Portal informativo de análisis político y social

OBRA PÚBLICA EN ZAPOPAN: MALA, LENTA, CARA, ESCASA,

OBRA PÚBLICA EN ZAPOPAN: MALA, LENTA, CARA, ESCASA,

Abr 12, 2014

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Mario Ávila Campos —-

En materia de obra pública, Zapopan trabaja sin programa, sin calendario de ejecución, sin techo presupuestal, con asignaciones tendenciosas, favoreciendo a los amigos y con alta persistencia para beneficiar a las zonas económicamente más favorecidas.

José Carmelo Muñoz Fernández llegó a la Dirección de Obras Públicas de Zapopan a partir de este año, para resolver el grave problema de retraso que registraban al menos 10 obras que recibieron ya empezadas de la administración anterior y que siguen estancadas.

El funcionario municipal llegó al relevo de José Castellanos González a quien el alcalde zapopano, Héctor Robles Peiro destituyó por el letargo que llevaban las obras, pero además por pérdida de confianza ya que se desaparecieron alrededor de 30 expedientes de licencias de construcción.

Sin embargo el problema no se ha resuelto con el cambio de director de Obras Públicas, ya que la política de la concentración de las decisiones en la omnipotencia del presidente, es similar el año pasado y en este.

“No hay calendario porque nos falta todavía definir el techo presupuestal con la Tesorería para este 2014”, justifica Carmelo Muñoz Fernández.

Sin embargo se aventuró a decir que podrían llegar en el presente año a disponer de un cantidad de recursos para obra pública del orden de los 490 o los 500 millones de pesos, “pero estamos todavía en la revisión del techo presupuestal que nos van a asignar para este año”.

Hay obra en Zapopan, sí, pero la que se realiza preferentemente con dinero federal, como ocurre con la ampliación de la carretera a Colotlán, o algunas acciones estatales que se realizan con el dinero que se concentra en el Consejo Metropolitano, sin embargo la obra enteramente con recursos del municipio, extrañamente se empantana, se rezaga y se pospone de una administración a otra.

Vale la pena recordar que en el gobierno de Héctor Vielma se iniciaron una serie de acciones de obra pública, para las que incluso se consiguió un crédito de mil 100 millones de pesos, dinero que en su mayoría fue heredado al gobierno de Héctor Robles, con el fin de garantizar también la culminación de las acciones que hasta hoy duermen el sueño de los justos.

Entre ellas destacan el Nodo Vial Siglo XXI, el Centro Cultural Constitución, la pavimentación de la avenida Aviación y la remodelación del Hospital General de Zapopan.

CULPAN A VIELMA DE CONTRATAR DINERO CARO

Para la regidora coordinadora de la fracción del PAN en Zapopan, María del Carmen Mendoza, un gran error cometido en la pasada administración fue la contratación del préstamo en condiciones desventajosas para el municipio.

Dijo que en una determinación atinada el alcalde Héctor Robles logró una renegociación exitosa que le dará a Zapopan un margen de maniobra de 300 millones de pesos adicionales, gracias a que se tuvo que corregir el empréstito contratado en la administración pasada, logrando un refinanciamiento a una tasa más baja que la que habían negociado con Héctor Vielma, a quien culpó de haber dejado las obras inconclusas y contra quién pidió que enfocaran sus baterías la Autoría Superior de la Federación, la Auditoría Superior del Estado y la propia Contraloría Municipal.

Pero al margen de ello aseguró que es grave la incapacidad mostrada en la administración de Héctor Robles en cuanto a la ejecución de las obras, “ya que a cuatro meses de iniciado el año no hay un calendario de obra y por lo tanto no hay obra, salvo la ya contratada, a pesar de que el dinero producto de los impuestos de los zapopanos está guardados en una chequera”.

A UNOS CHAPOPOTE Y CICLOVÍA; A OTROS CONCRETO HIDRÁULICO Y PUENTE DE PLATA

Para el regidor Augusto Valencia, el tema de la obra púbica es un desastre en Zapopan, ya que no sólo es escasa, sino la que se hace es mala y cara, además de que se realizan con asignaciones amañadas y dirigidas.

