Portal informativo de análisis político y social

“LOS MERCADERES NO SON POLÍTICOS; DEBEMOS DE CREER EN ALGO”: EUGENIO RUIZ OROZCO

“LOS MERCADERES NO SON POLÍTICOS; DEBEMOS DE CREER EN ALGO”: EUGENIO RUIZ OROZCO

Feb 8, 2014

Por Diego Morales Heredia —-

“Creo que detrás de cada político hay un ser humano, los que cambian de ideología son los que no tienen ideología, los mercaderes no son políticos. El político debe tener una definición, debe creer en algo, todo mundo tenemos obligación de creer en algo, unos creen en Dios, otros en el Estado, otros en la literatura”.

EUGENIO RUIZ OROZCO/ POLÍTICO DE PROFESIÓN

Los que cambian de ideología son los que no tienen ideología, los mercaderes no son políticos”, asienta Eugenio Ruiz Orozco ante los micrófonos de Conciencia al Aire cuando refiere la importancia que el político tenga una definición y que debe creer en algo.

La degradación de la política y las instituciones ha sido el sino de los nuevos tiempos y se da tanto en los partidos como en el ejercicio público por falta de formación política. “Lo que ha pasado a la política es que se perdieron los buenos maestros, no los hay, llegan prácticamente sin experiencia en la vida pública”, expresa Eugenio Ruiz Orozco.

“Creo que detrás de cada político hay un ser humano, los que cambian de ideología son los que no tienen ideología, los mercaderes, no son políticos. El político debe tener una definición, debe creer en algo, todo mundo tenemos obligación de creer en algo, unos creen en Dios, otros en el Estado, otros en la literatura”, dice conceptuoso el experimentado Ruiz Orozco, quien además ha sido senador de la República y secretario General de Gobierno de Jalisco.

“No se puede vivir al margen de las ideas, el ser humano las necesita, lo que nos hace diferente es que antes unos eran de derecha y otros de izquierda, se decía que los de derecha tenían una serie de atributos mediante el cual buscaban el bien común, y los de izquierda tenían connotaciones pero buscaban la justicia social. En el fondo, los dos son el mismo valor con distinta óptica, pero había que leer, estudiar a los clásicos, tener una definición, la cual te permitía actuar y ser confiable, porque pensabas y actuabas en los términos que tú ofrecías a la sociedad”.

Al ser cuestionado sobre temas en los cuales tiene amplia experiencia como lo son los políticos y relacionados al fútbol, Eugenio Ruíz Orozco asegura que la política le gusta a unos cuantos y el fútbol le gusta a todos, razón por la cual el deporte es la parte más difícil que ha tenido que afrontar. Recalca que en la política actual, falta compromiso social por parte de sus gobernantes.

“El fútbol tiene respecto a la política cosas distintas. La política a pocos les interesa, el fútbol les interesa a todos; de la política algunos opinan, del fútbol opinan todos. En términos de política la gente no se apasiona, en términos de fútbol te dicen el nombre del entrenador, los errores que tiene, y la presión de la opinión pública donde la he sentido es en el fútbol, la proximidad del aficionado respecto al tema que le es de interés y esa capacidad de afrontarlo a quien está tomando decisiones, es una cosa impresionante”, dice reflexivo Ruiz Orozco.

Rechaza el ex presidente del PRI, ex alcalde de Guadalajara y ex candidato a la gubernatura de Jalisco que la ideología en la política sea un término obsoleto, como lo han expresado políticos hoy muy de moda y que ven a los partidos políticos como camisas de fuerza.

La entrevista es realizada en el espacio radiofónico de Conciencia al Aire y la razón son los 25 años del Zoológico Guadalajara construido durante el gobierno que Ruiz Orozco encabezó en Guadalajara, convertido hoy en una de las principales atracciones que tiene la ciudad. Y el impulsor de este proyecto hoy hecho realidad es Eugenio. Eugenio es acompañado por Juan Cristóbal García, autor del libro “Zoológico Guadalajara, un edén para todos”.

Hay una canción que canta Julio Iglesia titulada “La vida sigue igual… Los obras quedan los hombres se van”. Esto nos habla de lo que es una institución, es el caso del Zoológico de Guadalajara. El mejor de América Latina, más de un millón de visitantes al año. Funciona con número negros, hay motivo para estar satisfecho, –asienta el periodista Gabriel Ibarra Bourjac en la entrevista–.

