Portal informativo de análisis político y social

SCT: QUE CIUDADANOS SUPERVISEN OBRAS DE LÍNEA 3

SCT: QUE CIUDADANOS SUPERVISEN OBRAS DE LÍNEA 3

Ago 9, 2014

Por Mario Ávila Campos

Un ahorro de 40 minutos de terminal a terminal conseguirán en cada viaje los 233 mil usuarios diarios de la Línea 3 del Tren Ligero, lo que significará una ganancia anual de 20 millones de horas/hombre, con lo que mejorará la calidad de vida de los jaliscienses, la productividad e impactará favorablemente en la educación. Ésta es sólo una de las grandes ventajas que se generarán con la operación de la nueva línea del transporte público masivo que cruzará de manera diagonal la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) desde la carretera a Tesistán en Zapopan, hasta la Nueva Central Camionera en Tlaquepaque.

Serán 33 minutos en los que se habrá de recorrer las 18 estaciones (13 aéreas y cinco subterráneas), a una velocidad promedio de 39 k/h, en 16 trenes de carro doble con capacidad de 500 pasajeros cada uno.

La magna obra vial en la historia del Estado que requerirá de una inversión de 18 mil millones de pesos, recibió el banderazo inicial de la obra civil en lo que será la estación “Mercado de Mar”, en un acto en que se congregó la clase política y económica del Estado, encabezada por el gobernador del Estado, Jorge Aristóteles Sandoval y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, en donde pasaron lista de presente alcaldes y regidores metropolitanos, diputados locales y federales, delegados del Gobierno Federal, representantes de los poderes Legislativo y Judicial, del Tribunal Administrativo y directivos de los colegios y asociaciones de profesionistas que tienen que ver con la obra pública.

Fue el mandatario jalisciense, Jorge Aristóteles Sandoval, quien tras censurar a las pasadas administraciones del PAN por la “miopía de negarse a invertir en la movilidad durante 20 años”, aseguró que con la Línea 3 del Tren Ligero, mejorará sustancialmente la calidad de vida de los jaliscienses y en particular de los 4.5 millones de habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

La obra que estará lista para la realización de viajes de prueba en julio del 2017 y que es uno de los compromisos de campaña efectuados con Jalisco, por el presidente Enrique Peña Nieto, generará más de 20 mil empleos directos e indirectos, evitará 17 mil toneladas de bióxido de carbono anualmente, reducir alrededor de mil accidentes que se están presentando actualmente en la ruta y se sacarán de la circulación alrededor de 10 mil vehículos particulares cuyos conductores optarán por viajar en el Tren Ligero.

LA OBRA MÁS SUPERVISADA

A la Contraloría Social que se implementará en Jalisco para vigilar y supervisar la obra, a fin de que se cumpla puntualmente con los tiempos y la calidad ofrecida a los usuarios y exigida en las licitaciones, Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se suma e invita a todos los jaliscienses “a supervisar la construcción de este tren, a efecto de que no se pierda un solo minuto y que este nuevo medio de transporte pueda rendir sus frutos a la mayor brevedad posible”. Incluso reveló que el programa establece que se tiene el compromiso de estar haciendo pruebas operativas en el mes de julio del 2017.

Ruiz Esparza dijo que se contará con la colaboración de testigos sociales, que son personajes especializados que la Secretaría de la Función Pública pone para que vigilen que todos los actos, las licitaciones, las bases, las pre-bases, la adjudicación y la contratación, se dé de acuerdo a la ley.

“Esta es la función del testigo social y tenemos especialistas como el ingeniero Alfonso Ramírez Lavín, Arturo Peñaloza Sánchez, Ernesto Gómez Magaña e Isidoro Santos Cruz, representantes de la organización no gubernamental Contraloría Ciudadana para la Rendición de Cuentas, A.C., quienes son precisamente los que estarán dando testimonio de que esta obra se apegue estrictamente a la legalidad”, expuso el titular de la SCT.

Adicionalmente la propia SCT realizó la contratación de cuatro empresas para que supervisen puntualmente cada una de las acciones en las que se subdividió el proyecto: 1. Para vigilar el tramo elevado de Zapopan a Federalismo; 2. Para vigilar la obra del túnel de La Normal a La Bandera; 3. Para vigilar el tramo elevado de La Bandera a la Nueva Central Camionera y 4. Para vigilar la adquisición del material rodante, los equipos electromecánicos y su señalización.

Planteó que se trata de una obra que no tiene sentido, si la sociedad no participa y explicó que en su primera etapa se habrá de construir el viaducto que irá de Periférico Zapopan a Federalismo, la segunda etapa es el túnel, un gran reto técnico de ingeniería, un túnel de casi 5.5 kilómetros que ya se encuentra adjudicada a empresas cuyo criterio de adjudicación principal, además de la oferta económica, fue su capacidad técnica, no solamente de las empresas por lo delicado de un túnel debajo de la ciudad de Guadalajara, sino que tuvieran las tuneladoras especializadas que son elementos modernos y seguros que permitan evitar el uso en un momento dado de explosivo que molestan y que hacen que la tierra se mueva. Y la tercera etapa que es el viaducto faltante para completar la obra de la Plaza La Bandera a la Nueva Central Camionera, se adjudicará en breve a la empresa ganadora de la licitación.

