Portal informativo de análisis político y social

FRÁGIL SECTOR SALUD; AMENAZA CON AGRAVARSE

FRÁGIL SECTOR SALUD; AMENAZA CON AGRAVARSE

Ene 11, 2014

Por José María Pulido —-

La atención a la demanda de salud es uno de los retos más importantes del Gobierno en turno, el que en sus primeros meses ha tenido que lidiar con una gran cantidad de conflictos, como el disparo en los casos de dengue, el problema creciente de influenza, una galopante obesidad de la población, con impacto grave en los niños; las aguas contaminadas de Tlajomulco de Zúñiga y el déficit de personal en las áreas médicas, sin contar con una demanda de atención a la población abierta que no cubre con eficiencia el servicio de Cruz Verde.

Este gobierno tiene en la salud un problema grave, pero pareciera que a los responsables del área no preocupa mucho, aun cuando éste es un servicio elemental del Estado, que venía prestándose con eficiencia, tanto que en el período panista se logró incrementar la esperanza de vida de manera significativa para los adultos, al alcanzar promedios de 75 años, promedio.

En cambio, el gobierno de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, ha iniciado su gestión con graves problemas de salud pública, como son la presencia durante 2013 de poco más de tres mil casos de dengue, enfermedad que estaba prácticamente controlada (2010: 1,172 casos, 2011 con 175 y 2012 con 578 casos), pero lo peor es que el pronóstico de las autoridades es que el problema podría seguir creciendo este año y convertirse en un verdadero riesgo para la comunidad, pues quienes han sido afectados, de ser víctimas una vez más del mosquito tendrían la vida en peligro.

En el inicio de año se reportaron ocho muertes de personas afectadas con el dengue hemorrágico, víctimas del 2013.

De ahí que uno de los programas prioritarios de esta administración y establecidos para este año, son el fomento a la salud a través de la red escolar, buscando generar una nueva cultura entre los menores que permitan establecer en cada uno de ellos, la conciencia de la prevención a través del Programa Escuela y Salud.

Sin duda ésta es una de las grandes apuestas que tiene el gobierno de Aristóteles Sandoval, porque entonces deberíamos revisar las cifras de la obesidad infantil.

Jalisco es el primer lugar nacional en el problema de obesidad de su población, al grado de que tres de cada 10 jaliscienses tienen sobrepeso que en el corto plazo se convierte en afecciones como la diabetes, hipertensión y enfermedades vasculares, lo que algunos especialistas de la salud han calificado como un lastre de la sociedad.

Incluso la diabetes se encuentra catalogada como una de las principales causas de muerte en el Estado, junto con las enfermedades isquémicas del corazón, la pulmonar obstructiva crónica y cerebrovascular, además de infecciones respiratorias agudas bajas, enfermedades crónicas del hígado (cirrosis, por ejemplo) y las hipertensivas, entre un gran catálogo.

De la mano del dengue llegó la influenza, en donde ya se tienen reportados 176 casos y aunque se trata de un problema de salud generado en la temporada, los cambios climáticos han sido tan extremos que el riesgo es mayor a las condiciones normales, por lo que la autoridad de salud debiera implementar eficientemente sus programas de atención (maneja 43), con el fin de reducir el impacto a la comunidad.


DESTACADO

LA MITAD DEL PRESUPUESTO AL SEGURO POPULAR

Los retos de la Secretaría de Salud y del sector en este gobierno, son justamente establecer todos los programas posibles que permitan con eficiencia, mejorar la salud y calidad de vida de los jaliscienses, teniendo a disposición de la población, un sistema integrado que permita el acceso a todos a los esquemas de atención y además, establece como parte fundamental de su gobierno, sistemas de medición de eficiencia que deben arrojar resultados satisfactorios a fin de que las calificaciones al gasto, sean aprobatorias.

La Secretaría de Salud Jalisco tiene este año un presupuesto de ocho mil 627.2 millones de pesos, la mitad es del Seguro Popular. Los recursos se destinan a 40 acciones que derivan en 43 programas.

El reto de la salud no es menor. Se complica por la presencia de fenómenos que dejaron pasar autoridades estatales y municipales anteriores, con el caso de las aguas contaminadas de productos tóxicos y metales pesados en el sur de la ciudad, básicamente en Tlajomulco de Zúñiga, en donde incluso se llegó a la irresponsabilidad de notificar del problema a la gente, apenas a finales de noviembre pasado, aun cuando se han registrado ya cierres de pozos abastecedores.

Al problema del agua en el sur, hay que sumarle una creciente demanda que se hace al Estado, de que asuma el control y manejo de la Cruz Verde Municipal en toda la zona metropolitana, debido a que los municipios ya no están en condiciones de atender eficientemente el servicio, pues las limitaciones económicas de gobierno municipales endeudados han llevado a los alcaldes de la ciudad, a preferir pagar la burocracia antes que invertir en la salud de sus gobernados.

El reto es muy grande. Aristóteles Sandoval, quien ha señalado que sólo el déficit de enfermeras podría llegar a las 35 mil, debe poner en funcionamiento una gran red de instalaciones médicas construidas en los gobiernos anteriores (sólo de segundo nivel son 63 nuevas), que carecen de personal, equipo y medicamentos.

Sin embargo, el Plan Estatal de Desarrollo establece en uno de sus ejes estratégicos, la salud como uno de los compromisos que debe enfrentar de manera real, segura y efectiva.