Portal informativo de análisis político y social

DIEGO MONRAZ SALE DEL CLÓSET Y EXIGE ALIANZA PAN-ALFARO

DIEGO MONRAZ SALE DEL CLÓSET Y EXIGE ALIANZA PAN-ALFARO

Jun 28, 2014

Por Marianela Manríquez —-

Salió del clóset y montó su show mediático. Se pintó como el primer alfarista de Jalisco. Y pretendió dar cátedra de idealismo democrático arropándose en la legendaria figura de El Maquío. Frente a su monumento en la calle que lleva su nombre, Diego Monraz, subrayaría: “no nos equivoquemos, la pregunta no es si el PAN necesita bules para nadar, sino si el PAN seguirá nadando de muertito”.
“El dilema es claro: unirnos para vencer el autoritarismo o seguir administrando las derrotas en complicidad con el PRI”, escribiría Diego Monraz en su cuenta de Twitter.
“Las alianzas entre quienes coincidimos en lo trascendente y en lo esencial no son malas ni pecaminosas como algunos con oscuras intenciones han querido insistentemente vender”, reprocharía el controvertido personaje acusado de traicionar a Fernando Guzmán durante la campaña a gobernador.
“Si Maquío viviera, con Enrique Alfaro estaría”, expresaría teniendo a un lado la figura en bronce de aquel aguerrido político sinaloense que dio su vida por el imperio de la democracia en México.
Las reacciones no tardaron en hacerse presente a esta acción provocadora de Monraz. Fernando Guzmán, respondería: “Maquío fue siempre un líder de convicciones y principios no se puso nunca al servicio del naciente PRD ni traiciono al #PAN como otros”.
Diego Monraz, eterno aspirante a la presidencia municipal de Zapopan por el PAN, recordó que las alianzas se decidirán en el Consejo y el Comité Ejecutivo Nacional panista, por lo que acudirá a esos órganos partidistas a solicitar que en Jalisco haya alianza con Alfaro.
Como convicción política, expresó de la misma forma: “haré todo lo posible para que se dé (…) Pero como la gente, no me quedaré cruzado de brazos esperando a que de nueva cuenta algunos intereses mezquinos que están operando dentro del PAN sigan llevando sólo beneficios para su persona”.

AQUELLA ACUSACION DE HÉCTOR ÁLVAREZ
El 13 de septiembre del 2012, ya pasada la derrota panista y en la efervescencia de acusaciones de traiciones al interior del PAN, de panista que hicieron doble juego, con la simulación, Héctor Álvarez Contreras, quien había sido precisamente coordinador de campaña del candidato panista a la gubernatura del Estado, Fernando Guzmán, pediría la expulsión de Diego Monraz y de Herbert Taylor por haber apoyado por debajo del agua la campaña de Enrique Alfaro.
Héctor Álvarez Contreras entregó en aquella fecha al dirigente estatal del PAN, Miguel Monraz Ibarra, y a los consejeros estatales blanquiazules, una relación con más de 100 miembros –tanto activos como adherentes– que presuntamente operaron a favor de otros partidos en la elección de ese año.
Un mes antes de esta acusación, en agosto del 2012, el presidente de la comisión de Orden y Justicia del PAN Jalisco, José Luis Munguía Cardona, había dado a conocer una lista de 83 panistas a los que se les iniciaría un proceso de expulsión por su apoyo hacia otros candidatos.
No obstante, Álvarez Munguía en la óptica de Álvarez Contreras –en aquel entonces– formaban parte de la lista de los militantes panistas señalados como parte del grupo de “traidores” al interior del partido.
“El presidente de la comisión de Justicia, José Luis Munguía Cardona ha sido señalado por más de 150 panistas de Zapotlanejo (…) Diego Monraz, secretario de Vialidad, ni se diga”, declaró el hoy promotor alfarista, conforme publicó La Jornada.
Héctor Álvarez, propuso integrar una comisión especial para los casos de los “panistas traidores” lo que permitiría que “los militantes que se sienten frustrados y engañados, encuentran una congruencia del partido que hoy (…) Está extraviada en el mar de confusiones que operaron aquellos que promovieron el voto diferenciado”.
El ex alcalde de Zapotlanejo en especial señaló a tres personajes que traicionaron al PAN durante la elección para gobernador en el 2012: José Luis Munguía, Diego Monraz y el ex coordinador de Innovación y Desarrollo del gabinete estatal, Herbert Taylor, a quienes señaló de haber sido los principales promotores del voto a favor de otros candidatos, en especial, del que fuera de Movimiento Ciudadano al gobierno de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez.