Y por lo que se refiere al material ferroviario, los trenes, las vías, Gerardo Ruiz Esparza, dijo que todo viene en un gran paquete para que sea una sola gran empresa la que construya y este fallo se habrá de dar para la primera quincena de octubre, de tal manera que se tenga tiempo suficiente para acabar en los plazos establecidos esta importante obra.

LA PIEDRA ANGULAR

Por su parte Mauricio Gudiño Coronado, titular de la Secretaría de Movilidad, recordó que hace 25 años se puso la primera piedra de la Línea 1 del Tren Ligero “y hoy 25 años después estamos iniciando las obras de esta tercera línea”. Expuso que Siteur, el organismo que administra el tren y que goza de un gran prestigio internacional, no podría festejar de una mejor manera su primer cuarto de siglo de vida.

Dijo que atendiendo la instrucción del gobernador de mejorar la movilidad, se planteó como la piedra angular de todo este sistema de movilidad a la Línea 3 del Tren Eléctrico que cruza Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque y que por cierto es una diagonal que tiene una de las mayores densidades de población y empleo en la ZMG.

Iniciamos –dijo–, por crear la nueva Ley de Movilidad, sus reglamentos y sus normas que son las herramientas jurídicas que coadyuvarán para que este proyecto no sea una acción aislada, sino que junto con otras acciones construyan el nuevo modelo de transporte público.

En lo que refiere a los preparativos para iniciar con esta gran obra, informó que ha trabajado intensamente, se dio a la tarea de trabajar coordinada con los alcaldes, con la Secretaría General de Gobierno para obtener los consensos y obtener con mayoría calificada los convenios de los cabildos para aprobar los convenios de colaboración.

RECUADRO

CONSTRUCTORAS TAPATÍAS EN LA OBRA

Pablo Suárez Coello, director General de Transporte Ferroviario y Multimodal de la SCT, hizo un resumen de los detalles de la Línea 3 del Tren Ligero, refiriéndose a que habrá de tener 22 kilómetros, atenderá a 233 mil personas diarias, con 33 minutos tiempo de recorrido, a una velocidad máxima de 90 kilómetros por hora, con 18 estaciones en su trayecto para atender a la demanda de oriente a poniente en la ZMG que aglutina a más de 4.5 millones de habitantes beneficiados con esta línea de transporte masivo.

Expuso que serán dos empresas constructoras tapatías las que tendrán participación en la magna obra. El consorcio ganador de los dos trayectos, tanto el Viaducto 1 de Zapopan al centro de Guadalajara y el túnel de 5.5 kilómetros, es la empresa Constructora Trena, S.A. de C.V., aunque en el caso del túnel trabajará de manera conjunta con Constructora Ral de Occidente.

Y abundó: “Estamos continuando con el proceso para la conclusión de todos los elementos que le den el total cuerpo a la pobra, ya en licitación el Viaducto 2, de la Plaza La Bandera a la terminal de autobuses de Tlaquepaque y también está en licitación el material rodante, el equipo electromecánico y la señalización.

Dijo que dentro de los beneficios adicionales que tiene esta obra es la derrama económica que habrá de generar en esta región, “hay que hablar de algunas cifras como la utilización de más de 140 mil toneladas de acero, la utilización de más de 445 mil metros cúbicos de concreto, la conformación de 350 columnas y más de más de mil 400 pilas que habrá de consistir esta obra.

“La generación de cuando menos cinco mil empleos directos y más de 15 mil empleos indirectos; las mejores tecnologías de punta que se pueden considera en los tiempos actuales, por ejemplo para la perforación del túnel habremos de utilizar todas las tuneladoras ETB que tiene las mejores consideraciones a nivel mundial para garantizar la obra en excavaciones de diámetro de más de 10 metros y que pueda tener todas las consideraciones y minimizar los riesgos prácticamente a cero.

“La protección de monumentos mediante la construcción de pantallas de pilotes y de micro pilotes, con esto lo que queremos desarrollar en los 16 kilómetros de viaducto elevado con montaje de grúas y tableros mecánicos, hacer la construcción con la menor molestia a la ciudadanía y que esto pueda reflejarse en el ritmo de la ciudad y en el desarrollo de la misma obra.

“Tenemos instrucciones precisas del Secretario de SCT para que en el desarrollo de esta obra participen más de mil 500 profesionistas y técnicos entre las ramas de ingeniería, arquitectura, geología, topografía y ambientalistas, para que puedan desarrollarse los trabajos con toda la puntualidad”, dijo el director de la SCT, Pablo Suárez.