Portal informativo de análisis político y social

PIDEN ASUMIR RESPONSABILIDAD ANTE CULTURA DE PAZ

PIDEN ASUMIR RESPONSABILIDAD ANTE CULTURA DE PAZ

Dic 21, 2013

Por Manuel Cárdenas —-
“Para la creación de una cultura de paz, se debe crear con una cultura de la trasparencia, sin eso no hay legalidad posible, o válida”, puntualizó el doctor Fernando Montiel Tiscareño, experto en mediación de conflictos, dentro de la mesa de análisis celebrada en las instalaciones del Congreso del Estado con el fin de perfeccionar la iniciativa de Ley donde se promueve la creación del Consejo Estatal para la Cultura de la Paz en Jalisco.
“Se debe hacer un ejercicio de legalidad, porque la ley es un instrumento para cambiarlos, si la ley no sirviera para nada, que es papel mojado, entonces se crearía un marco de nuevas instituciones”.
Señaló que esta iniciativa de ley es apoyada por el diputado Martín López Cedillo.
“Pero la ley no es todo, hace falta mucho, ayuda a resolver conflictos, previene la violencia, pero hay cosas que la ley no puede atender, por ejemplo, cuando ponen una denuncia y dicen, ‘las instituciones me recibieron bien’, ‘la hicieron circular’, ‘se agotaron las vías institucionales legales’, y luego el dolor ahí sigue, la ley no puede resolver eso”.
Señaló que esto requiere de otras herramientas, instrumentos, políticas de reconciliación por ejemplo, mecanismos de diálogos, manejo del trauma, esos son el tipo de cosas que tratan de institucionalizar, para que la administración pública estatal asuma su responsabilidad que hay abierta y explicita para la cultura de la paz.
Y luego ahondó en el tema: “Las instituciones no le pueden quitar el dolor a una madre pero pueden ayudarla a sobrellevarlo, las instituciones no van a aparecer a una desaparecida, pero pueden impulsar un sentido de solidaridad de los demás”.
Apuntó que hay seis millones de personas traumatizadas, por las políticas del sexenio anterior, que nadie atiende a esta gente, es un porcentaje de la población nacional, que escapa de los rasgos de acción de cualquier secretaría.
“Si bien es cierto, que la cultura de paz no pudo instituirse a nivel federal, sí hay un cierto cambio en la política de seguridad nacional que permite sentar la base, la cual nos permite apoyar para construir lo que queremos construir aquí, por ejemplo el programa nacional de prevención que no busca sustituir la política de seguridad del Estado, sino complementarla, con mecanismos que reduzcan la posibilidad de la violencia organizada”, especificó.
Dijo que esto solamente va a poder instrumentarse de abajo hacia arriba, porque la forma en que se opera a nivel federal es con los Estados, “de forma invariable me han dicho que no lo conocen, que no han oído hablar de él, es un programa que tiene 120 mil millones de pesos en el presupuesto ya disponibles, para centros de prevención, capacitación, para instrumentar mecánicas de diálogo, la violencia escolar, y el dinero está ahí”, resaltó.
“Las facultades legales ya están, las reglas de operación las pueden descargar del programa, pero la gente no la conoce, de qué sirve tener el dinero y la facultad legal si abajo no hay una fuerza motriz que diga, tú dices algo allá arriba y yo acá abajo lo recojo, tú lo haces posible y aquí yo lo construyo”.
Se busca una cultura de paz por la vía institucional, pero la iniciativa sin sustento no llega a ningún lado, se habla poco de paz porque se prostituye mucho la palabra, externó que al hacer un abuso extensivo de la palabra “paz”, termina por perder sentido, seriedad, no depende solamente de la buena voluntad, depende del conocimiento, depende de pericia, depende de experiencia.
Recordó que en el Estado de México existe un programa escolar que se llama “Conciencia escolar pacífica”, en la cual, trajeron a una persona de Yugoslavia, que tuvo el programa para la paz más extenso, un programa que se instrumentó en más de mil 500 escuelas y que se dio en forma directa a más de 10 millones de niños.
JALISCO ES UN EJEMPLO A SEGUIR
