SE RADICALIZARÍAN ALTEÑOS EN CONTRA DE EL ZAPOTILLO: MANUEL VILLAGOMEZ

Por Mario Ávila Campos —-

Ante la determinación del Gobierno del Estado en el sentido de que ya nada se puede hacer para impedir la inundación de Temacapulín, Acasico y Palmarejo y cuando mucho se buscarán liquidaciones justas para los habitantes afectados, las posturas se radicalizan y la lucha se dará lo mismo en los tribunales que en la calle.

Habrá amparos de parte de los afectados (habitantes, campesinos y ganaderos) y de representantes de organismos no gubernamentales, pero a la par la protesta en la calle se intensificará, con el fin de impedir que se consume la obra hidráulica ideada hace ya nueve años.

De ello habló “el paladín de la defensa del agua”, Benito Manuel Villagómez, quien a pesar de haber nacido en Guanajuato, su compromiso hoy día se encuentra en la defensa del agua para Jalisco, aunque también reclama el cumplimiento de los acuerdos del Río Verde y exige que se entregue el agua que le corresponde a Guanajuato de este afluente.

Sin embargo, su propuesta, que le hizo llegar al gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz desde los primeros días que asumió el mandato, consiste en una estrategia para cumplirle a ambos. Es decir que se cumpla con los acuerdos y se entregue el agua a León, pero sin inundar Temacapulín, construyendo la Presa El Zapotillo con una cortina de sólo 60 metros de altura que sería suficiente para almacenar 205 millones de metros cúbicos, los cuales servirían para enviarle a León los 120 millones de metros cúbicos que le corresponden y dejar 85 millones para la conservación y la evaporación del embalse.

En tanto que para cumplirle a los municipios de Los Altos, se les puede dotar de agua de la Presa de El Salto, que justamente se hizo para eso. “Ahí están 80 millones de metros cúbicos justamente lo que dice el decreto, es agua del río de El Salto pero lo consideramos como un afluente del Verde. Así de sencillito”, dijo el empresario de la industria de la tortillería.

Sostiene que es falso que creciendo la cortina de El Zapotillo a 105 metros de altura, se daría la salvación por 20 años para Guadalajara, ya que lo único que servirá será “un chisguete de tres mil litros por segundo que rodarán por el cauce del río hasta llegar al estanque de bombeo que será el Purgatorio y que sólo servirá para revivir el proyecto de Arcediano.

Recordó Manuel Villagómez que El Purgatorio es un sistema de bombeo que dejó César Coll a 30 metros de altura y que ahora por instrucciones de Enrique Dau se bajó a 10 metros, por lo que de ninguna manera este sistema con agua venida del Río Verde será la salvación de Guadalajara y mucho menos la salvación de Chapala, como lo quieren hacer ver las autoridades.

Dijo con un tono de preocupación, que la situación en Los Altos es de alarma. “Están decidiendo los ganaderos meter un amparo y están haciendo circular un volante que dice: ‘Si tú, jalisciense, vendes tu terreno para que se lleven el agua para Guanajuato, eres un traidor’ y con esto se explica cómo se ha frenado la venta de terrenos para la construcción de acueducto que llevará el agua a León, Guanajuato”.

Dijo que la empresa española Abengoa tiene un contrato en el que le ponen fecha fatal para la adquisición de terrenos para la construcción del acueducto, y hasta el momento no los tiene y probablemente no los tendrá.

Sin embargo, Manuel Villagómez admite que su mayor preocupación es la lucha que darán los habitantes de los poblados que se pretenden inundar, “ya que hasta ahora han fallecido algunos por infartos y a otros los ha matado la preocupación de perder su patrimonio… pero hasta ahora la sangre no ha llegado al río”.

De lo que sí está seguro es de que Temacapulín se habrá de manifestar fuerte. Habrá más amparos al por mayor para exigir que se cumplan los acuerdos de reparto del agua, pero también para que se cumpla la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y ahí será fundamental la participación de los pobladores, quienes deberán acudir con los diputados del Congreso del Estado y con el titular del Poder Ejecutivo, para exigirles que velen por los intereses de los jaliscienses y no por los intereses económicos de las empresas extranjeras.

Dijo que el tamaño del negocio que se afectaría a las empresas es en principio de 36 mil millones de pesos en infraestructura, más lo que cobrarán por la administración y la venta del agua a León, Guanajuato durante los siguientes 20 años.

Es necesario considerar que la asignación de la obra de la construcción de la presa le fue encomendada a La Peninsular Constructora, S. A. de C. V., y su brazo financiero Grupo Hermes (propiedad de Jorge Hank Rohn) y a la española FFC Construcción.

Mientras que a la española Abengoa se le encomendó la construcción de que consiste en una línea de conducción con una longitud de 139 kilómetros, que partirá del sitio en donde se edifica la Presa El Zapotillo, en el municipio de Cañadas de Obregón, integrada por un tramo a bombeo de cinco kilómetros y otro a gravedad de 134 kilómetros.

Los orígenes

Don Manuel Villagómez recuerda que el origen del problema se encuentra en la firma de los nuevos convenios de distribución de agua que hizo el entonces gobernador Francisco Ramírez Acuña, en donde nace el proyecto de la construcción de la Presa San Nicolás, en el poblado de San Gaspar de los Reyes, en el municipio de Teocaltiche, exclusivamente para darle agua a Guanajuato.

Sin embargo recuerda que esta obra se viene abajo por lo intenso de la protesta de los pobladores que nunca estuvieron dispuestos a dejar morir su pueblo, a ser reubicados y a permitir que se perdieran joyas arquitectónicas como su iglesia que data del siglo XVII.

De ahí que el proyecto ideado originalmente por Enrique Dau Flores, fracasó por las presiones sociales el 4 de mayo del 2005, pero de inmediato Dau Flores le entrega a Ramírez Acuña un nuevo proyecto, justamente el 1 de septiembre del 2005.

Ofrece a cambio a las autoridades federales un proyecto en una zona donde según él mismo advierte, no haya ninguna comunidad se tenga que inundar y ninguna tierra fértil que afectar. Ahí nace la idea de construir la Presa El Zapotillo.

El origen de este proyecto –asegura Villagómez– era para darle agua a León, decidieron almacenar 400 millones de metros cúbicos con una cortina de 80 metros, siendo 120 metros para León, 56 para Los Altos y 0 agua para Guadalajara.

Nunca pensaron más que en León. Esta decisión se tomó el 1 de septiembre del 2005. Llega después Emilio y decide almacenar 911 millones de metros cúbicos y propuso una cortina de 105 metros de altura. Entrega con esta decisión el 262 por ciento el agua que le corresponde a Jalisco, y sin consultar al Congreso, por lo que vino la controversia y la ganó el pueblo de Jalisco, en contra de las decisiones del Gobierno de Jalisco.

“En ese momento fallaron los poderes Legislativo y Ejecutivo, ya que el Congreso del Estado y el gobernador debieron alzado la voz, pero ahí resultó que el contrato que se hizo con las tres empresas dice que si la obra se llega a suspender se tendría que pagar como obra terminada”.

Los municipios de Los Altos que se beneficiarán con El Zapotillo son: Jalostotitlán, San Miguel El Alto, San Julián, Encarnación de Díaz, San Juan de los Lagos, San Diego de Alejandría, Lagos de Moreno, Unión de San Antonio, Valle de Guadalupe, Villa Hidalgo, Mexticacán, Teocaltiche y Yahualica.

______

ZAPOTILLO DARÁ 9.6 METROS CÚBICOS DE AGUA A ZONA METROPOLITANA

Por Manuel Cárdenas Mendoza —-

El argumento fue presentado por el ingeniero José Plascencia Casillas, director de la Comisión Técnica e Hidráulica del Colegio de Ingenieros del Estado de Jalisco (CICEJ), quien explica: “Ofrecemos el apoyo al Gobierno del Estado para la reubicación de los vecinos y de la valoración de sus bienes y que las casas del nuevo pueblo se hagan de manera adecuada”.

De los 16 metros cúbicos por segundo (m3/s) que se van a aprovechar de la presa, 3.8m3/s que es el 23.5%, son para Guanajuato; el .40m3/s son para Tepatitlán y Villa de Guadalupe; el 1.8m3/s son para varios municipios; para uso pecuario son .40m3/s y para la Zona de Metropolitana de Guadalajara (ZMG) son 9.6m3/s que es el 60% del volumen total aprovechable de la presa.

“El punto, dijo, es manejar responsablemente las cosas y decir que realmente tenemos un problema de suministro de agua, le estamos sacando agua a Chapala y vamos a tratar de no sacarle tanta agua, recordemos que Chapala tiene una concesión de agua, que no está aprovechable al 100%, el SIAPA lo tiene y hay deficiencias en el acueducto”.

“Con la solución del Zapotillo, se pretende disminuir la extracción de agua del Lago de Chapala y es más importante dejar de extraer agua del subsuelo, próximamente vamos a tener problemas de hundimientos como pasó en la Ciudad de México, Aguascalientes, León, grietas en la zona de Tesistán porque los mantos freáticos de aquí, están sobre explotados de hace años, ya que al extraer el agua queda un hueco que tiende a compactarse, no va a tener sustento, tenemos que ser muy objetivos en los proyectos de agua”, argumenta el director de la Comisión Técnica e Hidráulica del Colegio de Ingenieros del Estado de Jalisco.