RECHAZA ACUSACIONES
Durante la campaña de Fernando Guzmán, se empezó a hablar de alfaristas de clóset dentro del PAN. Y Diego Monraz, coordinador entonces de la campaña presidencial panista de Josefina Vázquez Mota, fue señalado de orquestar actos de contra campaña para debilitar al candidato panista de Jalisco y de pedir el voto a favor del candidato de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro.
Monraz nunca negó haberlo hecho. En un comunicado pidió que se lo comprobaran y culpó entonces al PRI de fabricar versiones que trascendieron a los medios de comunicación.
“Al no existir ni una sola prueba o elemento real de dichos supuestos, se confirma que ésta es sólo otra estrategia más del PRI para intentar dividir y distraer a quienes únicamente estamos trabajando en la promoción de nuestros candidatos para con esto evitar el temible regreso del PRI a Jalisco y a México”, según Monraz.
Monraz se dijo entonces ser fiel a Acción Nacional respaldado en más de 20 años de militancia partidista. “Soy reconocido como un hombre de partido, comprometido y leal a sus principios y valores, por lo que me deslindo y niego categóricamente que exista un solo elemento o prueba que me vinculen a acto alguno contra determinado candidato de mi partido”, precisó.
“Lanzo un mensaje de unidad a todo el panismo jalisciense y un llamado a que no nos dejemos dividir con intrigas o chismes de quienes son nuestros verdaderos adversarios. No hay tiempo para buscar culpables, sino para encontrar esas alianzas ciudadanas con las que en el pasado hemos logrado nuestros triunfos”, destacó en aquel comunicado de Monraz.

“LOS ALFARISTAS DE CLÓSET”
“No les gusta que les llamen ‘alfaristas de clóset’, algunos abiertamente ya están sumados y otros esperan el momento oportuno, pero el movimiento de panistas que apoyan la causa de Enrique Alfaro crece rumbo al 2015-2018 y hay quien no descarta una posible alianza entre PAN y PMC, aunque en estos momentos es complicado”, escribió José María Pulido en Conciencia Pública el 15 de julio del 2013, hace cerca de un año.
Iván Argüelles, ex presidente interino estatal del PAN y ex diputado local, fue el primer panista destacado que decidió salir del PAN para unirse al proyecto político de Enrique Alfaro mediante la Asociación de Ciudadanos con Lupa.
“El PAN ahorita está tan revuelto que ya ni siquiera esos grupos están definidos claramente” y uno de los primeros en salir a la luz pública mediante la asociación Ciudadanos con Lupa.

DECISIONES PERSONALES
Desde su nueva trinchera, Iván Argüelles sabe que abrió la puerta para que otros se animaran o lo hagan en su momento pero el número “está creciendo, integrantes de la industria del calzado se han acercado para sumarse, panistas y en su momento no descarto que haya un anuncio de más panistas que se sumen al proyecto de Ciudadanos con Lupa.
P. ¿Cómo trabajan para hacer crecer el movimiento? ¿Hay células? Se habla de Diego Monraz en Zapopan, de Herbert Taylor, del propio Emilio.
R. Son decisiones personales, unos por convicción, otros por conveniencia. Yo sí creo, por ejemplo, en los que se suman por convicción porque ven los resultados de Gobierno y muchos otros por conveniencia, es obvio al ver las posibilidades electorales con Enrique, se le sumarán en su momento, independientemente de células o de grupos al interior del PAN, da lo mismo emilistas que estatalistas, que rosalistas. Yo creo que el PAN ahorita está tan revuelto que y ni siquiera esos grupos están definidos claramente.
P. En la pasada elección algunos funcionarios apoyaron a Alfaro en lugar de su candidato.
R. Desde la función pública no, como personas pueden apoyar a su partido a algún candidato, pero aprovechando el cargo público a ninguno. Desconozco, salvo las opiniones abiertamente que algunos manifestaron por las redes sociales o que documentaron los medios de comunicación. Ahí están los rumores y ahí están los comentarios.
¿Le gusta el término de alfaristas de clósets? –Se le pregunta a Iván Argüelles–.
R. No me gusta el término porque no son de clósets, son muy claros. Yo de mi anuncio a la fecha he encontrado infinidad de panistas y de clóset no tienen nada. Dicen “yo me sumo”, “en su momento me sumaré”, “yo quiero generar que el PAN se sume a Enrique”, lo dicen como militantes, sueñan con una alianza que yo veo muy complicado, no dudo que en algún momento salga pero hay que hacer una encuesta a la militancia. Abraham González ya lo manifestó, así.
P. Usted publicó que habría cientos, quizás miles de alfaristas de clósets… ¿cuáles son sus datos?
R. Fue a raíz de una pregunta vía Twitter que hizo Gabriel Ibarra, así le contesté. De entrada había un padrón de 160 mil miembros adherentes y activos y 130 mil ya no están, panistas que jamás ocuparon un cargo público, panistas que se sumaron a un movimiento ciudadano que se incorporó al PAN, allá por los noventas y que se llamaba “Amigos de Fox”.
Agrega que es injusto llamarles buscachambas u oportunistas, como les dijo Alberto Cárdenas, “porque ellos se sumaron al PAN como una herramienta para cambiar el sistema en Jalisco y en este país, la gran mayoría nunca percibieron un peso del servicio público y estoy seguro que de esos 130 mil que no se reafiliaron y que ya no estaban participando votaron por Enrique Alfaro desde hace un año.

NO QUEREMOS UNA ALIANZA CON EL PAN PARA 2015”
¿Y qué dice Enrique Alfaro sobre la propuesta de Diego Monraz de aliarse el PAN y Movimiento Ciudadano para derrotar al PRI en el 2015?
Desde su cuenta de Twitter, Alfaro el mismo día de la propuesta de Monraz, pintó su raya. “Agradezco las palabras de Diego Monraz, pero la única alianza de este movimiento será con las mujeres y los hombres libres”.
Ya antes el presidente de Alianza Ciudadana de Jalisco desde los micrófonos de Conciencia al Aire había dejado en clara su postura sobre esta posible alianza el 6 de octubre del 2013.
¿Quiénes serán los socios políticos de Enrique Alfaro en el 2015? –Se le hace la pregunta directa–.
“En concreto, mi decisión personal la hago pública, no queremos ir en una alianza con el PAN, ni con ningún partido. Creo que Movimiento Ciudadano tiene que crear un proyecto con identidad propia, que busque recuperar la idea de un partido político local, de jaliscienses para jaliscienses, en ese sentido nos vamos a poner un reto, en todo caso hacer alianza con los grandes ciudadanos libres de Jalisco, sin que esto signifique cerrar el tema, pero si la decisión dependiera exclusivamente sería defender el proyecto sin alianzas con otros partidos”.
¿Quiénes serán los socios políticos de Movimiento Ciudadano en 2015?
“Se ha comentado mucho desde la campaña anterior donde se señaló que Emilio, Herbert y demás estaban acá, en realidad no fue así; Emilio ha dicho varias veces que votó por el PAN, yo nunca me reuní con él a pactar acuerdos, ese asunto fue más cuento, no fue así y no será. Con muchos de ellos tengo amistad y lo respeto, no niego a mis amigos. En concreto, aunque no depende nada más de mí, pero mi decisión personal la hago pública, no queremos ir en una alianza con el PAN, ni con ningún partido.
“Creo que Movimiento Ciudadano tiene que crear un proyecto con identidad propia, que busque recuperar la idea de un partido político local, de jaliscienses para jaliscienses, en ese sentido nos vamos a poner un reto, en todo caso hacer alianza con los grandes ciudadanos libres de Jalisco, sin que esto signifique cerrar el tema, pero si la decisión dependiera exclusivamente sería defender el proyecto sin alianzas con otros partidos”.
—————–
OPINIÓN: MONRAZ, EL CÍNICO
Por Alberto Tejeda

Bien dicen que el poder puede provocar el “mal de montaña”, ese que afecta a los alpinistas a grandes alturas, ese que provoca mareos, algo similar sucede en política y quienes lo tienen es porque carecen de formación sólida, sin ideales, sin ética, sin humildad, sin sentido humano o empatía a las necesidades de la sociedad. Destruyendo o saqueando todo lo que tocan a su paso cegados por la soberbia.

Esto sucedió con la mayoría de los políticos y servidores públicos del PAN, la mayoría jóvenes en comparación a panistas que veíamos en las calles hace 20 años pegando calcomanías o vendiendo boletos de rifas para financiarse, jóvenes que están lejos de la cultura del esfuerzo y el trabajo duro.

Esa generación de jóvenes panistas que eran promesas de la política y el servicio público se perdió, entre el poder y el dinero, la soberbia y prepotencia.
El ex secretario de Vialidad, Diego Monraz, es ejemplo perfecto de lo que menciono, el que compró a sobreprecio esos chalecos color azul y cascos para motociclista que no cumplían con la norma internacional, compras sin licitar y que la anterior legislatura del Congreso jamás auditó.

Mismo que era criticado por favorecer al líderes camioneros, entre rutas piratas, accidentes, corrupción y complicidad solapada por la impunidad y la complicidad incrementando el número de víctimas del transporte público, y por si fuera poco autorizando aumentos a la tarifa de transporte sin garantizar un servicio digno, seguro y de calidad, dejando la secretaría de vialidad con problemas de corrupción por parte de agentes y problemas de movilidad.

Es sabido que Herbert Taylor y Emilio González Márquez operaron a favor de Enrique Alfaro, socio del también ex presidente estatal del PAN Eduardo Rosales, traicionando al entonces candidato del PAN a la gubernatura Fernando Guzmán, todo esto contrasta con aquella declaración que hiciera el entonces diputado local del PAN y coordinador de la campaña de Fernando Guzmán y hoy militante de MC, Héctor Álvarez, quien mencionó que en el PAN había traidores que apoyaban a Alfaro.

La exigencia a forma de propuesta que hace Diego Monraz para que el PAN vaya en alianza con MC es una muestra del cinismo y ambición voraz por querer seguir sirviéndose del servicio público, de permanecer en el poder a como dé lugar sin importar el partido.
Pretende vender el argumento de “querer cambiar la historia de la política en Jalisco”, historia que él forjó entre corrupción, soberbia y prepotencia. Donde el cinismo lo hace salir a hablar en nombre de todos los panistas del Estado.

Es aquí donde Enrique Alfaro debe prestar atención ya que rodearse de personajes nocivos, de trayectoria negativa sin aceptación de la sociedad podría demeritar y restar al trabajo ya realizado y repercutir directamente en la imagen y presencia rumbo a 2015. Creo que si Manuel J. Clouthier viviera estaría decepcionado y avergonzado de cómo algunos se han servido del servicio público.

Twitter:@AlbertoTejedaRT

%d bloggers like this: