Portal informativo de análisis político y social

EL REGRESO DE LOS LEONES NEGROS: EL RETO, UN EQUIPO AUTOFINANCIABLE

EL REGRESO DE LOS LEONES NEGROS: EL RETO, UN EQUIPO AUTOFINANCIABLE

Jun 21, 2014

Por José María Pulido —-
Más que el campeonato en su regreso a la Primera División del fútbol profesional, el reto de los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara es hacer un equipo sustentable sin tomar ni un peso de los recursos destinados a la educación en Jalisco, apostándole a la generación de sus propio dinero y a su producción canterana.
“La Universidad ya ha tenido experiencias en el pasado, se tuvo que deshacer de este equipo porque gravitaba demasiado en el presupuesto universitario y empezaron presiones muy fuertes del gobierno federal, sobre todo en el momento en el que el licenciado Raúl empujaba la reforma académica”, dice el vicepresidente ejecutivo Alberto Castellanos, quien se encargó de regresarlos a la primera división de futbol profesional.
Para lograrlo, dice, se optó por un patronato, figura jurídica que se utiliza en otros equipos como la Universidad Autónoma de Nuevo León o la Universidad Nacional Autónoma de México, para obtener recursos propios que provendrían del contrato de la televisión, los patrocinadores y las entradas al estadio, fundamentalmente.
En la semana, sin embargo, hizo ruido el préstamo que obtuvo del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara por 120 millones de pesos que causó molestia entre algunos maestros porque ven un riesgo de perder su dinero, aunque ya en anteriores ocasiones le hayan prestado al Congreso del Estado.
La garantía, además de que no pueden repetir los errores de hace 20 años, es que la Auditoría Superior de la Federación, tras la última revisión es contundente en su observación de que los recursos ordinarios no pueden ser destinados a otro tipo de funciones que no sea el ramo de la educación.
En entrevista con Conciencia Pública, Alberto Castellanos asegura que ya se cuenta con algunos ingresos “amarrados”, pero todavía no se cierra el de la televisión, que será su principal fuente de ingresos.
“Todavía no cerramos, por eso no hay una cifra exacta, falta amarrar la televisión” pero tienen el antecedente de equipos como Atlas y Querétaro, que se metían en problemas económicos y eso los obligaba a pedir adelantos, con lo que tapabas un hoyo pero destapabas otro y tarde o temprano tienes problemas.
“Lo que pretendemos es tratar de hacer un equipo sustentable, hacerlo con mucha responsabilidad, el propio rector ha marcado la línea y creo que desde siempre en ese entendido hemos estado todos: el presupuesto de la Universidad no se toca y estamos conscientes que ningún peso fiscal entrará al equipo”, advierte.
– ¿Cuál es la garantía?
– La Universidad ya ha tenido experiencias en el pasado, se tuvo que deshacer de este equipo porque gravitaba demasiado en el presupuesto universitario y empezaron presiones muy fuertes del Gobierno Federal, sobre todo en el momento en el que el licenciado Raúl empujaba la reforma académica.
“La advertencia era o le apostaban a la reforma o mantenían al equipo, porque finalmente era un barril sin fondo. Creo que el tiempo que se vive ahora, el tiempo que vive el fútbol en este momento no es el mismo al que se vivía en los noventas o a principios. No existían los grandes patrocinios, no existía la comercialización como ahora y las taquillas también ahora gravitan más y nosotros la tenemos, todo eso hace pensar que el equipo puede ser sustentable.

LA TELEVISIÓN ES LA CORONA
“Hasta el momento se tiene el patrocinio de la Cervecería Corona, que aportará 80 millones de pesos por tres años, cuando el año pasado la cifra apenas era insignificante, pero no es lo mismo un equipo en la Liga de Ascenso que en la Primera División”, reconoce.
Se mantendrán los patrocinios de Electrolit, D’portenis, Lotto, la línea de ropa deportiva por la esperan entre 10 y 15 millones de pesos por la venta de camisetas a un universo potencias de 600 mil seguidores porque su target serán los egresados y los estudiantes (el año pasado sólo aportaba los uniformes) y la línea de camiones TAP.
Pero los ingresos fundamentales serán la televisión, puja en la que están todos menos TvAzteca, por cuestiones de reglamento, y la taquilla, de la esperan entre 60 y 80 millones de pesos.
“Nosotros teníamos un compromiso con PCTV, que eran los cableros que transmitían los partidos, dentro del contrato que se tenía con ellos había una opción preferente, tuvimos un periodo de quince días de negociaciones y no se llegó a un acuerdo, tenemos la posibilidad de buscar una alternativa por fuera.
“Hemos platicado con Televisa, por supuesto, con Cadena Tres, con Grupo Carso, con Fox Sports e incluso con ESPN”, agrega Castellanos.
La empresa de cable PCTV no pagaba nada cando Leones Negros jugaba en la liga de ascenso porque tenía todos los equipos y sólo le prestaba la señal a canal 44 cuando jugaban como visitantes, “eso era el pago”.
“Cuando ascendimos ese esquema queda totalmente rebasado y ahora lo que les queda es la opción preferente y estamos negociando con ellos, debemos de buscar una alternativa afuera y luego regresa para poner sobre la mesa la mejor alternativa y que digan si la toman”, precisa.
– ¿No se corre el riesgo de que por apoyar al equipo de Primera División se descuide el amateurismo?
– No, por el contrario, este resurgimiento de los Leones Negros va a permear porque ya ahora es obvio que en todas las demás disciplinas vemos que apoyamos al fútbol y lo ven como una posibilidad de colgarse de esos apoyos, como ahora lo están haciendo en el basquetbol, que andan motivados y así en otras disciplinas.

EL CAMINO ANDADO
En los primeros seis meses, una vez adquirida la franquicia del Tapatío a Jorge Vergara, dice Alberto Castellanos, “me fue tremendamente mal, hicimos 12 puntos, estábamos en último lugar para irnos a Segunda División, hasta que Raúl Vargas y Rodolfo Gutiérrez Zermeño, quien me dijo, ‘imagínate que pasas a la historia como quien mandó a los Leones a la segunda’. Me di cuenta de dónde estaba parado.
“Al siguiente torneo fuimos superlíderes, nos salvamos (se fueron los Pumas) y no quedamos a cuatro partidos del ascenso, en el siguiente torneo conseguimos el campeonato y el último el ascenso a la primera”.
Alberto Castellanos, a sus 42 años, complica la pregunta sobre la experiencia de los Leones Negros, pero recalca que él estuvo en la última final que el equipo jugó y perdió en Puebla, porque era el presidente de la Preparatoria número 3, y demuestra que está empapado de la última etapa del equipo.
“Los primeros tres años en liga de ascenso no trabajamos las Fuerzas Básicas. Cuando yo asumo hace dos años la primera tarea fue levantar Fuerzas Básicas y en tres meses ya teníamos categorías armadas, desde la Segunda hasta la Octava División, y ya tienen dos años de trabajo. Hace seis meses, cuando ganamos decidimos con Luis Plascencia adelantar nuestros procesos, con una Segunda División que hicimos Sub-20, una Sub-17 con la tercera, una Sub-15 y una Sub-13 y con esos equipos vamos a jugar.
“Tenemos ya dos años participando en los torneos que organiza la Federación, no teníamos tampoco los recursos, te podría decir que en tanto Chivas puede destinarle seis millones de dólares a sus Fuerzas Básicas y Atlas hasta dos o tres millones de dólares, nosotros funcionábamos con cinco millones de pesos al año, el reto ahora es tener que apostarle a eso. Imagínate que volvamos tener un esquema del 89, donde 10 de nuestros jugadores eran de cantera, me doy con seis o siete”.