Es una pésima planeación –dijo–, a la fecha y durante todo el año pasado la Comisión de Asignación de Obra Pública trabajó sin un programa anual de obra, su desempeño fue a ciegas, no hubo un presupuesto tope y todo lo que se fue asignando, se hizo bajo criterios de la dependencia y con un grado muy elevado de irresponsabilidad ya que no se sabe si los recursos van a alcanzar.

Este año –abundó–, seguimos con esa lógica de manera muy lastimosa, no hay un techo presupuestal a más de un trimestre del año siguen sin presentar un programa anual de obra pública y lo único que vemos es obra inconclusa.

Lastimosamente refiere que la obra que se ejecuta tiene la misma constante que en la administración pasada, “para las ‘zonas nice’ hay prontitud y calidad, para las zonas marginadas se destinan malos materiales y los tiempos se desfasan”.

Prueba de ello se refirió al trato diferenciado que reciben los tres cruces del Periférico en 3 kilómetros de distancia. Y mientras en la anterior administración al cruce del Periférico para entrar directo a Valle Real se le construyó un puente casi exclusivo, para los que cruzan Santa Esther se les bloquea en horas pico el tránsito y para los que lo hacen por la avenida Santa Margarita sólo les construyen una ciclovía.

Explica el edil coordinador de la fracción del Partido Movimiento Ciudadano que en el andador multimodal de Santa Margarita, terminaron sólo la parte pegada a Valle Real, “a la ‘zona nice’, a la zona bonita, eso ya quedó terminado, pero lo que tiene que ver con la parte popular está abandonada, y esa es un poco la constante de la obra pública en Zapopan”.

Aseguró que lo mismo ocurre con la pavimentación de la avenida Aviación, en donde le pusieron mucho interés en terminar la obra sólo en las partes aledañas a los fraccionamientos donde vive la gente pudiente y dejaron pendiente la obra en las zonas populares, como la misma avenida Aviación, en la zona de la colonia Nuevo México.

En el terreno administrativo, Valencia López asegura que hay una burocracia intermedia muy corrupta en el área de Obras Públicas que sangra a los constructores, aunque “hoy parece que ya los constructores empiezan a sacar la cabeza para exigir, pero han tenido complacencia con los funcionarios para reportarse con los porcentajes que les piden”.

Abundó que es un secreto a voces que empresario que no está dispuesto a ceder entre un 20 o un 30% de los montos totales del contrato, no le asignan obra. “Y ese es un dato alarmante, muchos constructores no quieren venir a Zapopan, porque pasa eso… y eso ya se documentó en una de las comisiones de asignación de obra pública”.

Augusto Valencia denunció también la pavimentación de algunas calles con fines estrictamente electoreros y se refirió a unas calles en la colonia Los Canteros, en el extremo Oriente de Periférico y Alcalde, en donde se hizo obra con empedrado ahogado en concreto, sólo en las cuadras en las que hay simpatizantes del senador Jesús Casillas o bien en la colonia Santa Lucía, en donde se han pavimentado calles aisladas, simplemente porque en la zona viven los dirigentes de seccionales del PRI.

UN EJEMPLO

El prototipo del método para asignar obra pública en Zapopan, quedó exhibido esta semana con la dictaminación de una licitación pública, para la pavimentación con concreto hidráulico, de la avenida Acueducto, de Patria a Periférico, obra en la que se habrán de invertir 41.87 millones de pesos.

Tres días antes de emitirse y de votarse el fallo, ya se sabía que la ganadora del concurso sería la empresa Cinco Contemporánea, S.A. de C.V., una polémica compañía que extrañamente ha tenido un cúmulo de éxitos en la asignación de obra en los últimos años, lo mismo en Guadalajara, en Zapopan y en Puerto Vallarta.