“Cuando alguien presenta una iniciativa, es evaluada y después se modifica, vamos trabajando hasta que se convierte en un documento sólido, sustentable, digno de ser aprobado y de transformar la realidad, no es una ley que se hizo en un cuarto oscuro de la Cámara de Diputados, es una iniciativa que vino de la sociedad hacia el legislativo, es un proceso legítimo, no es una carrera de velocidad, es una carrera de duración”, manifestó.
“La única manera en que se va a aprobar esta ley con el mismo ímpetu con el que se presentó al legislativo, se recogen las observaciones y se vuelve a diseñar la ley, y se vuelve a presentar, la construcción de paz no es un proceso que se construye de un día para otro, la sola idea de presentar iniciativas así sea de origen, no hay una sola ley que haya sido aprobada, todas tienen modificaciones”, explicó.
Esto permite a los involucrados que es posible, no hay nada más inspirador que el ejemplo, en Guadalajara está poniendo el ejemplo, pero solamente va a ser trascendente si consiguen llevar a buen término esta iniciativa, incitó el experto.
“Si consiguen una buena ley en Jalisco, puede ser una buena réplica para el resto de los estados, no hay ninguna ley en los estados similar a la que están presentando aquí. No es algo pequeño, tomando en cuenta que no es falta de dinero, porque los recursos ya están, ni siquiera es falta de voluntad política, lo que faltan son ideas, un catálogo de buenas intensiones, buenas ideas materializadas.
“Imagínese la construcción de paz en los centros educativos, la construcción de la paz se tiene que institucionalizar, en las escuelas no hay mecánicas de diálogo, los enseñamos a pelear; esto es un proyecto de todos, el sólo proceso de sacar avante esta iniciativa”.
ENEMIGOS UNOS DE OTROS
Recordó que los lamentables hechos del sábado pasado cuando hubo una confrontación de legisladores con la sociedad, “no me importa quien estaba bien o con quien estaba mal, dos actores que deberían operar como uno solo, estaban operando de manera fracturada, donde unos se veían como los enemigos de los otros”, replicó.
“Proyectos como este no sólo permite procesos de paz sino se ven como resultados, porque permite que la gente presente algo al legislador, y el legislador responda a la gente, y se construye un diálogo, no un debate, en base a un proyecto conjunto, donde unos proponen y los otros dan el articulado, y el formato legislativo es necesario para que se cumpla esa ley, entonces van a sentir el proyecto como propio”, finalizó.
En este evento tomaron parte expertos de la Comisión Nacional de Cultura de Paz y la No Violencia, en la que exhortaron a la sociedad a no caer en la apatía ante la violencia.
El legislador Martín López Cedillo manifestó que es por medio del diálogo constante y análisis de las propuestas, la única vía para que una iniciativa pueda convertirse en ley eficaz y efectiva, que sirva a la sociedad, con lo cual buscan promover un órgano que fomente una cultura de paz y resolución de conflictos.
Para esto, los participantes señalaron que actualmente existen 20 mesas de la Paz instaladas en diferentes puntos de México, sin embargo Jalisco es pionero en presentar la iniciativa del Comité de Cultura de Paz.
Debido a las observaciones por parte de la Comisión de Puntos Constitucionales en el Congreso, se decidió invitar a Fernando Montiel, vocero en México del especialista en la materia de los nuevos conceptos acerca de la violencia y la paz, Johan Galtung, (ganador del Premio Nobel Alternativo en 1987), para dar su punto de vista y subsanar dicha propuesta.
Se presentaron varias propuestas y esperan que el próximo año encaminen una serie de mesas de análisis en distintas organizaciones y sistemas escolares, para fortalecer la iniciativa presentada por el legislador priísta, esperando que al ser aprobada se logre generar programas conjuntos con líderes u organizaciones internacionales como la UNESCO, para llevarla a cabo a nivel nacional.
En la mesa de análisis estuvieron presentes, Hiram Valdez Chávez, presidente de Comnpaz México; Erik Paredes, del Movimiento por la Paz y la no Violencia en Jalisco y María del Refugio Ruiz Moreno, presidenta de la Asociación Jalisciense de Padres de Familia en Contra de la Violencia y el Acoso Escolar en la Educación Básica (Asjapava) en Jalisco.