Portal informativo de análisis político y social

NACE EN JALISCO EL GRAN MOVIMIENTO MÉDICO DE PROTESTA

NACE EN JALISCO EL GRAN MOVIMIENTO MÉDICO DE PROTESTA

Jun 28, 2014

Por Mario Ávila Campos —-

El más grande movimiento de protesta de los médicos de los últimos años, nació en Jalisco y de inmediato se extendió a más de 50 ciudades del país, con el argumento de defender a los 16 galenos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) encontrados culpables y a los que se les dictó auto de formal prisión, por la muerte de un menor de 15 años.
Con el nombre de #YoSoy17 nace esta agrupación que en su primera gran acción fue la convocatoria pública a una manifestación callejera, logró reunir a más de 10 mil médicos, enfermeras, camilleros y pacientes del IMSS, pero además logró sumar a la movilización realizada a las puertas de la PGR y que tuvo réplicas importantes en el Distrito Federal, Tamaulipas, Tabasco, Chihuahua y Chetumal, a dos personajes muy simbólicos, en concreto se trata de los diputados local y federal Elías Íñiguez y Leobardo Alcalá.
Es evidente que fue el liderazgo sindical de la sección III del IMSS, a cargo del doctor Pedro Castillo Martínez, desde donde surgió el proyecto que tuvo réplicas a nivel nacional y que obligó incluso a la autoridad administrativa del IMSS a enmendar su postura sobre el tema de los 16 médicos acusados de negligencia médica, ya que en primera instancia, incluso a través de un comunicado oficial se había advertido que la máxima institución de salud en el país sería respetuoso de las determinaciones judiciales.
Sin embargo ante la presión sindical y el surgimiento del #YoSoy17 corrigió su postura y de inmediato pusieron a todo el personal de la Dirección Jurídica, a la Dirección de Prestaciones Médicas y a la Dirección de Evaluación de Delegaciones, a disposición de los 16 médicos inculpados y se concentraron en Guadalajara para atender la defensa de sus compañeros de empleo.
Cabe resaltar que el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) es sólo después del SNTE, el sindicato más grande de América Latina, pero su fuerza económica es quizá superior al del gremio de la educación, ya que el nivel de los ingresos de los trabajadores del IMSS es muy superior al de cualquier sindicato en México.
Este sindicato con más de 70 años de fundado, siempre se había mantenido en el letargo, ya que lo único que les interesaba a sus líderes era la negociación del Contrato Colectivo de Trabajo que se dice es también el que obtiene las mejores negociaciones año con año en beneficio de sus trabajadores, así como mantener sus prebendas con el Gobierno, al margen del color del partido político que se encontrara en el poder.
Tal es la fuerza del IMSS que nada se pudo hacer para castigar a los evidentes culpables en el incendio de la Guardería ABC, ocurrido el pasado 5 de junio del 2009 en Hermosillo, Sonora, en tiempos de Juan Molinar Horcasitas, que se desempeñaba como director general del IMSS y por lo tanto era el máximo responsable de lo que en el Área de Guarderías ocurriera.
Por cierto, habrá que recordar que en el gobierno de Felipe Calderón se dio un gran impulso a la creación de guarderías, con el fin de cumplir una promesa de campaña y fue justamente Juan Molinar quien orquestó este crecimiento de estancias infantiles, sin que se cumpliera con los requisitos mínimos de seguridad.
A este tipo de injusticias se pueden sumar cientos de historias que a diario se repiten en todos los rincones del país donde exista una clínica del IMSS, ya que a todas luces el sistema está totalmente rebasado y la gran cantidad de derechohabientes hacen imposible que los servicios médicos, de suministro de medicamentos y de personal administrativo se presten de manera eficiente y esto provoquen innumerables acusaciones de presuntos actos de negligencia médica.
El IMSS es un monstruo que ha crecido indiscriminadamente y lo peor del caso es que el panorama no es nada halagador, al contrario, lo que se ve en el futuro inmediato es que la calidad de los servicios empeore, una vez que se consume la pretendida propuesta del sistema universal de servicios médicos, lo que hará que multipliquen los usuarios y no se ve por donde el IMSS o el SNTSS puedan apoyar. Lo más que han dicho los médicos es reconocer que el sistema de seguridad médica está total y absolutamente rebasado.
El #YoSoy17 bien podría interpretarse como el brazo enérgico del SNTSS para conseguir que se evite se criminalice la labor de los doctores, ya que sus versiones son en el sentido de que ellos “no salen a dañar a sus pacientes, que sus actos siempre son de buena voluntad y bien intencionados, pero los imponderables en los tratamientos de un padecimiento siempre existen”.
Su exigencia es que no sean juzgados por abogados con la investidura de jueces, ya que poco o nada saben de tratamientos médicos y lo que proponen es que sean juzgados por sus pares, lo que evidentemente los colocaría en una posición de privilegio si se salen con la suya, porque la justicia en el país no sería pareja para todos los mexicanos y habría graves riegos de que la impunidad campearía.