“El agua que pasa por el Río Verde tiene años yéndose al océano, no le sacamos ni un metro cúbico, se tiene que elevar, para aprovecharla en los Altos y distribuir el agua, el costo del bombeo que representa, nunca se ha aprovechado, y es una buena cuenca”, justifica.

El proyecto de La Zurda, desde hace 50 años, es el mismo proyecto del Zapotillo, está complementado con un sistema de presas, como la Presa de El Salto, El Purgatorio y está por definir una tercera presa, que pudiera ser Arcediano siempre y cuando se sanee toda la cuenca del Santiago.

Y añade: “Y si no construimos una tercer presa no podremos utilizar el agua, Arcediano sería la más viable porque es un lugar histórico, el puente ya se removió, se hicieron los trabajos de ingeniería, que hace años yo no estuve de acuerdo con la administración pasada que encabezó Cesar Coll en la Comisión Estatal del agua (CEA), en la cual los expertos hasta la fecha son de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), no es por demeritar el trabajo de la Conagua, pero tiene pocas presas construidas a diferencia de la CFE porque las aprovecha para generación de la energía eléctrica, (La Yesca, El Cajón, etcétera)”.

NO ILUSIONARSE CON EL SUBSUELO

“Hemos gastado en estudios millones y millones de pesos, si ya tenemos un proyecto, vamos apoyándolo, no hay que hacernos ilusiones de sacarlo del subsuelo, realmente no hay una medición exacta”.

“El agua del Río Verde ha corrido por ahí por más de 500 años y desgraciadamente nunca la han podido utilizar, es una gran mentira, que le vayan a quitar agua a Los Altos para darle a León o a Guanajuato, aquí cabe resaltar que con la presa se tendrá un almacenamiento de agua (…)”

Y ejemplifica: “Imagínate que durante dos años ganas mucho dinero, pero el tercer año tuviste poco trabajo y ganas muy poco, pero el dinero que ganaste lo fuiste ahorrando, lo fuiste acumulando, es lo que pasa con la presa, porque tenemos picos de lluvia, tenemos años que son muy buenos y otros no y para eso nos sirve la presa”.

En la reserva de agua siempre le vamos a sacar una misma cota de agua, para eso nos sirve para almacenarla y poder aprovecharla, tanto para Los Altos como para la ZMG, además de zonas agropecuarias, que tiene un gasto determinado.

Con la reserva de la presa, tienen un gasto aprovechable para el estado de 16m3/s, de ese gasto una parte viene para la ZMG y otra para Tepatitlán, otra para Lagos de Moreno y otros municipios, para uso agropecuario y ganado.

“De este proyecto, si hubiéramos construido a 80 metros, sería un gran problema porque a los 68 metros es la misma cota de Temacapulín, estarían en el mismo nivel, la elevamos a 80 metros y en Temaca hubiera sido necesario construir unos diques, para que no llegue el agua, pero si tenemos una tormenta extraordinaria o una falla en una compuerta, el pueblo se inundaría rapidísimo, como nos acaba de pasar en Acapulco, por estar en dos ríos, por eso el proyecto es viable”, plantea.

Con una altura de 80 metros, se iban a almacenar 450 millones cúbicos de agua, y con 105 m3 se van a almacenar alrededor de 925m3 de agua, más del doble de capacidad, elevándolo a 25 metros que hacen falta y con una inversión de aproximadamente un 20 o 30% más, siendo más aprovechable el agua para todos, asevera el técnico del Colegio de Ingenieros Civiles de Jalisco.

El agua que se le va a extraer a la presa vía acueducto que se está construyendo a León, Guanajuato, es para trasladar 3.4 metros por segundo. “Tenemos que ser vigilantes que no se le extraiga más agua, es donde Jalisco tiene que endurecer su postura, sus políticas para evitar que esto pase”, advierte.

El agua, dentro de los convenios que se firmaron, Emilio González Márquez se tomó atribuciones que no le correspondían, y firmó sin tomar en cuenta al Congreso local, por eso es que la Suprema Corte de Justicia invalida el convenio, pero no la construcción de la presa, ni establece una altura en la construcción de la presa, refuta.

Hace referencia que en el tema delo agua hay otras personas que dicen podemos aprovechar los mantos freáticos que hay en Guadalajara, en Colomos, la Unidad Tucson y Atemajac, desgraciadamente no es posible tomar el agua y meterla directamente, porque tenemos que potabilizarla –recordemos los problemas de Tlajomulco– y no es posible meterla directamente a la red, eso tiene un costo importante, pero considera que no son los volúmenes de agua que requiere la ZMG.

“Cuando mucho, la captación y potabilización de mantos freáticos nos daría un metro cúbico por segundo en toda la ZMG, estamos hablando de veintitantos mantos que habría que ver la calidad del agua, por eso no se me hace viable”, subraya.

Pero también hay la obligación de que Guanajuato trate sus aguas.