Portal informativo de análisis político y social

ELISA AYÓN: CAMINO AL CADALSO

ELISA AYÓN: CAMINO AL CADALSO

Mar 1, 2014

Por Mario Ávila Campos —-

El primer golpe fatal a la carrera política de la edil tapatía Elisa Ayón, fue la determinación unánime de la Comisión de Responsabilidades del Congreso del Estado para despojarla en definitiva del cargo de regidora e inhabilitarla de cualquier cargo en el servicio público por 10 años… el segundo se lo asestó el pleno de la LX Legislatura al aprobar, también de manera unánime (sin votos en contra ni abstenciones), la sanción propuesta para quien fuera regidora en Guadalajara… el tercero y definitivo lo podría recibir esta semana cuando convertido en Jurado de Sentencia, el Poder Legislativo la siente en el “banquillo de los acusados” para escucharla por última ocasión, antes de decidir finalmente su suerte… pero faltaría el golpe letal, el que piden los diputados de oposición a la Fiscalía General del Estado, para que ya sin fuero, actúe por la vía penal en contra de Elisa Ayón y la ponga tras las rejas.

Tres meses y medio atrás, Elisa Ayón Hernández, regidora de Guadalajara fue evidenciada como una funcionaria prepotente y corrupta en los medios masivos de comunicación, al ventilarse una grabación en la que sostuvo una reunión con empleados municipales de la Dirección de Panteones, a los que entre amenazas y reclamos les reclamaba: “Agarren lo que tengan que agarrar, pero repartan no sean culeros…”.

Esta situación dejó en evidencia una red de corrupción en el área de Panteones, en donde la propia Elisa Ayón aseguró que el alcalde no se metería porque sabía que ella era la que mandaba en el área, por lo que en evidente abuso de autoridad ofendía a los empleados, a otros los amenazaba y a unos más los despedía sin mediar procedimiento alguno.

Horas después salió a la luz otra grabación en la que la regidora les exigía a los comerciantes establecidos del Centro Histórico y de las zonas comerciales de Medrano y Obregón, que aportaran varios miles de pesos que llegarían “al patrón” con la promesa de que sólo así les quitarían la competencia que representaban para ellos los comerciantes ambulantes.

Tras la escandalosa conducta, Elisa Ayón se vio obligada a solicitar licencia para separarse del cargo de regidora en lo que se realizaban las investigaciones; sin embargo de manera intempestiva pasada la Navidad regresó y de manera violenta ingresó a lo que fuera su oficina, rompiendo vidrios, forzando chapas y pasando por encima de una valla de policías que no pudieron impedir que entrara a su guarida, en donde se parapetó día y noche, pero en donde no pudo mantenerse ni comprobar que legalmente había regresado al cargo de edil.

En síntesis, Elisa Ayón, quien aseguraba que tarde o temprano se convertiría en gobernadora, retó a los empleados municipales, retó a los comerciantes, retó al alcalde, retó a su partido (PRI), retó a los poderes Ejecutivo y Legislativo y retó a la ciudadanía. Hoy sólo empieza a pagar las afrentas y a cosechar lo que sembró.

SANCIÓN HISTÓRICA

El presidente de la Comisión de Responsabilidades, diputado Juan Carlos Márquez Rosas, aseguró que esta sanción histórica para un servidor público en Jalisco, es la mejor muestra de que las cosas se están haciendo de manera diferente en el Congreso del Estado. Con ello también buscan demostrarle a la sociedad y al resto de los funcionarios, que los actos graves de corrupción y de abuso se sancionan de manera drástica.

Sobre la posibilidad de que la sanción quede inconclusa si la Fiscalía no hace su parte y pone a la exfuncionaria municipal tras las rejas, el legislador apuntó: “La inhabilitación hasta por 10 años es la tarea que nos corresponde a los diputados, pero yo no puedo hablar del trabajo de la Fiscalía; aunque sí esperaría que ellos hagan un análisis profundo de todos elementos vertidos dentro de la propia resolución, que realice sus propias investigaciones y en base a ello determinen cuál es la responsabilidad que puede tener la regidora”.

Márquez Rosas reconoció el trabajo de los legisladores de todas las fracciones parlamentarias, por asumir con responsabilidad, la tarea de actuar a favor de los ciudadanos y de sancionar ejemplarmente todas las actitudes reprobables de la inculpada. Agradeció en concreto al PRI por apoyar la resolución de sancionar acciones que tanto molestan y hieren a los ciudadanos.

FISCALÍA ANTICORRUPCIÓN, NECESARIA

Por su parte la diputada Celia Fausto Lizaola dijo desde la tribuna que el caso de Elisa Ayón, es un botón de muestra y un preámbulo de que a partir de ahora el Congreso del Estado irá por todos los que cometen abusos y excesos en el servicio público.

A la vez la legisladora emanada de las filas del PRD afirmó que nadie puede dudar que hoy día el ejercicio del poder público sufre una deteriorada imagen. “La ciudadanía no cree en los políticos, no cree en los partidos, no está creyendo en los gobernantes y no está creyendo tampoco en las instituciones públicas”.

Recordó que desde el año pasado, ella presentó la iniciativa de Ley de Combate a la Corrupción, en la que se contempla la necesidad de crear la Fiscalía Anticorrupción y demandó dictaminarla con mayor celeridad para empatar la Reforma Político Electoral, particularmente en lo que se refiere a la creación de la Fiscalía Anticorrupción.

DESMANTELAR RED DE CORRUPCIÓN

La petición del diputado Salvador Zamora, a nombre de la fracción del Partido Movimiento Ciudadano, fue en el sentido de que es necesario desmantelar la red de corrupción en el ayuntamiento de Guadalajara, ya que según explicó, el caso de Elisa Ayón hubiera permanecido en la impunidad, si no se hubieran ventilado las grabaciones que la funcionaria protagonizó.

De no haber sido por las grabaciones –abundó–, el PRI hubiera mantenido bajo su cobijo las ilegalidades cometidas en la administración de Guadalajara. Que no nos quieran engañar diciendo que ahora son el paladín del combate a la corrupción.

Dijo ver en el caso de la sanción a Elisa Ayón, una muestra de los claroscuros en los procesos de responsabilidad contra servidores públicos acusados de corrupción, y en concreto planteó que el juicio en contra de la maestra y regidora, se convirtió en un montaje mediático, en una revancha política del priísmo y en un lavadero de culpas en este organismo político.

Aseguró que la corrupción se mantiene viva dentro de las instituciones, sobrevive gracias a las redes de complicidad que durante décadas han permitido la impunidad y la simulación. Y abundó: “Los políticos que roban, que traicionan la confianza de los ciudadanos, no asumen las consecuencias de sus actos, porque carecemos de sistemas efectivos de administración de justicia y porque muchos prefieren cerrar los ojos ante esta realidad”.

Finalmente, planteó que los políticos corruptos no sólo merecen 10 años de inhabilitación y el montaje de un teatro mediático, sino que merecen estar en la cárcel y pagar por sus actos, por lo que lanzó un llamado enérgico a la Fiscalía General del Estado para que no se detengan ni se congelen las investigaciones penales contra Ayón Hernández.