Portal informativo de análisis político y social

DETIENEN AL “CHAPO” GUZMÁN: DE CAMPESINO A “EMPRESARIO” DE LA DROGA

DETIENEN AL “CHAPO” GUZMÁN: DE CAMPESINO A “EMPRESARIO” DE LA DROGA

Feb 22, 2014

Por Agencias —-

Luego de escapar del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, en el año 2001, y tras más de una década de estar huyendo de la justicia, Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo” fue capturado el fin de semana pasado, de acuerdo a cables de AP y Notimex que los medios mexicanos dieron a conocer inmediatamente.

Joaquín Guzmán se transformó de un capo mexicano de medio pelo en el narcotraficante más poderoso del mundo. Su fortuna creció a más de mil millones de dólares, según la revista Forbes, que lo incluyó entre las personas “más poderosas” del mundo, incluso ubicándolo por encima de los presidentes de Francia y Venezuela.

Según el portal del periódico El País, “la captura de Joaquín Guzmán Loera se había convertido en un quebradero de cabeza para la justicia mexicana y constituye el mayor éxito policial del gobierno de Peña Nieto” y que “su captura supone un golpe tremendo a una de las estructuras criminales más consolidadas del país”.

Las condiciones de su supuesta fuga en 2001, escondido en un carrito de ropa sucia, para luego subir a un automóvil que manejó hasta la casa de su madre en una ciudad del noroeste mexicano, alimentó su leyenda.

Su captura ocurrió en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa,

Desde su salida de Puente Grande, se le conoció a la prisión como el penal de “Puerta Grande”, debido a que para evadirse contó con la ayuda de custodios que ahí laboraban. Desde entonces era el criminal más buscado de México.

Guzmán Loera es conocido como “El Chapo” por su estatura de 1.68 metros. Su fecha de nacimiento es incierta –diciembre de 1954 o abril de 1957–, e inició en Culiacán la organización que lleva el nombre del Cártel de Sinaloa.

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera además de ubicarse como uno de los multimillonarios del mundo, la ciudad de Chicago lo equiparó al legendario Al Capone al llamarlo “el criminal más buscado”.

En noviembre de 1992 Guzmán intentó asesinar a los hermanos Francisco y Javier Arellano Félix, integrantes del Cártel de Guadalajara, cuando se encontraban en la discoteca “Christine” en Puerto Vallarta, Jalisco. La repuesta vino en mayo de 1993: Cuando al llegar Guzmán Loera al aeropuerto de Guadalajara, sicarios contratados en San Diego por el Cártel de Tijuana, asesinaron al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, a quien confundieron con “El Chapo”, de acuerdo a algunas fuentes.

Guzmán, de 56 años, enfrenta a múltiples acusaciones federales de narcotráfico en Estados Unidos y está en la lista de los más buscados del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA).

Su imperio de la droga se extiende a lo largo de América del Norte, pero llega también a lugares tan lejanos como Europa y Australia, de acuerdo a fuentes cercanas, y a cables de los principales portales de noticias.

La detención de Guzmán puso fin a una larga cacería humana. Se rumoreaba que estaba en vivo en todo tipo de lugares, desde Argentina hasta Guatemala, desde que se fugó en 2001, a raíz de la cual se alimentaron los rumores desde hacía años que recibía protección de las autoridades gubernamentales.

Guzmán Loera “nació en una familia de campesinos pobres en un pequeño pueblo de Sinaloa, al oeste de México. Estudió hasta sexto de primaria y huyó de su casa cuando aún era un adolescente. Se ganó la vida como agricultor hasta que en 1980 se unió a las filas del desaparecido Cártel de Guadalajara”, escribió Verónica Calderón, quien lo definió como “El capo que actuaba como empresario”.

Señalaba también que “El Chapo” y sus ex colaboradores han protagonizado la sangrienta pelea entre cárteles mexicanos, que en los últimos 10 años ha causado una espiral de violencia que se ha cobrado por lo menos 70 mil vidas en el país. Su ruptura con el Cártel de los Beltrán Leyva –otrora sus aliados– y Édgar Valdez “La Barbie”, uno de sus ex sicarios, propició una batalla por territorios, que sumió a un Estado de sitio de facto a ciudades enteras del país.

Según un artículo publicado en The Economist: “Las rutas de distribución del Cártel de Sinaloa unen los campos de amapola de Afganistán con las calles de Chicago. Sus campos de siembra en México cubren al menos 60,000 kilómetros cuadrados, una superficie equivalente al territorio de Costa Rica. Controla el 45% de la droga que pasa por el país e introduce una cuarta parte del total de narcóticos que se consume en Estados Unidos”.