RAÚL PADLLA QUIERE SACARSE LA ESPINA: SU ERROR HACE 20 AÑOS FUE DEJARSE PRESIONAR POR LA FEDERACIÓN
Con el regreso a la Primera División, los Leones Negros estaban entre un fideicomiso y un patronato, se decidieron por el patronato, con la intención de ir caminando a la Sociedad Anónima, en una idea que “falta cuajar”, dice Alberto Castellanos.
El presidente del equipo es Raúl Padilla, quien “está asumiendo un poco como el tratar de sacarse una espinita que tiene ahí clavada, él lo ha reconocido públicamente, el haberse dejado presionar por el gobierno federal fue un error, un error histórico que él reconoce y que ahora desde que regresa el equipo está trabajando. Finalmente para nadie es desconocido que se da esto por el acercamiento que hay con Jorge Vergara”.
Recuerda Alberto Castellanos recuerda que “la franquicia es la del Tapatío ahí es donde Raúl se acerca de nueva cuenta al tema del fútbol y ha sido el principal apoyo que tuvo en su momento el arquitecto (Jorge Enrique) Zambrano y el principal apoyo que yo tuve, al margen de los dos rectores tanto de (Marco Antonio) Cortés Guardado como de Tonatiuh Bravo Padilla. Raúl ha sido, digamos, cuando se nos atora la carreta, el que aboga por nosotros, quien ayuda de alguna manera a desatorarla, es él y siendo parte del patronato pasó a ocupar la presidencia.
– ¿Qué hace como presidente, se le ha visto en Cancún, ahora en Brasil, asistió a la primera asamblea de dueños?
– Las negociaciones tanto con los patrocinadores como con el tema de la televisión. La verdad, mis respetos, creo que la parte, digamos que está haciendo todo lo que tiene que hacer para garantizar que el equipo tenga las condiciones económicamente viables para ser sustentable todo esto.
Ejemplifica Alberto Castellanos con el tema de la televisión, que será la parte de donde se obtendrán los mayores ingresos, pero cuya negociación no se ha cerrado, aunque existen parámetros que van desde los dos millones de dólares, para el que menos recibe, hasta los 30 millones, el que más recibe pero se trata de una escala en la que sólo caben dos equipos, Chivas y América.
“No aspiramos a ganar los 30 millones de dólares por año, pero tampoco somos uno de los más pequeños, este es un equipo que tiene 20 años de historia en Primera División, se mantiene en el imaginario nacional, tiene una afición cautiva importante, no sólo por los 300 mil universitarios que tiene actualmente entre profesores, trabajadores y estudiantes sino por los egresados que nada más contando del 94 a la fecha tiene 600 mil egresados, estás hablando de un potencial de un millón de gentes.
“Nos ubican en el quinto lugar, así es que no podemos estar en los dos millones de dólares que les pagan a los más pequeños pero la marca se está reposicionando bien. Ya nos viéramos entre cuatro y 10 millones de dólares”, dice.
– ¿Será una bisagra en la mesa de dueños?
– Claro, y nada menos una de las razones fundamentales por las cuales el rector y la Universidad decide que sea él quien encabece este proyecto tiene que ver con esto, con sentar a la mesa de la asamblea de dueños a una persona que nos represente al más alto nivel, con toda la capacidad que tiene el licenciado Raúl, con todo ese prestigio que tiene como personaje nacional de la política y de la cultura.
—–
UN RUIDOSO PRÉSTAMO SINDICAL
RECIBIREMOS TODAS LAS QUEJAS DE LOS INCONFORMES: TONATIUH
El rector de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, asegura que se recibirán todas las quejas de los académicos que se sientan presionados para que el Sindicato de Trabajadoras Académicos le haya prestado 120 millones de pesos al equipo de futbol leones Negros porque se trata de préstamos personales.
El esquema utilizado es que cada uno de los voluntarios presta 200 mil pesos a que tiene derecho como miembro del sindicato, por lo cual se requirieron 600 trabajadores para alcanzar los 120 millones de pesos, cantidad que asegura el rector estará garantizada con las cartas de los jugadores y que no existe riesgo de que se vean perjudicados.
“No hay absolutamente ningún riesgo, es un préstamo que proviene de un fideicomiso que está exclusivamente manejado por el Sindicato de Trabajadores en el que no interviene la institución”, dice categórico.
Advierte que “es función, con todo respeto, del Sindicato, depositar el dinero en donde más recursos obtenga para fortalecer el ingreso a los trabajadores, eso sinceramente yo digo no tiene nada de malo… si recibe las garantías para que el fondo pueda tener su recuperación”.
Acepta que los delegados sindicales sí pudieron proporcionar toda la información a los trabajadores porque la asamblea se realizó un jueves, trascendió el viernes y hasta el sábado comenzaron a explicar el procedimiento vía correo electrónico.
Martín Vargas Magaña, secretario General del Sindicato, detalló cuatro puntos a los inconformes:
Primero: se aprobó por la asamblea un préstamo (a pagar en cuatro años) que saldrá de los académicos que así decidan expresamente hacerlo.
Segundo: el préstamo proviene del fondo de ahorro de aquel profesor que decidió en forma voluntaria prestarlo y aclara que de ninguna forma afecta el fondo de aquellos que no decidan hacerlo.
Tercero: el interés es de 4 por ciento estando por encima del que se paga en el fideicomiso, que es del 2.9 por ciento.
Cuarto: el Patronato Leones Negros entregará en garantía cartas compromisos que respaldan 150 millones de pesos.

EL PATRONATO
La figura del Patronato que manejará a los Leones Negros está encabezada por Raúl Padilla López.
El vicepresidente ejecutivo, Alberto Castellanos, y el vicepresidente comercial, Juan José Frangié.
Están también los nombres de Guillermo Gómez Mata, Víctor Ramírez Anguiano, Héctor Raúl Pérez Gómez, César Barba Delgadillo, Raúl Vargas, Gustavo Cárdenas Coutiño y Gabriel Torres.
Martín Vargas y Francisco Díaz, como dirigentes sindicales.

EL JUGADOR FRANQUICIA, ENTRE LOS REFUERZOS
Alberto Castellanos habla de nueve refuerzos ya contratados, a préstamo o compra, entre ellos quien pudiera ser el jugador insignia, un ecuatoriano que actualmente participa en el Mundial de Brasil, de nombre Fidel Martínez.
“Fue comprado en un esquema de financiamiento a dos años, una parte ahora, otra el siguiente y puede ser hasta como negocio porque es un jugador pretendido por equipos internacional de Europa y de Arabia, ese lo hicimos pensando en el jugador franquicia porque es de color, será el único león de color que nos puede ayudar a traer muchísima gente al estadio, con 23 años y que puede ser un buen negocio”, dice.
Entre los nombres de jugadores para la próxima temporada aparecen, Leandro Cufré, que jugaba en Atlas y Héctor Reynoso, que viene de Morelia, a préstamo. Otros refuerzos fueron Félix Araujo, Chelo Alatorre, Jessy Palacios, William Ferreira, uruguayo campeón de goleo en Bolivia; Mark Grosas, de Santos.
Tienen contrato José Octavio Aceves, jugador proveniente de Pachuca, al igual que José Wenceslao Diaz.
Juan Francisco Mendoza, de Chivas USA, Diego Esqueda, José Francisco Canales, portero proveniente de las filas del Club Atlas y Diego Campos.
Miguel “Jalisco” Gutiérrez, Héctor Gómez, Francisco Silva y Néstor Díaz, también pudieron arreglar su situación para seguir con el equipo universitario para la próxima temporada.
Edwin Borboa, Jairo González y Sámano Alemán, reforzarán la parte ofensiva, mientras que de casa los primeros en arreglar su situación fueron César Valdovinos y Sergio Rodríguez, quienes pertenecen al Club Chivas y que fueron prestados durante un año más al equipo universitario, al igual que Renato Rivera y Luis Daniel Cano.