Portal informativo de análisis político y social

SEMANA DE LAS LETRAS: ISRAEL, PAÍS INVITADO

SEMANA DE LAS LETRAS: ISRAEL, PAÍS INVITADO

Nov 30, 2013

Por Manuel Cárdenas —-

Con Israel como invitado de honor y la entrega del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2013, al poeta francés Yves Bonnefoy (Tours, 1923) arrancaron las actividades de la Feria Internacional del Libro (FIL) en Expo Guadalajara, en donde participan más de mil 935 editoriales de 40 países con una oferta de cuatro mil títulos en exhibición y una afluencia estimada de 600 mil visitantes de todo el mundo.

Israel, cuyo presidente Shimon Peres no asistió a la inauguración pero sí estaría en la apertura del pabellón dedicado al país invitado, se caracteriza por su vasta riqueza literaria cuyos aportes son pieza fundamental en la cultura universal, se convirtió en la más grande delegación cultural de la historia de este país

Raúl Padilla presidente de la FIL, hizo acto de presencia a pesar de haber sostenido una dura batalla por su salud y fue palpable la ausencia del Presidente Enrique Peña Nieto, quien envió como representante al secretario de Educación, Emilio Chuayfett.

Las mil 935 editoriales, provenientes de 40 países estarán –durante nueve días, lo que dura la feria– ofreciendo cuatro mil títulos de exhibición, con una afluencia estimada en 600 mil visitantes, más de 20 mil profesionistas del libro, así como los merecedores de los 14 premios que se entregarán en el marco del evento.

Tonatiuh Bravo Padilla, rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), dijo que como una iniciativa se inauguró en este mismo espacio, la FIL no sólo constituye una feria sino es orgullo de México, los ojos del mundo se han puesto en Guadalajara, gracias a la visión y persistencia en la visión de la UdeG; destacó además, la presencia del Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa.

Para organizar y convocar a este magno evento cultural, reconocieron a Raúl Padilla como el artífice de este proyecto y por concertar con los diferentes actores las necesidades académicas y logísticas, para acrecentar esta feria.

A pesar que hace dos semanas tuvo que atender un asunto de salud, desempeñó sus funciones como director de la feria, la cual demuestra la capacidad de las universidades públicas.

Dijo que Yves Bonnefoy sorprende por su vitalidad, su poderoso imaginario, su sentido de la incertidumbre, manifiesta en la necesidad del lenguaje y la acción, se integran y conforman en la unidad, en la cual es factible encontrar la verdadera vida, como escribió Octavio Paz.

“Es el ganador de este año, un escritor sencillo, amable y profundo, quien como Rulfo, encuentra en el lenguaje escrito el artefacto perfecto para recrear el mundo con las posibilidades infinitas de la palabra y compartir esa reflexión con generosidad”.

El Rector entregó a nombre del Consejo General Universitario los títulos “Dr. Honoris Causa”, a Fernando del Paso por su contribución a la literatura y artes estéticas; Carlos Payán por su aporte a la transición democrática y en el campo de los medios de comunicación; al doctor Jorge Fernández Ruiz, por su aportación al derecho Constitucional y administrativo.

Por su parte, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, destacó la presencia de Mario Vargas Llosa, y dijo que “durante 27 años, la FIL regaló gratos y sorprendentes momentos. Los jaliscienses no nos podemos sentir más orgullosos que ser sus anfitriones, es un escaparate para los escritores nobles y consagrados, un paraíso para los amantes de la lectura, un gran escenario para la cultura, un foro de negocios para los editores, un espacio de discusión y un gran salón para el aprendizaje y la formación de personas críticas”, señaló en su mensaje.

“Recuerdo que de joven, era el punto de reunión obligado en los pasillos de la FIL, con hallazgos y secretos guardados en algún librero, la historia que nos impactó en la infancia, del libro que nos enamoró, del que nos formó un criterio y nos enseñó a pensar, a fortalecer nuestra personalidad y a juzgar”, subrayó.

Citó a Mario Vargas Llosa que decía que “seríamos peores de lo que somos sin los buenos libros”.

Indudablemente, dijo, “los libros nos hacen mejores personas, ciudadanos capaces de juzgar, de participar, estrecha de los lazos con el mundo y nos dota de elementos para reconstruir la realidad que anhelamos”.

Pabellón de Israel en la FIL 2

______________

EL GALARDONADO

La entrega del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2013, fue al poeta francés Yves Bonnefoy (Tours, 1923), quien a sus 90 años es el primer escritor en lengua francesa que recibe el galardón en la Feria de Guadalajara, la más importante del año de las que se celebran en lengua española.

En la semblanza del homenajeado, consideraron al poeta francés de mayor importancia e influencia desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días, reconocido como narrador, ensayista, profesor, crítico y heredero del surrealismo de André Bretón, a quien conoció para más tarde tomar distancia del movimiento a partir de 1947.

Su rico pensamiento, su meditación sobre el arte y la literatura evidencian una basta erudición que no ahuyentan ni abruman al lector, sino por el contrario lo animan a seguirlo por el laberinto del conocimiento.

También es miembro del Collège de France, una sobresaliente institución educativa francesa, y ha traducido Shakespeare y W.B. Yeats.

Sus poemas hablan íntimamente a cada lector, entretejen ideas sobre el arte, el ser, y el arte de creación, el poema no es una actividad didáctica, no tiene que explicar la experiencia del mundo que busca.

Considerado uno de los principales exponentes de la poesía francesa contemporánea desde su primer libro Del movimiento y de la inmovilidad de Douve” (1954), Bonnefoy ha construido una obra sólida que lo ha convertido en un escritor apasionado de las letras. Entre sus obras destacan títulos como Lo improbable” (1959), La segunda simplicidad” (1961), El paisaje de atrás” (1971), La nube roja” (1977), La verdad de la palabra” (1988) y Narraciones en sueños” (1987).

“Más que nunca, la poesía es necesaria”, pues se ha convertido en un lugar de encuentro “con los otros” en un mundo donde la palabra está desgastada y ha perdido parte de su sentido, expreso el poeta Bonnefoy antes de recibir el premio.

“Precisamente las palabras se entienden hoy de una forma tecnologizada, comercial, incluso científica que hace perder de vista que hay cosas reales, el árbol, la flor, la piedra, en un mundo real”, resaltó Bonnefoy.

El premio al homenajeado fue entregado por el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayfett. La FIL incluirá este año por primera vez un pabellón dedicado exclusivamente a los libros electrónicos, mientras que Israel, instaló en su pabellón 12 mil piezas de madera para simular unas dunas del desierto como marco para dar una muestra de su literatura, historia y cultura.

CON ESPÍRITU DE DIÁLGO

La embajadora de Israel en México, Rodica Radian Gordon señaló que participan con el espíritu de diálogo en toda América, al traer la representación auténtica de la sociedad israelí, en toda su capacidad, con varias expresiones de la cultura.

“Estamos muy orgullosos de que nuestro pabellón sea inaugurado noche por el presidente Shimon Peres, con espectáculos musicales en la explanada, algunos de los artistas más reconocidos de Israel y concierto de música clásica”.

Y añadió: “Tenemos una gran oportunidad para que nuestros pueblos se conozcan, desde los ángulos que proporcionan el arte, la ciencia, la inteligencia, y la imaginación que permitan construir los puentes de convivencia”.

“¡Qué maravilla que la Torre de Babel se haya derrumbado! Habríamos sido prisioneros de una lengua única, que nunca habría tomado conciencia de límites en el contacto con otra. Fatalmente esa lengua solitaria no habría sido sino un gran sueño, encerrada en su ideología”.