Para resultar ganadora de entre seis empresas que concursaron por la obra de pavimentación en Zapopan, la Comisión tuvo que eliminar a un par de empresas, a una porque no cumplía con el requisito, único en Jalisco, de que si la empresa tiene dos años sin efectuar obras similares, queda descalificada aunque tenga muchos años de experiencia y garantice la realización de acciones de calidad.

La segunda empresa fue descalificada simplemente porque omitió poner en entre la documentación, el número de serie de una de las máquinas que utilizaría en la realización de la obra. Así se dio como ganadora, con el voto en contra del regidor del PMC, Augusto Valencia y la abstención de la regidora del PAN, María del Carmen Mendoza.

La licitación y el fallo tomado sobre las rodillas, hablaba de que los trabajos habrían de iniciar apenas 72 horas después de que se decidiera la asignación, es decir para que se aprovecharan las semanas de asueto, las dos semanas con menor tráfico en la zona, es decir la Semana Santa y Pascua.

Sin embargo, explicó el director de Obras Públicas, José Carmelo Muñoz Fernández, que se tomó la decisión de posponer el inicio de los trabajos, toda vez que el SIAPA envió un oficio en donde les pide que incluyan en el proyecto, una red nueva de infraestructura hidráulica.

Detalló que el desarrollo de dicha adecuación hidráulica es competencia del organismo intermunicipal y una vez que se concluya, Zapopan procederá a iniciar los trabajos de pavimentación. Por cierto esta prórroga servirá para que se decida con puntualidad cuáles serán las alternativas de desvío de ruta o de rutas alternas durante los 60 días que durará la obra.

Por lo que toca a la empresa ganadora, a todas luces es la empresa favorita de los últimos años, ya que ha recibido montos de administraciones pasadas como fue de 86 millones de pesos en Guadalajara, 78 millones de pesos en Puerto Vallarta y más de 94 millones de pesos en Zapopan, entre las que se encuentran la ampliación de avenida Aviación, parte del vertedero de Picachos y ahora la pavimentación de Acueducto, se ha beneficiado por lo menos con 250 millones de la administración pública en menos de tres años.

La constructora Cinco Contemporánea S.A. de C.V., Constructora Metropolitana de Guadalajara y la Constructora Cabo Corriente, son tres de las empresas que el constructor Rodrigo Ramos Garibi utilizó en proyectos de los municipios de Puerto Vallarta, Zapopan y Guadalajara y cuyo domicilio social coincide en las tres razones sociales, ya que todas han registrado en sus trámites la misma dirección en la avenida Unión 172, en la colonia Lafayette.

Ramos Garibi por cierto, es compadre del ex titular de la Secretaría de Promoción Económica de Guadalajara, en la administración de Aristóteles Sandoval y actual titular del proyecto de la Ciudad Creativa Digital, Mauricio Navarro Gárate.

Desde el 2011 Cinco Contemporánea, S.A, de C.V. participó en las costosas obras de rehabilitación de la avenida Lázaro Cárdenas que la Comisión Nacional del Deporte (Conade) pagó como parte del paquete de obras de infraestructura de los Juegos Panamericanos. Por sus servicios –que representaron sólo una tercera parte de la intervención completa– recibió el pago de 15.2 millones de pesos.

Cinco Contemporánea fue además de las empresas favoritas durante el programa de pavimentación implementado por Aristóteles Sandoval. Adicionalmente en otra obra Cemex –la empresa encargada del proyecto– pagó 78 millones de pesos a Cinco Contemporánea por una subcontratación.

La constructora en mención también intervino en el ambicioso proyecto de la planta de tratamiento de líquidos lixiviados de Picachos en Zapopan. Por la construcción de una celda emergente y el espacio de la laguna de desechos del relleno sanitario, recibió un pago 15 millones 910 de pesos.

Sumado a ese contrato, Cinco Contemporánea había recibido más de 50 millones de pesos en otras obras de Zapopan, como fue la pavimentación de un tramo de la avenida Aviación en la pasada administración, sin embargo en la actual se le realizó una ampliación de contrato por 10 millones de pesos más.