“La verdad, vanidad aparte, sí es gratificante el tener el privilegio de poder vivir 25 años después, esto nos da la posibilidad no sólo de haber sembrado una semilla sino a la distancia de los años ver cómo con cuidado, cariño y dedicación ha logrado ser una obra verdaderamente maravillosa”, responde emocionado el actual Presidente del Club Atlas y sostiene que aquello se dio como consecuencia de la buena voluntad política con el buen manejo de la iniciativa privada, por lo cual se ha consolidado como el mejor parque de América Latina.

Ruíz Orozco hace una remembranza de los trabajos que se hicieron hace 25 años en Guadalajara, cuando fue alcalde de la capital de Jalisco:

“El Zoológico se construyó sobre una superficie adquirida por don Arnulfo Villaseñor; pero el Zoológico es consecuencia de muchas circunstancias, la sola voluntad no hubiese bastado, había un terreno, había un gobernador, don Enrique Álvarez del Castillo, que quería que hubiese un proyecto de tal manera; había una nueva concepción de colaboración de la sociedad, ya habíamos terminado Expo Guadalajara, entonces se dieron una serie de circunstancias afortunadas que permitieron que el Zoológico existiese.

Ahora, gracias a la participación de un consejo que tiene 25 años, se ha desarrollado. Cuando le dijimos a don Enrique que lo íbamos a entregar al sector privado todo mundo se asustó, que el gobierno le entregaría a los ricos una obra que costó tanto dinero, hoy a 25 años de distancia ambas partes dimos buenas cuentas, ha sido una experiencia padrísima”.

GOBERNAR CON ENCUESTAS

Eugenio Ruiz Orozco critica de la misma forma a los hombres del gobierno que toman decisiones en razón de las encuestas. “Hoy, desafortunadamente, las encuestas les dicen cómo vestir, qué hacer, qué decir, entonces con mucha frecuencia terminamos como el mono de ventrílocuo, que un titiritero desde arriba te dice qué debes decir, te tomas la foto con quien debes y acabas siendo un objeto de mercadotecnia, el poder en ese aspecto está impactado”.

Conciencia al Aire. Gobernar con encuestas es terrible. ¿Cierto?

Eugenio Ruiz Orozco (ERO). No es gobernar. El gobernante debe tomar riesgos, para resolver el problema hay que hacer esto, cortarle la pierna a un paciente con gangrena, porque si no el cuerpo social se va a dañar, pues córtensela. El ejercicio de poder público tiene un costo, se llama el desprecio de la sociedad, la gente quiere vivir bien, el político no debe pensar en popularidad ni gratitud, debe pensar en sentido de grandeza en los demás y en el olvido”.

Conciencia al Aire. Hay elementos del gobernante, que es compromiso, responsabilidad y vocación. Eso se ha ido perdiendo… ¿cómo ve eso?

ERO. El tema es el poder, el político busca el poder, aspira al poder, quiere el poder, ama el poder, defiende el poder. ¿Para qué? Ahí es cuando las cosas comienzan a ser diferentes, un hecho gratificante, para acumular riqueza, o lo llenas de algo que es fundamental que es compromiso social. El poder es para transformar a la sociedad, y para transformarla en términos positivos, no es un tema de culpables, el mundo entero, los medios de comunicación, los grandes personajes, la riqueza como el fin último, pues le pega a los muchachos, quieren ser ricos y andar con la más bonita y si es sin chamba pues mejor. Las frases “El que no tranza no avanza” o “El que no es gandalla no batalla” reflejan lo que está sucediendo.

Conciencia al Aire. Volviendo al tema del Zoológico Guadalajara… ¿cuál fue la clave para que la obra al paso del tiempo se consolidara?

ERO. Creo que hay dos claves. Una en términos conceptuales, la voluntad de hacer las cosas diferentes; otra en términos avícolas, la decisión de entregarlo frente a una opinión pública que podría ser adversa, a una configuración de empresarios que asumieron el reto. La palabra clave creo que es la colaboración y compromiso con la ciudad.

Conciencia al Aire. Hay otras buenas obras que se hicieron en aquella época durante el gobierno del Señor Arnulfo Villaseñor, como fue el caso del Planetario, sin embargo ya no existe…

ERO. Nosotros teníamos la experiencia de lo que había pasado en la administración de don Arnulfo, por lo tanto nuestro margen de error se redujo, por tanto teníamos una idea de lo que no debíamos hacer, y de cómo sí actuar. En ese sentido, efectivamente el Planetario fracasó porque siguió siendo una dependencia municipal, el Zoológico prosperó porque dejó de ser parte del Gobierno. Muchos políticos quisieron meterle mano al Zoológico y no pudieron, porque la estructura jurídica y la fuerza moral de quienes constituyen el Consejo establecieron un valladar insalvable.

Conciencia al Aire. El Patronato trabaja con números negros, y trabaja para hacer mejoras en atención a los visitantes… ¿Es correcto?

ERO. Es una organización en la que cada quien cumple su función. Los directivos dirigen, los administrativos administran, los cuidadores de animales cuidan animales, y los políticos no meten las manos. No es que esté en contra de los políticos, no lo puedo estar, finalmente de allá vengo, pero la experiencia te enseña que es muy fácil desarrollar actitudes patrimonialistas, aquí el eje es crear instituciones que puedan vivir solas y que no se contaminen con intereses políticos.

El tema es que hay una directiva que no cobra, porque es trabajo social, nada más administra, el gobierno puso el dinero, ellos han puesto su inteligencia, su cuidado, su talento, su tiempo, y tienen una estructura que soporta todo el trabajo y que ya tiene 25 años funcionando.

Hay un representante del Ayuntamiento de Guadalajara porque el origen del recurso fue ese, que tiene capacidades para representar los intereses de la sociedad.

Conciencia al Aire. En dinero… ¿cuánto valía hace 25 años el Zoológico en inversión y cuánto cuesta ahorita?

ERO. En aquella época es muy complicado establecer la diferencia porque había una inflación del 150 por ciento, hoy los jóvenes escuchan inflación y no saben de qué hablamos. Por tanto, los precios estaban disparados, en esa época nos costó cuatro millones de dólares.

——–

JUAN CRISTOBAL GARCÍA SÁNCHEZ: ENAMORADO DEL ZOOLÓGICO

Libro sobre el Zoo Guadalajara

El autor del libro de los 25 años del Zoológico Guadalajara titulado “Un edén para todos” resalta el trabajo que durante siete meses elaboró para poder documentar la amplia y enriquecedora historia que tiene el recinto.

“Creo que el Zoológico es el centro social de la ciudad. Hay datos que vale la pena recordar; cada año el Zoológico atrae más de un millón de visitantes, si se calcula en términos fáciles supera a toda la gente que va a los estadios de fútbol en Guadalajara, la afluencia conjunta de los equipos locales no supera en taquilla en el estadio el millón juntos”. Aseguró.

El escritor resalta la importancia que tiene para una ciudad tan grande como Guadalajara contar un Zoológico de tal magnitud: “Además de ser el lugar recreativo es un lugar de aprendizaje, es un santuario de la vida silvestre ahora. Hay personas que se preguntan si el Zoológico hace una función positiva con la naturaleza, y la respuesta es claro, está en proceso de reinsertar animales al ecosistema. Por ejemplo, el lobo mexicano, una especie de la región, desafortunadamente el animal racional que se supone es el humano, pues lo extinguimos, hoy sólo quedan en el Zoológico, que los reproduce para volverlos a reinsertar para regresarle la riqueza al ecosistema. Los zoológicos no sólo son lugares de entretenimiento, son lugares para la preservación de la vida silvestre”.

Pide entender a los animales, cosa que en las instalaciones del Zoológico Guadalajara hacen a la perfección.

“Los humanos, la única diferencia que tienen con los humanos es que tienen la estupidez, nosotros nos hemos encargado de destruir, y los humanos no hacen eso, ellos protegen, ayudan y se preservan los ecosistemas. Hay que comprender a los animales, porque son otras almas, son seres maravillosos y hay mucho que aprender de ellos”.

Al hacer una comparativa del Zoológico en comparación a otros en el mundo, afirma: “Creo que sin temor a equivocarme es el mejor zoológico de toda Latinoamérica, considerando al de Chapultepec, porque la cantidad de especies son más de 380, segundo la calidad de vida que tienen, están en pulcritud, tercero la gran cantidad de personas que nos visitan al año, son más de un millón que es fantástico, cuarto es autosustentable, todos los ingresos que se tienen se queda en el Zoológico y se vuelve a invertir.

“La visión de don Eugenio fue un lugar que se preservara por sí mismo, y creo que lo logró, fue el gran catalizador de la iniciativa privada con el Gobierno, el resultado es que hoy en día se ha acrecentado seis veces el patrimonio. Contra otros zoológicos, como el famoso de San Diego, tenemos el mismo número de hectáreas desarrolladas, pero nosotros somos garantes de 210 custodiadas en la barranca, nuestra ubicación es magnífica. Con los recursos que tenemos es notable que una institución mexicana esté a la par de otras de primer mundo, por ese nivel de compromiso se ha permitido el privilegio de invitar a otros animales a que vengan”.