SERVICIO DE SALUD REBASADO
“El servicio de salud en el país está totalmente rebasado, son pocos médicos, son pocas camas, los hospitales están saturados y esta es la misma queja de la gente. No hay material, no hay medicamentos, no hay infraestructura suficiente”.
Así se expresa el doctor Carlos Tonatiuh Medina Rimoldi, quien augura que la situación empeorará una vez que en cuestión de meses entre en vigor el sistema universal de salud, ya que se multiplicará el número de usuarios.
Carlos Tonatiuh Medina Romildi, quien estudio medicina general en la UdeG, hizo su internado en el Centro Médico de Occidente y hace Geriatría en el Instituto Nacional de Ciencia Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, refiere que hoy tienes un médico con 30 consultas diarias y por lo tanto tienes que atenderlo en 15 minutos y no puedes alcanzar a hacer una ficha técnica, cuando en especialidades como la geriatría necesitas dedicarle a cada paciente hasta hora y media.
Y remata: “no se puede por el mismo volumen de los pacientes, este es buen momento y por eso salimos a la calle, para que la gente se entere de cómo está el sistema de salud y porque no se le puede dar la atención que merecen, no es por culpa del personal la mayoría de las veces, sino es porque el sistema de salud está saturado por completo”.
Medina Rimoldi abunda que este es el momento preciso porque estamos a unos meses de que entre en vigor el sistema universal de salud, que hará el dilema más complejo y el que a sufrir va a ser la gente que menos tienen y la clase media.
“Hoy es cuando esta reforma se tiene que discutir con los operativos, no sólo con el personal administrativo, los operativos somos los médicos y las enfermeras que somos los que sabemos cuál es la realidad del sistema de salud”, expone el galeno entrevistado por Conciencia Pública.
Sobre el hecho de haber salido a tomar la calles en medio centenar de ciudades del país y la conformación del #YoSoy17, Tonatiuh Medina asegura que no hay intereses partidistas y rechaza que se haya tratado de una demostración de fuerza del sindicato. “Es un tema de conciencia para tratar de enmendar el sistema de salud que tenemos, todos los que yo conozco participan porque quieren cambiar y reformar el sistema de salud, que nos volteen a ver, que se ponga en evidencia las carencias que hay”.

DESCONTENTO GENERALIZADO
Tonatiuh Medina comenta que el ambiente que sienten los miembros del #YoSoy17 es de descontento general en el gremio médico por la detención de 16 galenos, porque no los puede juzgar una persona que no conoce de medicina, para eso están los colegios, la academia.
Sobre el deceso del menor, un niño de 15 años que llegó al Centro Médico de Occidente con una crisis asmática y tras de siete intervenciones, internado 55 días, plantea que “en el ambiente médico se sabe que no hubo como tal una mal praxis, el expediente sólo lo conocen los doctores que atendieron a paciente y ahora en este momento ya también la Comisión de Arbitraje Médico del Estado de Jalisco (CAMEJAL), como para poder decir qué fue lo que pasó. Sin embargo los médicos que han visto el expediente no consideran que el fatal desenlace haya sido por una mala práctica”.
“La tuberculosis intestinal es de los padecimientos más difíciles porque la presentación de la tuberculosis es muy atípica y la intestinal puede no reflejar síntomas, sino encontrarse como un hallazgo en una cirugía o como producto de fiebres de origen desconocido. Es decir son diagnósticos complejos y a fin de cuentas si es una causa de que ocasione malestar al intestino, pero en el caso del paciente que nos ocupa llegó con una crisis asmática e incluso se le tuvo que dar maniobras de reanimación”, argumenta.
“No es tan sencillo decir que un paciente murió por tuberculosis intestinal, teniendo un contexto clínico y unos antecedentes como los venía manejando el niño. Y a fin de cuentas quien determinaría esto sería gente experta y no un abogado con la investidura de juez, porque una tuberculosis intestinal es un diagnóstico complejo que sólo puede emitir una opinión sin conocer”.
Considera que entre el 40 o 60 de las decisiones que se toman en la medicina, están basadas en una evidencia estadística y ese es el mayor respaldo, porque la medicina no es una ciencia exacta, porque existen múltiples factores que pueden incidir en una persona que está enferma.
Carlos Tonatiuh Medina Romildi, insiste en la limpieza del movimiento #YoSoy17 y expresa: “se trata de un movimiento de conciencia para tratar de reformar el sistema de salud; todos los profesionales somos vulnerables, no estamos pidiendo que no se nos juzgue, pero que quien nos juzga tenga pleno conocimiento para hacerlo; no buscamos la impunidad, no buscamos que no se penalice la negligencia, que la hay en todas las profesiones”.

NO PIDEN IMPUNIDAD: LEOBARDO ALCALÁ
Por su parte el diputado federal, Leobardo Alcalá Padilla, doctor de profesión y secretario de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados Federal, comentó que en el pliego petitorio entregado por los médicos que se manifestaron el fin de semana pasado en solidaridad con los 16 galenos del IMSS, acusados de negligencia médica y contra quienes se giraron órdenes de aprehensión, se solicita que para calificar si hubo una mala práctica, los jueces cumplan con la norma y se construya un criterio con base en “una opinión científica, con conocimiento y fundamento, esto, en términos del artículo 226 del Código Federal de Procedimientos Penales, y que se cree el Instituto Nacional de Dictaminación Pericial.
De la creación del movimiento #YoSoy17 dijo que lo más importante es la credibilidad y la autenticidad que puedan generar por una causa y dejando de lado la politización de los mismos. En concreto se refirió como la única causa la penalización en paquete a 16 personas dedicadas a la prestación de servicios de salud.
Subraya que nadie ha pedido impunidad, sino que lo que están pidiendo es que se haga una valoración justa del caso y que sólo una vez que se hagan estas valoraciones por parte de expertos, se pueda determinar el tipo de responsabilidad que existe en cada uno de los implicados.
Dentro del pliego petitorio que se le entregó por parte de los representantes del movimiento, está el hecho de no satanizar ni judicializar el servicio y la práctica médica. En el caso de Guadalajara, expone que sigue siendo una de las ciudades en donde se cuenta con mayor disponibilidad de camas y en donde existe una cultura clínica importante y que como médico y como instituciones se puede competir con cualquiera de las mejores ciudades del mundo.
“Tenemos infraestructura, tenemos tecnología, tenemos una serie de capacidad humanas que es lo más valioso, y esto no es igual en otras partes del país en donde hay carencias graves”, indica el diputado federal, Leobardo Alcalá Padilla, quien también se ha desempeñado como director de los Hospitales Civiles.
Dijo haber platicado ya del tema con diputados y senadores sobre la necesidad de analizar con los integrantes del #YoSoy17 el pliego con las seis peticiones puntuales y las posturas que han pronunciado, “sobre todo para ver en dónde podremos coadyuvar para que el sistema de salud pueda mejorar”.
Este punto es a su juicio el más importante, en el que se pueda trabajar en un sistema en el que las instituciones públicas y privadas puedan coadyuvar en lograr la universalidad de los servicios de salud.
Revela que de este tema se ha platicado también con la Secretaría de Salud, Mercedes Juan, quien ha enviado una serie de propuestas a la Cámara de Diputados para poder hacer modificaciones a la Ley General de Salud para poder llegar a un sistema que sea equitativo y que permita brindarle, si no a la totalidad, sí a la mayoría de los mexicanos una atención de calidad y humana.
Finalmente el diputado federal, Leobardo Alcalá reconoció que entre algunos de los comentarios se escuchó el planteamiento de que no se penalizara la actividad médica, sin embargo precisa que este tema nunca estuvo incluido en el pliego petitorio que le fue entregado. “Ahí yo sería el primero en levantar la mano, todos los mexicanos tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones, es un sistema judicial en el país y hay que apegarnos al mismo y a quien se deba de sancionar por alguna falta, por algún proceso delictivo, que sea acusado, juzgado y sentenciado, pero no el hecho de que a algunos se les deslinde”, concluye.
———————————-
DOCTOR MARTÍN DÁVALOS, EL OFICIO DE SALVAR VIDAS

Que se reconozca la labor médica, a pesar de ser una ciencia susceptible a errores, la intención es salvar vidas y no muertes como aconteció en el caso en el cual se acusa a 16 médicos de negligencia por la muerte de un paciente en el IMSS. Así lo expresa Martín Dávalos, presidente de la Asociación Médica de Jalisco, quien agradeció los gestos de solidaridad mostrados por sus similares, así como la sociedad en general, que se vio reflejado en el movimiento el cual fue denominado #YoSoyMédico17.
“Los pacientes y familiares están en su derecho de opinar. Pero tenemos que analizar que habíamos previsto, no somos impecables, pero tampoco podemos permitir que se siga criminalizando el acto médico, que es de buena fe, un acto humanitario, profesional, donde el paciente firma un consentimiento de lo que se le va a realizar. Obviamente la medicina tiene sus riesgos, la salud es lo más preciado de la vida”, argumenta entrevistado en Conciencia al Aire.

Está en manos de la justicia el tema, pero… ¿en dónde sería la negligencia?
“Habría que ver la apreciación con la cual se presenta la denuncia, obviamente la opinión, el conocimiento del expediente clínico, a lo de juzgados nosotros no tenemos acceso. No es fácil saber una negligencia de esta naturaleza cuando han estado involucrados un sin número de profesionistas de la salud. Hay que revisar dónde estuvo el error, la falta de apreciación, donde haya habido dolo. Eso lo va a tener que determinar el juzgador, dónde hubo una práctica indebida de la medicina de este paciente que lamentamos mucho al igual que todos los pacientes que pierdan la vida porque no se trata de eso el arte de la medicina y de curar”.

¿Qué acciones van a emprender ustedes?
“La marcha fue un acto de unidad, de dignidad a la profesión. El trabajo es el entendimiento legislativo en los Estados para poder revisar, en Guanajuato e Hidalgo le quitaron la criminalidad al acto médico y no ha pasado nada, eso no quiere decir que se quite un acto de impunidad, simplemente que no sea tipificado como un acto grave, se giran órdenes de aprehensión como si el médico fuera en consecuencia a causar daños. Nosotros estamos pidiendo a nuestros representantes, en los congresos local y federal a revisar el contexto legal de la responsabilidad médica que se conoce, todos estamos sujetos a las leyes, somos sujetos de derecho y de todo lo que hacemos en la vida cotidiana”.

¿Es un caso culposo o doloso?
“Se prevé culposo, no doloso, por lo mismo no encontramos cómo algo culposo que transforman en un delito grave, habrá que verlo con los juristas, es lo que de pronto los médicos no alcanzamos a apreciar, son los abogados de defensa los que ilustrarán en el tema, y obviamente esperar cuando se dé la resolución en términos de la sentencia ya sea condenatoria o exculpatoria de parte quien tiene el caso en el tercero penal del Poder Judicial de la Federación”.
Están luchando por la unión para ser protegidos por un manto… ¿pero por qué no protegen también a los derechohabientes?
“En la marcha la primera manta que iba al frente hablaba sobre los derechos de los pacientes. En la práctica médica no puede haber actos médicos si no tenemos pacientes, entonces estamos conscientes de las cuestiones que puede haber de la falta de insumos médicos que puede haber, permanentemente el médico está en contacto con sus autoridades, con sus jefes de departamento y son ellos los que deben resolver eso, nosotros estamos comprometidos de los derechos de los pacientes, estamos enterados de ello y estamos convencidos que hay que mejorar las condiciones”.