Portal informativo de análisis político y social

LOS PRIMEROS 12 MESES DE ARISTÓTELES: UN GOBIERNO DE CLAROSCUROS

LOS PRIMEROS 12 MESES DE ARISTÓTELES: UN GOBIERNO DE CLAROSCUROS

Feb 1, 2014

Por José María Pulido —-

Al cumplirse el plazo para rendir el Primer Informe de Gobierno, Aristóteles Sandoval Díaz, deberá presentarse ante los jaliscienses esta semana que inicia a darles cuenta del Estado en que se encuentra la administración pública. Enfrentará cuestionamientos por lo que se ha dicho, incumplimientos sistemáticos a sus promesas, pero sin duda en algunos renglones hay buenas noticias.

El tiempo de informar le permitirá al gobernador Jorge Aristóteles Sandoval hablar de logros y avances, en donde tendrá como estrella –sin duda– su política social con sus útiles escolares y sus Bienevales para estudiantes, pero además, otros temas que destacarán son una política encaminada a salvar vidas con sus operativos de la CURVA, la creación de la Fiscalía General, el inicio de algunas obras hidrosanitarias, las acciones penales encaminadas contra los llamados “abogados talibanes” y la reestructura financiera del Estado.

Sin embargo, los casos que habrá de convertir en el emblema de su administración, serán a no dudar:

  1. La aprehensión de Rodolfo Ocampo Velázquez, el primer caso de corrupción del gobierno anterior, que cae y la presentación de cuatro denuncias penales en otros tantos casos de corrupción.

  2. El arranque de las obras de ampliación y modernización de la Línea 1 del Tren Ligero, la primera obra de transporte masivo que se realiza en casi 20 años.

  3. El Mando Único en materia de seguridad.

El trabajo que se realiza ahora en la administración de Aristóteles Sandoval, camina sobre ejes en los que se ha dividido el Gobierno, a partir de los lineamientos que se han establecido como parte del Plan Estatal de Desarrollo.

Los ejes agrupan dependencias y programas que deben lograr el llamado bienestar de los jaliscienses, por lo que se han diseñado políticas públicas bajo los renglones de Entorno y vida sustentable, Economía próspera e incluyente, Equidad de oportunidades, Comunidad y calidad de vida, Garantía de derechos y libertad e Instituciones confiables y efectivas.

Aunque esta planeación se convirtió en una meta ambiciosa, pues se consideran acciones hasta 2030, a un año de iniciado el Gobierno debe tener ya resultados basados en el análisis de 112 problemas que marcan 500 metas que deben controlarse a través de 164 indicadores de medición.

Los casos más destacados de la administración en turno son sin duda, la detención de Rodolfo Ocampo, en junio de 2013, acusado de peculado y desvío o aprovechamiento indebido de atribuciones y facultades en su desempeño como director del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado, SIAPA.

Los hechos que tienen tras las rejas a uno de los panistas de gran trayectoria público-partidista se consignan en el expediente 270/2013-C del Juzgado Quinto de lo Penal, en donde ahora se enjuicia a Ocampo Velázquez y con muchas posibilidades de que no salga de la prisión en algunos años.

Pero de la mano a estos hechos delictivos, el contralor del Estado Juan José Bañuelos Guardado, trabaja en 10 casos más, de los cuales cuatro ya están convertidos en denuncias penales y fueron dados a conocer públicamente por el fiscal General Luis Carlos Nájera, lo que alertó a los señalados y escaparon buscando evadir la aplicación de la justicia.

Las denuncias son contra Salvador Uribe Avín, ex titular de CAPECE, por malos manejos en la obra pública; Jorge Sánchez Martínez, en su calidad de director del Instituto de la Vivienda, Iprovipe, por el financiamiento a las Villas Panamericanas y José Luis Gómez Quiñonez, como responsable del seguro popular, por malos manejos en el pago en hospitales privados, de supuestos asegurados.

Hay un cuarto caso contra un agente de la desaparecida policía investigadora, por enriquecimiento inexplicable.

Veinte años después…

Pero sin duda lo que debe presumir y mucho más, es el reinicio de trabajos encaminados al crecimiento de una red de transporte público eficiente, como lo es el Tren Ligero.

Recientemente el Gobernador obtuvo del Congreso de Jalisco la autorización que le faltaba (la aprobación de la inversión público-privada vía los llamados PP’s), para arrancar los trabajos de crecimiento y modernización de la Línea 1 del tren ligero.

El viernes pasado el Gobernador presumió a través de su cuenta de Twitter, el inicio de los trabajos en la Línea 1, con lo que se acaban casi 20 años de indolencia y apatía que los gobiernos panistas pusieron al tema del transporte público (Alberto Cárdenas-Francisco Ramírez Acuña-Emilio González Márquez), para iniciar una nueva etapa en donde se incluye una línea más, la tres en el eje Zapopan-Guadalajara-Tlaquepaque.

La inversión en la Línea 1 es de mil 353 millones de pesos.

El tercer caso de éxito que sin duda destacará Aristóteles Sandoval, es todo lo que significa la creación de la Fiscalía General, en donde se unen tres dependencias de seguridad y procuración de justicia, que anteriormente operaban en el Estado y con pésimos resultados, pese a que al frente de una de ellas estaba quien ahora encabeza para el Gobierno en turno, todo su proyecto en el renglón, Luis Carlos Nájera.

Se presumen desarticulaciones de al menos 100 bandas de ladrones de casas-habitación, la detención de 114 extorsionadores y 158 secuestradores. Además, la desarticulación de grupos delictivos que se dedican al robo de autopartes y que tenían como centro principal la zona de 5 de Febrero y el blindaje de la frontera Jalisco-Michoacán, ante los operativos de máxima seguridad que se realizan en el estado vecino.

Eso independientemente de haberse creado al fin, la fuerza única, por cierto una de las pocas áreas que tuvieron la autorización de contratación de personal este año.

Todo lo demás…

Hay algunas otras cosas de qué presumir y son sin duda el operativo para salvar vidas ante el consumo de drogas y alcohol al conducir un automotor, en donde presumen bajas de 20 por ciento en el número de accidentes viales y 22 por ciento en las víctimas mortales. Es lo que se llama el “Torito tapatío” o el CURVA.

Desde luego los programas sociales con el reparto de un millón 535 mil mochilas a estudiantes de preescolar, primaria y secundaria; los 15.4 millones de Bienevales para que los estudiantes no paguen el transporte público a sus centros educativos y que ha sido motivo de críticas porque no ha llegado a todos los alumnos, como lo prometió el Gobernador en campaña pero que anuncia este año habrá de duplicarse.

Los “abogados talibanes” encarcelados y quienes ya tienen auto de formal prisión por falsificar documentos que llevaron a lograr laudos millonarios. Hay 26 denuncias penales en el tema.

Y desde luego el inicio de obras de abastecimiento de agua potable a la ciudad, como lo es el caso de la Presa El Purgatorio, otro ejemplo del reinicio de acciones luego de casi 20 años de abandono por los panistas, pero de la mano de uno de los casos más cuestionados, las obras hidráulicas de Temacapulín, en donde la altura de la cortina es una verdadera controversia debido a que se autorizaron oficialmente 120 metros de altura, pero se quiere bajar a 80, si se concreta la promesa de Aristóteles Sandoval de defender al poblado que está en riesgo de perderse bajo las aguas.

La reorganización administrativa, con un nuevo planteamiento económico que restringió la disponibilidad de recursos públicos para este año, salvo las llamadas áreas estratégicas.

Pero hay desde luego otros casos con los que el gobierno de Aristóteles Sandoval deberá cargar.

El aumento a la tarifa del transporte público a siete pesos, en donde se han intentado todas las explicaciones posibles que no alivian la carga económica a los usuarios; la muerte de Jesús Gallegos al inicio de la administración, justo cuando fungía como secretario de Turismo.

Pesará en el Gobierno el Congreso de Jalisco, en donde se perdió el Gobierno pese a tener la mayoría y luego generador de escándalos producto de la voracidad de los diputados que van, como todos, tras el dinero público, es decir, Casas de Enlace, sobresueldos y excesiva nómina. Elisa Ayón es sin duda una incómoda piedra en el zapato, mientras en el peligroso aumento de los casos de influenza, requiere una explicación.

El Primer Informe de Gobierno de Aristóteles Sandoval se encuentra ya en el Congreso del Estado y en una semana los diputados iniciarán la glosa, al término de la cual se espera que el mismo Gobernador se presente ante el Poder Legislativo y los escuche y les responda lo que ellos quieren oír y lo que muchos quisieran escuchar. 

______________________________

Pedro Vargas Avalos

OPINIÓN INVITADA: Informe, aprendizaje y calificación

Por Pedro Vargas Ávalos

El informar al pueblo es una obligación prioritaria para todo funcionario público, pero con mayor razón para los de elección popular, destacando entre estos los que ejercen el Poder Ejecutivo, es decir, el presidente de la República, el gobernador del Estado y el alcalde en cada municipalidad.

Tradicionalmente, al menos desde que los gobernantes a fines del siglo XIX impusieron su predominio sobre los otros dos poderes (Legislativo y Judicial), el día del informe era una especie de solemnidad en la cual todo era alabanzas para el mandatario dizque informante. En pocas palabras, el día del informe era más bien el día del gobernante.

Cuando sobrevino la alternancia el año 2000, las cosas cambiaron. Ya desde antes en que la democracia hacía su presencia y las oposiciones se hacían sentir en los congresos, se buscó quitar los besamanos y adulaciones del día del informe, y como primer paso se suprimió la obligatoria presencia del Ejecutivo para rendir cuentas sobre el estado de la administración a él confiada. Los todavía obsecuentes congresos lo aceptaron y así quedó establecido legalmente.

Pero tras la transición democrática, la cuestión se volvió más enojosa para los mandatarios y sus paniaguados, por lo que buscaron con mayor facilidad cumplir la obligación de informar, y entonces ya ni siquiera van a entregar por escrito el documento informativo, sino que envían al Secretario de Gobierno y ellos, los primeros mandatarios, inundan los medios de comunicación con publicidad en la cual, con evidentes e impúdicos derroches del erario se hace alarde del culto a la personalidad.

Ahora estamos en el caso del primer informe del actual gobernador jalisciense, y ya se cumplen los anteriores puntos: Publicidad por todas partes en las cuales lo primero son las fotos del gobernante, derroche de recursos y presentación cómoda de un informe impreso ante el Congreso. Ya se dará en local previamente adecuado, un mensaje disfrazado de informe a “fuerzas vivas” invitadas ad hoc para aplaudir y hasta agradecer.

¿Qué se espera del informe? Ya el Gobernador dijo el 28 de enero: El primer año fue para aprender, ahora “la curva de aprendizaje ya pasó, nadie tiene garantizado su puesto”. Es decir, se gastó una larguísima anualidad para pagar onerosamente que los privilegiados funcionarios del Gobierno supieran qué hacer, y ahora, en vez de calificar y al que no pase, reemplazarlo, se le dará otro espacioso plazo para que de resultados.

En consecuencia todos tranquilos, menos el pueblo que no ve llegar la suya, por lo que al menos en un periódico, él ya emitió su opinión sobre el gobierno actual: De acuerdo a la encuesta que se publicó (Mural, 29 de enero), del 65 por ciento que lo aprobaba en agosto de 2013, ahora lo aprobaban sólo el 54 por ciento. Y en cuanto a los que desaprobaron, crecieron de 27 por ciento al 41 por ciento.

El grito es pues muy a tiempo, pues apenas concluye el año inicial del sexenio, y quedando aún cinco, bueno realmente cuatro porque el último es pura grilla y despedidas, hay que acelerar el paso, ser mas aglutinante, abrir la administración y atender efectivamente las necesidades de los ciudadanos; no pretender gobernar mediáticamente y dejar posturas dobles que a nada llevan.

La soberbia, cerrazón y unilateralidad no son buenos instrumentos de una administración, y en la actual pululan los funcionarios grandes y medianos que hacen gala de esos defectos. Por ello, el ejecutivo más que advertir, debería tomar medidas apropiadas para mejorar su cuadro de colaboradores elevados, medianos y chicos.

¿Por qué se le tiene temor al auténtico republicanismo democrático? Debería acudirse al Congreso e informar a tirios y troyanos, partidarios y críticos, sobre la problemática y la marcha real de la Entidad; incluso, en su caso contestar señalamientos para que nadie quede con dudas.

Hablar de aprendizaje a estas alturas, es totalmente equívoco. Quien aspira a un cargo, o quien es llamado para desempeñar una función, debe ser porque sabe a lo que va y está consciente de lo que debe hacer, en pocas palabras, porque es capaz y está preparado para ejercer cierto cargo. Los puestos públicos no son para habilitar, sino para desplegar eficazmente conocimientos y ofrecer satisfactorios resultados.

En cuanto a los reemplazos de colaboradores, ni las simpatías o compromisos personales o de grupo deben imperar. El pueblo, las instituciones y los problemas del Estado no están para esperar el paso del tiempo, sino para encararlos y ofrecer respuestas prontas y eficientes.

En fin, los ciudadanos y los organismos en que militan, deben asumir su papel de vigilantes de la marcha del Gobierno, y en su momento exigir cuentas claras, informes veraces, cambios oportunos y soluciones justas.