 

Las obras pendientes:

– Más dinero a Picachos

A las obras de adecuación en el relleno sanitario metropolitano de Pichachos, previo al temporal de lluvias, habrá de recibir por adjudicación directa 5.3 millones para la elaboración de un estudio de control de lixiviados y del proyecto ejecutivo del sistema de tuberías de conducción y mecánica de suelos, ambas con un monto de cinco millones 345 mil 328 pesos. También se invertirá en obras de contingencia consistentes en la construcción de una trinchera de captación de lixiviados y la termofusión de la geomembrana de las celdas uno y cuatro en dicho vertedero. Lo anterior, con una inversión de dos millones 72 mil 656 pesos.

 

– Cirugía mayor en el Hospitalito

Para el avance en los trabajo de la restauración del Hospital General de Zapopan, se ha recibido dinero federal que será invertido mediante un proceso de licitación de los trabajos de acabados por 36 millones de presos en las áreas de cirugía, observación, cocina, comedor, imageneología, laboratorio, almacén, casa de gases, depósitos de basura, encamados para hombres, construcción de casa de máquinas, además de las instalaciones eléctricas e hidrosanitarias. La única petición de los regidores de oposición en Zapopan, fue que se evitara la participación en el concurso, de la empresa que por negligencia ocasionó el derrumbe del Hospitalito. 

– Policía, Bomberos y Cruz Verde

Se invirtieron cantidades millonarias en el edificio de la Policía que está sin operar en lo que se considera la parte inteligente del edificio de primer mundo, en donde el centro de operaciones denominado C-4 está en obra negra y no sirve absolutamente nada. Una construcción similar es la de los Bomberos, más de 200 millones de pesos invertidos en un edificio con cancha de basquetbol, con pista para correr, con regaderas de lujo y lavabos de mármol, baños completos y particulares para algunas oficinas, etcétera, y está totalmente sin uso, apenas hay dos trabajadores metiendo cables para el tema de voz y datos. Por lo que toca al nuevo edificio de la Cruz Verde, sigue en obra negra.

– El Centro Cultural debe esperar

El tema del Centro Cultural en el Mercado Bola, en la colonia Constitución, es una de la sobras en donde el dinero no sería pretexto para terminarlo, sin embargo los recursos se extinguieron y fue cambiado el proyecto sobre las rodillas, por lo que la obra se paralizó y seguramente se quedará para la siguiente administración, según lo admite el propio director de Obras Públicas.

– Aviación no se ve para cuándo

Las obras de avenida Aviación, de manea misteriosa no se han concluido, pese a que no solo se heredó el proyecto y la obra se dejó aventada por el gobierno de Héctor Vielma, sino que se dejó también el dinero para concluirla y las famosas etapas programadas han sido mucho más cortas del alcance original de las licitaciones y no concluyen esta arteria prometida.

– El Estadio Omnilife

Los pasos a desnivel del Periférico cerca del estadio de las Chivas, son también un vivo ejemplo de la ineptitud de Zapopan en la realización de obra pública, ya que teniendo el dinero el compromiso de la empresa constructora, lleva un retraso de más de ocho meses. De hecho hace un año en el periodo vacacional de Semana Santa y Pascua se realizó un macro operativo vial ofreciendo que lo terminarían en los tres meses siguientes, y ahí siguen.

– Hay también ineptitud jurídica

Dos son los ejemplos más claros de que a la obra pública en Zapopan también la ha afectado la ineptitud jurídica. En concreto han mostrado que son poco hábiles para lograr la apertura de la avenida Juan Palomar, que ya se construyó con una inversión de casi 100 millones de pesos y que por falta de operación jurídica y política se mantiene cerrada. La segunda muestra está en el antiguo camino a Tesistán, en donde una propiedad de la empresa Refresquera Aga, propiedad de don Abelardo García Arce obstruyó la continuación de la calle a cuatro carriles y la autoridad municipal se doblegó con los empresarios.


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad